AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR//KLAUSER
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Directo al Oeste sin vaqueros
Hoy a las 16:07 por Cerrid

» Demonio
Hoy a las 12:29 por Cosmos

» El gato busca rol~
Hoy a las 6:01 por Len Daishi

» !Un felino en el oasis!
Hoy a las 6:00 por Anya Maverick

» Black Snow [+18]
Ayer a las 16:18 por Gray

» Peticion de Rangos
Vie 19 Oct - 18:17 por Yuu Aoi

» The snow dancing
Vie 19 Oct - 14:43 por Cerrid

» Insanity
Vie 19 Oct - 7:20 por Auriel

» Celefaïs
Vie 19 Oct - 6:05 por Auriel

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Vie 19 Oct - 3:49 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License







Must touch the door, if want to enter.

Ir abajo

Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Damian el Dom 16 Sep - 21:12

En las calles de la vieja capital, frías y desoladas por la noche, los ciudadanos se esparcían en lo corredores al venir del campo en pequeños albergues improvisados. Damian iba en un carromato lleno de comida regalándola a quien la necesitara, curando si podía hacerlo y brindando consuelo a aquellos desplazados por la guerra. Cuando todo acabo, su mirada contempló si todos habían sido saciados, pero nadie le rodeaba excepto un niño. Damian tomó varias manzanas de la carreta y se las dio aquel joven de mirada gacha, descalzo y cubierto nada más que por una pequeña caperuza verde. Damian ofreció la canasta pero aquel niño no la tomó, al contrario le dio un extraño papel. El sin más lo recibió, pero al tomarle el mensaje observó que la mano de aquel crío era oscura y casi traslucida, que sus dedos parecían fantasmagóricas representaciones de imágenes etéreas, al tratar de tocarlo la mano del geminiano traspaso la del niño como si este no existiera.

La sombra levantó la cabeza, y el guardia dorado vislumbro en su rostro unos ojos huecos y una boca falsa y larga de oreja a oreja, totalmente irreal. Entonces su mano solidifico una extraña arma corto punzante una vez entregada la nota, para luego a modo de cuchillo cortar rápidamente parte de la camisa de Damian quedándose con un trozo de esta y escondiéndola en su ser. La sombra corrió a la oscuridad del callejón más cercano y se escapó saltando al aire para perderse en cielo oscuro de la noche. Damian no lo pudo seguir, solo tenía la nota en su mano.

Al llegar al templo de los gemelos, leyó la misiva, en ella había una figura en la parte de arriba. Una que solamente utilizaban los cazadores del oeste para acercarse sin hostilidad y dialogar algo muy importante. Damian la reconocía cuando uno de sus maestros le enseño aquellos símbolos. Y Abajo decía algo que le helaba la piel, pero a la vez estalló el fulgor dentro de su corazón. Así fue que esperó a que su guardia llegara, dentro de algunas horas le tocaba. Aquel ser que le había enviado la misiva sabía cuáles eran los horarios de los dorados. Al parecer les tenían vigilados y al asechó en todo momento.

Sin más, al llegar la hora, tomó a Hasufell y partió para hacer el recorrido. Cabalgó por todos lados hasta llegar al sitio acordado. Sin trucos, ni vacilaciones. Le conocía, sabia cuáles eran las partes a visitar, aquello no demoraría pues no entregaría guardia hasta el alba. Confiaba tanto en aquello que sabía que en otro lado y en otro flanco del reino custodiarían otros. Pero buscó y buscó en aquel punto y no encontró nada. Hasta que sintió un pequeño cosmos y posteriormente se desvaneció, sabía de donde había venido. Así que descabalgó de su montura y echó a andar a Hasufell libre de la silla y la enterró entre matorrales, hierba y tierra. ¿Qué tal difícil era hacer un agujero con su poder y luego taparlo?

Luego caminó pasando por un acantilado y desde allí se veía una pequeña cabaña oscura, desaliñada, sola y vieja. Tocó como en la nota decía que tocase, el santo y seña que le dejaría entrar y la puerta se abrió. Adentro la negrura y la pavorosa presencia que le esperaba. Al entrar la imagen de aquella ilusión había cambiado. Había en ella el dulce aroma que hace mucho había no sentía. Su cuerpo se llenó de placer al pensar que la vería de nuevo.

