AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» [♐] Стрелец (Sagittarius)
Hoy a las 4:37 pm por Dimitri

» Black Snow [+18]
Hoy a las 1:21 pm por Gray

» Standing at the edge
Hoy a las 12:12 pm por Gray

» Dansar med vargar
Ayer a las 7:30 pm por Gray

» Below the Sea
Ayer a las 4:54 pm por Kilian Overo

» Canción de fuego y hielo
Ayer a las 4:49 pm por Cass

» Carnival of beasts
Ayer a las 2:55 pm por Black

» Slow breath
Ayer a las 2:12 pm por Cosmos

» Shiro
Ayer a las 8:40 am por Yūrei

» Registro de Físicos
Jue Nov 15, 2018 11:34 pm por Outis


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








In the eyes of the rose

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Miér Jul 25, 2018 11:55 am

—No tiene que pedir perdón señorita Anghara —Dijo Damian mientras caminaba junto a ella mirándole a los ojos y expresándose de manera muy elocuente, demasiado educado para ser un burdo cazador—. Todos somos ignorantes ante lo que no conocemos, incluso yo desconozco muchas cosas del universo que nos rodea y creo que menos que usted. Ya que una profesional en cuestiones de herbolaria, botánica y toxicología es alguien mucho más académico que alguien que se gana la vida pasando de pueblo en pueblo liberando a las personas de la opresión de fantasmas y demonios. Incluso sería buena compañera en el futuro. Me libraría de muchos males.

Posteriormente, después de la aparición de Dorian y llegar a las tierras de Campoestrella, Montañas verdes, adornadas con grandes árboles de hojas que iban desde los colores amarillos hasta el rojo conferían un ambiente primaveral sin estar en la época. Grandes derivaciones de rocas sobresalían de la tierra. En el fondo una gran edificación con dos torreones, murallas y alamedas, viejas como la Luna misma.

—El anciano maestro era el señor de estas tierras hace mucho tiempo, es quien me enseño todo lo que se, me rescato de los puertos más allá de los mares e islas rocosas y me trajo aquí con Dorian. Ambos aprendemos bajo sus faldas aun hoy.

Al escuchar lo de Dorian, cuando Anghara expresó lo de “tu mujer” o “hijo” Damian sonrió amablemente mientras cerraba sus ojos sin dejar de caminar junto a Anghara.

—Esa pequeña alimaña no es mi hijo —Damian decía mientras reía—. Dorian es hijo de mi difunta hermana.

Tras aquellas palabras Damian suspiro y miró a los cielos, cielos brumosos llenos de nubes debido a los picos de inmensos glaciares que se elevaban en aquellas tierras. Aún faltaba por recorrer en el camino, pero Damian quería caminar con Anghara dicho tramo.


Última edición por Damian el Dom Jul 29, 2018 3:26 pm, editado 1 vez
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 260
Dracmas 456
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Miér Jul 25, 2018 2:18 pm

Los ojos azulados de la fémina de largas coletas azuladas se agrandaron en cuanto llegaron a Campoestrella, nunca se hubiera imaginado que pudiese existir un sitio tan hermoso y tranquilo como este. -¿No se molestara que hayas traido a alguien? Digo si fue el encargado de cuidaros a los dos, os debe de ver como sus hijos -Mencionó con tono curioso, hasta que escuchó como la corregia, diciendo que ese pequeño no era su hijo sino su sobrino.

-Perdón por haber malinterpretado pero como teneis rasgos muy parecidos, pensé que seria su hijo -El sonrojo volvio a adornar sus mejillas tras haber malinterpretado las cosas, pero algo dentro de ella se alegro de que fuese asi, pero antes de que siquiera pudiera pensar en ello, observo a Damian como miraba a los cielos, cubiertos por espesas nubes, sin saber bien como se lo tomaria, Anghara se agarró del brazo de Damian mientras caminaban. -¿Se pueden visitar las cimas de las montañas? -Preguntó con tono genuino. Tenia curiosidad por ver si en las cimas podria encontrar cualquier tipo de planta que pudiese investigar.

