AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ABEL
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

???
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» The city of lost trees
Hoy a las 19:18 por Ethan

» Volví ñaña
Hoy a las 18:16 por Kaien Cross

» Ficha FC
Hoy a las 18:05 por Frisk & Chara

» Un Pequeño Desliz Salvaje
Hoy a las 16:56 por Cosmos

» Taller de Firmas y Avatares! ♥
Hoy a las 16:19 por Kilian Overo

» Peticion de Rangos
Hoy a las 16:01 por Aidan

» Registro de Físicos
Hoy a las 15:29 por Kilian Overo

» [Juego] ¿Qué harías si despiertas junto al de arriba?
Hoy a las 09:27 por Tyr

» [Juego] Abrazo, beso, patada o lo que se te ocurra.
Hoy a las 07:07 por Aeris

» La Valkyria y el Pirata
Hoy a las 04:32 por Len Daishi


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License







In the eyes of the rose

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Mar Jul 17 2018, 15:18

Y tomándola de la mano le ayudó a subir a la silla señalando los estribos a modo de apoyo  para que la dama subiese. A su lado podía sentir la cálida sensación de estar a su lado a pesar de caer nieve a su derredor, sus ojos no se fijaban en otra cosa en aquel instante si no en la fuente del origen de una duda, la suavidad de aquella piel. Sus ojos verdemar se fijaron en los azules que reflejaban su rostro, concentrándose en ellos a cada momento para descuidar todo cuanto le rodease, podía ser atacado en aquel instante y no se hubiese fijado. ¿Qué era aquello? Los copos de nieve cubrían su cabello, con suavidad caían sobre sus hombros otorgándole un aspecto de tonos grisáceos a la piel que portaba. Sacó de la mochila trasera un abrigo de pieles que cubriese la caballera de la joven. Lo colocó sobre ella mientras sonría.

—El caballo no es necesario para salir al campo a recolectar hiervas —Dijo Damian al comenzar andar al animal y abrazarla al tenerla en la parte delantera obligadamente para sujetar las riendas, aunque aquello no le molestase para nada, al contrario, se notaba en su mirada que era una de aquellas cosas que había planeado—. Pero si para robarse a bellas doncellas y escapar un rato.

Al soltar una pequeña carcajada. El animal galopaba hasta alcanzar el pórtico más cercano que había señalado Anghara. Antes había también cubierto su cabeza quedando embozados para que nadie notara quienes eran.

— ¿Que porque la respeto tanto? —Se dijo Damian al preguntarse aquello gracias a la conclusión sostenida por Anghara—. No lo sé, simplemente lo hago, es usted una dama que ha alcanzado el mayor mérito entre los guerreros de Athena al ser parte de su guardia personal. Lo que llamaríamos la guardia real. Entonces me dije que el tratamiento indicado para un caballero es tratarlo con respeto. Y usted mi señora Anghara lo es. Bueno esperó me diga donde le apetece recoger lo que necesita. Agárrese fuerte.

Al salir por el umbral del pórtico el caballo comenzó a andar más rápido. Para luego internarse en la arboleda. Junto con la joven.
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 159
Dracmas 256
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Mar Jul 17 2018, 16:29

Una pequeña sonrisa aparecio en sus labios al sentir como cubria sus cabellos y parte de su cuerpo con unas pieles, ocultando así su identidad, o mas bien la de ambos, de hecho, no se habia preocupado por ponerse una vestimenta mas adecuada para la nieve, pero tampoco hacia tanto frio, mientras escuchaba como el caballo trotaba, llevandoles, permitió relajarse, era extraño pero estando asi, siendo rodeada por los brazos de Damian, se sentía segura y protegida. "¿Qué es esto que estoy sintiendo?" Pensaba para si misma Anghara, no lograba entenderlo.

-¿Me estáis raptando entonces? -Respondió debido a su comentario. -Por que si me dejo no seria un secuestro propiamente dicho -Podía escuchar estando así los latidos del corazón del hombre, viendo como se internaban en el bosque. -No soy tan poderosa como piensas, mi única habilidad es el veneno y mis rosas, no soy fuerte ni nada por el estilo -Su voz era humilde, no se sentía superior a sus compañeros, mas que nada por que también era mas joven y no poseía una experiencia propia de alguien adulto. -¿Eh? -Al sentir como el caballo empezaba a galopar mas rápido, se aferro a las pieles de la capa del pelimorado con fuerza.

-Pare ahí por favor -Mencionó señalando un enrome claro donde los rayos del sol golpeaba con su luz, a lo que parecía ser un montón de plantas medicinales.


