AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

???
Rol Master/Mod
|| MP ||
Últimos temas
» La ciudad sin nombre
Hoy a las 23:06 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Hoy a las 21:25 por Cosmos

» Through the Sacrifice
Hoy a las 20:16 por Ren

» La anhelada lozanía del alba
Hoy a las 18:24 por Chloe

» Gotterdamerüng
Hoy a las 17:53 por Andreas

» Right Side
Hoy a las 15:41 por Chloe

» Recuerdos del pasado [FlashBack]
Jue Ene 17 2019, 21:23 por Asclepio Karpusi

» Carnival of beasts
Jue Ene 17 2019, 14:11 por Cosmos

» Kaien vs Ren
Jue Ene 17 2019, 02:37 por Cosmos

» Ausencia por gripe
Miér Ene 16 2019, 17:33 por Damian


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








Reencuentro

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Reencuentro

Mensaje por Adelheid el Vie Oct 26 2018, 11:06

El sonido de las olas le arrullaba con una tranquilidad incesante.

Los sucesos que la habían traído hasta ese lugar habían pasado tan rápido que no le había dado tiempo de meditar en todo aquello. Había intentado realizar un trato con la guerrera de Leo. Sin embargo, aunque la muchacha había aceptado de primera mano, finalmente acabó por arrepentirse del mismo, mostrando de esa forma su actitud inmadura e inestable. No le había dado tiempo de argumentar sobre el intercambio de información de ambos reinos o de cómo le ayudaría a resolver su “problema” con su prometido. Después de todo, una artista de las pociones y los venenos como era ella, no habría tenido mayor problema en hacer que Illumi se enamorara de ella en realidad, o en desaparecerlo si la peli azul no quería tener nada que ver con él.

Quizás la mujer había temido que su alianza fuese descubierta o tal vez se trataba de un repentino arrepentimiento por dignarse a hacer tratos con alguien a quien consideraba una criatura despreciable. De cualquier forma, la mujer había perdido su oportunidad de hacerse con algo de mayor valor que cualquier otra cosa en el mundo: hacer que Adelheid le debiera una. Esto no era simplemente cualquier otra cosa. La mujer de piel albina siempre pagaba sus deudas, tal como decía aquel viejo dicho acerca de los caldereros: “Siempre sus deudas paga el calderero. Paga una vez a quien le ha comprado, paga doble a quien le ha ayudado y paga triple a quien le ha insultado”. Aoi acababa de caer en la tercera categoría.

La muchacha esperó hasta que su captora se marchase, seguramente dándose una palmada en la espalda por un trabajo bien hecho. Al fin y al cabo, un espectro capturado era mejor que nada, y Adelheid no tenía forma de salir de aquella prisión sin utilizar su cosmos. ¿No?

Falso. A pesar de que la meta de Adelheid nunca fue ganar la guerra, sino obtener información, ciertamente dentro de sus cálculos previó la posibilidad de que pudiera ser capturada por los caballeros dorados. Dentro de la multitud de cálculos y simulaciones que había realizado antes de embarcarse en su pequeño teatro, el hecho de ser capturada era una posibilidad muy latente.

La chica estiró el cuello y la cabeza hacia atrás y comenzó a arquear su garganta. Tras una serie de repeticiones algo comenzó a subir desde su faringe hasta aparecer en su boca. Un pequeño frasco de cristal amatista cuyo contenido se trataba de un poderoso acido, creado especialmente para la ocasión, el cual había sido almacenado dentro de su pequeña mascota Eowyn y transferido a ella durante ese extraño beso que se habían dado antes de comenzar la batalla contra Aoi. Pocos sabían que en realidad Adelheid solía probar muchos de sus experimentos en ella misma. Esta situación había hecho que el cuerpo de la misma fuera sujeto de todos los horrores corporales imaginables. De hecho, Adelheid había dejado de ser “humana” hacía ya bastante tiempo, aun antes de trabajar para Hades. Su cuerpo era más como una fábrica de sustancias químicas y sus órganos como piezas de maquinaria, dispuestos a ser modificados, reemplazados o destruidos sin ninguna preocupación.
Utilizando una gran habilidad bucal, Adelheid logró remover la tapa del frasco y derramar un par de gotas sobre las cuerdas que la mantenían atada. Al instante estas se evaporaron liberando los brazos de basilisco. Posteriormente utilizó el resto del ácido para deshacerse de los molestos barrotes que impedían que saliera de aquella cueva apestosa. No obstante, aun tendría que esperar para salir, la marea había crecido bastante y su furia amenazaba con golpearla contra las rocas. Si quería salir de la prisión necesitaría una nave.
avatar
Adelheid
Recolector

Recolector

Mensajes 106
Dracmas 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Kaien Cross el Jue Nov 08 2018, 23:52

Sonreí de oreja a oreja a Arikel cuando se molestó por lo de “gorda” siempre iba a tener esa misma reacción, no importaba cuantas veces la molestara con eso, era levemente satisfactorio, al menos le devolvía un poco de sus palabras anteriores, aquellas que sin darme cuenta habían logrado llegar tan fácil a mí, como el insulto mío a ella, haciendo que acabara con Cáncer, pero bueno era un tira y afloja de celos que ninguno de los dos controlaba del todo bien, porque cada tanto tirábamos una daga al cuello del otro para ver cómo se desangraba en agonía, un juego peligroso, tal vez? A alguno de los dos le importaba, para nada, en absoluto. Es más hasta casi que le soltaba una carcajada a Lothar después del golpe que se venía mereciendo, yo le habría hecho perder algún que otro diente pero era aceptable.

