AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Luz al final del tunel
Ayer a las 23:45 por Cyril

» Andreas II - Ficha
Ayer a las 20:32 por Andreas

» Registro matrimonios e hijos
Ayer a las 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos

» El gato busca rol~
Vie Dic 07 2018, 05:05 por Len Daishi

» Reencuentro
Vie Dic 07 2018, 04:59 por Len Daishi

» Sangre en la arena
Jue Dic 06 2018, 10:19 por Outis

» Petición de Ausencia
Miér Dic 05 2018, 20:29 por Cyril

» Below the Sea
Miér Dic 05 2018, 18:48 por Kilian Overo


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








The thing that should not be [flashback]

Ir abajo

The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Jue Oct 11 2018, 14:40

Sumido en profundo pensar me encontraba, meditando silencioso, cuando de forma inesperada me asaltó una peculiar sensación de desasosiego… memorias de un pasado más o menos distante que inoportunas me hicieron volver mentalmente a mis orígenes, a cuando no tenía que ocultarme del sol pues desde el cielo me amparaban las nubes grisáceas de mi tierra natal.

Fue en esos tiempos que malicioso el destino solía tentar a mi inhumanidad con insondable corrupción; el momento en que conocí a aquel hombre cuya esencia nada tenía que envidiarle a la mía propia.

Cross…

Un susurro y nada más; ello fue suficiente llevar categóricamente mi pensar a donde el peculiar interés comenzó…aquello que no debía haber sido.

Volvamos pues en el tiempo.


Allende la llovizna el sol agonizaba, nunca fuerte, tiñendo de suave naranja la parte baja en algunas de las tormentosas nubes; el aire frio hacía cabriolas y silbaba, aunque no pocos se atreverían a decir que el peculiar sonido en el ambiente era más bien causado por fugitivas almas en pena, al fin y al cabo el Oeste, se rumoreaba, era hogar del más siniestro entre los cuatro reyes.

Sin embargo yo me sentía a gusto no solo por haber nacido ahí, sino también porque solo entre sombras y rincones mórbidos mi alma podía reposar; mi piel no extrañaba las caricias del sol, en cambio las aborrecía toda vez que coincidíamos, y mis ojos encarnados podían ver mejor ya que nadie me veía a mí. Lo que siempre me agradó del reino de poniente era que se asemejaba a una enorme madriguera.

Caminaba y no sin prisa, revestido por una túnica del mismo color que mi alma; ávido de ocultarme pese a lo antes dicho puesto que mí legado más notable era consecuencia de un crimen. Si alguien no propicio me llegaba a notar, muy seguramente sería mi fin…y todavía existían muchas cosas que quería hacer, que debía experimentar.

Cerca del anochecer mis andanzas dieron fruto, pues con el erebo saludando desde el horizonte fui capaz de distinguir la silueta de una comunidad pequeña pero llamativa, casas rurales cuya forma se recortaba impasible contra el firmamento. Apenas unos días antes hubiera repulsado la idea que entonces pasó por mi mente, no obstante más maduro y despierto que otrora, en el tentativo presente atiné solamente a sonreír; con tan poca ostentosidad seguramente la seguridad estaría mellada, si es que había alguna, así que los pobladores del bucólico lugar fácilmente podrían ser elegidos para encontrar un destino más sublime que solo esperar hasta envejecer para poder morir.

Habían de saciar mi latosa sed, volverse combustible de mi esencia y fuente de mi conocimiento.

Así es, yo que debería pasar por santo no soy distinto en esencia a un monstruo terrible, y en aquellas noches cuando ni la oscuridad era lo suficientemente negra mis impulsos corrían rampantes.

Por ello no dude en abalanzarme sobre el páramo de humanos, cubierto en sobrenatural negrura, dejando que de mi boca asomaran los colmillos aumentados cuyo solo objetivo de existir era el atravesar piel incauta.

