AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Peticion de Rangos
Hoy a las 03:25 por Rin

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Hoy a las 02:20 por Jineth Yarusa

» Pregunta preguntilla para el lector (búsqueda)
Ayer a las 23:45 por Jineth Yarusa

» Ladron que roba a ladron [flashback]
Ayer a las 22:37 por Andreas

» Carnival of beasts
Ayer a las 15:20 por Cosmos

» Registro de Físicos
Ayer a las 14:55 por Andreas

» Luz al final del tunel
Dom Dic 09 2018, 23:45 por Cyril

» Registro matrimonios e hijos
Dom Dic 09 2018, 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








No estoy perdido, es un atajo

Ir abajo

No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Bravery Baudelaire el Mar Jul 31 2018, 22:22

Las olas a cien metros de la costa eran las peores para mi embarcación, había tomado varias tablas, tres barriles e improvisado una vela, no era bueno con el timón, había probado, por suerte el barco de Kaien volaba si era necesario. Pero mi equilibrio era muy bueno, extraordinario hasta se podía decir, y mover la vela con el peso de mi cuerpo, aunque no sea mucho, era suficiente para equilibrar la valsa de cinto tablas.

La noche anterior Kaien había estado de raro, encerrado en su camarote cubrió la de proa a popa el ambiente con su música, y como buenos piratas, cada fantasma canto en cada rincón, la melodía era hermosa y su letra pegadiza, al punto de fijarse en mi cabeza.

- porque? porque? porque hija del mar?…♫ porque si este siempre fue tu hogar ♩-

Las olas eran mas fuertes, y la verdad no me quería morder la lengua, una vez vi un niño en el orfanato perderla de esa forma, así que solo tararee.

Realmente no lo había pensado muy bien, solo quería bajar unas cuantas horas a tierra firme, pero el Capitán aun no salía de su camarote, y me pareció que forzar la cerradura no seria muy educado, al fin y al cabo me había dado algo parecido a una casa. Una nota fue mi segunda opción, pero yo… no se escribir a decir verdad. Se leer números por cuestión de quería que me estafen con las monedas que ganaba pero leer… no me iba a dar de comer leer.

Por primera vez en mi vida creo que mis mejillas estaban rosadas y un nudo en la garganta molesto un poco pero, estaba vivo, y no tenia vergüenza de estar vivo – dahhhhh - De todas formas le deje un dibujo que explicaba bien que iba a hacer.

La arena ya se veía cerca, y gracias a los primeros rayos de luz veía que aun no haría pie, de todas formas el viento estaba a favor, empujando a mis espaldas y no tardo en empujar la tabla hasta la orilla, los barriles chocaron contra la arena con brusquedad, pero por suerte no termine empanado en el piso.

Tire de la “embarcación” hasta que me asegure que la marea no se la llevara flotando pro ahí… me quede congelado mirando mis manos sujetando las maderas, un helado frio recorrió mi espalda, y si Kaien no entendía el dibujo?! Como demonios volvería al barco?! Como sabría donde buscarme?! Tendría que haberle dicho a algún fantasma!!!! Estúpido Kaien!! * era mas fácil culparlo a él *

Y como si pudiera leer mis pensamientos, el graznido de un ave me saco de mi mente desvariante – UN CUERVO! – ufff, estaba salvado. Seguro era de los del Cap, y me siguió o algo así – ve a decirle por donde estoy! – me reí aliviado, y comencé a caminar hacia una escarpada, estaba seguro de que podía treparla sin problemas y buscar algún poblado.

Así que sin mas me puse en marcha y me sujete de las rocas, y con felicidad iba a comenzar cuando aquel frió volvió a asolarme… y si el cuervo no era de Kaien? Mire atrás con esperanzas de que el cuervo estuviera por algún lado, pero ya no había rastros de él… - Estúpido Kaien – dije esta vez en voz alta. Levante mi mirada con los ojos cristalinos mirando hacia la cima.

- el pueblo entero siempre la adoro, porque? nos traiciono!♫♫ – subía sin problemas las rocas, como si pudiera hacerlo todo el día. Un pueblo pesquero, una taberna perdida cerca de un camino, algo me esperaría en algún lugar!



Pan:

avatar
Bravery Baudelaire
Cazador

Cazador

Mensajes 489
Dracmas 90
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Cyril el Mar Jul 31 2018, 23:33

Cuando el marino pierde el rumbo no es la muerte la que le susurra, es el mar… son sus hijas las que cantan bajo las profundidades esperando a que el marino pierda la razón, se sienta desesperado y se entregue a sus brazos sin pensarlo, enamorado, encantado por las hijas del mar, pensando ilusamente que se salvara, que encontrara consuelo en sus labios pero solo acabara hundiéndose por fin en el mar, donde pertenecía. Por lo general éramos nosotras las que cantábamos para cautivarlos pero ahora era su canto el que hacía que lo siguiera bajo el agua, podía verlo con claridad y mis escamas se fundían con el agua como para ser vista, pero curiosa y cautivada seguí la voz del marinero hasta la costa.