La cabaña no era nada de lo que parecía por dentro. La puerta tras de él se cerró y el cosmos ajeno se esparció en aquel cerrojo. Afuera era fría y oscura, adentro estaba excelentemente iluminada y había un calor acogedor. Sabía que si alguien llegaba tenía que tocar y encontraría todo a oscuras, tal cual como decía en la nota.

Luces procedían de una hoguera recién puesta, una chimenea acogedora. En frente de ella había un inmenso sillón a modo de sofá, cubierto por grandes almohadones y muy confortable. No había candelabros costosos, solo odres de barró con velas suficientes para iluminar la construcción de madera. Al lado de la hoguera una escalera de caracol subía a un segundo piso. Y por una ventana se veía como la luz de la luna entraba en aquella sala. Damian sin embargo se mantuvo alerta. Llamaría su armadura si era necesaria, mas no lo creía. Entonces de la nada ella apareció.


Neither death nor fatality nor anxiety can produce
the unbearable despair  that results from losing one's identity.
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 213
Dracmas 203
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Ren el Mar 18 Sep - 4:00

-Honey al fin llegas- canturreo con emoción la fémina, una vez que vislumbro aquella figura masculina por el recibidor de la cabaña que alguna vez sirvió de hogar a la família Daishi. No demoró ni el pestañeo en pasar de la planta alta a envolverle en un brazo por la espalda con aparente afectó.- se hacía tardé  y temí que necesitarias otro de mis emisarios para llamar tú atención- el varon parecía sorprendido de ser tratado con cordialidad , cuando hace algunas lunas ambos se batieron en un duelo  en el que él  había ganado, percibió un poco de incomodidad posnoniendo los abrazos para despues,  quiza necesitaba abordarle desde otro enfoque fue que apoyo su rostro en el bicep de Dayne, caminando a su lado hasta ofrecer asiento cerca de la chimenea .

-Vamos no seas tímido conmigo, si te quisiera muerto ya lo estarías- esperó tomara asiento para ella acomodarse entre sus piernas con completo descaro, era evidente que no poseía ninguna intención buena, es más estas eran tan obscuras que se observaban las estrellas de la constelación de los gemelos, constelación de ambos.Y una vez que sus muslos se acomodaron entre sus piernas, sus dedos acariciaron el marco del rostro,-no me guardaras rencor o ¿si cariño?porque hasta donde recuerdo fuieste tu quién me atacó cuando yo solo pretendía merendar...ya sabes trabajó mucho- no le importó cual esquivó pudiese Damián comportarse, ella no desistió en su papel de cortesana. Hades fue claro con sus órdenes, usaría todo recurso del que disponía para que ese caballero no representará un problema a futuro, seducirlo no sólo era el reto al mismo tiempo era un placer que no se negaría.


Si aceptas mi corazón yo sere tuya y tu mi otra mitad, pero a cambió te pediré que me dejes comerte el alma ¿Aceptas el trató?

#ff6699// -Habla- >>Piensa <<
avatar
Ren
Cazador

Cazador

Mensajes 225
Dracmas 196
Fecha de inscripción : 15/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Damian el Lun 24 Sep - 4:09

Entonces escuchó su voz, el miedo le embargo el alma pero sus tímpanos estallaron con el pulso acelerándose. Era ella no había duda. Esa voz, su enemiga, pero a la vez la razón por las muchas noches en las cuales no podía conciliar el sueño. Su honor estaba en el suelo ese momento y su lealtad colgaba de un hilo. No quería sentirse culpable pero lo necesitaba. Así que cerró sus ojos y se dejó guiar por aquella voz. Así que escucho sus finos pasos acercarse a él, no evitó entonces mirar con sus ojos entrecerrados aquella silueta de finos y deliciosos contornos que aceleraban con creces los latidos de su exasperado corazón.

Entonces sintió los brazos que le rodeaban, aquellos mismos que quisieron matarle pero ahora en ellos existía el toque de erizar cada palmo de su piel, la magia de alguien que no odiaba, sino que simplemente por el simple hecho de pertenecer a bandos distintos habían erguido una lucha sin tregua. Pero esa noche había tregua. Y ambos sabían que lo necesitaban.

Muy cordialmente era tratado. Ella le expresaba que temía en que no llegara. Ofreció asiento en la chimenea, el fuego cantaba las chispas de la madera mostrando un ambiente de paz, pero a la vez increíble y poco dado a entrar del todo en la fe casi muerta  que el dorado manejaba para con los mortales. Había sentido temor al no creer que su rival y amante de los sueños más oscuros estaba delante de él.

