AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Luz al final del tunel
Ayer a las 23:45 por Cyril

» Andreas II - Ficha
Ayer a las 20:32 por Andreas

» Registro matrimonios e hijos
Ayer a las 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos

» El gato busca rol~
Vie Dic 07 2018, 05:05 por Len Daishi

» Reencuentro
Vie Dic 07 2018, 04:59 por Len Daishi

» Sangre en la arena
Jue Dic 06 2018, 10:19 por Outis

» Petición de Ausencia
Miér Dic 05 2018, 20:29 por Cyril

» Below the Sea
Miér Dic 05 2018, 18:48 por Kilian Overo


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








Desastre

Ir abajo

Desastre

Mensaje por Kaien Cross el Vie Oct 12 2018, 22:26

Si ganas avanzas, las reglas de este juego son simples, al menos en lo que respecta a reglas claro está, pero que pasa si una pieza ya no quiere avanzar aunque gane, si quiere dar marcha atrás, darse la vuelta, cambiar de color o salirse del tablero? Que pasa con esa pieza que era clave en el juego? Deja el juego y desaparece, es traición a sus lealtades, es cazada y destruida si es necesario, pero no iba a pasarme eso a mí, aunque mi corazón lo deseara, siempre tenía un As bajo la manga, yo siempre ganaba aunque en mi mano tuviese todas las cartas para perder, no era débil, solo debía detenerme a pensar un segundo, podía jugar de cualquier pieza y en cualquier lugar, el maldito comodín, eso era… ya habia resuelto todo, habia visto a cada pieza en juego desde el cielo a través de los ojos de los cuervos, solo debía conectar bien todo para no fallar. Si aún no habia caído era porque Minerva confiaba en que podía lograr hacer lo imposible esa noche, ganar sin traicionar, salvarla sin matarla.

Apreté mis puños, cuando los golpes pasaron factura, la niebla era espesa, este lado de la ciudad estaba evacuada, solo mis pasos se escuchaban y el quejido de mi respiración agitada, la garganta se cerraba, golpee la armadura para liberar mi cuerpo de esta, mi mano fue directo a la costilla, jodido Comandante, sonreí molesto mientras apoyaba mi espalda contra la fresca pared de uno de los callejones donde me perdía, estaba lejos de la batalla principal, mi barco estaba destruido, no podía sacarlos a todos ahora, tampoco podía avanzar, carajo!

Mis manos temblaban mientras rebuscaban entre las telas del traje de cuero negro, no llevaba la capa así que todos los cintos que ataban las dagas estaban a la vista, ni parche, ni mascara, ni capucha, comenzaba a desesperarme por no encontrar el pequeño frasco, no podía haberse caído – respira… tranquilo… - me dije a mi mismo sentándome unos segundos, deje de buscar, deje de pensar, deje de ver a través de los ojos de los cuervos, deje que mi cuerpo se relajara, si seguía agitándome dejaría de respirar por completo y solo provocaría que la enfermedad se apoderara de mí, desde donde estaba, si miraba hacia arriba podía ver el castillo a lo lejos, la cúpula se alzaba con fuerza, así que ella debía de estar pendiente de todos sus caballeros.

Estas pendiente de mí? Seguramente estas lloriqueando como tonta, pensando si rendirte o no… mi amor, aún no rompo mis promesas…

Flexione le pierna para apoyar mi frente contra esta, sentía que el aire no regresaba, el sabor férreo de la sangre en mis labios indicaba que sangraba por dentro, solo unos segundos, en cuanto recuperara el aire, en cuanto me pusiera de pie de nuevo terminaría con todos – jo…der… - apreté los dientes, no contaba con ese tiempo, ni siquiera los segundos estaban a mi favor, tenía que alcanzar a Aoi, no podía dejar que se llevara a Adelheid con ella, Arikel y Lothar… los busque, deben llegar a Hades, ambos deberían estar suponiendo lo mismo que yo ahora, Ren y el idiota no aguantarían más. Yo solo no podía pelear con todos los dorados, tenía que sacar a mi Rey ahora de aquí, pero no habia barco, ni caballos, las salidas estaban cerradas, el escudo estaba en alto impidiendo que el Venganza no se reparara, si Minerva no nos dejaba escapar, solo quedaba defender a Joshua hasta que cayera o podía… esa era mi carta de triunfo.

Entonces sentí un cosmos que no habia sentido antes pero que reconocía a la perfección su esencia, los cuervos graznaron a mi alrededor – hijo de… tu madre… - lo habia visto, que él curara a Byron me quitaba toda la ventaja con la que contaba, que me hacía pensar que no se arrepentiría de haberme dejado ir victorioso, maldición Asclepio! volví a dejar de ver a través de los cuervos, me estaba agotando innecesariamente, tenía que ponerme de pie y retroceder, pero cuando intente hacerlo note lo mareado que estaba por la falta de aire, desabroche el cuello del atuendo desesperado como si eso fuese a devolverme el aire a los pulmones, punto débil, me habia dejado ganar, pero me habia golpeado justo donde podía venceré, me pregunte si él sabría la debilidad de todos los espectros como yo sabía la de todos los dorados, podía, Minersa se lo podría haber dicho con lo bocona que era, yo se lo habia dicho, ambos sabíamos todo del bando contrario por las dudas, no habia nada que no supiéramos del otro y lo que los rodeaba, otra de mis grandes hazañas, estaba seguro que ella no me traicionaría.