De mi atroz crimen solo la noche sería testigo… o eso pensé.
avatar
Roel

Mensajes 17
Dracmas 145
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Kaien Cross el Vie Oct 12 2018, 12:37

La pequeña dama que practicaba en el órgano de la catedral había dejado del instrumento hacía apenas unos minutos, su rutina era exacta, treinta minutos antes de que las puertas de la gran iglesia se cerraran hasta la mañana siguiente, ella dejaba el lugar ahogándolo en silencio, treinta minutos después llegaría el revoltoso encargado que haría campana sonar la campana marcando las siete de la tarde, en esta época del año el sol desaparecía más rápido para pasar más tiempo con su amante, la cual tardaría en asomarse y por esa razón todo permanecería muy oscuro hasta pasadas la hora en que se asomara tímida. Estaba sentado en una esquina abrazado por la penumbra del campanario, dejaba que las aves que revoloteaban el Oeste me mostraran todo desde los cielos mientras parecía que descansaba. El chico nunca notaba que lo observaba desde allí, venia lo más rápido posible a hacer sonar la campana y se iba tan rápido como venía para seguir con sus travesuras, era un buen chico, creía que lo regañaban demasiado y por eso su rebeldía, sin contar que esperaba así poder alcanzar a la dama del órgano que había partido treinta minutos antes.

Tantas veces había visto esa escena que la sabia de memoria y como esta, tantas otras observaba, nada se me escapaba, por eso cuando alguien cometía un crimen sabían que pronto les llegaría la hora, pero no siempre era yo el que me encargaba, de echo rara vez lo hacía, para eso estaban los guardias. Aun así, pocos en la capital del Oeste eran ajenos al nombre del cuervo, el que vestía solo de negro y portaba siempre una máscara sobre el rostro de un ave, rara vez solía mostrar mi rostro a no ser claro que quisiese dar una buena impresión, la realidad es que había comenzado solo como una forma de ocultar la pálida piel enferma del sol para que este no la alcanzara, pero la gente comenzó a temerle y entonces de noche también la llevaba en mis guardias. Imitando en parte al hombre que admiraba, serbia y le era leal, no era que el rey portara una máscara, no, pero mantenía al pueblo en paz en base al miedo y era efectivo, los crímenes eran menos, las personas por miedo se comportaban y respetaban al otro, porque sabían que de lo contrario sus vidas terminarían.

Sin embargo retomando en el punto de que nada se me escapaba y que rara vez me encargaba de algún asunto, algo se me estaba escapando hacía ya varias noches y era momento de que me encargara, así que cuando la campana dejo de sonar solo dejando un suave eco en aquellas paredes de piedra, salí de mi escondite porque había encontrado a mi objetivo, al que esta noche llamaría “mi presa”, mis dedos cubiertos por unos guantes igual de negros que todo el traje que llevaba de la guardia del Oeste, buscaron la capucha que cubrió más tarde mi cabeza, ocultando también los cabellos morados y subiendo al marco de uno de los arcos del campanario mire en una única dirección, dejándome caer al aire con tranquilidad mientras el cuerpo se iba disolviendo, transformándose en una espesa niebla que recorrió los corredores húmedos y oscuros de la ciudad, hasta llegar al establo de una de las tantas entradas.

A caballo no me tomaría mucho tiempo llegar, había calculado el tiempo tan minucioso como la dama del órgano al terminar su práctica, no había guardias en esta área, solo estaban en la capital así que mi objetivo había decidido ir a un lugar donde no podía ser cazado, pero mis ojos se habían posado en él hacia un tiempo, solo que me había costado más de lo que me habría gustado encontrarlo, porque desaparecía más rápido de lo que llegaba a alcanzarlo, esta vez no lo dejaría cobrar otra víctima esta vez – esta noche no, ya eres mío… - murmure al encontrarlo, lanzando una daga a sus pies, había llegado tarde. Me molestaba que algo se me escapara y él se había burlado más de una vez, alguien que deja un rastro de sangre a su andar no se me podía escapar y sin embargo lo había logrado en más de una ocasión, pero no está.

- Creías que ibas a poder seguir mucho tiempo más escapando? – mi voz sonaba ronca y dura tras la máscara, en realidad era puro acto, me encantaba llamar la atención, hacer de algo pequeño el más magnífico espectáculo, como buen bufón que era del rey siembre debía ofrecer un magnifico despliegue de mis habilidades, el comodín que podía ser usado en cualquier situación, pero al mismo tiempo todos temían cuando aparecía porque el que podía hacer reír también podía matar y terminar el show cuando él lo deseara y ahora el telón se cerraría para aquel monstruo – si buscaras un solo ser que te diera lo que necesitas en vez de cazar, tal vez no estaríamos aquí reunidos… - entonces me quite la máscara dejando ver mi rostro, dejando que el ojo de Garuda también juzgara este momento - tenemos dos opciones, te entregas... te mato... o corres, te alcanzo y te mato... - hablaba con pausa, sin prisa, di un paso al frente, iniciando con este el andar hacia él, con calma, nunca estaba nervioso o algo, siempre transmitía confianza, nunca titubeaba, estaba siempre seguro de que no fallaba y que nadie podía vencerme.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Vie Oct 12 2018, 20:28

No falto de sorpresa me detuve obligado por la voz del ominoso ente, sombrío emisario de los cielos…de la corona. Solo un necio no reconocería aquella máscara monstruosa, no obstante cuando pude distinguir lo que había más allá de su fachada quedé estupefacto…

El necio fui yo, por haber pensado que podía librarme de la mirada furtiva del extraño ojo.