-Si no le molesta que le pregunte... -¿Cómo fue que murio su hermana? -Preguntó de manera delicada antes de darse una cachetada mentalmente por su insolencia. -Lo siento, olvide lo que he dicho -Murmuró mientras se entretenia con uno de los mechones de sus coletas, tratando de evitar que viese su rostro avergonzado por haber sido tan curiosa.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Miér Jul 25, 2018 7:46 pm

La mañana traía consigo un viento gélido y en los arboles aunque de color verde habían restos de nieve. Sin embargo al parecer el color de ellos era ese, no importaba la estación. La grama crujía bajo sus pies y a lo lejos comenzó a escucharse el fuerte oleaje procedente del mar que pegaba en los riscos. Un sendero rodeado de árboles aislados les cubría de la sombra de un sol oculto en las alturas. Allá en lo alto, coronando la herbosa cima un montículo escarpado, de falda cubierta por los árboles nudosos del bosque primordial, se levanta la vieja fornicación de antiguos señores.

Antepasados. Durante siglos sus almenas han contemplado ceñudas el salvaje y accidentado terreno circundante, sirviendo de hogar y fortaleza para la casa altanera cuyo honrado linaje es más viejo aún que los muros cubiertos de musgo del castillo. Sus antiguos torreones, castigados durante generaciones por las tormentas, demolidos por el lento pero implacable paso del tiempo, formaban en años atrás una de las más temidas y formidables fortalezas. Hoy yace vacío como un negro fantasma en medio de aquel paisaje. Desde las aspilleras de sus parapetos y desde sus escarpadas almenas, muchos señores quizás, han sido desafiados, sin que nunca resonara en sus espaciosos salones el paso del invasor.

—Al maestro le gusta las visitas de señoritas —Respondió Damian mientras rascaba su nunca algo preocupado —.  Sobre todo cuando son algo jóvenes. Creo que lo mejor es no presentárselo. Vine porque tenía que traerle algo. Pero tranquila estará segura conmigo. Hay que comprenderle siempre quiso que Dorian y yo heredáramos su estandarte, pero las políticas del reino así no lo han querido. Por otra parte ando en lo pertinente para crear mi propia casa de nobles. Una pobreza rayana en la indigencia, unida a la altanería que impide aliviarla mediante el ejercicio del comercio, estos campos son infértiles, pero son bastos en minería. Aunque no contamos con la mano de obra calificada. Negado la oportunidad de mantener sus posesiones en su primitivo esplendor.

Sin más siguió su caminata agarrando con pasión la mano que se enarbolaba en su codo. Adoraba aquello, y no sabía porque le encantaba que la fémina encontrara confianza en él, y él se lo demostraba. Aquello le sonrojo.

—Sin duda hoy habra tiempo para visitar muchas cosas aquí. —Contestó Damian mientras poco a poco se fue ensombreciendo su rostro, su voz, sus parpados apagados y su voz acortada—. Con respecto a mi hermana, ella murió en los puertos del este, el padre de Dorian le quito la vida y yo se la quite a él. Sin embargo “sabandija” no lo sabe, pero le amo mucho. Y no sabe a las cosas que se dedicaba su padre. Dorian se parece mucho a mí, quizás porque yo era hermano gemelo.

Pronto estarían en la entrada principal, no había soldados. Nadie en los puestos vigías. Todo estaba solo. Una gran edificación para que nadie la habitase. Al entrar Dorian había salido con su mejor traje y algo especulado desde una gran escalera que llevaba a un mecanismo que abría una gran puerta. Luego estando dentro se observaba una gran plaza llena de pequeñas casas y puestos de herrería, caballerizas y demás bastante vacíos.

—Como vera, el señor ha quedado solo y espero poder levantar tiempos de gloria para este lugar.


Última edición por Damian el Dom Jul 29, 2018 3:58 pm, editado 1 vez
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 260
Dracmas 456
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Jue Jul 26, 2018 10:39 am

Sus ojos recorrian todo el paisaje frente a ella, un pequeño escalofrio recorrio su cuerpo al sentir el aire gelido de la mañana, fue en estos momentos en que se tendria que haberse traido esa prenda de abrigo con caperuza incluida,observó el enorme pero abandonado castillo frente a ella, al parecer en otros tiempo debio de ser esplendoroso, al escuchar que a su Maestro le gustaba la visita de señoritas, no entendió a que podia referirse.