Sin más tomó el asiento como rindiéndose a lo que ella proponía. Y valiéndose dentro de aquellos términos no expreso reproche ni protesta alguna. Ella muy apaciblemente se sentó en sus piernas. El instintivamente abrazó su cintura frotando sus manos lentamente en aquel abdomen plano, su libido palpitaba de manera osada y agiganta dentro de su entrepierna, por mucho que trato de disimularlo, los glúteos de la fémina eran ese, estaxis catalizador, el golpe a la puerta, el caudal que abría los obstáculos y rocas  a lado y lado en un río lleno de pasiones.

Sus ojos entrecerrados miraban cada palmo, su rostro, cada silueta, cada centímetro de la piel de la fémina. La quería morder, besar. Entonces al sentir la tibieza de su mano en su rostro, las suyas se aventuraron a acariciar los muslos de la dama hasta pretender llegar al inicio su intimidad y al sentir que su atrevimiento se pasaba con creces, renunciaba deteniéndose hasta allí.

—He venido porque quiero que me expliques algo —Dijo Damian entre el susurro de sus labios casi tan cerca de los labios de Ren—. Desde hace varias noches un demonio me asecha en mis sueños, corro por el bosque, pero al final no logro escapar. Y al pretenderle encarar me doy cuenta que eres tú. Me tomas y en vez de matarme, me besas, me haces tuyo. Y luego me cortas la garganta.

El silencio reino mientras los ojos verdemar miraban las pupilas de la contraria. La chimenea producía un olor dulzón en los troncos, el sonido de los maderos resquebrajando su corteza al calor imbatible de las llamas. Tan imbatible como el fuego que le carcomía por dentro.

—Explícame —Decía Damian atesorando las facciones que evidenciaba con su mirada—. Porque… a veces siento que por el simple hecho de sentirte, recibiría la muerte con agrado.


Neither death nor fatality nor anxiety can produce
the unbearable despair  that results from losing one's identity.
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 213
Dracmas 203
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Ren el Miér 26 Sep - 4:54

Despues de escuchar atenta sobre ese sueño recurrente qué perturbo un par de noches al caballero, sonrio complacida por tener el protagonico en esa onírica fantasía  - Si,suena cómo algo que yo haría- admitió sin pesar, cómo si aquello fuera algo completamente natural,porqué al menos para ella así era cómo el verdadero placer se experimentaba.

-Tú anhelas probar el placer de mí compañía...tus manos me desean pero tu moral parece frenarte, lo cuál es lamentable- se acomodo mejor sobre aquél varón, acortando la distancia entre ambos, depositando un par de besos en el cuello,bastante cerca de la carotida. Vaya que le encantaba la idea de hacer un corté, quiza superficial para que se desangrara lentamente mientras su lengua se deleitaba con tan férreo sabor...- Pero no soy un demonio por servir a Hades ni tu un santo que merezca adoración.No Dayne esta velada solo eres un hombre y yo una mujer que pueden saciar sus deseos con ayuda del otro, en otras palabras te ofrezco tregua- y ese brillo de perversión,paso a formar parte de su mirada, sus dedos buscaron tomar alguna de las manos ajenas para colocar un pedazo de tela que adornaba su figura. -te lo dije antes y te lo repito ahora, se mío y pondre el mundo a tus pies, entregate a mí en cuerpo y alma. Y te aseguró que recibirás lo mismo de mí,no te pido renuncies a tu rango o tu buen nombre- sus dedos de nuevo acariciaron el rostro del atractivo Geminiano,para apartar unas cuantas hebras de cabello que cubrian la frente - sólo dejate llevar cariño-


Si aceptas mi corazón yo sere tuya y tu mi otra mitad, pero a cambió te pediré que me dejes comerte el alma ¿Aceptas el trató?

#ff6699// -Habla- >>Piensa <<
avatar
Ren
Cazador

Cazador

Mensajes 225
Dracmas 196
Fecha de inscripción : 15/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Damian el Vie 28 Sep - 2:59

— ¿suena como tú? Eras tu chica de plata —Dijo Damian hablando  al odio de la fémina entre susurro pausado—.  Mi moral quedo en la puerta de esta cabaña. He venido a descubrir lo que siento por ti.