Apenas asomaba la cabeza para verlo “desembarcar” en la costa de su pequeña embarcación, me causo gracia y curiosidad, porque iba en eso y no en un bote? Estaba escapando de sus labores de marinero? Su capitán lo querría matar y por eso huía de la muerte? Quería saber… porque cantaba esa melodía que pocos conocían y porque estaba hablando con un… eso era un cuervo? Que hacia un cuervo aquí? Solo habia gaviotas y otras aves pero no cuervos, que extraño, mis ojos siguieron el ave distrayéndose del marinero de cabellos blancos. Cuando volví a ver a la playa este estaba subiendo por la escarpada… no era más simple si caminaba por la playa hasta encontrar el puerto? Curiosidad… la mayor debilidad de mi raza.

- Porque? Por qué subes por ahí? – pregunte a sus espaldas mirando hacia arriba. Cruzaba mis dedos detrás de la espalda, la verdad es que iba sin ropa, sin pudor alguno, era normal… al menos para mí, además mi ropa debía de estar un poco más allá entre las palmeras, si hubiese ido por ella habría perdido de vista al marinero y para nada quería que eso pasara. El cabello rubio que llegaba un poco más debajo de mis muslos apenas tapaban las escamas que brillaban y las poco visibles branquias en el cuello. Estaba en mis tierras, no me sentía amenazada… tal vez si quisiese hacerme algo lo invitaría a nadar conmigo un rato.

Levante el brazo señalando hacia una dirección – si sigues por allí y atraviesas un por dentro de la selva llegaras más rápido al primer pueblo costero – dije sonriendo de forma dulce, sin pizca de maldad, no estaba engañándolo, no mentía, no sabía cómo y nunca había querido hacerlo, siempre era sincera – puedo acompañarte?? Eres Marinero verdad? Por tu… bote digo… - mire hacia atrás donde las tablas de madera y la pequeña vela descansaban en la playa esperando a que su “capitán” regresara por él – te estas escapando? De dónde vienes? – pobre chico, debía estar abrumándolo con tantas preguntas pero es que yo solo quería saberlo todo y aprender, seguro de donde venía era distinto a aquí, yo nunca había salido del sur, no me había atrevido a abandonar mi hogar.

- mmmmm quieres... - hice una pausa pensando si seria lo correcto o no invitarlo a seguirme al templo, no mejor a otro lugar - comer algo? conozco un buen lugar... yo invito - si era extraño que la persona que no llevaba nada enzima - literal - te invitara a algún lugar, sospechoso, pero NO MENTÍA!








Profundo... el despertar del todo es inevitable y sus hijos saldrán de sus entrañas… los cosmos se apagaran... la muerte del grande será en vano… uno de los grandes ah de extinguirse para que el equilibrio regrese a su verdadera forma

+Firmas:
avatar
Cyril
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 293
Dracmas 711
Fecha de inscripción : 30/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Bravery Baudelaire el Jue Ago 02 2018, 18:55

No tenia un lugar al que quería ir, no había pensado a donde dirigirme, solo quería estar en tierra firme, comer, dormir en algún lugar cálido, tal vez comprar algo, o sentarme en una taberna golpear la barra y pedir un vaso de leche. Aun creo que puedo crecer varios centímetros mas, y una anciana una vez me dijo que la leche era buena para eso.

Todo aquello pasaba por mi cabeza casi alcanzando la cima del risco, pero una voz en mi cabeza me cuestiono – por donde mas subiría? – y continuaría mi escalada, pero mi conciencia me indico por donde seguir hasta un pueblo costero – gracias! – *eso sirve de mucho!* pensé.
Pero luego recordé que para que mi conciencia me dijera el camino, primero debía saberlo, y segundo no entendí porque tenia voz de niña.

Gire mi cabeza a un lado, y detrás de mi, muy por debajo había una joven mirando como subía – así que tu me hablabas – parecía tener información que yo no, pero baje por curiosidad, la luz del sol contra sus piernas creaban un brillo raro que fue lo que mas llamo mi atención.

Era mas rápido bajar que subir, siempre, cuando faltaban 2 metros me deje caer, ya tenia mi tobillo bastante mejor así que no tuve inconvenientes en aterrizar sobre él.

Me sacudí las manos y le extendí la derecha en forma de saludo. Luego la lleve al mentón y la escudriñe con la mirada, sus piernas… eran raras! Literalmente – esas son? Cicatrices? – dije al mismo tiempo que preguntaba si era un marinero – Marinero? Porfavor – arroje mi flequillo algo crecido hacia atrás – Soy Bravery Baudelaire! Valeroso Pirata!... Pero enserio porque brillan tus… cosas – señalaba algo tonto las escamas…

Di la vuelta a la joven siguiendo el recorrido que daban hasta quedar de frente a ella nuevamente – Apa – me rasque la cabeza, preguntándome si se acababa de bañar en el mar, y si era costumbre pasear así en el Sur después de bañarse, recordaba a Minerva y la otra mujer de pelos blancos que había visto en otras playas del Sur, pero el Capitán me había dicho que ellas eran del Este, así que todo era confuso.

