AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ABEL
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

LOTHAR
Rol Master
|| MP ||
Últimos temas

ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License



El nacimiento de un nuevo individuo

Ir abajo

El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Lothar el Mar Jun 26 2018, 00:16

Los Dioses le dieron una nueva oportunidad de vivir. Normalmente cuando a alguien se le da una segunda oportunidad trata de corregirse y no cometer los mismos errores que cometió antes. Lothar de Virgo vivió para proteger, pues Lothar de Wyvern vivirá para destruir. La decisión era bastante simple. Desde lo más profundo de su oscuro corazón lo único que deseaba era matar a esa niña. La haría pagar y pedirle perdón por lo que hizo. Además, se sentirá demasiado placentero pisotear a una Diosa. Hará que él se sienta superior al resto, alcanzando más que nunca a esos seres divinos. Como humano tenía esa meta aunque no le agradara del todo. Sin embargo, la mentalidad que tenía ahora era completamente distinta. Su orgullo era demasiado, por lo que siempre trataba de demostrar que estaba por encima del resto. Alcanzar el poder divino era una meta apta para él.

Iba volando con las alas que tenía su súrplice. El color oscuro le encantaba. La encontraba mucho más atractiva que su vieja armadura dorada, la cual también lo abandonó durante los últimos instantes de su vida. Iba perdido en sus pensamientos. Estaba saliendo del reino, quería estar a solas. Pensar un poco sobre cuales serían los pasos a seguir. No deseaba que la primera cosa a hacer fuera ir directamente al Este a cumplir su venganza. Ir de manera tan directa era estúpido.

Al parecer la soledad no iba a encontrarla. A pesar de que le mencionó a Arikel que debían reunirse en algún momento, ella lo siguió de inmediato. ¿Es que acaso no entendía que ya no se trataba del mismo Lothar? No iban a tratarla con tanto respeto. Actualmente el juez consideraba a esa mujer como nadie. Un ser cuya "vida" no tenía valor alguno. Al menos eso era por el momento. La conducta ajena podía cambiar la actitud que tuviera Lothar hacia ella. No iba a deshacerse de ella, pues podía ser productivo hablar con ella un poco. De todos los espectros que podían haber, ella era su única conocida. Solo recordaba cosas puntuales de su otra vida. Sabe que ella lo mató y que antes de eso le ocasionó serios daños. ¿Buscaría venganza? Quien sabe...

Descendió en la orilla de un lado al costado de un bosque. Cabe recalcar que no llevaba puesto su casco, pero lo cargaba con una de sus manos. En su anterior vida también le disgustaba usar el casco de la armadura. Lo sentía un accesorio incómodo. Miró hacia el cielo en donde estaba Bennu, ya que ella también iba volando. La mano libre se extendió hacia arriba y con su índice hizo una señal para que se acercara. — ¿Por qué me estás siguiendo? — Diría una vez ella también estuviera con los pies sobre la tierra.

Caminaría alrededor de ella. Lo siguiente sería según cómo actuaba ella. Si se quedaba recta de pie haría lo mismo que antes y empujaría con fuerza su cabeza hacia abajo para que conociera su lugar. La segunda opción es que haya aprendido a la primera y se hubiera arrodillado de inmediato. En ese caso sería una caricia en la cabeza la que le daría por haber sido una "buena sirvienta". — ¿Eres consiente de quién está sobre ti, verdad? Pequeña Arikel. — En el pasado el pequeña podía sonar tierno, pero ahora iba con la intención de hacerla sentir poca cosa. Buscaba ofenderla y someterla. Lo haría por las buenas o por las malas.  Eso ya dependería de ella.

Finalmente amaneció. El sol comenzaba a alumbrar de a poco el mundo. Esta vez el sol de verdad y no ese oscuro que acostumbraba a crear la rubia espectro. — Será mejor que te acostumbres a seguir mis órdenes al pie de la letra.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 131
Dracmas 142
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Arikel el Jue Jun 28 2018, 01:59

Le siguió después de que sucediera aquello en los callejones de Heinstein. El encuentro con el cuervo le había atrasado un poco... Aún así, le dio algo de tiempo para recuperar la voz. Una vez "muerto" el caballero de Virgo, los efectos de su ataque se comenzaron a desvanecer también, cosa que agradecía ya que tendría que usar mucho su voz ahora mismo. No iba nerviosa ni asustada, sino preocupada de la postura que fuera a tomar el nuevo juez renacido. Era importante que entendiera que ahora debía rendirle cuentas a Hades.