Última edición por Anghara el Sáb Jul 21 2018, 17:05, editado 1 vez

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"Todos creyeron que podian utilizarme.
Como a una simple muñeca decorativa.
Fue por eso que terminé rompiéndome.
Fue por eso que decidí destruirlo todo."


SOLITUDE:


"Y caeré en un eterno y silencioso sueño.
Es por eso que esta rosa aún conserva sus espinas.
Para mantenerse alejada del mundo exterior.
Problamente, cuando llegue ese momento, moriré.
Si tengo que volver a sufrir así.
Prefiero no volver a estar con otra persona."
avatar
Anghara
Recolector

Recolector

Mensajes 210
Dracmas 271
Fecha de inscripción : 04/04/2018
Localización : Templo de Piscis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Mar Jul 17 2018, 17:17

Cada palmo recorrido era una mirada que se escapaba de Damian. El sonido del cuero nuevo al movimiento del caballo, los estribos al galope tendido y grama ser pisada por la herradura de hierro despejaban la brisa helada y matutina. Los copos de nieve se difuminaban en el aire tocando débilmente las crines del caballo. Entonces el límite del bosque aparece ante ellos, una bruma se depositaba cual sabana al suelo.  La maleza era espesa, el caballo aminoro su paso.  Abriéndose camino entre la boscaje. Al mirar dentro del bosque y verificar su profundidad la oscuridad lo arropaba todo.

Allí donde las malignas enredaderas y plantas rastreras se enroscan en torno a las piedras de palacios arruinados con acabados griegos se ceñía con fuerza a columnas rotas y extraños monolitos, y levantando pavimentos de mármol que fueron dispuestos por manos olvidadas a la memoria de Zeus. Grandes árboles, que crecen inmensos, poseen en sus copas pequeños animales que brincan de un lado a otro y seres escamosos sin nombre.

Inmensas son las piedras que dormitan bajo capas de musgo húmedo, y poderosas raíces que comparados con el tamaño de los visitantes era gigantes. Hasta que la fémina divisó entre la densidad del ambiente un claro de espesura de hermosos pastos. El brillo del sol se derramó sobre aquel jardín médico para hacerlo más vistoso. Al llegar a aquel lugar, Damian descabalgó y recibió en brazos a la fémina la cual miraba sin cesar a los ojos desde el lomo del caballo hasta dejarla en el suelo.  

Al echar un vistazo la mirada de Damian deambulaba por todas partes; el espectral verano de narcóticas flores y húmedos mares de follajes provocan sueños extraños y multicolores en la mente del Geminiano evocándole dulces recuerdos. Vió ondas inesperadas, rematadas en luz amarilla, como si esas plácidos ríos de verdor se vieran arrastradas, por irresistibles corrientes de aire, rumbo a extraños océanos que no pertenecen a este mundo.

—A decir verdad, es hermoso —Dijo Damian mientras una pequeña mariposa se posó sobre uno de sus dedos—. Bien mi señora seré su alumno ¿Me podría enseñar?

Damian soltó al caballo para que pastara no muy lejos mientras esta vez con gusto ofrecía el codo a la dama para que se agarrase de él
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 159
Dracmas 256
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Mar Jul 17 2018, 17:52

Al notar como era de nuevo descendida del enorme corcel, cayendo en los brazos con Damian, no tardo de nuevo en volver a perderse en la mirada verdosa del hombre de coleta morada, olvidando por un instante a que habian venido, por suerte Damian no tardo en hablar para que Anghara se pudiera centrar, tomó el codo ofrecido con algo de timidez -Si, es hermoso, creo que solo yo conozco este sitio, se que Alesteir tiene un invernadero donde cultiva todo tipo de plantas, por algo es el sanador de toda la orden por asi decirlo -Mencionó soltándose y alejándose de él agachándose tomó en sus manos una flor de hojas oscuras y con los pétalos de color morado. -Esta por ejemplo se llama acónito, y es una de las plantas mas venenosas del mundo, pero igual tiene usos medicinales -Sacando una daga cortó varias muestras para guardarlas en una bolsa que traía con ella.

-Esta otra por ejemplo - Recolectando varias muestras de una hermosa planta de pétalos rosados. -Se la conoce como adormidera, es ideal para anular por completo un dolor demasiado horrible, pero como tal, tambien puede ser considerado un veneno si se abusa de ello. -Los ojos de la peliazul se suavizaron con cada planta que recolectaba, le iba indicando a Damian el nombre de cada una y lo que hacian. -Perdón, creo que te ando aburriendo mucho -Mencionó sonrojada, guardando de nuevo la bolsa, ya que estaba llena por completo.

