AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR//KLAUSER
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Directo al Oeste sin vaqueros
Hoy a las 12:07 por Cerrid

» Demonio
Hoy a las 08:29 por Cosmos

» El gato busca rol~
Hoy a las 02:01 por Len Daishi

» !Un felino en el oasis!
Hoy a las 02:00 por Anya Maverick

» Black Snow [+18]
Ayer a las 12:18 por Gray

» Peticion de Rangos
Vie Oct 19 2018, 14:17 por Yuu Aoi

» The snow dancing
Vie Oct 19 2018, 10:43 por Cerrid

» Insanity
Vie Oct 19 2018, 03:20 por Auriel

» Celefaïs
Vie Oct 19 2018, 02:05 por Auriel

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Jue Oct 18 2018, 23:49 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License







The thing that should not be [flashback]

Ir abajo

The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Jue Oct 11 2018, 13:40

Sumido en profundo pensar me encontraba, meditando silencioso, cuando de forma inesperada me asaltó una peculiar sensación de desasosiego… memorias de un pasado más o menos distante que inoportunas me hicieron volver mentalmente a mis orígenes, a cuando no tenía que ocultarme del sol pues desde el cielo me amparaban las nubes grisáceas de mi tierra natal.

Fue en esos tiempos que malicioso el destino solía tentar a mi inhumanidad con insondable corrupción; el momento en que conocí a aquel hombre cuya esencia nada tenía que envidiarle a la mía propia.

Cross…

Un susurro y nada más; ello fue suficiente llevar categóricamente mi pensar a donde el peculiar interés comenzó…aquello que no debía haber sido.

Volvamos pues en el tiempo.


Allende la llovizna el sol agonizaba, nunca fuerte, tiñendo de suave naranja la parte baja en algunas de las tormentosas nubes; el aire frio hacía cabriolas y silbaba, aunque no pocos se atreverían a decir que el peculiar sonido en el ambiente era más bien causado por fugitivas almas en pena, al fin y al cabo el Oeste, se rumoreaba, era hogar del más siniestro entre los cuatro reyes.

Sin embargo yo me sentía a gusto no solo por haber nacido ahí, sino también porque solo entre sombras y rincones mórbidos mi alma podía reposar; mi piel no extrañaba las caricias del sol, en cambio las aborrecía toda vez que coincidíamos, y mis ojos encarnados podían ver mejor ya que nadie me veía a mí. Lo que siempre me agradó del reino de poniente era que se asemejaba a una enorme madriguera.

Caminaba y no sin prisa, revestido por una túnica del mismo color que mi alma; ávido de ocultarme pese a lo antes dicho puesto que mí legado más notable era consecuencia de un crimen. Si alguien no propicio me llegaba a notar, muy seguramente sería mi fin…y todavía existían muchas cosas que quería hacer, que debía experimentar.

Cerca del anochecer mis andanzas dieron fruto, pues con el erebo saludando desde el horizonte fui capaz de distinguir la silueta de una comunidad pequeña pero llamativa, casas rurales cuya forma se recortaba impasible contra el firmamento. Apenas unos días antes hubiera repulsado la idea que entonces pasó por mi mente, no obstante más maduro y despierto que otrora, en el tentativo presente atiné solamente a sonreír; con tan poca ostentosidad seguramente la seguridad estaría mellada, si es que había alguna, así que los pobladores del bucólico lugar fácilmente podrían ser elegidos para encontrar un destino más sublime que solo esperar hasta envejecer para poder morir.

Habían de saciar mi latosa sed, volverse combustible de mi esencia y fuente de mi conocimiento.

Así es, yo que debería pasar por santo no soy distinto en esencia a un monstruo terrible, y en aquellas noches cuando ni la oscuridad era lo suficientemente negra mis impulsos corrían rampantes.

Por ello no dude en abalanzarme sobre el páramo de humanos, cubierto en sobrenatural negrura, dejando que de mi boca asomaran los colmillos aumentados cuyo solo objetivo de existir era el atravesar piel incauta.