Sin embargo más allá de su amenaza el ave de presa espetó algo interesante… ¿acaso sabía lo que me aquejaba?¨, ¿podía entender mi sed? Su palidez solo alertó a mis sospechas…

O podrías explicarme porqué he de temer a la muerte, yo que de forma natural no podría ser nunca alcanzado por ella… — suspiré con cierta pesadez, inexpresivo en mi rostro pese al avance implacable de la amenazante figura — a menos que pretendas facilitarme las cosas y yo te haya juzgado mal — entonces avancé libre de animosidad pero también de miedo, incrédulo más que nervioso, como si fuera un infante queriendo probar los alcances de todo un nuevo mundo — ¿eres verdugo, salvador, o…?

Ahora quizás me arrepiento de haber sido así de ignaro, pero es que durante mis primeros andares como criatura de la noche era muy complicado el solo hecho de distinguir más allá de mis narices; así que sin pensarlo terminé justo en frente del ápex de la zona.

¿…o una sombra de lo que solía ser humano? — finalmente me atreví a preguntar, clavando en el susodicho mis densos ojos escarlata con la agudeza de proverbiales dagas, más sin embargo solo al estar tan cerca de aquel pude notar que, fuese lo que fuese, seguía perteneciendo al reino humano…

Fue el olor a sangre fresca en él, sin duda distinto a los rastros de otras vidas que de mi pendían.

Entonces retrocedí un poco, comenzando a entender mi error, no obstante la dimensión del mismo todavía pertenecía a un plano inadvertido; por otro lado, el interés despertado en mí por el visitante nocturno seguía siendo ostensible.

Parece que he hablado de más… — divertido llevé los dedos hacia mis labios, imitando el gesto humano de sellar la boca, acto seguido un breve retroceso en mi avance me colocó en terreno de sombras, vía perfecta para fundirme y hacerme uno con la joven noche; no es que me volviera más fuerte o imponente…solo me disolví como uno más entre el mar de penumbras.
avatar
Roel

Mensajes 17
Dracmas 145
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Kaien Cross el Mar Oct 23 2018, 11:46

Lo observaba directamente a los ojos, sin preocuparme, sabía que si en algún momento me moría accidentalmente Joshua se encargaría de traerme de regreso, pero eso significaba perder recuerdos, sentimientos… humanidad. De entre las filas de Hades era el único que no había muerto y pretendía que así siguiera mi situación, pero no por eso me limitaba o actuaba con cautela, eso era para cobardes, aunque le temiera morir y despertar de la peor forma no me provocaba el suficiente terror como para detenerme o ser un tarado a la hora de actuar, de esos que piensan luego, como a las dos semanas, luego de mandarse como loco al peligro y si, podía aparentar también que no le daba importancia y minimizaba todo a mi alrededor, pero lo que tenía en frente no era humano, era peligroso e incluso si quisiera también me costaría enfrentarlo en su verdadera naturaleza.

No era ignorante, sabia más de lo que aparentaba, tampoco era tonto, provocarlo era peligroso siempre y cuando no titubeara y demostrara un hilo de debilidad, así que cuando se adelantó para intimidar no deje de avanzar avasallando su propio avance, sonreí de lado cuando retrocedió, no le contestaba, solo lo miraba, tal vez si me ponía en modo “Kaien” a fanfarronear sobre lo genial que era encontraba en esas palabras algo que usar en mi contra, así que solo avance sosteniendo mejor la daga entre mis dedos, haciéndola bailar entre estos de vez en cuando como un pequeño juego. – disculpa sino te creo, un ser que anhela la vida robando otras para sentirse “vivo” mmmm dudo que no le tema a la muerte, a no ser que estés cansado de tu existencia efímera y sin sentido, monótona y quieras que termine por ti ese sufrimiento, entonces te creeré que no le temes… - hable de nuevo con calma, la tierra olía a humedad, advirtiendo que en el pasar de las horas comenzaría a llorar.