Se acercó por lo alto, agitando las alas. Lo vio hacerle una seña de que se acercara así que aterrizó frente a él, mirándole de frente con su rostro impacablemente serio. Ya no sonreía ni decía palabras hirientes como cuando tenía al caballero de oro en frente... La situación había cambiado. - Hay cosas que debo enseñarte, es mi deber como Lord Comandante. - Dijo seriamente. Sin embargo, él comenzó a caminar alrededor de ella, siguiéndole con la mirada solamente.

De pronto la tomó de la cabeza a intentó hacer una vez más lo de inclinarla como hiciera hace unos momentos cerca del campanario. Ésta vez no se dejó, tomó la muñeca de Lothar con fuerza, mirándole con ojos retadores a pesar de la diferencia de estaturas que no era tanta. - Con una vez fue suficiente... Quizás seas ahora un Juez pero soy la comandante de las fuerzas del reino. No vuelvas a hacer eso.

Arrugó el entrecejo al escuchar lo que decía. Su actitud cambió enormemente... Definitivamente Lothar había muerto y ahora estaba ante un nuevo individuo lleno de orgullo... ¿Su deber era domar a ésta bestia? No sabría si tendría la capacidad y la paciencia para ello. Arikel podría pensar que dentro de ese corazón amable se albergaban los resentimientos más oscuros... Además claro, de las mentiras que le habría dicho. - Yo solamente rindo cuentas a mi señor Joshua... Y eso va para ti también. Tu lealtad debe ser para Hades ahora que eres uno de los nuestros.

Cuando el sol comenzó a brillar, en la mañana que arribaba coloreó todo primero de un frío gris, para pasar al cálido naranja. Las armaduras de ambos reflejaban los destellos de luz matutina, provocando que brillasen más. En cambio Arikel sonrió por primera vez ante el nuevo Juez; una sonrisa torcida. - Debes dejar esos absurdos resentimientos contra mi de lado, Lothar... Ahora somos compañeros, aliados. Te ayudé a abrir los ojos, ahora muéstrame ese agradecimiento.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



I see the angels
I'll lead them to your door
There's no escape now
No mercy no more
avatar
Arikel
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 168
Dracmas 277
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Lothar el Sáb Jun 30 2018, 00:03

Su expresión era de enojo y molestia. ¿Quién diablos se creía para decirle eso? Las primeras impresiones que estaba teniendo de esa mujer no estaban siendo nada positivas. — Tú no eres capaz de enseñarme nada. Si llegas a decir eso una vez más te mataré. No permitiré que un ser inferior quiera dárselas de "maestra". — Apenas sintió el agarre de muñeca y terminó de escuchar sus molestas palabras dirigió un potente rodillazo a su estómago y luego un puñetazo al rostro con la intención de arrojarla al piso. Su rostro se mantuvo tranquilo, ya no estaba molesto. Es como si el haberla golpeado le haya relajado, liberado tensiones. Se sentía más cómodo. — Tú no vuelvas a decirme qué hacer o te irá peor, pequeña.

Una peculiar sonrisa mientras se relamía los labios y se ganaba de cuclillas frente a ella. Con cuidado la sujetó del mentón para forzarla a mirarla a los ojos. — No poseo ninguna clase de resentimiento hacia ti. El que hayas matado a ese caballerito dorado solo me favoreció. — Su pulgar se paseó suavemente por parte de su rostro, acariciándole, admirando la exquisita piel que poseía la rubia frente a él. — Te mostraré mi agradecimiento cuando dejes de tratarme como tu compañero y me trates como tu jefe. — Le soltó el mentón y parecía que no había ningún peligro más para Arikel, pero no. Una abofetada fue lo que recibió. — Yo te recomendaría comportarte bien. — La mirada sádica que puso al abofetearla desapareció para mostrar nuevamente una tranquila.

Se levantó y con naturalidad tomaría las manos ajenas para ayudarla a levantarse. Su brazo derecho le rodearía la cintura para poder apegar ambos cuerpos y borrar cualquier tipo de espacio personal. — Así que quieres que te muestre mi agradecimiento eh... — Una pilla risa escapó de sus labios mientras que el amanecer llegaba y era testigo de como el nuevo Juez del Inframundo se tomaba toda la confianza para unir sus labios a los de ella iniciando un largo beso. En un flash llegaba a su mente un recuerdo de ella besando a la fuerza al anterior caballero de Virgo, por lo que sentía familiares esos labios que estaba probando. No era la primera vez lo cual le quitaba el toque especial, pero no dejaba de ser delicioso.