Casi me había conmovido todo el discurso de Wyvern, realmente era bueno para actuar de tipo serio y luego de niño infantil que se iba a un rincón porque nadie le pelaba o hacia lo que quería, genial! Era igual a nosotros! No era tan distinto. Oh por dios eso era algo tan bueno, no era un niño mugroso adoptado era parte de la familia, que ternura, idiota. Estaba a un paso de terminar como el anterior, pero parecía más prometedor, seguro aprovechaba mejor esa segunda oportunidad que Hades le daba, que aprendiera, éramos sentimentales con clase, nos gustaba sentir, de forma distinta claro, pero no por eso no era que no tuviésemos sentimientos, es más hasta Joshua era un acaramelado asqueroso con la gorda. De todas formas había hablado mucho y ahora permanecía calladito sonriendo sin ningún motivo aparente, incluso cuando Ren hizo su propio berrinche de querer quedarse con As tire de él para que lo dejara en paz, pero en realidad no lo moví ni un poco, entre que estaba completamente atado, que estaba esposado a él y la tenía a Ren arriba, solo había sido más una “advertencia” de quítate de mí comida… vete a buscar tu propio tonto para comer.

Ah la re nombrada y santa madre que me pario…

Insulte para mis adentros, realmente quería matar al idiota de Asclepio pero de hacerlo desperdiciaría el favor, ahora perdido, tenía una carta menos, dos de echo por su culpa, realmente iba a torturarlo yo personalmente, tal vez lo que sobrara se lo dejaría a Ren y si aún seguía vivo se lo dejaría a Lothar para que se divirtiera el pobre y no se sintiera apartado, solito y algo celoso. Cuando las cadenas regresaron por dónde venían, me puse de pie casi de un salto como si me hubiesen salvado de ahogarme, acaricie mi muñeca, las cadenas eran algo que no eran de mi agrado y estas apretaban, como si supieran en el fondo cuando mentía y ajustaran más el agarre, raro no?

Pero volvía a estar libre de nuevo, como correspondía del buen arlequín de la corte, nunca sabes cuando algo es cierto y cuando un excelente chiste! Pero volviendo a lo importante, estaba vivo y de nuevo volvía a ser yo mismo como si toda la sangre que había derramado de a poco me hubiese reconfortado – gracias my lord – dije amagando a inclinarme pero sonriendo al final, ni en sueños! Que siguiera esperando, así me quería, si fuera como los demás no sería tan genial como era ahora, seguía jugando a dos puntas sin morir ni ser descubierto, por favor que alguien viniera a darme un premio.

- Bueno señoritas… ya escucharon – sonreí y pise con fuerza, un espíritu apareció salido de la nada haciendo flotar sobre sus manos un sombrero con plumas negras, que hice girar entre mis dedos antes de ponerlo – tu quítate… - le dije a Ren apartándola para tomar del brazo con brusquedad a Asclepio y hacerlo poner de pie sin soltarlo – tu gato mugre ponte a hacer tu trabajo no tengo al mendigo que había contratado, se asustó y renuncio – no necesitaba que nadie más hiciera nada en mi barco el resto se me encargaba el capitán.

Mire de reojos hacia donde había visto Joshua antes, que planeaba? De todas formas estaría atento, silbe y tres cuervos que habían estado posados en los mástiles sobre volaron en tres direcciones distintas – cubierto… - en caso de que algo surgiera estaría atento, nada se me escapaba nunca – te quiero callado todo el viaje – le susurre a Asclepio jalándolo hacia la popa para subir por las escaleras, tome la mano de As y la puse sobre el timón – si lo sueltas te golpeo donde más te duela – le sonreí con malicia como si estuviese a punto de hacerle alguna maldad – pongamos a volar esta bestia… - dije un poco preocupado esta vez, el barco tenia demasiado daño, hacerlo volar iba a requerir que consumiera más energía de la que solía usar, de hacer pasar aire por donde no debía podía partirlo de nuevo a la mitad.

Me pare frente al timón, con las manos bien sujetas a la barandillas y respire hondo – no te hundas cariño… tenemos que llegar enteros a casa… - las maderas rechinaron como si se quejaran o me insultaran. Los espíritus onecieron la voluntad de su capitán y soltaron las velas. Todo el buque se agito pero no se elevó enseguida, es más le costó horrores hacerlo, pero al hacerlo dejo caer el agua que se había filtrado por cada una de sus heridas hasta sus entrañas – Arikel… sujeta el caballo a donde puedas – le dije desde arriba, no podía elevarlo en forma horizontal así que hice que la proa apuntara al cielo primero, inclinando el barco casi en vertical, sonriendo, a ver quién se caía primero por tarado y no haberse agarrado como les había dicho.

Cuando lo eleve lo suficiente el barco regreso a su posición horizontal, apuntando a la Harpía al frente hacia donde debía de estar Adelheid. Respire hondo, tenía la frente perlada de sudor, no era tan simple controlar el barco, mucho menos hacerlo si estaba tan dañado, controlar grandes masas de aire o un objeto increíblemente pesado era algo que de no haber estado curado de nuevo por Joshua, me habría echo escupir los dos pulmones – estaba más pesado que de costumbre… - los espíritus corrieron como locos para reparar lo que faltaba antes de que el capitán se enfadara – cien años más de castigo en el barco por no tenerlo a punto… almas inútiles… - mire hacia atrás para ver si Asclepio seguía sujeto del timón como le había dicho – será un viaje agitado esta vez… - le guiñe el ojo, esta vez no tenía el otro cubierto por el parche, dejando ver el tan encantador ojo de ave.