- No me mal intérpretes, esos títulos suenan genial, pero no soy ninguno de esas cosas para ti… digamos que eres como una molestia que me da trabajo extra – en mi interior las cosas eran diferentes, los pensamientos y sentimientos eran profundos, más intrincados, mil veces más enredados y difíciles de entender, pero lo que exteriorizaba o más bien el personaje que interpretaba para los demás era el de un bufón que no vestía colores, pero que pretendía hacer reír, ser simple y al que no tomaban en cuenta jamás como alguien serio o de confiar. Era un fetiche, me gustaba ver en los rostros de mis victimas su sorpresa al descubrir lo tontos que habían sido al confiar en que el cuervo que tenían frente a ellos no era capaz de arrancarles más que simplemente los ojos, ver en sus ojos el error de subestimar al tonto creído.

- Soy humano… y al mismo tiempo no lo soy… estoy entre los dos mundos, no podrías comprenderlo, aquí todos pertenecen a uno… o estas vivo o estás muerto – esa era la diferencia en mí, no existía un límite entre una cosa y otra en mi existencia, a veces era complicado entenderlo y sobrellevarlo, no pertenecía a ningún lado y al mismo tiempo estaba en todos, era joven, estaba seguro que con el pasar de los años esa dualidad eterna me comenzaría a pesar bien o mal, pero lo haría al final – ni lo pienses… - parece que yo era el que había hablado de más entreteniéndome demás en mis pendejadas en vez de advertir que retrocedía hacia las sombras – hijo de perra – que tonto, estaba retrocediendo a las sombras, ahora iba a tener que cazarlo, atraparlo y matarlo, supongo que había elegido la segunda opción.

Me adelante al callejón, podía usar alguna de mis tantas habilidades para hacerlo salir pero no sería tan divertido o sí? Y allí en medio de la oscuridad que regalaba las paredes del callejón me quite el guante de la mano izquierda, provocando un corte en la palma, guarde la daga en el cinto de mi pierna mientras cerraba el puño apretando, levantándolo un poco para que la sangre escurriera por mi muñeca, tenía dos motivos por el cual me había provocado esa herida, primero para hacerlo salir a la antigua, segundo, necesitaba mi propia sangre para usarla como arma en caso de que el incauto animalito saliera – sal… sal que te voy a encontrar… - avance lo suficiente en la penumbra como para darme cuenta que ese callejón además de largo, no tenia salida.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Mar Oct 23 2018, 18:42

Sin duda interesado en aquel momento, aunque me atrevo a decir que también lo estaría ahora, dejé que las respuestas del oscuro convergiesen en particular monólogo. Claro que entonces no le conocía de forma personal, así que intentar juzgarlo era inútil, peor entenderlo…pero lo hice, me dejé llevar por el talante agreste de sus palabras como si fuera un mocoso…y es que, bueno, en cierta forma lo era.

De las sombras surgí así apenas lejos del impostor de personalidad, atraído a la esencia de su sangre como los lobos serían llamados por un buen trozo de carne fresca; en la negrura mi piel era cubierta por etérea capa de oscuridad, manto dedicado a restarme forma y consistencia, no obstante mis agudos colmillos brillaban con luz propia, casi tan destacables como el par de luces carmesí en que mis ojos se transformaron cuando perdí mi humanidad.

Una trampa prosaica viniendo de él, honestamente, pero no por ello menos efectiva…

Ay de mí, hambriento incauto que no pude resistir, raudos mis sigilosos pasos me llevaron desde las espaldas hacia el frente del amenazante, reduciéndome mi sed a la decadencia patética de una bestia sin control…

¡Pero es que eso y nada más era!

¿Me hablas a mí de vivir entre dos reinos de existencia sin pertenecer completamente a ninguno? — dije — ¿pretendes juzgarme como a otro criminal más, dentro de tu subjetiva justicia? — y completé riendo — pues anda; vivir rodeado de la muerte, al lado suyo, no es lo mismo que perder tu mortalidad. Seas ominoso ejecutivo del siniestro Rey o guerrero vestido de monstruo tu humanidad sigue existiendo, así lo quieras o no… ¡Tu cuerpo apesta a ella! — espeté sin poder contener el desagrado.

Y aun así asumes que pretendo escapar de un improbable destino final tomando vidas que para empezar poco valían de antemano, intención de quien teme a la muerte…pero al mismo tiempo conclusión de quien no está tan lejos de ello, es proyección, ni más ni menos.