Casi un minuto duró y se separó, soltando también su cintura, dejándola libre como Bennu, como un fénix oscuro. ¿Se iría volando por los cielos dejándolos a ambos solos en ese amanecer o reaccionaría de una manera distinta? Solo una cosa estaba clara, Lothar solamente se había aprovechado de ella. Estaba jugando, quiso probar los labios ajenos porque le apetecía. ¿Se creería lo de la muestra de agradecimiento? Un ser superior no tenía nada que agradecerle a ella, a quien consideraba que debería arrodillarse siempre que estuviera ante su presencia. — ¿Y bien, pequeña Arikel?¿Qué tal estuvo mi manera de dar las gracias? — Al terminar de preguntar soltó una risa que podía llegar a fastidiar a cualquiera, obviamente se estaba burlando de ella.

 Dio un paso hacia delante para quedar nuevamente cerca de ella, aunque no apegados como fue anteriormente. La miraba hacia abajo mientras sonreía en señal de superioridad. Él sentía y crecía fehacientemente que estaba muchos escalones por encima de la rubia. — No creo que te arrepientas de ser mi linda y fiel sirvienta. Necesito a alguien que esté cerca de mí para ayudarme a cumplir mis labores como espectro. — Elevó su índice derecho con el cual le dio tres golpecitos en la frente, los cuales no fueron nada suaves. — Si te comportas mal te castigaré. Si te comportas bien te recompensaré. Como plus podrás admirarme y aprender a como ser de los mejores. — Se dio una media vuelta dándole la espalda, como si estuviera haciendo el amago de retirarse. — ¿Aceptarás por las buenas o por las malas? — Hacía muchas preguntas el nuevo Lothar.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 131
Dracmas 142
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Ren el Lun Jul 02 2018, 15:27

-jajajajajajajajajajaja pero que estupides acabó de escuchar- de la sombra de Bennu emergió otra figura femenina, unos centimetros mas enana que aquella rubia despanpanate, pero a quién le importaba su estatura asi de microbio se concentraba mejor su locura y la sed de sangre.

Una vez fuera completamente de la sombra, iso un poco de ruido con el tacon metálico de su Suplice -Yo creí que nuestra gran comandante estaba a nuestro nivel y vengo enterarme que cualquira puede hacerla su sirvienta- negué con la cabeza, desaprobando por completo que esta mujer que antes la cautivó fuera "pisoteada" por un don nadie, ósea ella no era como los demás espectros pero eso lo dejaba para después no había venido a buscarla para decepcionarse de ella; paso de largo a la mujer para ver al mequetrefe lengua larga que la habia hecho reír con sus ocurrencias - y este de que basurero salió Arikel...- examinó cuidadosamente al sujeto en cuestión,  había escuchado algunas cosas de su conversación desde hace unos minutos, pero no entendía de donde salía esa confianza esperaba ver alguien deforme con la cabeza llena aire, pero se veia bastante normalito y ordinario...pero ahi encontro la clavé Oh Wyvi denuevo te viste un ególatra ...que pesimos gustos tienes suplice tonta- dio un golpecito en el peto de la armadura, porque si era a la armadura a la que le recriminaba tomara un nuevo portador cuando apenas si se habia enfriado el cuerpo de Aarón, tampoco es que le viera agradado pero esperaba si elegía otro juez este tuviera mas que egocentrismo o egomania.

Volvió a recorrer con la mirada al nuevo juez de la cabeza a los pies, apenas formando una mueca en su rostro para luego darle la espalda, no estaba segura pero algo en él no terminaba de cuadrarle - Termine mi trabajó antes, se suponía me llegaría un alma jugosa ...ya hasta tenía pensado confinarla a kokytos pero jamás llegó...asi que si Garuda no me va a traer almas tendre que ir yo personalmente por ellas- aclaro la voz un tanto sería, Ren era la rara de los 3 cuando no estaba compitiendo con Kaien, causaba problemas a los guardias, siempre era ruidosa y parecía que decía las cosas justo como las habria pensado sin pasar por filtro alguno que retuviera su lengua, el que se mostrara sería, algo tranquila y nada ruidosa era tan mal presagio pero era solo que a diferencia de los otros dos jueces ella pretendia tenerle algo de respetó a la rubia porque asi le daba la gana.Y Porque habia notado que Hades tenía preferencias y no era tan estúpida como para meterce con la favorita- Comandante me largo al Éste, sola- miro por el rabillo del ojo a Wyvi y a la distancia un par de pajarracos dando vueltas en sus nidos,lo normal aun asi tenía la extraña sensación respecto a ese sujetó.Respecto a todos los espectros en general, se preguntaba a si mismas que tendrían que hacer para no fallarle a su Rey  - Tratare no causar tanto alboroto Arikel, solo es reconocimiento-