- Tú te encargas de su rescate, no bajare el barco, solo lo haré sobre volar su prisión, así que usaras las sogas para bajar y subir… a no ser que prefieras usar tus alas, aunque con tu peso y el de Adel… no sé si aguanten – mi mano apuntando al frente se fue cerrando despacio haciendo que las velas se fueran cerrando con suavidad, cuando el puño se cerró del todo el barco se detuvo frente a lo que parecía un acantilado – tu turno querida gordita… ve por la bruja

Mire a Ren, con un gesto le pedí que subiera a mi lado junto al timón - vigilado... pero... - dije tomándola del mentón - nada de cortar, nada de torturar, nada de violar... lo necesito cuerdo y con vida - mire a mi hermano y le sonreí, tal vez y quien sabe, con suerte Ren podía hacerle cambiar de parecer y le gustaban de nuevo las mujeres. En realidad no pretendía forzarlo a cambiar, solo lo estaba castigando por haber sido un imprudente, ya tendríamos una larga charla de esas de hermanos a puño limpio. Volví a sujetar la barandilla para mantener el barco a flote pero mi mirada fue directo al castillo y solo rogué que estuviese bien, volvería por ella... no dejaría que nada le pasara jamas, la amaba, estaba algo enojado con ella pero era mi pequeño tesoro. Esta vez iba a ser algo más complicado porque mi excusa de porque venia al Este estaba en el puto barco detrás de mi. Pero nunca perdía, siempre había una carta en mi baraja para una increíble jugada, solo tenia que armar de nuevo el juego.

Espérame... regresare a tu lado, como siempre.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 556
Dracmas 1219

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Asclepio Karpusi el Vie Nov 09 2018, 22:20

Alguna vez Kai le había comentado que su vida era demasiado "aburrida," ya que sólo estudiaba y atendía sus pacientes. . . Bueno, lo que Asclepio daría porque estar en aquella vida aburrida en aquellos momentos. Sin problemas, sin guerra, sin preocupaciones, sin metidas de pata... Sin cadenas... Sólo esperaba paciente la resolución que ese -nuevo -problema en el que estaba, sin decir nada, su rostro igual mostrando su calma de siempre, aunque por dentro estuviera casi casi gritando.

Aunque esa calma se vio un poco turbada por una de las mujeres que estaban en el barco que de buenas a primeras le pidió a Hades que si se lo podía "quedar" como si se tratara de un perrito o de un juguete. Qué era -suponía -mejor estar con ella a con Lothar que al parecer tenía una "obsesión" de querer matarlo, quería pensar que así era pero. . . Bueno. . . Asclepio con las mujeres no. . . Sintió el jalón que Kai le daba, aunque realmente no se pudieran mover mucho, ninguno de los dos. . . De verdad sintiéndose como juguete, para luego sentir que las cadenas lo soltaban, tomando aire por lo bajo, apoyándose en el barco, mirando a Hades con la misma forma apacible que lo caracterizaba cuando se dirigió a él, de nuevo sin decir palabra alguna. Por supuesto que estaba agradecido con Kai, y después de la discusión/pelea que -seguro -tendrán se lo haría saber. . . Sin embargo... Eso de que Hades le dijera a su hermano que la vida de Asclepio, que SU vida estaba en sus manos... No le agradó nada. Nadie, ninguna persona era dueña de la vida de otra -a menos que uno se la quiera dar -pero ciertamente no era algo que el dios de la MUERTE pudiera disponer. Suyas eran las almas una vez que éstas abandonaban el cuerpo que habitaban cuando murieran... No antes.

Se levantó un poco torpe cuando Kai lo jaló para eso, caminando hacia donde lo llevaba, sin oponer nada de resistencia, tampoco sin decir nada como le acababa de decir, y tomando el timón. . . Asclepio realmente esperaba que no se necesitara mucho de él para maniobrar el barco, porque tenía menos de cero idea de cómo hacerlo. Aunque eso no impidió que se abrazara -literalmente -a él cuando Kai hizo que el barco comenzara a ascender. . . Aunque cruzó por un segundo la idea de soltarse para caer y salir de aquel problema. . . Pero además de matarse, desperdiciaría lo que su hermano hizo por él, y podría ser muchas cosas, menos desagradecido. Regresó a una posición más "decente" cuando el barco ya estaba de forma horizontal.

Se quedó tranquilo en aquel lugar, volviendo a considerar sobre su aventarse por la borda, volviendo a desechar aquella idea y pensando en hacer algo para si mismo... Aunque mejor ya consultarlo con Kai... Se sentía ridículo, él era el mayor, el que tenía que aconsejar a su hermanito... Y resulta que estaba esperando a poder hablar con él para ver si hacía algo que pensó o no... 'Increíble...' Aunque más increíble fue que Kaien llamar a la chica de antes para vigilarlo. Número uno, ¿qué no confiaba en él? Y número dos ¿qué no vio cómo aparecía Asclepio a ojos de la chica? Porque ciertamente escuchar aquello de "torturar, violar" y demás no tranquilizó al médico... Aunque su rostro reflejara otra cosa...




Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 198
Dracmas 880

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Arikel el Sáb Nov 10 2018, 03:00

Cerró el ojo ante el jalón de mejilla que Lothar le diera... Estaba muy tranquilo y no respondió a la bofetada como ella esperaría pero no podía culparlo ya que Hades había llegado y Wyvern podría ser impulsivo y agresivo pero jamás idiota. No pudo evitar sonreír de lado y sobarse la mejilla que dejó roja en su palidez de muerte, escuchando lo que todos tenían que decir.

Joshua aceptó el ofrecimiento de Kaien y dio algunas órdenes antes de desaparecer, lo que estresó bastante a Arikel. ¡¿Por qué se iba sin avisar a dónde?! Intentó relajarse y tomar aire para luego exhalar... Le había pedido a Kaien que confiara más en Hades así que sería estúpido que ella misma no hiciera caso de sus consejos. Y hablando de eso, estaba medianamente orgullosa de que Garuda tomara el mejor camino después de su "pequeña discusión", yendo a destruir a otros dorados más. No podía quejarse... Hasta que la llamó gorda.