Si evité lanzarme a su herida en el acto fue porque, necedad aparte, mis instintos bien podían percibir el riesgo que aquel hombre significaba, lo que mantuvo a mis pies dubitativamente quietos…y que ahora agradezco.

Si he de conocer el filo de tus hojas al menos que sea con honestidad, embajador de la opresión… — al tiempo que me materializaba completamente de nuevo suspiré hondamente, más luego le dediqué una sonrisa agria — ya que te falta determinación para aceptar que asesinarme sería liberarme…

Venenoso quería urgirle a matarme, sumirme así en riesgoso juego con el mismo hombre cuya sangre quería consumir…y es que en las noches que podía contar dentro de mi no-vida hasta ese momento nunca había experimentado la mezcla de sentires que en mi deshumanizado ser comenzaba a gestarse…

avatar
Roel

Mensajes 17
Dracmas 145
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Kaien Cross el Jue Oct 25 2018, 20:19

Escuche su voz venir por detrás y me di vuelta pero no estaba allí así que voltee rápido para encontrármelo de frente, pero yo caminaba hacia el fondo del callejón, ahora era él el que se encontraba encerrado entre mí y la pared, sonreí lamiendo mi palma, tire mi brazo hacia adelante desprendiendo varias gotas que saltaron al aire ahora como si fueran agujas buscando clavarse con brío contra su cuerpo, sabía bien de sobra que no podía matarlo con simples golpes, para él tenía preparado otro arma que lo hiciera sufrir, no buscaba matarlo, prefería encerrarlos en celdas y sentarme a ver como salía el sol al día siguiente, solo aparentaba ser tonto, pero vamos que funcionaba bastante bien.

- Te dije que hablas mucho? Aburres... – murmure sonriendo mientras apartaba un poco el tapado que llevaba dejando ver un sinfín de distintas armas afiladas y otras un tanto extrañas, nunca sabia cuando debía prender fuego un cuerpo para no dejar rastro o esas cosas muy normales – si buscas alguien con quien hablar en tus últimos momentos pues no soy el indicado – no dejaba de sonreír, relamí mis labios antes manchados con mi propia sangre.

Solo lo había conquistado con palabras bonitas y atraído con el olor a sangre, era como imaginaba, salvaje, aun joven tal vez. Conocía muy bien las razas que nacían en el Oeste, pero solo las alimañas como él o los derivados de mediocres demonios eran los que me interesaba eliminar, eran los únicos que buscaban entorpecer mi tan “divertido” trabajo.

- Bueno que valgan poco o mucho es mi trabajo no el tuyo, no deberías juzgar las vidas de las demás… - la sangre aún goteaba de mi mano, solo estaba pensando con que podía cortarlo, la verdad es que eso no le haría más que cosquillas pero tener que curarse consumía sus energías obligándolos a tener que alimentarse y ese momento era cuando más débiles se encontraban, solo iba a jugar con él como lo hacía con los de su raza, era divertido, al menos le ponía un poco de emoción a veces al trabajo de vigilar la ciudad – te gustan los amaneceres? – pregunte dándole una pista de lo que haría con él en cuanto lo atrapara.

Y entonces me lance hacia él impulsado por lo que parecían ser unas alas invisibles de viento arremolinado a mis espaldas, al mismo tiempo que la sangre de mi palma se transformaba en una pequeña guadaña dirigida directamente a su cuello, cuanto podría cortar, cuanto iba a aguantar antes de cansarse de ser perseguido y atacado, cuanto podía aguantar ser sofocado, me mordí el labio cuando estuve cerca, como si comenzara a saborear el juego de perseguirlo y agotarlo hasta que se rindiera.

A veces era una forma de demostrar que yo mandaba en la noche en las tierras muertas y lúgubres del Oeste, nada ni nadie se me escapaba, los cuervos solo anunciaban mi llegada y el fin de una vida, si… no era salvador para nada, era más verdugo en realidad, me gustaba más, lo otro se lo dejaba a los tontos que podían encontrar salvación e la muerte, si supieran lo que les esperaba del otro lado no lo llamarían salvación, pero me gustaba que creyeran que era una cosa o la otra, en realidad era lo mismo, todos terminaban en el mismo camino eterno a ser juzgados.