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



>>Three things cannot be long hidden: the sun, the moon and the truth<<


#cc99cc// -Habla- >>Piensa <<
avatar
Ren

Mensajes 159
Dracmas 261
Fecha de inscripción : 15/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Arikel el Mar Jul 10 2018, 09:11

Sí, sabía que el nuevo Wyvern iba a ser... Algo "complicado" de tratar al ser una persona como ella: un renacido lleno de odio, resentimiento y venganza. Pero lo que estaba frente a ella rebasaba todas las expectativas y de hecho la tomó literalmente de sorpresa cuando le asestó el rodillazo en el estómago, haciéndola flaquear e inclinarse hacía el frente, colocando una rodilla en el piso. Sin embargo el segundo golpe lo bloqueó con el ante brazo, levantándolo con rápidez. No, no era una mujer cualquiera, era la Comandante.

- Lamentablemente si soy capaz de enseñarte... No eres el primer espectro que debo enseñar, ni serás el ultimo. - Lo cual era cierto... Por su deber tenía que lidiar diariamente con situaciones como ésta. Después de todo, el ejercito para el cual trabajaba era de espectros, no de dorados maricas. Levantó el rostro cuando se lo pidió al tomarla del mentón. Le miró, aprovechando la cercanía... Era increíble lo diferente que podía ser y verse... tan igual.

De pronto le metió una bofetada, la cual le tomó de sorpresa del mismo modo ya que hace un segundo estaba acariciándola. Se estremeció y le miró con molestia, encendiendo sus ojos dorados como si fuera un animal nocturno. - ¿Mi jefe...? ¿Comportarme? - Ni siquiera se molestó en llevarse la mano a la zona afectada sino que se levantó con la ayuda ajena... Comenzaba a molestarse. Ese ser estaba tan lleno de orgullo y de sentimientos encontrados que iba a acabar con la poca paciencia de Arikel.

Y entonces la besó. ¡¿Qué?! Hace un segundo estaba golpeándola y ahora la besaba. Claro que eso jamás se lo hubiera esperado, así que sus ojos se abrieron como platos mientras sus mejillas se ruborizaban. Su guardia estaba elevada para más agresiones no... para esto. Sus ojos se entre cerraron y su cuerpo comenzó a aflojarse poco a poco, dejando de lado lo tensa que estaba. - Eh... - Se había vengado del beso que le había robado cuando aún era Virgo.

Estaba en un curioso estado de shock sin saber qué hacer cuando apareció de entre las sombras la juez de Griffo, quien hacía gala de presencia desde su propia sombra. La risa de la mujer la hizo salir de ese estado y retroceder un par de pasos, llevándose el brazo al rostro para cubrir sus labios y parte del rostro para que no la mirasen sonrojada. - Señorita Ren - Exclamó saludándola con la educación que le dictaba su rango. - Él es Lothar de Wyvern.... - Lo presentó. - Y ella Ren de Griffo. - De la misma presentó a la jovencita.

Bajó el brazo cuando el sonrojo hubiera pasado y miró la forma en la que ambos se observaban y estudiaban... Era obvio que ella había venido a presenciar al nuevo Juez y claro, sin querer la había hecho volver a caer en la tierra, colocando sus pies en ésta. Escuchó lo que dijo y se puso un tanto seria. - ¿Te vas entonces? ¿Cuándo volverás?... Ten cuidado. No hay que subestimar a nadie de aquél reino. - Expresó mientras se acomodaba un mechón dorado detrás de la oreja.