Aún así, la siguiente orden fue ir por Adelheid a lo que deberían cumplir sin problemas, obviando de momento todo lo que hacían los otros en el barco a menos que la involucraran directamente. Pero ya era hora de marcharse así que ante la recomendación de sostener al pobre de Dagón se decidió por amarrarlo cerca de una de las paredes, no del cuello sino se iba a ahorcar a sí mismo, sino alrededor de su pecho y parte de la cadera hasta que quedara bien sujeto; tampoco se descuidó a sí misma, sosteniéndose bien cerca de donde estaba su querido nightmare.

El barco comenzó a moverse y se puso nerviosa de tanto rechinido, fantasmas rondando y pedazos de barco cayéndose. ¿Realmente esa chatarra podía llevarlos hasta allá? Nunca se había subido a esa cosa y estaba algo nerviosa... Prefería mil veces usar las alas que andar en una especie de barco embrujado volador. Aún así se sostuvo bien mientras miraba con recelo al que tenía ahora el timón... Ugh... Para colmo el médico tenía cara de que se quería tirar por la borda cuando por fin llegaron.

- Deja de decirme gorda maldito esperpento - Le dijo a Kai mientras se asomaba por la borda... Allá abajo era una especie de costa bastante picada y muy muy peligrosa. A duras penas veía o identificaba el lugar donde estaba atrapada Adelheid así que tumo que llamar a su pobre armadura que acudió a su encuentro. Estaba incompleta, después de senda paliza que le metieron, pero podía retomar el vuelo con las alas que se encontraban casi completas.

Volteó a ver a los del barco. - No se muevan - Antes de irse tiró una de las sogas y luego se lanzó en picada hacía la costa donde las olas se estrellaban con violencia. Agitó las alas con algo de dificultad y logró mantenerse en el aire, o más bien, planear. Prefería gastar lo poco que quedaba de la armadura en regresar que en bajar. Intentó usar el viento que había hasta que logró ver los barrotes de la prisión donde la brujita se encontraba.

- Ah... Ahí estás. - Sonrió un poco y levantó una mano, comenzando a juntar energía oscura como si fuera un pequeño sol de fuego negro. Poco a poco fue creciendo. - ¡Apártate! ¡Corona Blast!- Le gritó a la chica y lanzó el ataque directo a los barrotes... Sí... No era una mujer muy sutil ni tenía juguetitos como el que los fue a salvar. Así pues el lugar prácticamente explotó, o al menos de la entrada.

Aunque Adelheid había logrado escuchar la advertencia y gracias a Hades ya estaba suelta, uno de los barrotes la había alcanzado en la mera cabeza, haciendo que se desmayase... Ups. Ya le pediría disculpas después. La tomó entre brazos y se la echó al hombro para salir de ahí antes de que el fuego de la explosión comenzara a quemar a la niña. Tomó un poco de aire y de un saltó voló de regreso al barco.

Está de más decir lo mucho que le costó. Las alas estaban mal y el peso de Adelheid no ayudaba. Así pues, a duras penas alcanzó sostenerse de la mitad de la soga y subir con basilisco hasta depositarla en el barco y terminar de subir, limpiándose algo de sudor de la frente por el esfuerzo. - Médico... Haz lo que sabes hacer. - Le dijo a Asclepio mientras se enderezaba, dedicándole una mirada afilada. Más le valía ponerse a trabajar y dejar a la bruja como nueva.

(Me tomé la libertad de manipular a Adelheid por su ausencia. También me apresuré un poco por mi semi ausencia, no quiero atrasarlos más. Pueden interrumpir mis acciones y ayudarme si gustan <3 Pinches flojos)



Arikea & Arikel

I see the angels
I'll lead them to your door
There's no escape now
No mercy no more


Mira mi caballito:
avatar
Arikel
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 277
Dracmas 539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Ren el Lun Nov 12 2018, 03:25

Estaba por extender mi berrinche,de no ser porqué ahora al que tenía que pedirle permiso era el hermanito feo - Ña ña ña- no es qué estuviera burlandome de lo que nuestro Rey concedía a Kaien, era solo que no podía contenerme cuando a el le consentian solo porque era él,hasta parecía que Hades lo hacía a propósito distinguiendo a sus malditos mocosos quiza para incentivar a los resultados...¿y por cosas como ésa nos estábamos retirando?...Quiza ahora también debía copiar a Wyvi e irme al rincon a senterme mirando las partes deetrozadas mientras pensaba como robarme al angelito castaño.-Nah- sólo me encogi de hombros mientras de nuevo nos dejaba sin supervisión para atender por si mismo los problemas.

¿Cómo no seguiria a ese hombre? No era la clase de Dios que se sentaría todo el día en su trono a esperar que sus inútiles ( SÍ: Ren se considera a si misma inútil, NO: es personal con nadie ni al casó con el feo de Kaien o la gorda de Arikel o Wyvi-Loth, o la bruja ausente) tuvieran éxito o no regresarán a su presencia si traían derrotas cómo las que llevó consecutivamente en esos días. No él tomaba el asunto en sus manos,porque si quería un trabajo bien hecho debía hacerlo el mismo...Rayos a este pasó terminaría sin trabajo y bien muerta.

Una vez sintió apartaban de su lado,preciado hombre y con total descaro característico de una mocosa ofendida, sacó la lengua a Kaien, poco o nada le importo que le ordenará a Len se pusiera a trabajar si no lo hacía dejaría lo lanzaran por la borda o dejaria que el mismo navío fuera quien le empujara a nadar.

De momento lo mejor era fundirse entre sombras, donde podría visualizar a cada persona o animal útil, y meter su nariz en asuntos reales ajenos a mí , oh esa insana curiosidad de espiar al Rey, y a esos santos rezagados, hasta regresar de nuevo a forma material para atender las nuevas indicaciones de Kaien.