El corazón de Anghara latia demasiado rápido, no entendía por que con solo estar cerca de Damian reaccionaba así, le encontraba no solo misterioso, sino tambien bastante atractivo, pero no tenia nada que hacer de todas formas, por dos razones: La primera que seguia siendo una adolescente y seguramente la veria como a una hermana pequeña y segundo, se habia jurado asi misma no enamorarse tras decidir que elegia su camino, ¿por qué entonces estaba sintiendo estas cosas?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"Todos creyeron que podian utilizarme.
Como a una simple muñeca decorativa.
Fue por eso que terminé rompiéndome.
Fue por eso que decidí destruirlo todo."


SOLITUDE:


"Y caeré en un eterno y silencioso sueño.
Es por eso que esta rosa aún conserva sus espinas.
Para mantenerse alejada del mundo exterior.
Problamente, cuando llegue ese momento, moriré.
Si tengo que volver a sufrir así.
Prefiero no volver a estar con otra persona."
avatar
Anghara
Recolector

Recolector

Mensajes 210
Dracmas 271
Fecha de inscripción : 04/04/2018
Localización : Templo de Piscis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Miér Jul 18 2018, 19:37

La chica inmediatamente cual maestra enseñaba las características del acónito, de lo letal que este era y de cómo extraer de ella sus características curativas sin que las toxinas del mismo afectasen a los pacientes. Con una técnica propia de herbolarios y sabios de sabiduría antigua tomaba las herramientas propias para tomar de aquellas plantas lo justo y necesario, dejando los especímenes vivos para volver a utilizarlas nuevamente.
Si Damián le hubiesen mandado a recolectar dichas plantas, muy seguramente ya hubiese muerto al tocar el acónito o quizás hubiese arrancado torpemente al individuo vegetal que muy amable ofrecía sus propiedades a la hermosa Anghara.

Nuevamente la Santa Maestra de Piscis tomaba la palabra para adornar con su dulce voz el ambiente de natural escena. Ella tomaba en sus manos plantas que a la vista eran hermosos, su flor poseía pétalos rosáceos, la recogía con maestría y soltura. Mencionaba, de estas últimas, efectos anestésicos. Para Damian aquello fue ideal escucharlo. Sin embargo había una línea que no se podía cruzar, dentro de los argumentos de la recolectora se mencionaba las palabras “al abusar es veneno”.

—Para usar las características que usted menciona de las adormideras —Dijo Damian con el fin de rematar con una pregunta, mientras que asombrado se acercaba a mirarlas con detenimiento—. ¿Cómo debe sumistrarse a los que padezcan de dichos dolores sin llegar a ser letal?

Por su parte el Santo escuchaba con detenimiento a la joven doncella de coletas y de ojos azulados. Cada recomendación sin descuidar cada mueca con que Anghara mencionaba aquellas palabras. De allí en adelante concluyo que Anghara era muy sabia en cuanto a botánica y fisiología vegetal se debía. Amaba lo que hacía y aquello la calmaba, la desesteraba de sus problemas cotidianos y Damián adoraba ver eso en ella. Justo cuando Anghra volteo a mirar a Damian para ver si se aburría, este en modo de broma fingió un bostezo para decirle con aquello que así era.

—Si así es —Damian bostezaba pero dejó escapar pequeña risa terminando la escena—. Tranquila mi señora, solo bromeaba. Adoro lo que hace se nota que se quita el estrés de muchas cosas usted en esta parte del reino.

Damian miró a lo lejos las montañas y elevó la palma de su mano a la altura de su frente para cubrirse la luz del sol a sus ojos.

—Me preguntó que se sentirá estar en la cima de aquellas montañas mi señora Anghara. ¿No le gustaría ir allá? Claro está apenas termine.
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 159
Dracmas 256
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Miér Jul 18 2018, 20:18

-No soy una experta en curación, solo lo básico propiamente dicho -Mencionó ante la pregunta formulada. -Pero todo depende del tipo de herida y de cuanta resistencia pueda tener el cuerpo humano.

-La fémina había acabado de recolectar todas las hierbas necesarias, y arqueo una ceja cuando dijo que bromeaba sobre lo de estarse aburriendo. -No es para nada gracioso, me preocupé de verdad -Susurró acercándose y esbozando una sonrisa- Bueno, hay muchas formas de aliviar el estrés según he oído, pero a mi me relaja esto, como ha podido deducir...