-¿Que tiene de malo que le gusten? -Preguntó con inocencia la fémina, ya que igual se extraño cuando dijo que no le iba a presentar. Al escucharle relatarle sobre como tenia pensado iniciar de cero crear su propia casa de noble apellido, algo que a Anghara la resultaba extraño, ella era de familia humilde, así que no le daba mucha importancia a cosas así.

-Deberá de ser toda una hazaña lo que pretende llevar a cabo, pero estoy seguro que con esfuerzo y perseverancia podrá conseguirlo -Una hermosa sonrisa aparecia en su rostro mientras decia esas palabras, su corazón se aceleró al notar la grande pero firme mano masculina colocarse encima de la suya, sintiendo el calor de la piel ajena sobre la propia, pero pudo notar como ese rostro se iba ensombreciendo y el tono de su voz habia cambiado mientras le contaba la historia de su hermana.

-Lo siento mucho, de verdad, no debí preguntar algo que podría haberle hecho sentir mal -Mencionó con tono triste y apenado, lo cierto es que esa historia habia llegado a conmoverla demasiado. -Yo, perdí a mis padres cuando apenas era una niña, el puesto de flores que regentaban fue consumido por las llamas, ellos se encontraban dentro, yo me salvé por pura suerte -El le habia contado algo de su pasado y era justo que ella hiciese lo propio.

Al entrar dentro de la edificación, pudo observar lo enrome que era, y lo vacia que se encontraba. -Esperemos que si estalla la guerra, no llegue a alcanzar este hermoso lugar -Sus palabras sonaban sinceras, por alguna extraño razón que aun no entendia, confiaba en que Damian lograria lo que se hubiese propuesto.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Sáb Jul 28, 2018 11:34 am

El privilegio de las reminiscencias, no importa lo confusas o pesadas que estas resulten, es algo que corresponde generalmente a la gente de mucha edad; y realmente, con frecuencia, gracias a tales recuerdos llegan a la posteridad los sucesos oscuros de la historia, así como las anécdotas menores ligadas a los grandes hechos, como las vidas unidas en esta ocasión por el sufrimiento. Las colinas se erguían rojizas y doradas por encima de aquella edificación vasta y  negra que por años de lluvias, inviernos y tenues ondas de calor que procedían del mar al sur de la pequeña edificación se ha mantenido en pie, y el sol lucía oblicuo sobre las piedras antiguamente colocadas en los edificios enormes.

Dorian venía detrás, después de cerrar el mecanismo de la gran puerta. Si se miraba bien había allí donde no alcanzaba la vista personas, solo si sedaba una segunda mirada. Grupos de ciudadanos del amurallado, sirvientes leales a la casa antigua, nativos de negros cabellos, junto con gentes mestizas por las uniones entre ellos, vestidos con suaves túnicas y guerreros armados y hombres de negras barbas llegados de las cercanas tribus de las estribaciones de los montes rojos para traer el producto minero, caminaban por las calles dentro del fuerte con una especie de pasividad vaga e indefinida.

Pronto estarían en la gran puerta. Nadie les hacía reverencia, nadie se doblegaba ante ellos. Solo miraban de manera atenta a los recién llegados. Algunos se escondían, otro miraban desde la alamedas altas.

—Yo nunca he dicho que exista algo malo —Dijo Damian—. Con respecto a lo de la hazaña estamos en ello. Conocerás muchas cosas mi señora. Mi hermana, descansa en paz. No tiene por qué pedir perdón a las personas nos hace fuerte son los momentos de tensión,  de miedo, de terror, es el único momento en el que un hombre puede ser valiente.


Última edición por Damian el Dom Jul 29, 2018 4:01 pm, editado 1 vez
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 260
Dracmas 456
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Sáb Jul 28, 2018 11:53 am

Tras sus ultimas palabras se quedó sumida en silencio, ya que no sabia que mas podia decir, siempore habia sido bastante nula por asi decirlo a la hora de entablar conversaciones con otras personas o incluso llegar a mantenerlas tanto tiempo, de hecho solo con dos personas habia podido conversar sin que su nulidad se hiciera presente.