Y Arikel alitándose para bajar por la faltante- Si no te apuras, te cortó la cuerda y te quedas con ella - solte una risilla traviesa, antes de correr a donde Kai le llamaba, no porque le emocionara que hablarán sino porque estaba con su hermano mayor y así podría acercarse con un montón de restricción de risa a las que asenti muy entusiasta.

- y yo que te quería  hacer tío- le cerre el ojo, de nuevo juguetona, no era un mosntruo come hombres...quiza amaba corromper almas de algunos, pero otros muy pocos deapertaban auténtico interés por su naturaleza, Asclepio era uno de esos excepcionales casos, esterando de inmediato los brazos para tomarle por la espalda en un abrazó -Tu puedes estar tranquilo Angelito- Estaba siendo demasiado afectuosa con el castañito, sin apretarlo de más ni manoseandolo, no era una pervertida aprovechada, bueno si lo era pero él era como un angelito (duh), que no soltería por nada del mundo ni dejaría que nadie que no fuera Kaien lo tocara. Lamentablemente nuestra Comandante regresó con la basilisco y ahora le ordenaba al médico hiciera lo suyo - NO! Mío y no te lo prestó- ¿sería muy tarde para llevarmelo al interior de la sombra de Kaien?


Si aceptas mi corazón yo sere tuya y tu mi otra mitad, pero a cambió te pediré que me dejes comerte el alma ¿Aceptas el trató?

#ff6699// -Habla- >>Piensa <<
avatar
Ren
Espía

Espía

Mensajes 258
Dracmas 602

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Len Daishi el Miér Nov 21 2018, 07:36

Hubo drama, porque siempre hay drama, que los jueces acá, que la comandante allá, que la bruja por acuyá... en fin, todo sabría a maracuyá al final. Al llegar Joshua y sentir su cosmos curador, se levantó y se puso firme ante él, realizando la misma reverencia exagerada que realizó cuando se presentó ante él. Tras aquello simplemente observó lo sucedido, sin decir nada, menos a Ren, que hacía de Ren, nada más, buscando cazar algún ratón para ella... ¡Momento! Eso era lo que él hacía. Pero no importaba mucho ¿o si? En fin.

Finalmente, Kaien volvió a ser Kaien y Hades hizo poof tras decir que fueran por la bruja, entonces hubo indicaciones de trabajar por parte de Kaien -¡Exijo mi sandwich!- le mencionó antes de tomar el trapeador para empezar su limpieza habitual al barco. Entonces el barco se inclinó y empezaba a resbalarse, pero se sostuvo de un costado para evitar caerse, a fin de cuentas... ¡Los gatos no caían! Todo era un mito y una fantasía. Una vez arriba y de nuevo en posición horizontal, se puso a limpiar como solía hacer, sin molestar a nada ni nadie, tarareando mientras hacía su trabajo, sin darse cuenta que Ren ya jugaba con Asclepio.

El momento del rescate llegó, y por un momento pensó que él sería arrojado para ir por la bruja, pero no fue así, sino que Arikel fue enviada por ese trabajo, así que siguió limpiando hasta que ella subió, entonces, como estaba cerca, le ayudó a meter a la bruja al barco y dejarla en el suelo -Y ¿por qué no uso a Aredhel para limpiar el barco? Su sombrero puede servir ¿no?- mencionó mientras le veía pensativo, como si realmente fuese una idea grandiosa, ignorando totalmente al hecho que Arikel ya había mencionado al médico hacer su trabajo, y fue cuando escuchó a Ren exigirlo como suyo en ese momento, entonces le observó -Oye, hermano de Kaien, puedo cambiártela por Kaien, él es más divertido que ella- le habló a Asclepio, siguiendo la conversación que había iniciado con Ren cambiándolo, al final no era tan mala idea.




avatar
Len Daishi
Erudito

Erudito

Mensajes 79
Dracmas 440

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Kaien Cross el Lun Nov 26 2018, 19:58

Deje de preocuparme por Asclepio unos segundos cuando los brazos de Ren lo rodearon, nadie iba a acercarse a él así y él tampoco haría una tontería, ya había echo demasiadas en las pocas horas que llevaba la batalla, no necesitaba hacer nada más, de haberme hecho caso en vez de estar llorando, de confiar en que yo sabía lo que hacía, ahora no estaría él aquí ni yo metido en un buen lío si metíamos la pata, mi hermano tenía un grave problema, era demasiado bueno para entender que cualquier cosa a su alrededor estaba dispuesta a dañarlo, más sobre este barco y mil veces más por ser mi hermano nada más, pero ya era tarde, me había cansado de pedirle que se mantuviera lejos de mis asuntos o de que no hiciera tonterías si igual las iba a hacer y no me iba a escuchar con eso de que era el hermano mayor.

Aferre mis manos al timón mirando a Ren de reojos y el ojo izquierdo se dilato buscando algún ave que me sirviera tan solo unos segundos, solo tenía que asegurarme de que ella estuviese bien, estaba enojado si, lo estaba con Asclepio y lo estaba con ella, pero no por ese motivo dejaba de amarlos o de preocuparme con ellos, porque yo también había tenido la culpa, no iba a ser ajeno a mis propios actos. Si le había dado mi corazón entonces seguramente también la joya de mi madre o mejor dicho el de bodas. Pero estaba mejor que lo tuviera él después de todo era mi hermano. Aproveche que Arikel bajaba a buscar a Adelheid para revisar el estado del barco, estaba más dañado de lo que creía y por más que las almas se esforzaran apenas lograba mantenerse entero en el aire, muy a pesar de que estuviese ayudándolo a mantenerse entero.