Ante su pregunta de si quería ir a esas montañas lejanas, cubriéndose la frente para poder ver el lugar a donde indicaba Damian, lo cierto era que nunca se había alejado tanto de su zona habitual. -He acabado, pero siento decirle que si vamos hacia ese lugar, no podré guiarle, no conozco esa zona.

-Se alisó el vestido y mientras escuchaba el sonido de los pájaros, mordió su labio inferior de manera inconsciente. -Pero será interesante comprobarlo, cuando queráis, podemos partir... -Miró a su compañero esperando su respuesta, si se hubiese tratado de una simple mujer nunca hubiese aceptado, pero no lo era e intuía que el caballero de Géminis no trataría de hacer nada, ya que si bien no se veían a simple vista, siempre llevaba consigo una rosa como posible defensa.

Viendo que el camino sería todavía mas largo de lo planeado, saco lo que parecian ser dos lazos y se recogió su largo cabello en sus dos coletas habituales, se sentía más cómoda así, mientras tanto extendió su dedo y una pequeña mariposa se posó en él, tras lo sucedido años atrás, se habia mantenido alejada de cualquier ser vivo. "Me pregunto... ¿que acabé perdiendo cuando hice ese viaje a esa isla?" -Se preguntó para si misma, la voz la perdió, pero pasados unos días volvió a recuperarla, lo que no conseguia recordar fue que pasó despues, había renunciado a algo, pero no lo recordaba. -Y dígame, ¿hace alguna cosa más aparte de ser cazador?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"Todos creyeron que podian utilizarme.
Como a una simple muñeca decorativa.
Fue por eso que terminé rompiéndome.
Fue por eso que decidí destruirlo todo."


SOLITUDE:


"Y caeré en un eterno y silencioso sueño.
Es por eso que esta rosa aún conserva sus espinas.
Para mantenerse alejada del mundo exterior.
Problamente, cuando llegue ese momento, moriré.
Si tengo que volver a sufrir así.
Prefiero no volver a estar con otra persona."
avatar
Anghara
Recolector

Recolector

Mensajes 210
Dracmas 271
Fecha de inscripción : 04/04/2018
Localización : Templo de Piscis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Jue Jul 19 2018, 18:58

—Está bien —Dijo mientras sonreía alegremente—. Debería llevar algunas más, en especial esas de pétalos rosados, posteriormente le diré porque.

Posteriormente se levantó de donde estaba, y tomando hermosos tulipanes que estaban rodeados por algo de nieve, fue hasta donde Anghara. Retirando  debidamente y con suavidad algunos copos de nieve de los cabellos de la señorita, colocó una corona de aquellas flores en su cabeza.

—No se preocupe si cree aburrirme la mayor parte del tiempo no soy así. Hago bromas bastante malas, por ello solo las revelo a mis más allegados. Con respecto a las formas de aliviar el estrés, me gustaría escuchar de sus labios aquellas distintas formas a las de recoger flores medicinales y venenosas.

Posteriormente realizó una venia y se precipito a correr unos cuantos metros internándose en el bosque. En ese momento Anghara quedó sola y el silencio que era interrumpido por el ulular del viento gélido llenaba de una soledad incomoda el ambiente. Luego se escuchó un fuerte silbido agudo dentro de los grandes árboles, hasta que de un momento a otro el caballo negro azabache salía de los matorrales con Damián en lomos. El animal producía relinchos y se paraba sobre sus patas traseras.

Luego galopo hasta donde estaba Anghara suavemente mientras que esta vez descabalgó, trato de tomarla por la cintura para elevarla a los lomos del animal el cual comenzó a andar para que Damian se montara en medio de una pirueta, un giro inverso apoyándose en el anca de la bestia.

—En aquellas montañas, se dice, que en las inmediaciones de dicho lugar vive un demonio blanco, no le gusta ser molestado. Pero no tema, somos guerreros, los mejores de Athena para ser precisos.

Luego tomando las riendas con Anghara entre sus brazós echó a andar a toda velocidad sacándole la capucha hacia atrás, rumbo hacia las montañas sin nombre.