Uno fue el rey del Sur y el otro fue uno de sus compañeros dorados, pero Anghara reconocia que no eran las mismas circunstancias, con Alessandro hablaron del pueblo, de los distintos comercios, practicamente se convirtió en su guia turística y con Virgo intercambios de como defender a Minerva y otras cosas que causaron que una sonrisa apareciese en su rostro, la peliazul no sabia que habia sido de su camarada, pero supongo que ya lo vería de nuevo cuando su Reina los volviese a convocar.

-¿Sabeis? Ojalá yo tuviese vuestra fortaleza, eso me habria evitado el que cometiese bastantes errores -Sintió algo de pena por ver como estaba todo el lugar, como si les tuviese miedo, algo que le extraño a la hermosa pisciana, ya que ¿acaso ellos no sabian que aunque estuviesen alejados, como protectores de Athena no permitirían que les pasase nada? -¿Por que veo tanto temor en ellos?
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Sáb Jul 28, 2018 12:55 pm

—Has sufrido mucho, mi señora Anghara —Le dijo antes de abrir la puerta principal para entrar a la sala. Tomó sus manos y besando una de ellas suavemente le miró a los ojos—. Nada compensara nuestras perdidas. Yo no soy fuerte. Pretendo serlo. Mas sin embargo usted es un ejemplo.

Al abrir el doble pórtico de madera negra en aquel atrio que parecía devorar antes que entrar a una estancia, la luz del recinto fue muy oscura en comparación con la ambiental. Solo cuando estuvieron adentro la tenue luz de las ventanas dejaba ver poco a poco la arquitectura del interior. Una larga sala con cientos de ventanales cubiertos hasta la saciedad por cortinas violetas. Al final de aquel largo salón no había trono alguno, o silla donde sentarse los señores del castillo. Solo había un gran mesón a lo largo de una inmensa tarima, sillas en él. De bajo diez columnas sostenían la bóveda simple y oscura que poseía como techo. Cinco en cada lado y más allá de aquellas columnas al lado pasadizos que daban a aquellos ventanales. En todo existía un ambiente gótico y oscuro que confería tristeza a quien la viera.  Dentro estaba tan frío como al meter la mano dentro una tumba.

Banderines colgaba de aquellas columnas, con un añejado estandarte, cuyo blasón se había decolorado en una tela carmesí. Cuatro lámparas tendían del techo, en parejas, una de tras de otra. Y en aquella mesa larga de caoba negra había un ser mirándoles, cubiertos de pieles, de cabellos largos blanquecinos por las canas y con una barba larga como la de un chivo. Uno de sus ojos estaba tuerto y rasgado por una larga herida que iba desde su frente hasta el mentón.

—Bienvenido hijo mío —Dijo aquel señor hablando en un tono gutural que lleno toda la sala de ecos, infringiendo respeto y autoridad.
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 260
Dracmas 456
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Sáb Jul 28, 2018 1:27 pm

Al escuchar decirle que habia sufrido mucho, solo se limitó a permanecer en silencio, lo cierto es que si, pero era algo que solo ella sabia, aun no se sentia preparada de todo para abrirse con alguien, en cuanto a ese tema, de su pasado, permanecia cerrado por unas fuertes espinas, de hecho, toda ella estaba rodeada de esas espinas para evitar de nuevo ser dañada, cortando cualquier contacto con el mundo exterior.

-Ojala fuesen ciertas sus palabras -Menciono soltando un pequeño suspiro cuando tomo sus manos entre las suyas y depositó un beso en una de ellas.

Al observar la larga sala, tan oscura y deprimente, hizo que un escalofrio recorriese el cuerpo de la fémina, no entendía como un lugar que en el pasado y a simple vista habia sido hermoso hubiese terminado convertido en eso. Podia observar los banderines colgados con sus blasones descoloridos, ¿acaso aquella casa habia caido en desgracia?

