AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

???
Rol Master/Mod
|| MP ||
Últimos temas
» La ciudad sin nombre
Hoy a las 23:06 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Hoy a las 21:25 por Cosmos

» Through the Sacrifice
Hoy a las 20:16 por Ren

» La anhelada lozanía del alba
Hoy a las 18:24 por Chloe

» Gotterdamerüng
Hoy a las 17:53 por Andreas

» Right Side
Hoy a las 15:41 por Chloe

» Recuerdos del pasado [FlashBack]
Jue Ene 17 2019, 21:23 por Asclepio Karpusi

» Carnival of beasts
Jue Ene 17 2019, 14:11 por Cosmos

» Kaien vs Ren
Jue Ene 17 2019, 02:37 por Cosmos

» Ausencia por gripe
Miér Ene 16 2019, 17:33 por Damian


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








Gotterdamerüng

Ir abajo

Gotterdamerüng

Mensaje por Andreas el Sáb Ene 12 2019, 19:33

Después de la travesía en el mar, el pueblo que los recibió quedaba atrás.
En esos momentos sus hombres avanzaban en formación a través de un camino nevado con árboles desprovistos de hojas, el blanco descendiendo como un sueño efímero para aquellos que se atrevieran a levantar la vista.
Por suerte, estaban preparados para las eventualidades que, tal como predijo, salieron al paso.
El cuero hervido funcionaba a la perfección en conjunción a las armaduras. Las calzas de los caballos estaban puestas de forma adecuada. Las capas de viaje los mantenían a salvo del frío, dentro de lo que cabía.
Y, más importante aún, nada que atacara su caravana.

Quizá era porque ese camino no era del todo popular. La ruta principal llevaba al gran corazón de Asgard, el Reino del Norte - pero el interés de su escuadrón era distinto. No solo se buscaba alejar los problemas políticos, sino también de que el objetivo los apuntaba a una zona que en las bajas lenguas, se llamaba Gotterdamerung - algo curioso por decir lo menos.
Un camino nevado, con cascabeles en los puntos de vanguardia; los rumores corrían de que, en cierto punto, podrían encontrarse gigantes que vivían en cuevas.
Puras historia, esperaba, pues enfrentar gigantes no era precisamente lo ideal. No en esa situación.

Tras el atardecer, que no tuvo gran diferencia con el día, llegaron a una platea con una enorme cabaña cuya chimenea humeaba. El punto Bryngr, decía el cartel.
Ordenándole a los hombres preparar todo, bajó personalmente a hablar con los ocupantes y dueños de aquel puesto de descanso en la ruta sureste del anillo exterior de Asgard.
avatar
Andreas
Cazador

Cazador

Mensajes 20
Dracmas 265

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotterdamerüng

Mensaje por Andreas Hoy a las 17:53

Punto Bryngr.
Un puesto de avanzada ubicado en la zona menos transitada de aquel distrito del Norte.
En relatos, se decía que era el sitio de muerte de un gigante de hielo que había enojado a los Aesir - y que al caer, conjuró una ventisca con su último aliento.
Más que nada una fábula, pues como sabían todos los habitantes de la zona, que muchos no eran, ningún cadáver de gigante podía avistarse a kilómetros a la redonda y claro, una ventisca era de lo más común en el clima de un lugar tan al extremo del mundo.

Lo que contaba era que allí el día no parecía tener diferencia con la noche, más allá de la actitud de los lugareños, alegres incluso en la imposibilidad de ver la luz del sol y el verde del mundo.
El calor principalmente venia de las fogatas, encendidas y liberando una columna de humo a través de la chimenea; la madera y los goznes crujiendo reafirmaban la sensación de desolación y...
Andreas apreciaba tal vista, aunque prefería no comentarlo con los miembros de su escuadrón.
Todos ataviados en sendas capas de viaje con pelaje bordado, moviendo y transportando el equipaje desde el establo, parecían resentir la misión encomendada - aunque si así efectivamente lo era, ninguno lo expresaba en voz alta. Por suerte, una sonrisa los sacó de su ensimismamiento.

—Bienvenidos viajeros, esperamos que su visita sea placentera.—
La chica ofreció una reverencia de cabeza, aunque su actitud más que servil era de fuerza interna, acero oculto por la seda más fina. —Ahora, si pasan al comedor, les ofreceré el mejor alce asado de toda la región, no, el Norte entero.—
Sin exclamaciones ostentosas, sin elevar la voz, ni pretensiones ocultas, la chica se movió y dirigió a los soldados quienes pronto comenzaron a entrar en calor - y a olvidar las penas del viaje que aún con todo, apenas comenzaba.

—Así que usted es el líder de los soldados ¿verdad?— se presentó ella un tiempo después, ambos en el balcón del puesto que daba a la vista de un barranco descomunal - uno que por la hora, no se distinguía de la boca del mismísimo Haël. —Me llamo Gerda, y dirijo este lugar.—
—Andreas.—
Lacónico, como era costumbre. Ambos observaron la oscuridad impenetrable tras intercambiar miradas, solo el silbido del viento rompiendo el silencio que se formó casi al instante. Aunque, en otrora, no era incómodo, sino solo una extensión de la actitud general del país, la confortante existencia del ser y la indomitable permanencia del individuo.

—¿Qué los trae aquí tan lejos de su hogar?—

No es que no hubiera preguntado con anterioridad, pero, no al jefe. Y no era curiosidad, sino solo...

—Deber.— fue su respuesta, aunque no tardó en enfilar sus ojos a los de la norteña. —¿Qué la llevó a usted a quedarse aquí?—

Gerda afiló la mirada, y una sonrisa.

—Familia, por supuesto. No hay mayor honor para un orgulloso Asgardiano.—
avatar
Andreas
Cazador

Cazador

Mensajes 20
Dracmas 265

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.