— ¿Además de ser cazador? Me robo a dulces jovencitas para llevarlas a las montañas —Ante aquello soltó una carcajada—. ¿Cazador? ¿Qué se imagina usted cuando le dicen cazador?
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 159
Dracmas 256
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Jue Jul 19 2018, 19:15

Escuchando lo que decía, tomó esos pétalos de color rosa, aunque no entendía muy bien por qué y lo guardó junto al resto. -Esta bien, aunque reconozco que la curiosidad me está matando -Confesó antes de que un pequeño rubor adornase sus mejillas al sentir como el caballero colocaba una corona de tulipanes en su cabeza. -Esto... -No sabia que decir, así que fue por lo seguro. -Bueno, a mi también me relaja cantar, aunque algunas veces cante canciones y no sepa ni el por que...

Se encogió de hombros, ya hacia bastante que había dejado de darle vueltas a todo eso, cuando su memoria quisiera recordar lo haría. Una extraña sensación de sentirse acechada sintió cuando observó como Damian se alejaba entre la espesura del bosque, sus manos ya se habían movido hasta la parte superior de su vestido, pero justo antes de que pudiese sacar ese objeto, escuchó el galope del caballo negro con el hombre encima de él, apareciendo desde el mismo lugar donde se había internado.

Anghara dejó que la subiese al caballo, de hecho, se estaba familiarizando con los pequeños toques que recibía su cuerpo, una vez acomodada observó como de nuevo Damian se colocaba detrás de ella y la rodeaba con sus brazos al tomar las riendas.

-¿Un demonio dice? -Preguntó arqueando una ceja, nunca había oído hablar de algo semejante, claro que tampoco se había alejado mucho del reino, salvo cuando hacia guardia, pero nunca se había acercado a esas montañas tan lejanas. -¿Y no le causaremos molestias? Digo, dice que no le gusta ser molestado... -En el momento en que la quitó la capucha, sus coletas quedaron libres y empezaron a moverse con cada cabalgada del caballo, viendo como se acercaban a las montañas desconocidas.

-No soy dulce -Murmuró mirándole a los ojos para acto seguido desviar la mirada hacia el frente. -No lo sé, supongo que alguien que se dedica a cazar como su nombre lo indica... -No estaba segura, osea, sabia que los espías servían para espiar fuera del reino y obtener la mayor información posible, pero nunca sabia exactamente lo que hacia un cazador.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"Todos creyeron que podian utilizarme.
Como a una simple muñeca decorativa.
Fue por eso que terminé rompiéndome.
Fue por eso que decidí destruirlo todo."


SOLITUDE:


"Y caeré en un eterno y silencioso sueño.
Es por eso que esta rosa aún conserva sus espinas.
Para mantenerse alejada del mundo exterior.
Problamente, cuando llegue ese momento, moriré.
Si tengo que volver a sufrir así.
Prefiero no volver a estar con otra persona."
avatar
Anghara
Recolector

Recolector

Mensajes 210
Dracmas 271
Fecha de inscripción : 04/04/2018
Localización : Templo de Piscis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Damian el Sáb Jul 21 2018, 12:19

Al galope tendido de los cascos de Hasufel, Damian llevaba consigo un entrecejo fruncido al ver la duda que le asechaba a la fémina de Piscis. Aunque el animal iba a un paso considerado, la silla le otorgaba la comodidad más excelsa de la cual se podía prescindir. Con la rienda en la mano, saltaban pequeños arroyos, rocas y atravesaban grandes pastizales de hierva florida, hasta internarse en un bosque negro y espeso que desde arriba le miraban criaturas que habitaban en los follajes de aquel lugar. Damián decidió descabalgar mientras tomó las riendas y miró a Anghara.

—Los cazadores… —Dijo Damian en susurros, mientras tiraba de la rienda y caminaba por el bosque con Anghara a lomos del caballo—. No solo cazamos lobos, conejillos para la mesa y la cena, cervatillos en medio de los bosques, sino algo mucho más que eso. Hablo de criaturas que sobrepasan el entendimiento, y que hay en ellos cierto interés por hacer el mal.

Algo en aquel instante surcó el bosque más allá de ellos, como una sombra que huía de la presencia de los visitantes, en ese instante Damian se detuvo pero posteriormente siguió el paso. Hasta que una saeta fue a dar justo a un árbol contiguo frente a ellos. Los estaban atacando.
— ¡Detente! —Grito Damian—. Soy yo, Damian.

Un pequeño de botas blancas de terciopelo y unas pieles blancas por túnica, salió al encuentro, descendiendo de los árboles y quedando colgado de una rama los miraba con curiosidad. Poseía una máscara extraña de aspecto demoniaco y peluca blanquecina y orificios por donde ver. El chico estaba armado con un arco y varias flechas. Sin más se quitó aquella mascara dando pasó a un pequeño que emulaba en muchos aspectos las características físicas de Damian a no ser porque este último era adulto.