- escapando yo? – negué con la cabeza y un dedo en alto – aun no robo nada, acabo de desembarcar, aunque tampoco es que sea costumbre mía andar robando – me mire la ropa de cuero que llevaba, poco antes había sido un tapado – es que ahí veces que veo cosas que quiero, y las quiero mas que el dueño, así que las tomo? Esta bien no? -

Mire a la “embarcación” uno de los barriles se había desatado y estaba flotando en la orilla con una gaviota encima que lo picoteaba… - mmmm – me rasque la cabeza con un dedo mirando la escena mientras la escuchaba – comer? Señora, es usted una de mis personas favoritas en este momento – hice una reverencia muy exagerada y señale con una mano – la sigo! – mire hacia donde señalaba yo mismo, y decidí que mejor moví la mano hacia otra dirección – bueno, no se hacia donde realmente, pero la sigo -



Pan:

avatar
Bravery Baudelaire
Cazador

Cazador

Mensajes 489
Dracmas 90
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Cyril el Dom Ago 05 2018, 01:38

Las habia visto? Oh… el reflejo del sol, a veces no me percataba del detalle que estas solían brillar un poco sino las cubría y bueno también estaba el detalle de que a veces olvidaba que debía vestirme también, una cosa lleva a la otra y siempre termina en desastre, de haber reaccionado de otra forma tal vez habría tenido que golpearle fuerte la cabeza y correr bien lejos, por suerte no fue así porque no tenía muchas piedras cerca con las cual golpearlo, así que solo sonreí cuando pregunto si eran cicatrices, iba a decir que si pero no sabía mentira así que negué con la cabeza – son… escamas…  - mire mis piernas también y luego al chico, a pesar de que mi pelo caía como una lluvia durada cubriendo gran parte de mi piel, las escamas no habían pasado desapercibidas a los ojos del chico.

- Jo! Con que un valeroso pirata!? – solté una pequeña risa, no tenía pinta de ser un pirata, bueno no era que había visto muchos a decir verdad, pero él no se veía para nada a como los relataban. Junte de nuevo mis manos tras mi espalda mientras jugueteaba con los dedos de los pies, hundiéndolos en la cálida arena suave de las playas del sur – mmmm – me quede pensando en su lógica, tenía razón es decir no lo había visto nunca como robar, pero yo también solía tomar lo que quería mucho cuando era de otro y eso hizo que me sonrojara, era una ladrona?!!??!!

Mire hacia donde estaba mirando, su pequeña embarcación parecía que estaba por desarmarse por completo y no pude contener la risa, tuve que cubrirme la boca para no parecer tan descortés, tenía la misma forma rara de ser que yo, solo esperaba que no despertara un interés mayor en mi porque estaría en problemas – entonces no se diga más!!!! A por comida!! – lo tome de la mano arrastrándolo con migo hasta donde estaba escondido mi bolso de cuero saque la ropa y me vestí lo más pronto que pude, ate mi pelo en una coleta larga que trence mientras le indicaba que me siguiera, comenzamos a caminar por adentro de la selva, mientras no nos adentráramos más era seguro.

- De dónde vienes valeroso Pirata? Oh por cierto un gusto – le dije extendiéndole mi pequeña mano – mi nombre es Cyril Seamoon – dije regalándole una dulce sonrisa, de esas que no reflejaban más que ternura y calidez – tuviste suerte, llegaste con un buen día! Hace días atrás estuvo lloviendo, habrías tenido problemas con tu gran barco – riendo recordando su barquito, me preguntaba si tenía uno de esos barcos gigantes piratas, pero de nuevo no me parecía que lo fuera, es más hasta parecía que era de alguna pequeña isla o incluso podría ser de algún pequeño pueblo y haber salido a pasear y hacerse el pirata.

- Por aquí – tome una pequeña flor por el camino que coloque en su cabello – eres bastante tierno para ser un pirata Bravery, no me mal interpretes pero das más ganas de abrazarte que de temerte – lo mire con cariño y entre la charla llegamos al pueblo costero, podía verse el puerto, los marineros y los barcos amarrados, la gente era alegre, había mucho ruido, demasiado movimiento, todos iban y venían sin prestar atención, más de uno se detuvo a saludarme y respondía con gracia – yo invito, que te gustaría comer? – yo también tenía hambre y a decir verdad mis gastos iban por cuenta del palacio, era algo egoísta porque salía de los impuestos que pagaba la gente, no me gustaba abusar de eso y rara vez venía a comer y esas cosas al pueblo, pero esta era una ocasión especial, tenía un nuevo amigo!

ATUENDO:






Profundo... el despertar del todo es inevitable y sus hijos saldrán de sus entrañas… los cosmos se apagaran... la muerte del grande será en vano… uno de los grandes ah de extinguirse para que el equilibrio regrese a su verdadera forma

+Firmas:
avatar
Cyril
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 293
Dracmas 711
Fecha de inscripción : 30/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Bravery Baudelaire el Mar Ago 07 2018, 00:16

Parecía una joven feliz, al menos reía mucho, y siempre escuchaba que la risa era la mejor medicina, aunque no me hubiera ayudado de nada cuando tenia mi tobillo echo jirones, sin darme cuenta terminaba mirando mi tobillo, pero nada vi, ya que traía botas…

Sin muchas vueltas sujeto mi mano tiro, me deje arrastrar, nunca me había pasado que una mujer viniera desnuda a invitarme a comer, no sabia si era común, pero no me opondría… *donde lleva el dinero? *cuestiono la razón. Pero creo que no la escuche bien, estaba en algo mas de seguro.

Llegamos a un bolso, y ella se vistió, realmente no supe si voltear o no, no parecía molestarle mi presencia junto a su desnudes así que me quede de frente a ella pero mirando al cielo. El sol pasaba amable entre las hojas y ramas creando manchas sobre nuestros cuerpos y el verde que invadía la playa, no sabia de que se trataba aquel lugar, parecía un Bosque, pero los arboles y malezas no coincidían con los que conocía.

