AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Peticion de Rangos
Hoy a las 03:25 por Rin

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Hoy a las 02:20 por Jineth Yarusa

» Pregunta preguntilla para el lector (búsqueda)
Ayer a las 23:45 por Jineth Yarusa

» Ladron que roba a ladron [flashback]
Ayer a las 22:37 por Andreas

» Carnival of beasts
Ayer a las 15:20 por Cosmos

» Registro de Físicos
Ayer a las 14:55 por Andreas

» Luz al final del tunel
Dom Dic 09 2018, 23:45 por Cyril

» Registro matrimonios e hijos
Dom Dic 09 2018, 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








Llegada a las tierras Tempestuosas

Ir abajo

Llegada a las tierras Tempestuosas

Mensaje por Byron Tempest el Lun Dic 03 2018, 23:17

El comandante del este se encontraba sufriendo mucho mas de lo que podría pensarse, su corazón estaba partido en muchos pedazos, su deber era proteger a la gente del Este, mandar a los santos de Athena a la acción y cabalgar frente a ellos en el momento del ataque o al menos eso es lo que había pensado, pero ahora en esta situación, en esta ominosa noche le había hecho comprender que la cúspide de su deber se encontraba en salvar a su reina, mientras ella estuviera segura entonces el reino podría volver a levantarse, es por eso que tendría que dejar todo para ponerla a salvo.

Notó el ave que había aterrizado en su hombro, también su sonrisa satisfecha y tranquilizada, sus ojos saltaron de ella hacia los alrededores, todo lo que había dejado Hades era destrucción y muerte, no tendría que sorprenderle del todo considerando de quien estaban hablando, su rostro se ensombreció un poco mientras su cerebro pensaba en las posibilidades que acudían a el, cerró sus ojos un segundo y tragó saliva con algo de trabajo, del mismo modo tragó todas sus preocupaciones que no fueran la de mas alta prioridad, levantó la cara al cielo y comenzó a silbar, parecía una melodía algo melancólica la cual el viento a sus ordenes la llevaba lejos, después esperó que la reina hablara con los santos que quedaban en el lugar y una vez lista la tomó de la muñeca y comenzó a correr hacia adentro de los escombros, hacia el templo principal
-Por aquí majestad.-

Con su cuerpo recuperado no tuvo problemas en mover o destruir rocas que se interpusieran en el paso, despejó un camino hacia las salas mas profundas del palacio de Athena donde el daño había sido menos severo, ahí se acercó a un muro el cual descubrió un túnel oculto, era deber del comandante saber esas salidas secretas para situaciones como esta, le sonrió tranquilizadoramente a la diosa a la cual tomó nuevamente de la mano como una niña pequeña y tomando una antorcha se introdujo al lugar, el muro se cerró detrás de ellos sin dejar rastro.

No entabló conversación con su reina mientras avanzaban por el oscuro y húmedo pasadizo puesto que las voces y muy mala suerte podrían hacer que los encontraran, por lo tanto solo avanzó con ahínco por lo que parecía un túnel sin fin el cual no cambiaba de forma, varias veces se encontraron con bifurcaciones pero el no dudaba en que camino tomar, había estudiado la ruta tantas veces, cualquiera que tomara una equivocada seguro encontraría una muerte terrible por trampas, por derrumbes si intentaban salir a la fuerza como lo haría un usuario del cosmos o incluso por hambre después de un par de semanas perdido en los caminos que se adentraban mas y mas en el lugar.

Una hora mas tarde emergieron en un bosque mas allá de las afueras de la ciudad, una cueva perdida entre los arboles hacía del camino la salida perfecta de escape, ahí Byron se detuvo, el aire era fresco y agradable aun que algo frío por la hora de la madrugada, caminó hacia un tronco en el suelo e invitó a Minerva a sentarse con un gesto
-Aquí podemos estar tranquilos, aprovechemos para descansar en lo que llega mi caballo, puede aprovechar para contarme todo eso de lo que teníamos de hablar.-




Time to fight:
avatar
Byron Tempest
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 171
Dracmas 111
Fecha de inscripción : 16/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.