—¿Damian? —Respondió el chico— ¡Eres tú! ¡Y trajiste a Hasufel y a una linda señorita! Mucho gustó mi nombre es Dorian.

El pequeño en medio de una pirueta cayó al suelo y con una reverencia se presentó.

—Pronto avísale al anciano maestro que he regresado. Dile que llevo compañía.

Damian descabalgó a Anghara de la montadura nuevamente y entregó el caballo al chico. Para cuando salieron al claro de aquel espeso bosque ya se encontraban en medio de un paisaje de montañas de colores verdes e inmensas mesetas elevadas y de volcanes que yacían dormidos hace siglos atrás. En sus cimas había grandes y exuberantes bosques y en medio de aquello una fortaleza negra que se erguía entre las faldas de aquellas colinas.


Última edición por Damian el Dom Jul 29 2018, 17:24, editado 2 veces
avatar
Damian
Cazador

Cazador

Mensajes 159
Dracmas 256
Fecha de inscripción : 13/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Anghara el Sáb Jul 21 2018, 13:49

Mientras ambos seguian a lomos del caballo, y los ojos azules de Anghara se posaban en el paisaje frente a sus ojos, cada salto del caballo hacia que su cuerpo rozase con el torso de Damian, arqueando una ceja cuando vio como se internaban en un bosque oscuro y espeso. Al ver como desmontaba y como comenzaba a tomar las riendas, estando aun ella subida, solo asintió cuando le explico la profundidad de su profesión.

-Comprendo, y os pido perdón, como os dije sois al primero que conozco con un oficio así, no os queria ofender - Mencionó un poco apenada, agachando su cabeza y mirando el suelo, estaba tan sumida en sus pensamientos que no sintió que estaban siendo atacados hasta que escucho el sonido de una saeta clavarse cerca de ellos.

Sus manos no tardaron en echar mano a una de sus rosas, pero al escuchar como Damian decia que era él, decidio no hacerlo, al parecer lo conocían en dicha zona.

Al ver al pequeño niño sus ojos azules se enternecieron, tenia debilidad por los niños, incluso por su propia diosa, que pese a su fortaleza seguia siendo una niña, pero lo que mas la llamó la atención de la fémina de Piscis es que el niño, Dorian, tenia muchos rasgos parecidos a Damian, y por su mente pasó la pregunta de que si sería su hijo, por que de ser asi eso significaba que tenia una mujer, que fueran guerreros de Athena no significaban que no pudiesen tener vidas fuera de sus actividades.

¿Anciano Maestro? -Preguntó con curiosidad. -El niño es muy tierno, imagino que tu mujer y tu os sentireis felices de estar criando a un niño tan sano y feliz como él.

Sus palabras eran sinceras, por que ella aunque aun fuese joven, habia renunciado a la idea de tener algun dia en el futuro, si es que lograba sobrevivir a la guerra que se avecinaba el tener alguna vez un niño, por que presentia que quiza su propia sangre podia matarlo. Dejo que Damian la bajase del caballo y miró asombrada las enormes montañas que estaban frente a ellos.

"Olvidalo Anghara, hubiera sido demasiado bonito si hubieses mantenido la esperanza de que se podria fijar en ti, el camino de Piscis es recorrerlo siempre en soledad, el amar no se nos está permitido, ya sufriste una vez por ello, y esta vez no pienso dejar que vuelvas a pasar por lo mismo."

Era por asi decirlo los pensamientos de la Anghara actual, aquella que estaba manteniendo a su yo anterior presa bajo un monton de enredaderas con espinas, acepto el olvidar por que si no, se hubiera entregado a la muerte facilmente tras sentirse engañada. -No pensé que este lugar fuese hermoso -Sonrió al adulto como si no hubiese pasado nada.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"Todos creyeron que podian utilizarme.
Como a una simple muñeca decorativa.
Fue por eso que terminé rompiéndome.
Fue por eso que decidí destruirlo todo."


SOLITUDE:


"Y caeré en un eterno y silencioso sueño.
Es por eso que esta rosa aún conserva sus espinas.
Para mantenerse alejada del mundo exterior.
Problamente, cuando llegue ese momento, moriré.
Si tengo que volver a sufrir así.
Prefiero no volver a estar con otra persona."
avatar
Anghara
Recolector

Recolector

Mensajes 210
Dracmas 271
Fecha de inscripción : 04/04/2018
Localización : Templo de Piscis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In the eyes of the rose

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.