Comenzamos a caminar nuevamente, y el estomago me rugió, hacia cuanto que no comía, intente ver hacia donde iban las sombras para saber en que momento del día estaríamos, pero en la arboleda no servía de mucho intentar.

- yo? Ahora, de la playa, caminamos juntos – no pensaba con claridad – perdón, del Norte, de las Tierras heladas de Asgard – su sonrisa era agradable, parecía divertirse con simples cosas o situaciones normales de la vida – no me vendrían mal mas días de lluvia – dije pasándome el antebrazo por la frente, tenia mi cinta negra siempre sobre la frente, pero estaba empapada en aquel momento, el agua salada se había secado y yo comenzaba a hartarme de tanto calor.

- mi barco vuela, sabes, casi no lo afecta el clima, porque el Capitan… - estaba hablando de mas? – tal ves te cuente esa historia luego, no traes nada de comer en tu bolso, no? – me apreté la barriga, me avergonzaba un poco todo aquello, pero realmente tenia hambre.

- no creo que me pueda comer esa flor… - dije apresuradamente, pero ella la coloco en mi cabello – ehh? – toque la planta en mi cabeza con cuidado de no aplastarla – creí que solo las jóvenes usaban estos adornos, es costumbre aquí? – me había ocultado en follaje cientos de veces, era mas abrigado que enterrarse en nieve e igual de efectivo, por lo que tener la naturaleza en mi cabello, no me molestaba, no conocía aquella flor en particular pero era bonita, busque con la vista hasta encontrar una similar y con la misma libertad que ella se tomaba la coloque justo al inicio de su trenza mientras la escuchaba.

- Supongo que al final eso juega a mi favor, nadie desconfiaría, y seria mucho mas fácil tomar monedas de los bolsillos si la gente me anduviera abrazando - no era chiste, pensaba aquello realmente. Pero eso no me pasaba, la gente ni me temía ni me abrazaba y había llegado a convivir con aquello – pero supongo que debe ser que soy nuevo en el rubro -

Cuando llegamos al limite del pueblo me detuve, no era diferente del pueblo donde yo vivía, exceptuando la luz, el calor, la gente amable que saludaba cordialmente a mi compañía y hasta algunos a mi – están bien? El opio llego a tu pueblo o algo así? – pero eran agradables en el fondo, además todos parecían marineros, hasta los mas pequeños tenían ese aire – argghh - * dije eso voz alta?... tal vez*

- Un pan entero, un vaso de leche preferentemente de no mas de 3 días y un trozo de queso si tus bolsillos son generosos – la vuelta a la costa había sido agradable, el aire era diferente, no se porque estaba tan húmedo y pesado en la arboleda de antes, pero por suerte ahora mi único enemigo era el hambre ahora.

- trabajas por aquí? O tus padres tienen alguna tienda? – vestía bien, con elegancia, parecía tener dinero, y no era para mal interpretar, no quería su dinero, Kaien tenia muchas monedas y tesoros a bordo, y al sujeto no le importaban, ahora solo tomaba cosas por diversión o porque me gustaban.



Pan:

avatar
Bravery Baudelaire
Cazador

Cazador

Mensajes 489
Dracmas 90
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Cyril el Jue Ago 09 2018, 01:23

Del Norte, me pregunte si era como se contaba que siempre hacia frio y estaba nevando y la gente vivía cubierta de pieles cálidas por necesidad. Sería tan duro vivir allí? A veces me preguntaba porque la gente decidía vivir en esos climas tan crueles cuando podían migrar a otro más ameno y al menos más vivibles. Tal vez por esa razón se decía que los del Norte eran grandes guerreros pero no veía a Bravery como un guerrero capaz de soportarlo todo, pero no juzgaba, tal vez él tuviese un gran poder!

- Mmmmm – rebusque en el bolso y lance hacia él una manzana súper roja, pequeña pero seguramente tan jugosa como todas las demás que crecían en nuestras tierras – espero sea de tu agrado, al menos hasta que lleguemos – sonreí con dulzura mientras caminaba a su lado, puse mi mano en mi frente y la dirigí hacia la suya sin tocarlo, solo estaba comparando las medidas, éramos casi iguales! Tendría mi edad? Un amigo de mi misma edad! Y sonreí mucho más de solo pensarlo.

- No… bueno, al menos aquí es común que se usen adornos florales, ya sean para apliques, para sombreros… o en algún atuendo, depende la flor a veces significa compromiso, un amor a distancia o un ser que ah partido, a veces las flores significan muchas cosas esta por ejemplo significa amistad – le di una palmadita en el hombro de forma divertida para indicarle una casa, la chimenea de la cocina estaba siempre escupiendo humo, la mujer mayor que atendía la taberna nunca apagaba sus hornos y siempre tenía cosas riquísimas.

No era una taberna de esas que concurrían los marineros o los que querían ahogar alguna pena en alcohol, o buscar alguna chica para matar la soledad. Era un poco más familiar y divertida, la dama que la atendía era la abuela de ya no sé cuántos nietos, estos siempre estaban dando vueltas, los mayores y los que podían la ayudaban, era común este tipo de lugares aquí al menos, salones atendidos por una familia donde los viajeros o los trabajadores se detenían a comer algo y a pasar un buen rato hablando entre ellos.