No lo haría? Porque… porque no te juzga y te regaña como nuestro señor?

Mis ojos se iban apagando, no! No podía quedar inconsciente, no iba a dejar que Garuda tomara mi cuerpo prestado, no la vestía, no podía moverme, por eso me la habia quitado por las dudas, el contrato era simple, ella me daba la fuerza que necesitaba para pelear contra todos mis enemigos y ella tomaba parte de mi alma, lo que significaba que cuando yo perdía la conciencia ella seguía peleando por mi como si fuera una marioneta y no era tan gentil, tenía un único fin, defender a Hades y si lo hacía ya no podría jugar esa carta de mi mazo, debía mantenerme despierto, tenía que salir de aquellos callejones cuanto antes, mantener la neblina, ver a través de las aves, volverme intangible, todo eso consumía energía que no podía desperdiciar ahora – ahh… ahh… …. – use la pared para hacer de apoyo e intente levantarme, mientras pasara solo una gota de aire, mientras tuviese un solo objetivo, mientras aún pudiese moverme, podía llegar a donde quería, tenía que seguir volando alto hasta terminar con esto.

Vamos a matarlos… porque no vamos a seguir jugando??




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Asclepio Karpusi el Vie Oct 12 2018, 22:50

Desde hacía rato que había dejado de atizar al pobre caballo de correr a sólo trotar. No tenía caso correr como desquiciado si no tenía idea de a donde ir. De vez en cuando se detenía a ayudar a alguien, heridas fáciles, las difíciles... Esperaba que... Que aguantarán lo suficiente. Ya estaba listo para volver a la caminata, incluso para caminar, porque ya estaba bastante adolorido por eso... Cuando un graznido llamó su atención. Que si tenía que ser sincero, no supo ni por qué lo hizo... Hasta que algo en su mente provocó que recordara...... Graznido...... Cuervos...... ¡Kaien!

Tomó al caballo y lo dirigió a donde estaban aquellos animales... Sólo esperaba que aquella idea fuera buena y útil y lo llevaran con su hermano. Dejó al animal amarrado en cierto lugar cunado vio que los escombros le impedían el paso, para continuar él su camino... En dado caso, esperaba no tener que encontrarse a Kai de frente, y si eso pasaba. . . Esperaba que... No lo fuera a matar.

-¡Kai!

Todo su plan de ser precavido y esas cosas terminó cuando vio a su hermano claramente lastimado sentado en el suelo, luchando por respirar. Ni siquiera lo pensó; a duras penas se percató que no hubiera nadie, para correr al lado de su hermanito, porque no importaba lo que pasara, Kaien Cross SIEMPRE sería querido hermano pequeño.

No le dio tiempo a nada, Asclepio se hincó a su lado y lo colocó sobre sus rodillas. Allí se dio cuenta de que era el asma lo que lo estaba matando. Y no lo pensó, es decir, si lo hizo por Byron, con más razón lo haría por Kai. Volvió a relajarse, porque alterado claramente no lograría nada, y después de un momento, dejó que su cosmo fluyera de nuevo, de su cuerpo al de su hermano. Nunca antes lo había usado para una enfermedad tal cual, pero... Como siempre, sabía bien, tenía la completa certeza de que podía ayudar a Kai. Aunque en esta ocasión, estuvo más consciente de lo que hacía. En su mente estuvo la imagen del cuerpo de su hermano, pero sin herida alguna; también estaba pensando en que tenía que "abrir" sus pulmones para que pudiera respirar.

No sabía si eso fuera la "explicación" que en dado caso necesitaba para usar y tener una lógica y sentido a su poder de curación, pero al menos sentía que estaba funcionando, o al menos, eso era lo que quería creer. 'Tienes que reaccionar... Aunque te tenga que dormir después... ¡pero tienes que reaccionar!' Y esperaba que cuando lo hiciera, pudieran hablar de forma tranquila. . . Sin mencionar, el poder hacerlo desistir de continuar luchando.




Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 173
Dracmas 600
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Kaien Cross el Vie Oct 12 2018, 23:53

La razón por la que busco ser fuerte, es más simple de lo que uno imagina, porque soy débil siempre lo fui, estoy enfermo, sufro por mi pasado, por eso busco superarme, por eso oculto mi desesperación tras máscaras, por eso me refugio en la rebeldía y el humor, porque ante cualquier duda o daño soy frágil, caigo, pero aprendí a levantarme aunque duela, logre hacerme fuerte para poder vencer a todo lo que me enfrento en pocos golpes, los justos para saber que saldré victorioso antes de caer y tener que volverme a levantar, para que nadie pudiese ver lo endeble que soy. Pero entonces… ella pudo ver a través de la máscara y fui un poco más fuerte que antes. Sabía que en algún momento eso me traería consecuencias pero estaba dispuesto a todo por ver tan solo un segundo sus ojos, aquellos que podían penetrar en mi desfallecida alma como ningún otro.