La verdad de mis actos era mucho más profundo sin embargo, solo lo movía una sed de odio, ira y venganza por lo que me habían quitado, culpando a todos los que robaban vidas sin mi permiso... me había convertido en lo que era para torturar y castigar a aquellos que osaban arrebatarle la vida a alguien, yo decidía quien si y quien no ahora. No me importaba quien fuera, si era noble o mendigo, castigaba a todos por igual... los odiaba.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Vie Oct 26 2018, 16:31

Clavaronse en mi las pequeñas gotas de afilada sangre, sucumbiendo al instante su forma para entregar líquida delicia que ingresó por mis poros heridos, mismos que instantes después volvieron a cerrarse.

Y sin embargo aquí estamos…

Repliqué malicioso en tanto la exposición de herramientas mortales levantaba su oscuro telón; sin embargo lo que realmente atrajo a mis ojos, así como a mis otros sentidos, fueron los labios teñidos de corrupto carmín, los cuales alevoso usaba el sonriente para atacar mi obvia debilidad.

Al no haber yo conocido a otro vástago más allá de mi propio “padre” ignoraba hasta qué punto se podía leer a la raza de forma empírica; desconocía pues (o quise ver por encima) la existencia de humanos capaces de hacernos frente, cazadores, exterminadores. Para colmo de males mi hambre no amainaba, y tanto como el callejón se oscurecía así lo hizo mi visión…

A pesar de su amenazante pregunta, de toda la intimidación que por mostrar daba la ligera impresión de esforzarse, mis instintos dominaron a mi raciocinio, y acompasado por el mudo caer de las gotas de vida estuve a punto de lanzarme a la búsqueda del carmín…de exponerme.

Huelga decir que la sorpresa me rebasó cuando vi al anormal volar con etéreas alas de viento, instante exacto en que volví en mí dada la impresión; ahora equipado con una guadaña de interesante procedencia, el emisor de la muerte me amenazaba de forma más directa que en cualquier momento del pasado más próximo, sin embargo ni a su tétrica autoridad me arrodillé. No cuando mis fosas nasales anticipaban a mi esencia favorita destilar a través de la sangre del vivo…

¿Te gusta el control?

Respondí a su pregunta con otra, volviendo a alejarme de su alcance por medio de las sombras…solo para luego reaparecer más cerca del execrable filo coagulado, promesa de muerte y dolor…contra la que arremetí usando mi dentadura.

¿Qué esperaba él al provocarme así, con un arma hecha de sangre precisamente? Aun si cortaba mi lengua, si explotaba en mi boca, el sabor contenido valía más que el riesgo en sí. Ahora bien, eso ya lo pensaba antes incluso de lograr capturar la hoja, más en cuanto mis colmillos rasgaron el endurecido material la miríada de sentimientos negativos que a través de ellos pude saborear me supusieron un éxtasis sin precedentes.

“Kai cariño, déjalos ir, no necesitas vengarte de ellos, ven aquí revoltoso.”

Gritos, fuego, oscuridad… caóticas escenas vertidas en mi con tanta intensidad como la que el otro daba muestras de usar; patético yo, que en el momento no entendí nada, que fui sobrecogido, sin embargo a partir de ese instante me sentiría un poco más cerca de aquella alma atormentada…


¿¡Ansías venganza!? ¿¡Por eso alegas que es tu facultad juzgar a las vidas de otros!?

Reí ante la ironía de una vida resonante a mi existencia, encendido indirectamente por su fuego espeté con ronco vozarrón, difuminándome una vez más pero ya no entre sombras, sino tras la estela de un fugaz movimiento que me llevó hasta la cima del callejón; yo no poseía alas como él, sin embargo el reino del aire no me resultaba ajeno. Vampiro al fin y al cabo, yo podía flotar…
avatar
Roel

Mensajes 17
Dracmas 145
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Kaien Cross el Lun Oct 29 2018, 23:10

Sonreí de lado, no podía ocultar la bestia que era, ignorando todo tan solo cegado por esa sed de sangre, por su forma de necesitarla o lo habían convertido hace poco o se negaba a alimentarse con frecuencia, o un poco de las dos tal vez, pero eso hacía que esto me fuese más fácil, primero olerla, segundo probarla, la tercera estaría demasiado cerca de mi como para que acabara con su vida, en realidad él solo iba a ser su propio “salvador” al final de la noche, su propia sed lo terminaría arrastrando hasta el filo de mis armas y no precisamente de las que formaba con mi propia sangre.