Joshua estaba tardando más de lo que esperaba y aunque no me preocupaba porque su cosmos se podía sentir, no sabía si yo podía mantener mucho más el barco así que cuando Arikel regreso con Adelheid a bordo aleje el navío de la costa y lo hice bajar al agua con cuidado aprovechando que el mar estaba tranquilo, aun así no quería someterlo a los cañonazos posibles de alguna flota que tuvieran los del Este, por lo que genere neblina a nuestro alrededor para ocultarnos, cuando dejara de sentir el cosmos de nuestro Rey haría que el barco estuviese de nuevo a la vista.

Me acerque a Asclepio y a Ren y tomando de la mano a la chica la aparte de mi hermano – no habrá cambios Len te aguantas la loca que te toco… As puedes ver que este bien? Pero no la toques mucho… dicen que es una bruja y esta súper envenenada – le dije asustándolo – o no Ren? Mientras me quedo con la chica, luego te la devuelvo – bromee como si la estuviese alejando de él en vez de ser al revés. Solté la mano de Ren y le di un golpe en el hombro – no es tan mal hermano todos tenemos nuestros defectos… el tuyo más que los demás pero puedo enderezarlo – le sonreí antes de dejarla sola unos segundos, sabia lo mucho que se detestaban esos dos pero estaba seguro que si podían trabajar juntos serian geniales, algo que claramente no podía trabajar con mis hermanos porque bueno uno era un puto marino y otro era… bueno, un palito de pan era más fuerte.

- No fue tan grave no? digo… - dije agachándome donde la bruja tocando su frente con un dedo – solo le quedara una marquita – de echo era más que un golpe, tenía un bonito corte tal vez hecho con uno de los barrotes, al menos la explosión se había escuchado desde aquí – podrías haber sido más delicada… que la pobre no aguanta nada físicamente mira lo escuálida que es, podrías pasarle algo de tu gordura - Len estaba en otra y Lothar parecía más disperso y molesto que otra cosa, apartado en un lugar lejos de todos en el barco, no era momento de hablar ni de molestarlo, ya había dejado en claro que tenía sus propios demonios como para tratar con los que eran sus compañeros, desde que haba tenido que dejar su alma en vez de arrastrarla al inframundo me había preguntado si había sido lo mejor, era como si luchara por ver si pertenecía o no a algún lado.

- No todo lo que ves siempre es lo que es, todos tenemos nuestros demonios incluso él – le dije a Arikel un poco más bajo mientras me paraba a su lado mirando a Asclepio hacer lo que mejor sabía hacer, cuidar a cualquiera que lo necesitara ignorando por completo bando o creencias, para él eran solo personas que requerían de su ayuda aunque él quedara siempre en el medio, lo hacía sin interés de buscar algo a cambio, casi como si fuese un verdadero dios o al menos de esos que creíamos existían en algún lugar. No era el caso de los que conocíamos, en el fondo cada uno buscaba algo a cambio de velar por sus intereses y que estos se llevaran a cabo, la bruja tenia cada vez más razón en sus palabras a medida que avanzaba – él nos ve como personas no como enemigos – a veces me habría gustado ser un poco más como él pero me movía la venganza y por eso nunca seriamos iguales, aun así nos aceptábamos – y quédate tranquila él estará bien, tu armadura no dice lo mismo sin embargo que le hiciste? Está claro que no soportan tu peso – dije tocando las alas rotas de la pobre ave.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 556
Dracmas 1219

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Asclepio Karpusi el Jue Nov 29 2018, 01:05

Tenía que ser honesto... Estas últimas horas de su vida han sido las más "interesantes" por decirlo de alguna manera -claro, sin contar las que pasaba con Aleister; esas además de todo, eran especiales... Demasiado especiales. Pero por el momento... Estaba sobre un barco volador, en donde estaban todos aquellos que había ido a atacar su hogar, incluido su hermano pero... Con ese muchacho necio y torpe hablaría después; más de uno allí querían matarlo, en especial uno... 'Nunca le agradé a Lothar...' Es decir, si al parecer no le agradaba -que más que nada, nunca se llegaron a conocer -como aliado, ahora menos como "enemigo." Que para Asclepio, esa era una palabra DEMASIADO relativa. Entendía el punto de que el médico curaba a los enemigos, pero él... Él curaba a todos por igual. . . Hasta era capaz de curar al propio Joshua, simplemente... Porque era un ser vivo... Bueno, su cuerpo, porque por dentro si parecía estar más muerto que los espectros que cuidaban del barco de su hermano.

Pero se desviaba del tema... Porque otra de sus razones la tenía colgada al cuello. Ya realmente no sabía qué pensar de aquella chica... que a veces parecía una niña pequeña. Incluso, se encontró él mismo sonriéndole, más cuando le dijo que no tenía de qué preocuparse. Y a pesar de tenerla tan pegada, como nadie antes -excluyendo por supuesto a su novio -el moreno se puso a analizar a ese grupo tan... peculiar que tenía delante suyo, ya que estaba un poco más calmado.

Lo primero que notó es que... No es que se "odiaran entre ellos" pero tampoco eran "los mejores amigos." Tomando a Kai por ejemplo, cuando le dijo gorda a la chica que había llevado al doctor a aquel lugar.Ciertamente él no lo dijo tan en serio, pero ella si sintió que fue un ataque por demás personal, y sólo porque fue por aquella persona que iban a recoger fue que no le saltó a su hermano. Y hablando de eso, el chico... Que de cierta manera le recordaba un gato y... Ren -si recordaba bien cómo se llamaban -eran hermanos, gemelos y al parecer no se soportaban para nada. Lo cual era una lástima. Si, no siempre te llevas bien con ellos y a veces quieres ahorcarlos, pero tener un hermano... Es en verdad un regalo muy preciado... Al menos, Asclepio lo veía así.