- Ven te encantara – sin permiso lo volví a tomar de la mano mientras acomodaba miraba la flor en mi cabello que había puesto, imitando lo que yo había echo antes  - jajajaja todos son amables, el rey del Sur es muy querido, todo es prospero, no hay necesidad de hacerle daño a otro, el comercio por mar ha beneficiado mucho a los habitantes, el clima ayuda mucho a que las cosechas sean buenas, todos tienen un buen trabajo, lo más grave que podrías ver seria alguna pelea de algún viajero con otros o algún tema de familias o personales, ya sabes… - le indique a Bravery que tomara asiento en una mesa de tres junto a la ventana y me dirigí a le barra donde estaba la dueña a la que salude casi subiéndome encima de la barra para abrazarla e intercambiar besos, de parte de ella recibí algunos jalones de mejilla y otros mimos.

Pedí lo que él me había pedido y algunas que otras cosas más que no tardaron en llenar la mesa, jarras de bebidas con miel, leche, pan recién horneado, una tarta dulce con frutas, uvas, queso y dos platos de guiso caliento de verduras y carne, agradecí amablemente mientras partía el pan en dos – no te preocupes, a veces trabajo para ella también, como no me gusta cobrar por eso siempre me reciben con comida – serví los dos vasos con la bebida fría de miel, estaba segura de que le iba a encantar.

soy sacerdotisa del reino, pero también personal del rey, aunque como no me gusta estar mucho tiempo en los templos, no es que me escape! – dije sonrojándome ante eso algo avergonzada de mi actitud, porque si, la realidad era que me escapaba y eso estaba mal – solo que me gusta mucho estar entre la gente y ayudar… así que hago de todo un poco, todos necesitan una mano amiga, un recado simple que no pueden hacer y ese tipo de cosas, pero no necesito dinero a cambio porque me hace sentir bien conmigo misma así que me agradecen de otras formas… - deje que el pan que tenia se sumergiera un poco en el guiso, adoraba como este absorbía la salsa.

- Tu que naciste en el norte… me cuentas como es allí? tu capitán es bueno contigo? Eres marino… seguro haz viajado por muchos lugares… cuéntame historias, me encanta escuchar historias de los que vienen de afuera del sur… - llene mi boca con el pan, inflando los cachetes con pan mientras lo miraba con los ojos bien grandes esperando por historias maravillosas, seguro había visto cosas raras y geniales!

LUGAR:






Profundo... el despertar del todo es inevitable y sus hijos saldrán de sus entrañas… los cosmos se apagaran... la muerte del grande será en vano… uno de los grandes ah de extinguirse para que el equilibrio regrese a su verdadera forma

+Firmas:
avatar
Cyril
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 293
Dracmas 711
Fecha de inscripción : 30/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Bravery Baudelaire el Lun Ago 13 2018, 12:33

Sostuve la manzana con ambas manos, la manzana mas roja que jamás había visto, parecía de cuento de niños para que duerman “ si sales a pasear a la arboleda, te encontraras con una bruja que te dará una perfecta manzana, y morirás “ adoraba los finales felices. La verdad el hambre no me dejaba razonar sabiamente y en un instante, había devorado la manzana con avidez, incluyendo cabo y semillas, jamás dejaba ni una parte, y la verdad era raro para mi comer manzanas, en los arboles del norte solo crecían piñas duras e incomibles, hasta eran mas útiles como proyectiles.

Agradecí mientras tragaba, pero el estomago tarto varios minutos mas en dejar de molestar, pero seguimos camino hasta llegar a una pintoresca casita. El humo en el aire esparcía un agradable aroma a madera seca quemándose y comida caliente, un estofado tal vez.  Por dentro, me sorprendió una especie de taberna, muy lejos de las que había conocido en el Norte (con sus guerreros enormes mal humorados) o en con Kaien (con sus ebrios marinos mal humorados) esta parecía la especie de establecimiento donde pararía un noble, o un mensajero en medio de un largo viaje para descansar y llenarse la barriga.

La luz entraba por los cristales, evitando que sea necesaria la presencia de velas o candelabros, no tenia ni idea como aquella chica pagaría la comida de aquel lugar, pero comenzaba a sentirme mal tal vez por primera o segunda vez en mi vida.

Todo se volvía cada vez mas atípico, mi oído capto todo lo que ella pedía, y me puse de pie algo exaltado, eran demasiadas cosas! Era impensable! Acaso era de la realeza o algo por el estilo?! No no, no podía ser así, jamás andaría desnuda y mucho menos se acercaría alguien… como yo para invitarlo a comer. O quizá se trataba de una estafadora! Que iba a medias con la señora de la barra, la joven escapaba y la segunda querría cobrarme toda la comida…

Mire con desconfianza hacia ellas, pero me mantuve en mi lugar – de que se trata todo esto? – cuestione cuando Cyril se acercaba con una bandeja repleta de estúpida y deliciosa comida.

No tardo en explicar y todo me hacia pensar que una persona no podía ser tan amable sin explotar o algo así. Pero parecía que su historia era cierta, la mujer ni nos prestaba atención, como si le diera lo mismo lo que comiéramos y bebiéramos, y si miraba en nuestra dirección era para ver de forma abobada a mi compañera de mesa, como si se tratase de su hija favorita.