La voz gutural de un anciano bastante mayor dando la bienvenida a Damian como su hijo, hizo que a la ojiazul se encogiera levemente, tal vez por que nunca habia estado frente a una persona tan mayor que imponóa autoridad, si descontamos claro al propio Zeus, apretó con fuerza la mano de Damian completamente nerviosa, expectante por ver lo que sucederia ahora.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Sáb Jul 28, 2018 4:51 pm

El dulce calor de las manos enguantadas de Anghara le confortaba. Fue entonces cuando, sus pasos se escuchaban en la gran de inmensa sala al acercarse más y más al señor e internarse en la sala. El señor se levantó de aquella silla y bajó por un lado de la tarima. Poseía un jumbo negro que le llegaba hasta mucho más debajo de los pies, un gabán negro de pieles que también poseía la misma longitud. Su rostro era largo, aguzado. De ojos penetrantes cual gitano y un iris ambarino. Poseía una joya rubí en su pecho, la cual colgaba de una gargantilla de oro sólido. Sus cabellos plateados evocaban el color de la luna llena, estos poseían ondulaciones como las del mar en picada, eran largos, alcanzando un poco más allá de los hombros. Mas su piel era tan blanca como la tiza, y siempre miraba a todos como un mentón levantado. Era incluso más alto que Damian a pesar de estar tan viejo.

—Veo que has traído compañía, me alegra que vengas a ver este costal de huesos secos —Dijo el señor en un tono de voz ahora pausado con un extraño acento desconocido— ¿Al fin has pensado en casarte?

—Mi señor —Dijo Damian realizando una reverencia para al final mirarle nuevamente—. Padre, maestro, son gustosos los ojos que te ven nuevamente, llenas de alegría mi corazón. Te presentó a la digna portadora de una armadura dorada, ella es la señora Anghara de Piscis, guardiana del reino del cual eres abanderado. El Este de Zeus, quien ahora reposa bajo el manto de la reina Minerva y Protectora de todo el Pantheón.

El señor miró a Anghara de pies a cabeza y ofreció su mano para que caminase a su lado, mientras realizaba una noble reverencia con la cabeza.

—Espero que mi joven Damian sea lo más amable posible con usted —Dijo el señor mientras sus ojos parecían tener un brillo desconocido—. Pues es algo tosco al tratar con una dama. Respondo al nombre de Mathias Dayne, de la casa Dayne. Una casa que hay caído en desgracia pero gracias a las aspiraciones que veo en Damian esta casa resurgirá bajo la gloria que le otorgue en un mejor futuro.


Última edición por Damian el Dom Jul 29, 2018 4:03 pm, editado 1 vez
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 260
Dracmas 456
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Sáb Jul 28, 2018 6:51 pm

Al escuchar la voz del anciano solo atinó a sonrojarse un poco al ver como preguntaba a Damian si tenia pensado casarse, pero al ver como hacia una reverencia, ella hizo lo mismo, aunque no estaba para nada habituada al tema de la nobleza ni cosas por el estilo. Viendo como la presentaba no pudo sino que una sorpresa se reflejase en su rostro, ni siquiera era tan importante, solo era una santo que defendia con su vida a la Reina Minerva.

Al ver que extendia el anciano la mano, aun con duda decidió tomarla y aceptar el ofrecimiento de caminar a su lado. -De hecho ha sido un joven bastante amable y educado, todo un caballero desde que le conocí, y es un honor conocerle milord, soy Anghara LeBlanc -Mencionó con tono humilde- Y si, eso me ha contado, pero estoy convencida como usted que Damian lograra que su casa vuelva a ser lo esplendorosa que fue en el pasado - Los ojos de la fémina se posaron en los de Damian, dandole una pequeña sonrisa. No entendia por que se sentía tan a gusto al lado de una persona como él, pero no le habia mentido al anciano, habia sido amable y educado con ella, demasiado educado para ser un compañero de batalla en un futuro.

-De hecho, me gustaria saber mas cosas acerca de su familia de ser posible. por lo que me ha contado Damian, en otros tiempo, cuando aun gobernaba Zeus su familia fue esplendorosa, ¿no es asi? -Preguntó con genuina curiosidad, lo cierto es que ella, al ser hija de unos floristas no entendia mucho de nobleza ni de blasones ni de nada por el estilo.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.