De mi atroz crimen solo la noche sería testigo… o eso pensé.
avatar
Roel

Mensajes 7
Dracmas 60
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Kaien Cross el Vie Oct 12 2018, 11:37

La pequeña dama que practicaba en el órgano de la catedral había dejado del instrumento hacía apenas unos minutos, su rutina era exacta, treinta minutos antes de que las puertas de la gran iglesia se cerraran hasta la mañana siguiente, ella dejaba el lugar ahogándolo en silencio, treinta minutos después llegaría el revoltoso encargado que haría campana sonar la campana marcando las siete de la tarde, en esta época del año el sol desaparecía más rápido para pasar más tiempo con su amante, la cual tardaría en asomarse y por esa razón todo permanecería muy oscuro hasta pasadas la hora en que se asomara tímida. Estaba sentado en una esquina abrazado por la penumbra del campanario, dejaba que las aves que revoloteaban el Oeste me mostraran todo desde los cielos mientras parecía que descansaba. El chico nunca notaba que lo observaba desde allí, venia lo más rápido posible a hacer sonar la campana y se iba tan rápido como venía para seguir con sus travesuras, era un buen chico, creía que lo regañaban demasiado y por eso su rebeldía, sin contar que esperaba así poder alcanzar a la dama del órgano que había partido treinta minutos antes.

Tantas veces había visto esa escena que la sabia de memoria y como esta, tantas otras observaba, nada se me escapaba, por eso cuando alguien cometía un crimen sabían que pronto les llegaría la hora, pero no siempre era yo el que me encargaba, de echo rara vez lo hacía, para eso estaban los guardias. Aun así, pocos en la capital del Oeste eran ajenos al nombre del cuervo, el que vestía solo de negro y portaba siempre una máscara sobre el rostro de un ave, rara vez solía mostrar mi rostro a no ser claro que quisiese dar una buena impresión, la realidad es que había comenzado solo como una forma de ocultar la pálida piel enferma del sol para que este no la alcanzara, pero la gente comenzó a temerle y entonces de noche también la llevaba en mis guardias. Imitando en parte al hombre que admiraba, serbia y le era leal, no era que el rey portara una máscara, no, pero mantenía al pueblo en paz en base al miedo y era efectivo, los crímenes eran menos, las personas por miedo se comportaban y respetaban al otro, porque sabían que de lo contrario sus vidas terminarían.

Sin embargo retomando en el punto de que nada se me escapaba y que rara vez me encargaba de algún asunto, algo se me estaba escapando hacía ya varias noches y era momento de que me encargara, así que cuando la campana dejo de sonar solo dejando un suave eco en aquellas paredes de piedra, salí de mi escondite porque había encontrado a mi objetivo, al que esta noche llamaría “mi presa”, mis dedos cubiertos por unos guantes igual de negros que todo el traje que llevaba de la guardia del Oeste, buscaron la capucha que cubrió más tarde mi cabeza, ocultando también los cabellos morados y subiendo al marco de uno de los arcos del campanario mire en una única dirección, dejándome caer al aire con tranquilidad mientras el cuerpo se iba disolviendo, transformándose en una espesa niebla que recorrió los corredores húmedos y oscuros de la ciudad, hasta llegar al establo de una de las tantas entradas.

A caballo no me tomaría mucho tiempo llegar, había calculado el tiempo tan minucioso como la dama del órgano al terminar su práctica, no había guardias en esta área, solo estaban en la capital así que mi objetivo había decidido ir a un lugar donde no podía ser cazado, pero mis ojos se habían posado en él hacia un tiempo, solo que me había costado más de lo que me habría gustado encontrarlo, porque desaparecía más rápido de lo que llegaba a alcanzarlo, esta vez no lo dejaría cobrar otra víctima esta vez – esta noche no, ya eres mío… - murmure al encontrarlo, lanzando una daga a sus pies, había llegado tarde. Me molestaba que algo se me escapara y él se había burlado más de una vez, alguien que deja un rastro de sangre a su andar no se me podía escapar y sin embargo lo había logrado en más de una ocasión, pero no está.