Sin dar mas vueltas bebí la leche de un sorbo y me limpie el bigote blanco con la manga, como si no hubiera comido en una semana devore el queso, al punto de costarme tragarlo, y sujete la jarra de la otra bebida, pero me quede pasmado mirándola – que… que es esto? – dije confuso – es alcohol? – levante una ceja mirando la espesa bebida amarillenta, desprendía un dulce aroma a miel.

Di un sorbo, pequeño realmente, y mis ojos se cerraron de golpe y creo haber torcido mis labios de formas inexplicables – waaaaaaaaaaaaaaaaaaa! – me puso rojo al notar que había levantado demasiado la voz – que diablos, porque es tan dulce! – el sabor era invasivo, aunque al juntarse con sabor del queso en mi boca después de un tiempo había quedado realmente bien, era empalagoso y energético al mismo tiempo. La mesa tenia cosas que no había probado nunca o había comido muy pocas veces realmente.

Me zampe una cucharada cargada de guiso, mientras una lagrima de felicidad recorría mi mejilla. Haber bajado del barco aquella mañana había sido de las mejores cosas que había podido hacer.

- que es una sacerdotisa? – pregunte con la boca llena de pan, sonaba a un rango importante, y la verdad era interesante encontrarse a alguien tan joven trabajando para un Rey, mis ojos abiertos como platos la veían con entusiasmo y una especie de orgullo.

Su curiosidad de mis andanzas me dejo pensando – yo realmente no naci en el Norte – dije tragando y tratando de no engullir nada mas mientras hablaba – de hecho no se donde fue eso, pero los tipos que me trajeron al mundo, me dejaron en el Norte – resumí mi vida algo rápido, no quería hartarla o algo así – pase un tiempo en un convento, pero escape y me volvi cazador en los bosques. No era agradable al principio, pero cuando le agarre la mano a mi compañero – dije señalando el arco que colgaba del respaldo de la silla – todo fue mejor, y solo hace unos meses conocí a mi Capitán, nos ayudamos mutuamente en un encuentro con una mujer caníbal de mis tierras – hice u gesto como si hubiera recordado algo, y con algo de esfuerzo me quite la bota y puse el pie sobre la tercer silla – la cicatriz de debajo de esta herida me la gane allí! – apenas y si se veía la cicatriz en la piel, ya que Klauser me había vuelto a lastimar el mismo tobillo, que volvía a estar bastante feo – y eso me lo hizo un pirata! Enemigo de mi Capitán parece – reí al recordarlo – mis botas y chaleco de ahora me los hice con un tapado de ese tipo! Tendrías que haber visto su cara nadando detrás de mi al verme huir – Acaso trataba de impresionarla? Debía de ser algo mas, seguramente.

En cuanto note que la dueña del lugar me miraba raro, volví a colocarme la bota rápidamente haciendo muecas de molestia por la herida – no es normal aquí verdad? – me volvía a poner rojo, estúpido lugar con su gente correcta y feliz.

- La verdad no bajamos mucho del barco, aunque le hemos dado la vuelta a medio Pantheon ya, pero terminaremos el recorrido en el Oeste, mi capitán es de allá y la verdad espero verlo con mis propios ojos en algún momento -

Estaba nervioso, lo sabia porque hablaba mucho, me llene la boca de pan y guiso, mientras jugaba con las esferitas violetas y verdes que había traído, eran blandas, como rellenas de agua, pero las deje cuando se me ocurrió aplastar una entre mis dedos salpicando de jugo y semillitas toda la mesa, me limpie la mano contra la ropa y me quede mirándola como que nada había pasado.



Pan:

avatar
Bravery Baudelaire
Cazador

Cazador

Mensajes 489
Dracmas 90
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Cyril el Mar Oct 02 2018, 14:07

- No sabes lo que es… bueno somos? - lo mire curiosa, realmente parecía asombrado de cosas que parecían normales y de las que eran raras no, era como si él estuviese al revés y me quede mirándolo algo embobada, era maravilloso, algo en él me hizo sentirme un poco identificada, porque nadie veía el mundo como lo hacía, ni comprendían tan solo una pequeña parte de lo que era capaz de sentir y entender – somos como… hammm… médicos… pero del alma, curamos con… bueno no de la forma convencional – entonces mire hacia todos lados y me incline un poco más sobre la mesa para que solo él me escuchara – si tuvieses una herida que un médico normal no puede sanar yo podría por ejemplo… pero shhh – le hice un ademan con el dedo para que guardara el secreto.

- Que crueles… - acote sin pensarlo mirándolo serio, bueno mis padres biológicos no los conocía tampoco, el único padre que conocía era el hombre que me había adoptado y cuidado antes de que me lo arrebataran por completo, pero no quería hablar de mi de mi historia, me interesaba la de él, lo que venía de fuera del sur siempre me llamaba más la atención como si fuese desconocido, como si necesitara descubrir.

Lo miraba asombrada por momentos y luego pasaba a preocuparme… luego a asustarme, era una historia con demasiado peligro para mi gusto – caníbal?! – pregunte tragando con dificultad – tu capitán y tu deben ser muy valientes! – hable asombrada, mis ojos brillaban mientras lo miraba pero entonces reí por su hazaña – bueno… se lo merecía por herirte no? – comía entretenida mientras lo escuchaba hablar – eh? Jajaja no, son bastante pacíficos, los únicos problemas que existen son alguna que otra riña en las tabernas por las noches – limpie un poco el plato con el pan que había separado para el final, siempre era lo mismo cuando comía, era como si el final fuese siempre lo mejor del plato.