Posteriormente la dama buscaba en su cuello el aroma del varón y el entre sus caricias la curiosidad que le mataba. Quizás desvanecería en su fuego. Esa hermosura blanca en sus cabellos le recuerdan a alguien llena de ternura y bondad, alguien que solo piensa proteger, pero en Ren no hay nada de eso, y en su alma no hay nada de ello para Ren, solo deseo y pasión. Su libido aumenta.  Sabe que si ve el rostro de la dama directamente se colocara a temblar. Ya que hay algo en ella que le intimida y le recuerda el dolor infringido. Temblar, eso siente sus manos obligándole a subir por su blusa queriendo acariciar algo de sus senos. Si quiera el origen de ese cálido y suave contorno con la yema de los mismos.

Y esos ojos como dos pozos de emociones azules, dos espejos por donde le gustaba pasar. Está nervioso, quizás es comprensible pues nunca había engañado su honor, después de todo en este momento, no le importa, tiene miedo de caerse en algo que no debe. Respira profundamente el aroma de su piel sabe que se tiene que dejar de tonterías pues ella lo notara. Callaba pero se escuchaba en los momentos blancos en los que no se decían palabra alguna.

—Acepto tu tregua solo por esta noche —Dijo Dayne con los ojos entrecerrados—. Dime cuales son los términos.

Escucha sus palabras y su propuesta. Se deja acariciar el rostro. Se deja llevar y no se puede detener, sus cadenas de respeto se rompen. No quiere saber de su pasado, y mucho menos el rango que ostenta ante las huestes de Hades. Debe tener cargas, demasiadas heridas, al igual que él y con un beso se lanza al abismo de su acaudalado labio inferior lleno de tentación, lo succiona quiere arrancarlo, hacerlo parte de su boca. Sus vellos se erizan. Reverdece una parte de su alma que hace mucho se había negado a abrir. Solo una dama había tocado su virginidad. Y ahora Ren caminaría por él. Sabe que le harán daño, que quizás para ella todo será un rato. ¿Y para él? También, no se sabe. Sus besos se desligan de los labios de la dama. Baja por su mentón dando apasionados besos hasta llegar al cuello.

Su cuerpo le grita por tenerla, ella en ese momento es la última botella de aire que existe en el mundo, siente si solo con ella su cuerpo se rellenara, sus manos pretenden desprender las prendas superiores de su vestido y busca hacerlo. Siente cada músculo tensándose, cada gota de su pasión, busca corresponderle. Entonces su lengua quiere dibujar autopistas de humedad en sus pechos, y sus pies se desprenden de sus sandalias y tocan el suelo que siente como su propio templo.


Neither death nor fatality nor anxiety can produce
the unbearable despair  that results from losing one's identity.
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 213
Dracmas 203
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Ren el Jue 11 Oct - 7:43

-Así que crees sientir algo- se regodeaba con la sola idea de que en aquél hombre hubiera logrado sembrar alguna sola duda, su lengua se ocuparía de saborear  más detalladamente ese pedacito de piel que tenía a su alcancé. El dulce sabor de las dudas y el sutil temblor de su cuerpo - Interesante - canturreo una vez más a notar la aparente memoria que su cuerpo conservaba, no percibía las cicatrices que estaba segura quedarían permanentes en su piel - tendré que hacerte nuevas cicatrices que no puedas borrar cariño- con gran agilidad sus brazos envolvieron el cuello de Dayne para impulsar su propio cuerpo hacía delante, sus piernas se acomodaron a ambos lados del caballero, quedando completamente de frente y sobre su regazo, dejando entre ver parte de ese cuerpo apenas voluptuoso cubierto solo por aquella bata que servía de vestido que estaba por caer ante la sultura del mismo, sus labios no tuvieron contemplación con los ajenos apresandos constantemente entre sus dientes para lastimarlo. No conocía otra métodos para sentir placer, la pregunta sería si el verdemar podría resistir toda esa locura obscena -una única condición- solto su labio para lamer juguetonamente aquellos labios carnosos para apaciguar el ardor infringido con sus mordidas - puedes tocarme todo cuanto quieras.. incluso si lo deseas intentar dominarme, pero el único altar que podrás proclamar como tuyo sera el de sodoma- agregó entré lamidas mientras frotaba las partes mas acentuadas de su cuerpo semidesnudo.


Si aceptas mi corazón yo sere tuya y tu mi otra mitad, pero a cambió te pediré que me dejes comerte el alma ¿Aceptas el trató?

#ff6699// -Habla- >>Piensa <<
avatar
Ren
Cazador

Cazador

Mensajes 225
Dracmas 196
Fecha de inscripción : 15/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Must touch the door, if want to enter.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.