-Ah... - Fue lo único que alcanzó a decir, tanto por la "petición" de ese chico de cambiar de hermanos, como por la exigencia de aquella chica rubia de atender a su compañera de armas,y también al cómo es que Ren casi lo asfixiaba por reclamarlo como "suyo." Pero bueno, fue Kai el que de nuevo puso orden en el lugar, Asclepio torciendo un poco la boca por esa bromita de su hermano de que luego "le devolvía a la chica." Sabía bien Kaien no estaba muy de acuerdo con su decisión de estar con otro hombre pero...

Sólo negó con la cabeza y se dirigió con la... ¿niña? Bueno, dudaba que fuera una niña, pero... Bueno, estaba muy... "pequeña" a criterio del médico. Si lo que Kai le dijo era cierto, entonces, tenía que tener cuidado con incluso cómo la tocaba. No que le gustara mucho, rompió un poco de su ropa para ponerla sobre sus manos y así poder atenderla mejor y sin tanto riesgo a que Asclepio mismo se pudiera envenenar. Un golpe en la cabeza, que seguro fue lo que la dejó inconsciente, pero que no llegó a fracturar el cráneo; descubrió partes de su cuerpo, con todo el respeto y pudor que se merecía y palpó y tocó para descubrir heridas o hemorragias, de las cuales realmente no encontró ninguna que fuera considerada de peligro.

-Realmente, no está tan lastimada, sólo que le saldrá una hinchazón en la cabeza. Realmente lo que necesita es descanso... . . . como todos aquí...

Fue lo que dijo, dirigiéndose más que nada a Kai, pero también a la chica rubia, y si, ese consejo se lo dijo también a ella. Todos en ese barco, hasta el barco mismo necesitaban un muy buen descanso.




Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 198
Dracmas 880

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Arikel el Sáb Dic 01 2018, 02:33

Se rió un poco al escuchar el berrinche de Ren... La entendía de cierta manera y ayudó a relajarse el que le causara gracia. Era obvio que Kaien era el consentido pero podía entenderlo en el sentido de que era el más fuerte de todos... Cualquier rey tendría al guerrero con más posibilidades a su lado y por ende, también le encargaría más cosas.

Gracias a los dioses no vio muchas de las cosas que hacían esa banda del Oeste en lo que ella estaba trabajando en rescatar a Adelheid. Le costó trabajo pero por fin estaba ahí. Fue hasta una esquina para revisar su armadura... O lo que quedaba de ella. Necesitaba que Joshua la arreglara o simplemente no podría hacer nada en mucho tiempo. Miró de reojo a los demás interactuar con el doctor, el cual no dudó en poner manos a la obra.

El barco se movía... Desvió la mirada hacía la borda, mirando hacía donde sentía el Cosmos de su señor peleando con otro Cosmos más pequeño... No podía evitar estar preocupada, si algo le ocurría jamás se lo perdonaría. La neblina que rodeó el navío solo la hizo preocuparse un poco más... Pero la voz de Kaien la distrajo, girándose para verlo.

- Es una guerrera de Hades, debe resistir como más que solo un tubaso... O una explosión... Pero sí, esta muy escuálida. ¿No era tu protegida o algo así? Entrenala, inútil. - Le dijo seriamente aunque una sonrisa a medias se asomaba por sus labios. Volvió la mirada al horizonte pero siguió escuchándolo y respondió lo siguiente de forma monótona. - Algunos de nosotros ya no somos personas... Kaien. - Y miró a Lothar de reojo... - Nuestras almas pertenecen al señor del Inframundo... Y tu hermano debería saber que está curando a potenciales asesinos y torturadores. Quizás tu no lo seas, pero tu no eres la imagen del ejercito del Oeste.

Entonces sintió que tocó sus alas, las cuales apenas si se movían de acuerdo a su estructura anatómica. Realmente estaba muy dañada y antes de poder contestar si quiera a los cuestionamientos de Garuda sintió un segundo Cosmos unirse a la pelea de Hades... No, no era géminis que estaba en el mismo sitio. Era alguien más... Otro dorado. Se erizó y tomó de la muñeca a Kaien, jalándolo cerca de ella para mirarlo a los ojos.

- No detengas el barco, sigan el rumbo. Hay que sacar ya a todos de aquí. - Como comandante debía dar las ordenes y esa era una de ellas. - Los alcanzaremos más tarde, cuida a los heridos y a tu prisionero... Iré con su majestad. Y esperando apenas respuesta se lanzó una vez más por la borda, forzando sus ya rotas alas a retomar el vuelo.

No sabía cuanto tiempo resistirían o si podría llegar sin complicaciones pero no dejaría que nada le pasara a su señor. Era su responsabilidad, era su motor de vida y jamás lo dejaría solo en una situación así. Sabía que Garuda tenía más opciones pero ella era la comandante y no dejaría que las cosas estuvieran así. Hoy la harpía tenia hambre.

(Salgo del tema <3)



Arikea & Arikel

I see the angels
I'll lead them to your door
There's no escape now
No mercy no more


Mira mi caballito:
avatar
Arikel
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 277
Dracmas 539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Kaien Cross el Jue Dic 06 2018, 02:49

OST:

Era cierto, ya no eran personas, habían muerto, habían perdido todo lo que amaban y detrás de sus palabras recordé lo que a ella le pesaba cuando me miraba “tú al menos aun tienes corazón… aun amas” me bastaba con ver a mi hermano para entender todo lo que tenía como para perderlo por idiota, Arikel protegería siempre a Hades como ninguno de nosotros lo haría jamás, porque aunque no dijera que era amor… estaba perdida, así como yo no podía ocultarle ciertas miradas ella tampoco podía hacerlo conmigo, aunque nos odiáramos nos conocíamos mejor de lo que el otro quisiera.