- Wyvern. - Se dirigió al pelo negro. - Tu trabajo consiste en ir a recoger las almas de los recién fallecidos junto con Garuda... Llevarlas directamente a Kokytos para que Ren pueda juzgarlas... Es un trabajo sencillo pero sí muy laborioso. Puedo ayudarte al menos los primeros días... También deberías presentarte ante nuestro Dios y Rey, Hades. - Exclamó todo mientras esperaba las respuestas de ambos, sobandose distraidamente la mejilla.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



I see the angels
I'll lead them to your door
There's no escape now
No mercy no more
avatar
Arikel
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 168
Dracmas 277
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Lothar el Vie Jul 13 2018, 01:01

¿Hmm? — La voz de una nueva persona se hizo escuchar. No le recordaba a nadie, por lo que probablemente sea una persona que el antiguo Lothar no conoció. Era interesante que una nueva persona apareciera frente a él. Sin embargo, dentro de pocos segundos no pensaría lo mismo, pues la actitud de aquella atractiva mujer que apareció detrás de Arikel sería bastante desagradable. Además, apareció en el momento menos indicado. Con ese beso ya tenía prácticamente en sus manos a la comandante del ejército. Lamentablemente no estaban dentro de una casa para que alguien tuviera que tocar la puerta para entrar, aunque la invitada no parecía que había llegado caminando ni volando.

La miró con cara de “¿y quién mierda es esta?” ya que se acercó y paró frente a él con mucha personalidad. La miró hacia abajo, pues era mucho más baja que él. — No sé cuál es tu propósito, pero por ahora estoy hablando con otra mujer. Si deseas podemos vernos luego… — Sugirió mientras mostraba una sonrisa bastante burlona. Al parecer ella era diferente a la rubia. Tenía más personalidad… o quizá no era eso. Tampoco es que pareciera que alguno de los dos deseaba hablar amigablemente. Menos Lothar. Se estaba aguantando las ganas de volarle la cabeza. Aun no conocía las habilidades que poseía, por lo que no podía tomarse tantos riesgos. Pero las ganas de matar a quien estaba frente a él no eran pocas. — Puedo ver que la juez del Griffo solo es una niñita malcriada. Espero no te vayas por el mal camino. Inútil. — No le preocupaba en lo más mínimo el hecho de tratarla mal. Podría decirse que se sentía acostumbrado a tratar de esa forma a la gente. No le importaba si era alguien de su mismo rango o similar, para él, cualquiera que no fuera Dios estaba por debajo, al menos por ahora…

Los dedos de su mano derecha se movieron lentamente, como si tuvieran ganas de matarla apenas se volteó. Darle la espalda a alguien que estás provocando no es una muy buena idea amiga mía. Tenía la suerte de que se controló. No iba a matarla. Apenas había nacido como espectro y la idea de matar a un “compañero” no era para nada aceptable. Tenía toda la confianza posible de que en términos de poder a Arikel podría dominarla sin dificultad, pero algo le decía que con otro Juez no podía confiarse, al menos no hasta saber hasta dónde llegaba su nuevo poder. Obviamente se sentía mucho más fuerte que cuando fue un caballero dorado, por algo tenía ese increíble aumento de ego, pero debía explorar esos nuevos límites antes de entrar en batalla con alguien que ya debe tener harto tiempo de vida como guerrero como para saber qué tanto podía pelear.

¿Solo de reconocimiento? ¿A ese reino con gente tan patético? — Será mejor que no te atrevas a volver sin la cabeza de uno de esos estúpidos. Si lo haces, quizá pueda darte una oportunidad. Pero… ¿oportunidad para qué? Obviamente no lo diría. Cada quien tenía la opción de interpretarlo como más quisiese. Lothar solo cumplió con decir que le parecía divertido. — No te preocupes por ella, Arikel. Es Griffy. No debería tener problemas para regresar con vida de ese lugar. Además, si lastiman a uno de los nuestros, luego solo debemos ir y cortarle la cabeza a todos. ¿Es sencillo, no lo crees? — Hablaba con demasiada naturalidad. No tomaba en cuenta de que un día antes él pertenecía a ese reino y a esa orden de caballeros. Lo ignoraba. No le prestaba atención a ese dato tan importante. Para él, había nacido hace poco. Nunca vivió antes. Recién comenzaba lo suyo. Eran seres distintos, pero a la vez no. Habría que esperar para ver cómo se comportaba el Wyvern con esos temas tan complicados. Aun era demasiado pronto para conocerlo a fondo. Ni él mismo se conocía.

Por otro lado, a pesar de tener como primera impresión de llamada Ren un sentimiento de odio, de igual forma declaró que tomaría venganza si la lastimaban. Era una de los suyos. Podía odiarlos y menospreciarlos a todos, pero eran espectros al igual que él. Jamás dejaría que malditos que osen a creerse superiores a ellos se salieran con la suya.