Haz lo que quieras, si puedes, porque todo se está viniendo abajo. Todo lo que siempre quise fuiste tú… nunca llegare al cielo, porque no sé cómo.

Pero puedo enviarte a ti, mi más preciado tesoro…


Los segundos palpitaban, cada uno en mi cuello con fuerza, cerrando con cada uno, un poco más mi garganta, debí haber defendido ese ataque, fue casualidad, quería creer… que el golpe fatal fue suerte de aquella leyenda dorada. Mi mente estaba entre la conciencia, están tan cerca de poder detener todo y ahora todo pendía de un hilo como al principio, entonces los graznidos hicieron que levantara la mano molesto, como si quisiese apartarlas, no era mi momento, no iba a dejar que anunciaran algo que aún no llegaba, pero solo me avisaban que alguien se acercaba, su voz hizo que sonriera de lado, maldito idiota… cuanto lo amaba, pero ahora lo odiaba, le había dado la oportunidad Byron de seguir cuando yo me había encargado de que se quedara allí un buen rato sin morir, no podía esperar a que todo terminara, no, eso iba en contra de como era ese maldito.

Abrí la boca para insultarlo pero de esta solo sangre y una sonrisa maldiciéndolo internamente, sentía como mis pulmones se llenaban de líquido, me estaba ahogando literalmente, por un segundo quise meterle cada arma de la armadura de libra en algún agujero a Byron, luego recordé que me había dado una buena oportunidad, pero no se me paso porque Asclepio se la había devuelto a él con creces y me había quitado a mí la ventaja, si estaba enojado, quise alcanzar su cuello pero ni siquiera mi mano enfundada con aquellos guantes negros lograron alcanzarlo, que desperdicio.

Necesito… más poder… necesito hacerme más fuerte, porque tengo que vencerlos a todos…

Mis manos se aferraron ahora a la ropa de Asclepio con fuerza mientras apoyaba mi frente en su pecho, era algo que hacíamos cuando era pequeño, si podía concentrarme en su respiración, imitarla, seguirla, podía normalizar la mía, pero entonces sentí de nuevo su cosmos, al menos el tonto había decidido usarlo para algo bueno al fin y no andar con sus tonterías de médico, teniendo el don y lo desperdiciaba, no, no por eso estaba menos enojado con él, es más cuando sentí que el aire volvía a mis pulmones tosí con fuerza, relamiendo mi propia sangre de mis labios al mismo tiempo que me tiraba sobre él tomándolo del cuello.

- Por qué nos estorbas?! Pensé que había sido claro la última vez, que te quedaras al margen, que no te cruzaras en mi camino… recuerdo haberte dicho que te mataría primero a ti para llegar a ella… - aproveche que estaba arriba para bloquear sus movimientos con el peso de mi propio cuerpo mientras tomaba del cinto alrededor de mi muslo una de las dagas. La levante para clavarla en su pecho, pero me detuve y el metal choco con fuerza contra los adoquines debajo nuestro – no eres muy inteligente hermano... – solté la daga y su cuello para que espirara – porque te metes siempre en el medio As… porque… - mis brazos rodearon su cuello mientras escondía mi rostro en su cuello como cuando éramos pequeños – te daré cinco minutos de ventaja por haberme sanado… pero cuando nos volvamos a cruzar prometo patearte hasta que quedes inconsciente para que ya no me estorbes… entiendes? – bese su mejilla antes de ponerme de pie y ofrecerle mi mano para levantarlo, quería que se fuera, que me dejara hacer lo que tenía que hacer – ahora me quedan los mismos dorados que antes por matar para llegar a ella… pensé que mi mensaje se había entendido con la colorada estúpida que vino buscarme (de la cual aún tengo el sabor de sus labios en los míos, al igual que su sangre) - negué con la cabeza mientras sonreí de lado con amargura, enserio había curado a Byron, maldita sea.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Asclepio Karpusi el Sáb Oct 13 2018, 01:00

No pudo evitar sonreír cuando sintió que se aferraba a su ropa. ¿Por qué no podían regresar a cuando justamente eran más chicos y Kai, aunque lo intentara ocultar, le daban miedo sus ataques? No es que le gustaba que le pasara eso por supuesto, pero de esa forma... Bueno, sentía que se unían más como hermanos, sobre todo cuando recién llegó con él y su madre. Que así podía demostrarle que podía confiar en él.

Y si se esperaba una respuesta agresiva de su parte... ¡Pero no esa! No se imaginó que quisiera ahorcarlo, y mucho menos que lo quisiera apuñalar, pero... Por alguna razón... No tuvo miedo. Simplemente se le quedó viendo de forma tranquila. Ciertamente no quería morir, pero... Sólo lo continuó viendo de forma tranquila. Aunque si agradeció para sus adentros que lo soltara, tosiendo un poco para recuperar el aire e incorporándose cuando lo hizo.