- Tal vez un poco… - respondí a su tajante pregunta mientras retrocedía luego de que rompiera el arma, tome lo que quedaba con fuerza volviéndolo liquido de nuevo, moldeable para que regresara a su origen, al corte, cerrando la herida por completo. No dejaba de sonreír producto de que estaba haciendo exactamente lo que esperaba que hiciera, terminar acorralándolo no iba a ser problema, esperaba terminar con él antes de que terminara la noche, quizás alcanzara realmente a encarcelarlo y ver como el sol que despertaba lo consumiera.

Entonces sus siguientes palabras hicieron que sintiera un escalofríos, como si algo invisibles me hubiese atravesando robando de mi fragmentos de mi pasado, lo que tenía más oculto de había de mi alma, él lo había adivinado así nada más? – como… - iba a preguntarle que como lo sabía pero sería dar por sentado que tenía razón, que había visto con claridad a través de mí, la verdadera esencia y razón de porque hacia lo que hacía. Apreté los dientes haciéndolos rechinar mientras sonreía de lado demostrando que quizás había dado en el clavo y eso me había molestado más de la cuenta. No, pura coincidencia, podría haber tirado cualquier cosa y habría tenido la misma oportunidad de acertar que mi mayor deseo era vengarme de todos los que en algún momento se habían atrevido a arrancarme lo que más apreciaba y que ya no poseía a mi lado. Su risa me fastidio, había bajado tan solo la guardia unos segundos y de nuevo volvía a escapar de entre mis dedos.

- Deja de escapar… hijo de perra… - me estaba molestando, ahora quería terminar con él antes de que pudiese decir alguna otra cosa, no quería que volviese a “adivinar” cosas sobre mí, me estaba estresando, podía sentirlo porque mi ritmo cardíaco aceleraba, provocando que la respiración se agitara levemente, mi cuerpo se volvió una especie de niebla y volvió a tomar su forma justo frente al vampiro, esta vez sin armas ni nada, a puño limpio lance un golpe directamente a su pecho – me encanta el control… no sabes lo mucho que ansío someterte… bestia – casi que escupía cada palabra con molestia evidente. También podía controlar el aire, pero no solo para flotar, sino para hacer que un cuerpo fuese liviano o muy pesado y en este caso haría lo segundo con él, como si pesara una tonelada para enviarlo de regreso al piso.

Respiraba molesto, como si estuviese resoplando más que otra cosa, signo claro de que en vez de estar controlando mis emociones, las estaba dejando aflorar sin control provocando un remolino en mi interior que pronto haría que mi garganta se cerrara sino me calmaba, porque de repente eso me había afectado tanto? Solo porque él lo había dicho… me molestaba escucharlo de los labios de otro al que no conocía, sin saber que aquel hombre estaría más ligado a mí de lo que imaginaba, pero no lo sabía aun pero pronto un lazo irrompible comenzaría a formarse atándonos en más de un sentido.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Mar Oct 30 2018, 14:30

Qué tan profundo debían de haber llegado mis presunciones si el sonido de mi voz fue suficiente para arrancar tan curiosa reacción en el otrora inamovible. Ya de antes conocía la posibilidad de aprender datos aleatorios de nebulosa información sobre una víctima drenada, sin embargo por vez primera en aquel entonces sentí que podía ir más allá, siempre y cuando lo intentara…

Toda vez que recuerdo el primer contacto me pregunto cómo hubiera resultado si en lugar de negro hubiese vestido ya el dorado que ahora me cubre, hablado en pos del Este, de la Reina…

Según recuerdo evité darle la satisfacción de una respuesta clara, aferrándome pues en lugar de ello a la traviesa sonrisa de monstruo con ganas de jugar, de probarse. Sus insultos fueron pequeñas victorias para mí, signos de que poco a poco comenzaba a arañar a la máscara del “perro” del Oeste; su amenaza, no obstante, apeló a mi inmadurez.

Antes que dejarme pisotear por alguien como tú preferiría una eternidad sin beber… — le repliqué, pues si bien en un principio había buscado en él a un difuso salvador ello no implicaba sumisión en lo más mínimo, jamás fue mi intención.

Eso si lo estás diciendo con intención real…y no como última voluntad — resintiendo el inesperado golpe en mi pecho fui más allá, amenazando burlón, ya que la forma agitada que tomaba su respiración sugería insospechadas dificultades en su proceso. El dolor me desubicó al ya estar acostumbrado a que los golpes no me alcanzaran.