Pensé en todas las frases que diría en este momento Bravery y sonreí de lado cuando se alisto para marcharse – quizás tengas razón… nunca seré imagen del ejercito del oeste, pero soy más cool que tu gorda – le dije antes de que abandonara el barco asintiendo a su orden de mantener el barco con el mismo curso. As estaba revisando a Adelheid. Subí a donde estaba el timón y con algo de brusquedad tome las manos de Ren acercándola para besar su mejilla, poniendo luego sus manos sobre el timón del barco – no lo sueltes, no me sigas… que siga el rumbo, lo siento…  – acaricie su rostro y me despedí, no necesitaba el cosmos para usar mis habilidades, de repente el mar comenzó a mecerse con violencia haciendo que todas las maderas crujieran lastimosamente, creando así una distracción perfecta. Todos menos ella estaban inconscientes o apartados o haciendo sus tareas.

Vi por última vez donde estaba, sentía que el corazón se iba a escapar justo ahora por mi boca – yo nunca fui… imagen del ejercito del Oeste Arikel… tienes razón… amiga y enemiga – era hora de que hiciera lo que tenía que hacer y dejara de hacer sufrir a los que amaba, antes de venir al Este había dejado a un cuervo especial, era el que se encargaba de traer las cartas de Minerva a mí además de Celeris, esta vez lo mandaría por alguien más, nadie más tenía que morir o sufrir por mi culpa. Arikel sin darse cuenta había sido la única causante de mis reacciones más importantes, o tal vez lo hacía sabiendo que haría y aunque me asustara un poco, la admiraba tal vez un poquito. Y justo ahora imitaría un poco su coraje.

Salte por la baranda donde había dejado a Ren tomar el control del barco, pronto este liberaría las almas encerradas, saldando sus castigos a cambio de tiempo, la Harpía obedecía solo a su único capitán, así que los mantendría a salvo y los llevaría de regreso pero sin mí, cuando caí a la cubierta corrí hasta Asclepio y lo tome de la muñeca con fuerza saltando hacia el mar sonriéndole – respira hondo - lo abrace con fuerza y antes de sumergirnos en el agua nos mezcle con la neblina, volviéndonos uno, Garuda se dio cuenta de lo que mi corazón gritaba, por la fuerza en la que palpitaba ya no nos pertenecíamos el uno al otro, decidiendo abandonarme por traidor al dios que servía ella, más ya no lo hacia yo.

La amaba, me había dado cuenta de muchas cosas esa noche, sobre todo en la pelea con Byron, la amaba demasiado como para arriesgarme a perderla, a tenerla lejos, a no saber cuándo la volvería a ver o si lo haría una vez que regresara al Oeste, no me lo perdonaría, Bravery me mataría dos veces con su mirada si lo defraudaba otra vez, si, aunque no estuviese aquí… seguía siendo mi amigo más preciado, Dainn tampoco me lo perdonaría, como Cross, nunca abandonábamos a quienes amábamos, aunque nos costara la vida, cada locura que hacíamos por esos seres queridos valía la pena, de cada aliento que dábamos.

Cuando estuvimos en la orilla ocultos por el follaje de la vegetación mira por sobre el hombro de As, sonreí de lado mientras la Harpía se alejaba, porque no era Ren quien lo manejaba, ya le había dado una orden, nos volveríamos a ver pronto. Tome con ambas manos el rostro de mi hermano apoyando mi frente con la de él – ahora somos igual de idiotas y mortales… - solté una carcajada, sentía la adrenalina correr por todo mi cuerpo, como si realmente por primera vez en años me sintiera realmente vivo, como la primera vez que lo hice con Mine! Dios!!! Necesitaba correr, pero solo respiraba agitado intentando mentalizarme la locura que acababa de hacer por amor… POR AMOR! Era un maldito estúpido demente!!! – en marcha, esto todavía no termina… - le mostré cada uno de mis afilados dientes, quería venganza, si de la más deliciosa porque ahora que realmente había viso a Arikel lanzarse por quien amaba aun sabiendo que moriría, me había echo ver lo estúpido y cobarde que era al no hacer lo mismo por quien amaba, como no lo había visto antes. Mi ojo de ave comenzó a ponerse completamente negro y solo permaneció una orbe color dorada, pero el dolor que esto causo hizo que doblara las rodillas, me sujete de mi hermano mientras mi otra mano cubría el ojo que sangraba, como si llorara sangre, había roto el lazo que tenía con Garuda y eso no le había gustado mucho a mi querida compañera. Seré sincero, ya la estaba extrañando, pero estaba haciendo esto por ella.

- Carajo… un segundito - apreté los dientes intentando hacer que el dolor se fuera de una vez, podía sentir el cosmos de Hades, pero por el momento no podía verla a ella, quería decirle a As lo que estaba pensando hacer pero… por ahora debía guardar silencio un segundo para que los gritos en mi cabeza se fueran, necesitaba encontrarla – tengo que volver con ella tenemos algo que devolverle… rápido… puedes correr? – de nuevo llame a Celeris para que me diera una mano y me ayudara a encontrar a Mine. Le extendí mi mano de nuevo a As – estoy haciendo lo correcto esta vez… hermano – y aunque me doliera abandonar lo que para mí era mi familia, porque realmente Joshua era como un padre, pero todo hijo en un momento debe despegar del nido y madurar, mi corazón seguía estando con aquella niña tonta de la que me enamore casi a primera vista, no podía evitar lo que sentía y si bien había estado dividido entre dos mundos, era hora que eligiera uno.

---------------------------------

Manipulo a Asclepio con su permiso y salimos del tema.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 556
Dracmas 1219

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.