-¡Porque soy tu hermano Kaien, por eso! -Prácticamente nunca le gritaba, y mucho menos usaba su nombre completo... Pero ese momento lo ameritaba. -¡Me meto porque sabes bien que todo esto está mal! Aunque no me lo admitas, tú tampoco estás de acuerdo con esta estúpida invasión y no me vegas de que quieres matar a Minerva porque ambos sabemos que eso no es cierto. -No le sacaría a cuento que ya sabía que estaban casados. No tenía caso hacerlo, al menos en ese momento.-Aunque pelees, has salvado la vida de esos dos dorados, no los mataste, porque realmente no quieres hacerlo. . . Piensas que estás atrapado entre el deber y el amor. . . Pero con esas acciones, has tomado ya la decisión, aunque fuera de forma inconsciente. -Porque aunque le diga lo contrario, si en verdad estuviera siéndole 100% fiel a Hades, Jineth hubiera llegado muerta al Este, lo mismo estaría Byron. -Porque además ¿qué clase de forma estúpida de pelear contra Byron fue esa? Querías que te detuviera... ¡O mejor dicho que te matara! -Y ya sabía que le iba a salir con el "no puedo morir" y esas cosas pero, de todos modos. -¿Cómo crees que se hubiera sentido Minerva al ver aquel desenlace? Kai... Recapacita... Por favor... Al menos ya... No pelees ni para uno ni para otro bando. -Ya no le pedía que... tomara a Minerva y los dos se alejaran de una buen de aquel lugar... Pero al menos, alejarse de la batalla, dejar de estar así de dividido y dejar de lastimarse a sí mismo.

Al menos, Asclepio había expuesto sus argumentos... Esperaba su hermano recapacitara, entrara en razón. . . O al menos no lo golpeara... El médico no podía darse el lujo de quedar inconsciente, no en ese momento. La madurez tenía que caber en uno de los dos... Y como dudaba cayera en Kai... Tendría que emplearla él. En dado caso... No lo presionaría -más -. Tomaría esos "5 minutos" que le había dado para... para seguir cuidándole el trasero a su hermano al menos en la lejanía...




Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 173
Dracmas 600
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Kaien Cross el Sáb Oct 13 2018, 01:57

No me estaba entendiendo, moví mis dedos mirándolos, como si estuviese pensando en otra cosa, solo cuando me llamo por mi nombre completo escupiendo todo aquello como si no lo supiese ya de sobra, sus sermones, me los conocía de memoria, no era por des prestigiarlo, era buen medico se notaba en mi cuerpo, pero era pésimo para todo lo demás, aunque agradecía que estuviese siempre allí, entonces escuche de nuevo a los cuervos graznar en los tejados y echarse a vuelo, los cascos de unos caballos hicieron que me alertara y que lo tomara con fuerza haciéndolo meterse de nuevo en el callejón, aprisionándolo entre la pared y mi cuerpo, cubrí su boca con mi mano y le indique que se callara – no entiendes? Tengo que hacer esto solo… porque si no me van a matar… no pueden verme con el “enemigo” ya sé que no quiero hacerlo que crees que soy idiota? Cuando algo se me escapo de entre los dedos… - mentía había perdido a un buen amigo, tal vez perdiera a Garuda dentro de unos minutos, seguramente no podría volver a ver a Minerva después de decirle a Byron que la amaba.

- Crees que no entiendo todo lo que pasa? que soy ajeno a lo que yo mismo siento hermano? No puedo no pelear… no te das cuenta? Si dejara de pelear entonces Hades sabría que lo traicione… si peleo lo hago midiéndome para que parezca que estoy derrotando a todo el que se me cruza, eres ciego o qué?! – apreté con fuerza la tela de su ropa entre mis dedos – tengo que hacerlo solo… porque no quiero que te vean conmigo… no quiero que vean a nadie conmigo, crees que alguno de mis compañeros no le dirá a Hades que estoy con el enemigo si me ve? Ira corriendo! – apreté mis dientes cuando le di otro golpe contra la pared sin dejar de sostenerlo contra mí para que no se fuera a ningún – ya entendí… - me mordí el labio – sino te alejas me vas a obligar a golpearte hasta dejarte inconsciente… no puedes detenerme, ni ayudarme, ni estar a mi lado… nunca más… es el fin – tome con ambas manos su rostro y le di un beso en la frente como lo haría un hermano mayor al menor, solo que esta vez era al revés, me estaba despidiendo.