Fue entonces que sentí al peso de algo invisible derribarme, jalar mi ser hasta la dureza del piso, dejarme expuesto. Maldito el que tenía frente a mí, humano en sangre y recuerdos… ¡cómo podía ser peor que el monstruo representado por mí!

Y es que solo los humanos existen bajo el destino de acabar definitivamente con los monstruos, ya que la mortalidad se impone a la falta de noción sobre el modo en que las cosas expiran. Garuda, ese condenado…

Más me hubiera valido caer y ya, a veces pienso, rendirme para quizás sufrir por mi impertinencia, pero finalmente ser ajusticiado; no obstante al lanzarme nuevamente a las fauces de las sombras el alevoso me dio lecho e impulso al mismo tiempo. Caí pues dentro de una de las principales ayudas a mi naturaleza, oscuridad que me acogió…

Fufufufu…

… Y seguía alimentando al odio ajeno, sintiéndome intocable.

OFF:
Jugándole al vergas (?)
avatar
Roel

Mensajes 17
Dracmas 145
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Kaien Cross el Dom Dic 02 2018, 21:50

Y sonreí esperando escuchar algunos huesos rotos por el peso impuesto del aire aplastar su cuerpo contra el piso y entonces deje de sonreír cuando lo vi desaparecer de nuevo en la oscuridad, escabulléndose, huyendo como rata, me enoje dejándome caer de la altura, clavando una rodilla en el piso mientras me levantaba y tomaba algo del cinto bajo la capa oscura, no podía creerlo, había sido lo suficientemente estúpido como para regresarlo de nuevo al lugar de donde lo había logrado sacar y todo lo había echo yo solito, pedazo de estúpido, era como si avanzara y retrocediera solo sin siquiera la ayuda de mi presa. El cual ahora parecía estar adelantado provocándome tan solo con palabras que bien podían ser aleatorias, pero que le diera al clavo en cada palabra de aquella frase marcada a fuego en mi mente era más que coincidencia, se había metido en mi cabeza y eso no era algo que tuviese pensado perdonarle.

- Oh bueno tus ganas… la verdad eres bastante habilidoso y cobarde como para escaparte de la muerte que tú mismo querías enfrentar para que terminara con tu apestosa vida… - levante las manos y salí con pasos lentos del callejón. Hice un sonido raro con la lengua y cada mirada afilada, de cada ave cercana a mi posición giro hacia donde estaba, no necesitaba verlo con mis propios ojos para saber dónde estaba si llegaba a salir, no poda ocultarse por siempre.

Una vez fuera del callejón me tranquilice dejando que mi respiración intentara regresar a su normalidad, mire a ambos lados, la noche avanzada había acogido en pesados sueños a la mayoría de los habitantes del lugar, pero había un lugar que siempre permanecía abierto para los viajeros que no descansaban, así que busque con la mirada la taberna, iba a darle tiempo de salir mientras me tomaba una buena cerveza o comer algo, si al verme alejarme salía me ahorraría el gasto en la cena, pero de querer intentar tomarse su tiempo pues entonces de todas formas estaría vigilándolo para ir por él de nuevo, no podía sacarlo de la sombra, ya había usado el recurso de la sangre, seguramente de querer intentar hacer eso de nuevo él se buscaría contener para no salir, en estos momentos me serviría mucho la tonta de Ren.

- Me tomare la noche libre… me aburrí, no eres una amenaza después de todo - coloque de nuevo la capucha sobre mi cabeza y camine tranquilo, casi como si los pies me pesaran por las calles desiertas, todas las luces de las casas estaban apagadas, la luz de la luna era lo único que alumbraba todo haciendo que las zambras bailaran acompañando mi andar, tenía entre mis dedos una pequeña bala de color rojo, había más de este mundo, que estaba oculto y era desconocido, prohibido y peligroso, de lo que cualquiera imaginaba, la gente a eso le temía, lo llamaba brujería, pero era mejor que eso, era magia y para tener contactos raros yo era un experto.

Tenía un buen plan a no ser que él tuviese uno mejor que el mío y esperaba que eso no fuese así porque estaría en problemas, porque estaba claro que no tenía un plan B este en realidad era ese segundo intento de cazarlo, solo esperaba que le molestara que le dijeran que era una rata aburrida, de todas formas si escapaba solo le daría ventaja porque si en algún momento se me hubiese ocurrido tener piedad de él eso ya no pasaría, había abierto por demás la boca y ahora se la quería cerrar a golpes, estaba conteniéndome demasiado bien conociéndome.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 531
Dracmas 799
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.