- Mmmm Bravery… si te pidiera algo… lo harías? – pregunte curiosa mirándolo mientras ladeaba mi rostro hacia un lado, no era nada malo solo que me había parecido una persona muy valiente y si sabía defenderse tal vez podía enseñarme una o dos cosas – es posible… que me enseñes a usar el arco? – no era que lo fuera a usar pero algo en mi interior me obligo a pedirle aquello, como si supiese que en algún punto de mi camino iba a tener que pelear y si él había aparecido en mi camino era obvio que debía ser por algo, así que no dude en pedirle aquello y entonces me sobresalte cuando rompió una de las esferitas – jajajaja que son?! – pregunte de nuevo con ese brillo curioso en mi mirada, lo vi limpiar la mesa rápidamente como si la cantinera fuese a cocinarlo esa noche si lo veía manchar uno de sus manteles, puede que lo hiciera, pero lo salvaría para que me enseñara a pelear tan valiente como él! - a cambio prometo curar tu pierna! que dices... me enseñaras? - hable casi suplicandole como si fuese una caprichosa niña pequeña.






Profundo... el despertar del todo es inevitable y sus hijos saldrán de sus entrañas… los cosmos se apagaran... la muerte del grande será en vano… uno de los grandes ah de extinguirse para que el equilibrio regrese a su verdadera forma

+Firmas:
avatar
Cyril
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 293
Dracmas 711
Fecha de inscripción : 30/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Bravery Baudelaire el Sáb Oct 27 2018, 02:29

Insinuaba que podía curar mágicamente o era un intento de disimular que amputaba partes de personas, no lo entendí a la primera, luego pensé mas en ello.

Lo primero que paso por mi cabeza fue “por el precio correcto” pero vamos, no siempre podía querer sacar un extra, es decir, ella había prometido pagar todo aquello. Quise decir “claro, que necesitas “ pero con la boca llena de comida se escucho mas como – Clarkk~~ ka nect – o algo así de impronunciable. Me cubrí la boca algo apenado, creo que tantos meses de comer solo o con el capitán en el barco me habían quitado un par de modales. O no los tenia de antes, no recordaba bien.

Trague y quise preguntar nuevamente, pero ella termino de expresar su pedido antes de eso, me brote la boca las muñequeras – el arco? – mire al arma que colgaba a mis espaldas, reposando en la silla. – no se, si sea algo rápido – mire a la chica a sus ojos tan llamativos y luego baje la mirada a sus manos. – podemos intentarlo, pero… creo que para usar un arco tienes que estar listo… para cargar con… este, como decirlo -

Apoye mis codos sobre la mesa y descanse el mentón entre mis dedos a entre cruzar.

Ella no tenia aspecto de guerrera, es mas, parecía una especie de princesa curiosa por aquello que le parecía ajeno, intente pensar, no sabia bien como encarar el asunto – digamos que vez un ave, un… gorrión? – mis ojos se perdieron por el lugar, como si buscara imaginar la escena que intentaba describir para ella.

- y de repente! ZAAAAZ, el hermoso gorrión muere terriblemente atravesado por una flecha, que TU disparaste – de estar perdida ahora mi vista se había clavado en su rostro – eso te afectaría de alguna manera? -

- es decir, puedes ser un excelente arquero.. arquera, pero eso lleva mucha practica, y por algo se llaman así, porque las cosas a veces no salen como queremos – intentaba dejar en claro que una flecha perdida podía ser peor de lo que parecía, pero también estaba lo contrario – o a veces salen como queremos… y pensamos que si matamos a alguien o algo esta bien, y luego algo en tu cabeza comienza a molestarte para el resto de tu vida -

Observe satisfecho la mesa llena de migajas – si te vas a anotar a un concurso de dispararle a manzanas olvida lo que dije – una vez había estado en uno, aun no sabia usar el arco y lo tense tanto que se partió y la madera me dio en la cara, perdí, pero luego me robe las manzanas, algo era algo.

- puedes curar algo así? – la ultima vez no me había gustado nada el tratamiento, de hecho lo había odiado, pero si todos los médicos curaban como el hermano del capitán, y ella no curaba como todos los médicos… ella no curaba como el hermano del capitán y eso era bueno! Aunque recordé la idea de amputar partes, y si se había dibujado una sonrisa en mi rostro, se borro seguramente.

- Voy a tener que usar pata de palo? Porque si es así, necesito practica así que mejor no me ayudas con la pierna – dije de forma segura pero con cara dudosa – pero igual si te puedo enseñar a el usar arco eh -



Pan:

avatar
Bravery Baudelaire
Cazador

Cazador

Mensajes 489
Dracmas 90
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Cyril el Mar Dic 04 2018, 00:03

Lo mire aun sonriendo como si quisiera hacerle notar lo decidida que estaba por aprender, entendía que podía ser difícil y todo eso, no era tonta, quizás algo ingenua en muchas cosas y sentidos pero sabía cómo funcionaba el mundo a mi alrededor, que lo entendiera a mi manera también era parte de mentirme a mí misma para hacerme creer que todo siempre estaba bien y que podía siempre dar lo mejor, siempre positivo y todas esas cosas que uno intenta decirse a sí mismo hasta que lo cree con tal de escapar de algo que le pesa en su interior. Cuestiones de perspectiva, que al parecer aquel chico también poseía, porque no parecía para nada tonto pero si daba la impresión de que entendía un poco las cosas como lo hacía yo.