Entonces sentí mi propio corazón latir con fuerza, como cuando estaba cerca de ella y no el falso literalmente, mi rostro se volvió serio, Minerva estaba cerca? Mire hacia atrás pero su cosmos seguía estando en el castillo, entonces mire con cuidado a Asclepio sospechando lo peor, mis manos empezaron a revisarlo apresurado hasta dar con lo que buscaba – aghhhhh!!! – di un puñetazo a la pared haciendo que esta se desquebrajara – no… cómo pudiste… - di unos pasos hacia atrás mirándolo por primera vez con decepción por primera vez. Mire hacia un lado molesto sin saber qué hacer, si él lo tenía Minerva le había contado nuestro secreto, porque ella misma no podía detenerme como había prometido lo mandaba a mi hermano – cobarde… - mi cosmos negro volvió a encenderse alrededor de mi cuerpo haciendo que Garuda volviera a vestirme, dañada como su amo, dispuesta a todo – matare a cada uno de tus compañeros… de sus seres queridos… le daré la victoria a mi rey… - olvide todo lo que Byron había dicho, yo no había traicionado a nadie, estaba haciendo todo porque nadie muriera, por no romper mi lealtad con Joshua, ni mermar mi amor por Minerva, por salvar a mis compañeros aunque perdiera a mi amigo, lo estaba dando todo lo mejor posible, aun si eso significaba mentir, pisar mis propios valores, cumplir promesas idiotas – retiro mi promesa, no necesito matarte para terminar con ella… - di otro paso atrás y las plumas de las alas de la armadura se dispararon rodeando los pies de Asclepio advirtiendo que si daba un paso más terminaría con él – dame eso… ahora mismo… es mío… me pertenece!! – el segundo disparo fue directo a sus lados ardiendo en llamas negras – sabes que… me empieza a joder un poco todo este asunto… no te preocupes le diré a mamá que luchaste como un héroe en el campo de batalla, llorara unos cuantos meses por ti… luego se le pasara… - mis ojos eran inexpresivos, ahora buscaba vengarme.

Me sentía bien, estaba recuperado, me sentía vivo pero lleno de odio, no iba a dejarle que me explicara una mierda, no quería escucharlo, ya no lloraría, ni pelearía buscando detenerme para no lastimar, Joshua tenía razón después de todo, la desesperación por complacer a todos se había apoderado de mi alma, era esta la que no me dejaba ver con claridad, yo había mentido diciendo que jugaba con ella para que no la lastimaran, le había contado todas las debilidades, había abierto mi corazón, no, se lo había dado… ahora nos estaban venciendo uno por uno, que me aseguraba que no fuese ella la que había estado jugando conmigo todo este tiempo, después de todo no era la diosa de la guerra y la estrategia? Que tonto había sido, sonreí de lado apretando los dientes de nuevo, no… yo la amo, la amo demasiado… pero me sentía traicionado en este momento, furioso.

Arrasar el este… él y yo había sido el plan desde el inicio, hacerme más fuerte también, todo a mi maldito alrededor parecía empujarme, ponerme a prueba a cada paso que daba – entrégame eso… y a cambio dejare vivo solo a uno del reino del este… elige ahora sabiamente y te juro si me vienes CON UN PUTO SERMÓN DE NUEVO TE DESTROZO AQUÍ MISMO!!! – las alas se volvieron a abrir cargadas de cosmos negros, furiosas, radiantes, Garuda estaba en su esplendor porque su Juez se había vuelto fuerte, estaba enojado, lo movía el único sentimiento que más amaba, la venganza – los segundos corren… no me hagas repetirlo ni arrepentirme de lo que te ofrezco… - era serio, cruel como nunca antes, las garras de la armadura brillaban, se alargaban y se cargaban con fuego.

Entonces varios guardias aparecieron llamados por el alboroto, de un lado mi hermano, encerrado en un callejón sin salida, en el medio yo, a mis espaldas todos los soldados apuntando sus armas, volvamos al medio, mi mirada sobria, mi sonrisa anunciaba muerte y crueldad, chasquee los dedos a mi lado, solo pequeños destellos se vieron en el aire, nada más, detrás mío cada soldado tenía una pluma clavada que libero descargas eléctricas tan fuertes que comenzaron a quemar los cuerpos, el olor a carne quemada invadió el callejón – no me lo hagas repetir de nuevo… ASCLEPIO!!!! – yo soy el más digno de sus espectros – quédate tranquilo… también acabare con los míos… nadie saldrá con vida esta noche del Este… todas y cada una de las almas serán juzgadas por mi – solté una risa mientras le extendía la mano para que me diera el cofre que estaba ocultando entre su ropa, no era tonto, pensaba que no iba a darme cuenta que mi propio corazón estaba latiendo a mi lado?

Todo lo que había planeado, todas las cartas que iba a usar las estaba quemando en el fondo de mi ahora oscura alma, iba a destruirlos a todos, Adelheid lo había dicho, los dioses no son nada, somos nosotros los que les dejamos ser lo que son, acabaría con ellos, con cada uno de los cuatro reyes y sus caballeros, ningún dios merecía el trono, ningún dios merecía nada. Todos se podían meter sus discursos de benevolencia, piedad, paz y amor por sus divinos culos, tal vez... aquella oscura sombra tenia razón, lo único que podía hacer era vengarme, destruir y dejar de sentir por los demás. A mi dios le daba igual todo mientras yo ganara para él, a la que amaba le daba lo mismo entregarle lo más preciado a otro, a mi hermano le daba igual usar ese recurso en mi contra cuando era ella la que había prometido detenerme así si llegaba hasta ella, mi verdadero hermano? ni siquiera le importaba si estaba vivo o no, mi amigo? en vez de estar a mi lado se iba porque en vez de enfrentarme a mi rey había agachado la mirada, se podían ir todos a la mierda era yo los que los iba a juzgar a todos.