- Creías que ibas a poder seguir mucho tiempo más escapando? – mi voz sonaba ronca y dura tras la máscara, en realidad era puro acto, me encantaba llamar la atención, hacer de algo pequeño el más magnífico espectáculo, como buen bufón que era del rey siembre debía ofrecer un magnifico despliegue de mis habilidades, el comodín que podía ser usado en cualquier situación, pero al mismo tiempo todos temían cuando aparecía porque el que podía hacer reír también podía matar y terminar el show cuando él lo deseara y ahora el telón se cerraría para aquel monstruo – si buscaras un solo ser que te diera lo que necesitas en vez de cazar, tal vez no estaríamos aquí reunidos… - entonces me quite la máscara dejando ver mi rostro, dejando que el ojo de Garuda también juzgara este momento - tenemos dos opciones, te entregas... te mato... o corres, te alcanzo y te mato... - hablaba con pausa, sin prisa, di un paso al frente, iniciando con este el andar hacia él, con calma, nunca estaba nervioso o algo, siempre transmitía confianza, nunca titubeaba, estaba siempre seguro de que no fallaba y que nadie podía vencerme.




I'm in love:


"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 482
Dracmas 468
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Roel el Vie Oct 12 2018, 19:28

No falto de sorpresa me detuve obligado por la voz del ominoso ente, sombrío emisario de los cielos…de la corona. Solo un necio no reconocería aquella máscara monstruosa, no obstante cuando pude distinguir lo que había más allá de su fachada quedé estupefacto…

El necio fui yo, por haber pensado que podía librarme de la mirada furtiva del extraño ojo.

Sin embargo más allá de su amenaza el ave de presa espetó algo interesante… ¿acaso sabía lo que me aquejaba?¨, ¿podía entender mi sed? Su palidez solo alertó a mis sospechas…

O podrías explicarme porqué he de temer a la muerte, yo que de forma natural no podría ser nunca alcanzado por ella… — suspiré con cierta pesadez, inexpresivo en mi rostro pese al avance implacable de la amenazante figura — a menos que pretendas facilitarme las cosas y yo te haya juzgado mal — entonces avancé libre de animosidad pero también de miedo, incrédulo más que nervioso, como si fuera un infante queriendo probar los alcances de todo un nuevo mundo — ¿eres verdugo, salvador, o…?

Ahora quizás me arrepiento de haber sido así de ignaro, pero es que durante mis primeros andares como criatura de la noche era muy complicado el solo hecho de distinguir más allá de mis narices; así que sin pensarlo terminé justo en frente del ápex de la zona.

¿…o una sombra de lo que solía ser humano? — finalmente me atreví a preguntar, clavando en el susodicho mis densos ojos escarlata con la agudeza de proverbiales dagas, más sin embargo solo al estar tan cerca de aquel pude notar que, fuese lo que fuese, seguía perteneciendo al reino humano…

Fue el olor a sangre fresca en él, sin duda distinto a los rastros de otras vidas que de mi pendían.

Entonces retrocedí un poco, comenzando a entender mi error, no obstante la dimensión del mismo todavía pertenecía a un plano inadvertido; por otro lado, el interés despertado en mí por el visitante nocturno seguía siendo ostensible.

Parece que he hablado de más… — divertido llevé los dedos hacia mis labios, imitando el gesto humano de sellar la boca, acto seguido un breve retroceso en mi avance me colocó en terreno de sombras, vía perfecta para fundirme y hacerme uno con la joven noche; no es que me volviera más fuerte o imponente…solo me disolví como uno más entre el mar de penumbras.
avatar
Roel

Mensajes 7
Dracmas 60
Fecha de inscripción : 05/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The thing that should not be [flashback]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.