- Aprendo rápido… solo necesito que me enseñes lo básico, el resto siempre es práctica no? – dije terminando de comer todo lo que tenía en el plato, vertiendo un poco más de bebida en mi jarra para terminar de bajar lo que había comido, mirándolo sería por sobre el borde de esta mientras me hablaba de lo malo que debía cargar por querer aprender a usar un arma, era eso precisamente un arma, se usaba para lastimar pero también para proteger, doble filo? No lo creo, podía manejarlo perfectamente.

Estaba tan seria y concentrada en él que cuando levanto la voz me sobresalte algo espantada por la imagen que su relato había creado en mi mente y fue casi automático que torciera los labios como si estuviese a punto de llorar, pero no lo hice! Yo también podía ser fuerte! – Claro que si… pero nunca fallare para que eso no pase jamás – aguantando el puchero – pobre gorrioncito… practicare y practicare para que ninguno Gorrion caiga por mis flechas! – dije golpeando la jarra en la mesa y cruzándome de brazos, inflando tal vez un poco el pecho con aires de grandeza como hacia la suma sacerdotisa cuando estaba en presencia del rey, aunque no le funcionaba, era una mala mujer.

- Puedo cargar con eso Bravery – dije sonriendo esta vez con calma, comprendía lo que significaba usar un arma y lo que todo eso conllevaba, a veces y solo a veces, creía que debía abandonar lo que era para madurar o crecer, luego recordaba que me gustaba ser como era de “ingenua” y positiva, porque crecer significaba dejar atrás la calidez de ser un niño, pero a veces para proteger lo que más queríamos teníamos que sacrificar parte de nuestras almas a cambio y eso estaba dispuesta a hacer – no sé si será un concurso de manzanas, pero haré lo mejor que pueda por no herir jamás a nadie a no ser que lo merezca – le guiñe el ojo, aunque la intención no tenía nada de malicia en sí, podía entenderse como lo contrario.

- Jajajaja no usaras pata de palo – reí ante su preocupación, parecía que lo había pasado muy mal de echo con su pobre pierna, pero quizás era momento de que eso cambiara y a cambio de su conocimiento procuraría que pudiera caminar perfectamente de nuevo – gracias pero te prometo que caminaras… ven vamos – dije poniéndome de pie, la señora regordeta sonrío y asintió con aprobación como si me diera permiso de irme con él – iremos a un lugar más tranquilo – extendí mi mano hacia él para tomarla y ayudarlo a ponerse de pie.

Si accedía a acompañarme lo conduciría a mi vieja casa, era lo suficientemente grande como para que las flechas no se salieran de su rango y lo suficientemente vieja como para que nadie este a su alrededor, en realidad nadie estaría cerca porque aquella casa estaba “maldita” una vieja historia que aun pesaba sobre mis hombros, un padre que no estaba, una casa incendiada, eran mi legado por ser una “bruja” como decían algunos, era una niña pequeña y haraposa, de cabello corto y siempre sucio, parecía mas un niño por lo que al ser rescatada y crecer con las sacerdotisas ya nunca me reconocieron, habían olvidado a la bruja que seguramente se había quemado con su padre y la casa. Pero primero lo llevaría a un lago cercano, tenía prohibido llevar a chicos al templo a no ser que fueran el rey. Pero cualquier lugar que tuviese agua me ayudaría a sanarlo, podía hacerlo sin esta pero de esta forma yo no recibiría daño alguno por sanarlo.

- Ven siéntate en el borde y sumerge tu pierna en el agua – adoraba el clima del sur, siempre era idóneo para nadar, había agua en casi todos lados y lugares hermosos que pocos conocían por miedo a explorar, este era uno de esos lugares, nadie lo visitaba porque estaba cerca de la vieja casa de la bruja así que podíamos estar tranquilos. Me senté para quitarme las botas y las medias, ya había visto varias veces las reacciones de los demás al ver que no tenía pudor alguno en quitarme toda la ropa, realmente estar en el agua me daba muchas ganas de ser yo misma, pero no era el momento apropiado, así que solo sumergí mis piernas hasta un poco más arriba de los tobillos, metí mis manos en el agua y juguetee con esta entres mis dedos antes de que mi cosmos reaccionara e hiciera que el agua brillara y pequeñas partículas que parecían burbujitas se elevaran un poco por el aire – muéstrame esa pierna – tome esta para revisar su herida, no estaba tan mal por suerte, puse mi mano sobre está dejando que las gotas del agua mezcladas con mi cosmos cayeran sobre esta y cada gota fue limpiando, sanando y cerrando aquella herida.

LAGO:






Profundo... el despertar del todo es inevitable y sus hijos saldrán de sus entrañas… los cosmos se apagaran... la muerte del grande será en vano… uno de los grandes ah de extinguirse para que el equilibrio regrese a su verdadera forma

+Firmas:
avatar
Cyril
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 293
Dracmas 711
Fecha de inscripción : 30/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No estoy perdido, es un atajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.