Uno por uno... me los voy a devorar...




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Asclepio Karpusi el Sáb Oct 13 2018, 23:42

¿por qué era que cada vez que quería hacer algo bien... Simplemente no podía lograrlo? ¿Y por qué demonios era que por más que lo intentaba hacer con su familia, lograba hacer exactamente lo contrario? Por dentro, Asclepio estaba totalmente desesperado, aunque por fuera, su semblante no cambiara y siguiera tranquilo... A pesar de todo.

Por más que Kai dijera que tenía que hacer eso solo, Asclepio estaba en total desacuerdo. De acuerdo, tal vez literalmente no podía acompañarlo, pero no tenía por qué estar sufriendo de esa forma. Tarde o temprano todos esos sentimientos te destrozarían, y lo que lograrías es que, para ser "inmune" a ellos, te volverías indiferente, y eso era lo que no quería con su hermano.

Pero todo se le hizo más complicado cuando Kai se dio cuenta que tenía su corazón. ¿Ahora si, qué haría? Si se lo daba... entonces simplemente todo estaría perdido. Lo de menos es que lo matara, eso realmente no le importaba, Sólo que en dado caso... Tenía que regresarle el corazón a Minerva... porque además... Eso era otra cosa que había logrado... Problemas entre ellos y era lo último que quería hacer. Eso afectó un poco su humor, pero sin duda lo que lo afectó más... Es que Kai... su hermano, su hermanito... Creyera que haría algo para lastimarlo. Eso si... hizo que el médico ladeara un poco su rostro y su rostro demostrara... Verdadera tristeza...

- . . . . . . ¿De verdad crees... Que haría algo para hacerte daño? ¿Después de... De todo? -Le gustaría creer que escuchaba algo de lo que le estaba diciendo... Pero.. ya sabía su respuesta. -Minerva me lo confió y yo se lo pedí porque ambos sabíamos que estabas peleando contra Byron. Ella no quería que tuvieras una carga más en tu consciencia... Y yo no quería que él te matara. Pero sabía que no me harías caso... 'Como ahora...' pero se abstuvo de ese comentario.

No pudo evitar reprimir el disgusto al ver cómo... Mataba a esos inocentes soldados. Tuvo que tragarse de nuevo el sabor amargo que le llegó a la garganta, y respirar un par de veces antes de recuperar la compostura. Eso era lo que odiaba de los adolescentes... que tuvieran esos desplantes tan... estúpidos que tenían, como si sólo ellos... Fueran los únicos importantes en este mundo.

-Deja de actuar como un "macho alfa" defendiendo territorio, porque no te tengo miedo... -Irguiéndose, no para "amedrentar" a Kaien ni mucho menos, sino para darse valor él mismo. -Si confiaras en las personas que te amamos, si nos compartieras tus planes, si dejarás atrás esa... obsesión que tienes con "ser fuerte" tal vez esto no hubiera pasado, tal vez hubiéramos logrado concebir un plan ¡Juntos! Estás tan desesperado por ser un adulto, pero sigues actuando como un niño pequeño. -Esto último se lo dijo ya bastante cerca de él. No le gustaban sus sermones... Pero si lo escuchara de vez en cuando, Asclepio no se lo tendría que haber repetido tantas veces....

No quería... Pero como dijo, no podía dejar que Kai tuviera su corazón de regreso, así que apostó por su última -y prácticamente única -carta. Es decir, si había funcionado con Aidan, que también estaba molesto, ¿por qué no con Kai? Además, estaba más cerca... Ya había usado su cosmo dos veces ese día, así que le fue relativamente fácil invocarlo, haciendo eso primero, antes de abrazar a Kai, llevando una de sus manos a los ojos de su hermano, volviendo a hacer lo mismo que hizo con Aidan, concentrarse sólo en él, concentrando su cosmo en su cerebro para calmarlo, para tranquilizarlo. Si podía dormirlo, qué mejor para él, pero si no, con tal de que le diera el tiempo suficiente para... Para poder alejarse, estaría. . . Estaría bien...

habilidad:
Sanación: su cosmos puede generar una especie de antídoto o anestésico dependiendo la situación y gravedad de la herida, pudiendo calmar los peores dolores o frenar el veneno de una picadura de algún animal o ataque.




Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 173
Dracmas 600
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Kaien Cross el Lun Oct 15 2018, 15:36

- A veces ciento que no te das cuenta lo mucho que me ofendes… - sentencie con seriedad mientras lo veía, analizando su estado. Era increíble como su afán por cuidarme lo cegaba de lo que podía o no hacer, creyendo que aquel que tenía en frente era un idiota – después de todo dices… como si esperaras que te regresara un favor muy grande echo hace tiempo, salvarme fue un favor para ti? Cállate As, siempre te has embarrado solo en tus discursos cuando desesperas – lo quería demasiado como para dejarlo decir alguna estupidez de la que se arrepintiera, había crecido, más de lo que él imaginaba, si tenía razón en miles de cosas, no estaba de acuerdo con nada de esto y si desesperaba era porque en ese momento no había visto una salida o muchas cosas me abrumaban, pero ahora tenía un poco más claras las cosas, esa era la diferencia entre el yo de la playa y el yo ahora. El comandante me había abiertos los ojos, si pero mi hermano me había mostrado que tal vez no era como yo creía.

Tal vez si confiaras un poco más en los que te quieren…
Por qué? Si ellos tampoco confían en ti…
Temen lo que eres capaz de hacer…

Sonreí de lado cuando cerró la boca cuando mate a los guardias, era increíble como las palabras de muchos que me conocían, a los que amaba u odiaba, se iban uniendo en mi cabeza, como si resonaran, uniendo las piezas, encontrándole significado a cada una de esas palabras emitidas al aire – no quiero lastimarte… - murmure cuando él se dio valor gritando tonterías que ignore, no tenía idea de lo que estaba pasando a su alrededor – dejaras que la vida siga su curso… no eres un dios, no puedes salvarlos a todos, no sabes pelear, no eres valiente… no vez más allá de lo que tienes en frente – los cuervos volvieron a graznar echándose a volar, advirtiendo que debía cerrar la boca porque sentían algo que yo no podía ver ahora mismo – si confiaras un poco… no estaríamos aquí los dos… pudiste haberme hecho caso desde el principio, pero decidiste no confiar en mí tampoco porque… “soy un adolecente idiota” según tú? – dije eso sonriendo dejando que se acercara, ya lo conocía, sabía lo que iba a intentar hacer, pero solo lo dejaba acercarse por un único motivo.

Lo rodee con fuerza con un solo brazo mientras mi cuerpo se iba rodeando de un espeso humo negro – creo que deberías saber que eso… no funcionaba en tu mesa de operaciones, tampoco funcionara ahora… - mis labios se pegaron a su mejilla izquierda y deje un beso antes de golpearlo directamente en el estómago con la fuerza suficiente para dejarlo sin aire un buen rato, mis dedos tomaron aquel cofre, pura habilidad de ladrón y lo sumergieron en la oscuridad que rodeaba mi cuerpo, la que pronto se dejó ver como la armadura de Garuda. Deje a mi hermano adolorido dando un paso atrás – no confió en los que no confían en mí… pórtate bien y dile a mamá que la quiero, claro está si decides por fin ir a verla en vez de esconderte aquí como cobarde, no pretendas ser un héroe… nadie lo es en la guerra – sonreí mientras mi cuerpo se iba haciendo humo y se perdía con la neblina y el corazón que regresaba a mí. Podía no tener la llave, por lo que haría que lo ocultaría para siempre en donde nadie más pudiese alcanzarlo.

Muy a pesar de todo, con el transcurso de la sangrienta noche cada uno iba demostrando como jugaría en este juego, Byron podía haber sido un increíble caballero, sus palabras tal vez podrían haber logrado alcanzarme, pero ahora re afirmaba nuestros roles, él salva… yo destruyo, ambos para proteger, para hacer justicia, para juzgar de la mejor manera a criterio de nuestra propia balanza. Si quería llorar, lo admitía, había perdido a mi mejor amigo por no levantar la cabeza antes Joshua, no quería ser un devoto loco que aceptaba las palabras de su rey sin juzgarlo, no era así, tampoco estaba contento con la decisión de Minerva, me dolía terriblemente el pecho ahora de saber que ella no sería capaz de cumplir su promesa de frenarme con sus propias manos, mandando a mi propio hermano a hacer esa tarea, si le pesaba porque me había aceptado? Apretaba mis puños mientras recorría a través de la neblina las calles de Grecia, solo iba a detener la guerra como había prometido por eso los cuervos volvían a volar por los cielos.

Desearía poder detener el tiempo en la noche que la conocí… desearía no haber vuelto al Este luego de eso… es caprichoso, nadie puede atraparlo.

- Lo siento… - la disculpa era para tantos y al mismo tiempo para nadie.

--------------------------------------

Nos vemos en Disney!! muuuah xD




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Asclepio Karpusi el Lun Oct 22 2018, 15:38

No era un dios... No era un guerrero... Definitivamente no era un héroe... Simplemente... No era... "nada..." Lo sabía desde que era un niño, lo sabía desde siempre... Y aún así, intentaba no... No pensar en eso, pero ahora, en este momento en particular.... la realidad lo había alcanzado y al fin le había dado un golpe... Literalmente.

Por supuesto que cayó al suelo, tratando de tomar aire, tosiendo nada más sentir el puñetazo, haciendo aún esfuerzos estúpidos al tratar de evitar que Kai se llevara el cofre, cosa que evidentemente no logró. Se quedó allí... sin moverse, sin hacer nada, sin pensar en nada... O al menos eso es lo que intentaba... Simplemente estaba pensando en el fracaso más grande de su vida... Cuando más lo necesitó, no pudo ayudar a su hermano... Y ciertamente, eso era lo que más le dolía... Las palabras que Kai usó con él. ¿Regresarle un favor? ¿Qué favor sería ese? Asclepio quería regresar, si pero el tiempo... A cuando estaban ellos dos, aún viviendo con su madre, siendo realmente felices, y estando tranquilos... Sin problemas de ningún tipo...

Mentalmente, estaba pidiendo perdón a gritos, porque no tenía ni ganas de hablar. Primero a su madre... Por todos los problemas, las molestias, las habladurías en insultos, de los que seguramente fue víctima cuando se embarazó e él. Nunca en su vida le dijo nada al respecto... Pero Asclepio sabía bien que... Que había sido un estorbo en la vida de su madre, si no hubiera nacido... Ella tal vez hubiera encontrado a un buen hombre que la quisiera, y hubiera formado un bella familia a su lado...

Le pedía perdón a Kai, porque desde que lo conoció, le había dicho que siempre lo cuidaría, que para eso él era su hermano mayor, y que siempre podía confiar en él... Y cuando llegó ese momento, había fallado de la forma más miserable que alguien se hubiera imaginado. Si un médico no puede salvar a su propia familia entonces... ¿para qué sirve?

Le pedía perdón a Minerva, porque ella le había confiado su tesoro más grande y lo había perdido como fuera "cualquier cosa." ¿Con qué cara podría presentarse ante ella y decirle que Kai era quien tenía su corazón? No era su intención, nunca lo fue... Pero ahora se había metido en su relación y además seguro había provocado un GRAN problema entre ellos... Valiente hermano y cuñado que era...

Agradecía estar en un lugar solitario, porque así nadie podía ver las lágrimas que escapaban de sus ojos. De todos modos, el resto del mundo tenía cosas mucho más importantes en qué pensar y en qué preocuparse... No es que... Asclepio le hiciera falta a nadie en estos momentos...




Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 173
Dracmas 600
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Arikel el Miér Oct 24 2018, 12:54

Pero alguien si podía ver, o más bien sentir, sus lágrimas... Quizás ya las últimas de esa noche ya que había llegado unos minutos más tarde. Había llegado por la orden de Joshua, siguiendo el pequeño trazo de cosmos que le había indicado. Había sido difícil, debía concentrarse bastante, ya que el jovencito parecía más un civil que un usuario.

- Pobre jovencito... ¿Te han roto el corazón? - Preguntó con suavidad una voz femenina, como si acabara de ronronear, pero no de forma tierna o agradable, sino con malicia como si un tigre hubiera encontrado a su presa. Hoy no era una buena noche y debía contentarse de alguna manera.

No portaba armadura, solamente la licra negra pegada al cuerpo aunque rota de muchos lados. Ya no sangraba y sus heridas estaban cerradas pero las marcas de la pelea y la sangre seca seguían ahí, a primera vista ya que su surplice había regresado al Oeste en sus heridas, conservando solamente sus guantes de púas.

Se acercó a Asclepio y lo "miró" desde arriba, con sus ojos dorados pero ciegos, delineados por su cabello rubio revuelto. Estaba tan pálida como si la muerte la hubiera alcanzado... Sonrió ampliamente, mientras su rostro demostraba una crueldad casi psicótica. - Debes considerarte afortunado que el señor del Inframundo y amo del Oeste ha requerido de tu pequeña presencia.

Dicho ésto se inclinó para tomar a Asclepio desde la ropa, específicamente del cuello de la túnica por la parte de atrás, como si fuera un cachorro de gato. Para ella no pesaba nada ni requería ningún esfuerzo extra. - Más te vale no hacer nada extraño o te comeré vivo... - Y por supuesto que no era broma.

Con una rápidez inusual, sin permitir que el jovencito hiciera ningún movimiento sospechoso, lo giró y le metió un buen golpe en la nuca para desmayarlo sin causarle más daño que el dolor del mismo. Si nada más sucedía se lo echaría al hombro para regresar al barco o lo que quedaba de éste, cumpliendo la orden.

Escuchaba cuervos alrededor. Sus aleteos insesantes y el chasquido de sus picos... ¿Era casualidad o Kaien estaba ahí, vigilando? ¿Era por ella o mantenía algún interés en el joven? No podía saberlo.


------

Salgo con Asc a menos que quiera hacer algo :9



Arikea & Arikel

I see the angels
I'll lead them to your door
There's no escape now
No mercy no more


Mira mi caballito:
avatar
Arikel
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 258
Dracmas 479
Fecha de inscripción : 11/04/2016
Localización : Heinstein

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desastre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.