El momento de calma no duraría mucho. Apenas escuchó que la rubia no le habló con el respeto que le exigió a gran velocidad llegó una imponente hacha a la diestra de Lothar la cual rápidamente lanzó hacia ella. No fue con la intención de intentar matarla, claro que no. Pero pasaría cerca de su rostro hasta incrustarse en el tronco de un árbol. — No porque esté la pequeña Ren aquí significa que podrás hablarme de manera tan confianzuda. Ella puede porque es un juez, tú solo eres una espectro normal. — Claramente no le importaba su título de comandante. — En todo caso, igual tendré que domesticar a esa otra si sigue con esa actitud tan molestosa. — No perdía tiempo para lanzar amenazas.

Escuchó atento la explicación acerca de su trabajo mientras se quedaba cruzado de brazos. Sonaba todo algo complicado. Básicamente tenía que hacer lo mismo que Garuda y luego darle trabajo a Griffy. Eso último le gustó — Bien, me acompañarás hasta que me acostumbre. Algo me dice que la pasaremos bien estando juntos. ¿No piensas lo mismo?
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 131
Dracmas 142
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Ren el Sáb Jul 14 2018, 19:46

Había ignorado los comentarios del varón que ahora portaba esa suplice de juez, si tenía tiempo para atenderle o no era problema suyo y de su nueva agenda que debía organizar,a quién habia ido a buscar era a la comandante porque era la que estaba ahora montando todo lo de seguridad en el reino y sin un juez debía redorzar algunas áreas más, quiza si eramos pocos pero era suficiente para mantener nuestro reino funcionando como debía y a sus ciudadados con la paz a la que estaban acostumbrados. Pero Arikel insistia tanto en hacer las cosas bien y presentarme con esa formalidad que aburría a los muertos - Buuu, Lothar estoy en el mal camino desde hace varios años- respondí riendome por su comentario, no me importaba me llamara malcriada o inutil, no era la primera vez que me lo decían, en realidad me ponia de muy buen humor volver a escucharlo de otra persona que no fuera Kaien, queria decir que a pesar de todo no me cambiaba nada,nada nadita.

Asi que aun cuando le daba la espalda al mayor, estaba alerta porque siempre tenía una cuchilla bajo la manga por si acaso.-Si me voy, hasta donde pueda avanzar sin complicaciones, realmente no se cuanto tiempo me lleve por lo que tampoco esperó volver pronto- miró a la mujer con cuidado, escondiéndose de hombros al responder sus preguntas de la mejor forma que podía responder alguien cómo Ren que no solía planear tanto sus acciones, que la mayor parte del tiempo se mostraba como una mocosa impulsiva y falta de conexiones neuronales, ambos gemelos estábamos locos a su manera, pero la locura de Ren era más  retorcida y perversa.

- Awwww Wyvern es lo mas dulce que alguien me ah dicho -parecía decirle en broma pero estaba hablando tan enserio, era algo conmovedor que el juez dijera iria a cortar cabezas si caía, ni ella diria algo asi pero ahora le agradaba un poco más este sujeto.Incluso lanzo un hacha con velocidad y paso cerquita de Arikel, a lo que ella aplaudio emocionada corriendo al hacha para intentar quitarle de la corteza del árbol -Waaa porquería si que pesas- pujo con esfuerzo para tratar de sacarlo pero no lograba moverlo de su lugar. Ahora sabia porque ella prefería lanzar cuchillos y dagas en vez de esas cosas tan pesadas. - domesticame esta- y sin más ella misma se dio una nalgada, continuando con su cometido de molestar al grandote, apartandose del tronco y regresando a donde ambos estaban parados -no te sulfures Wyvi prometo que cuando vuelva vamos a un burdel para limar asperezas o me domes- al decir aquello le guiño el ojo, dandole a entender cómo una insinuación sexual demasiado directa para aquella enana. - Bien,me voy Comandante, no te olvides de ponerle hacer guardia en el pueblo- me acerque corriendo a la rubia, tomandola del rostro, para robarle un beso fugaz y luego sumergirme en mi propia sombra. Bien sabía lo que había hecho y la razón del porqur lo habia hecho, no era un misterio que esa Griffo fuera una traviesa niña pervertida que no perdía su oportunidad.
-----------------
Off: Salgo del tema babys, luego regreso a besuquearlos

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



>>Three things cannot be long hidden: the sun, the moon and the truth<<


#cc99cc// -Habla- >>Piensa <<
avatar
Ren

Mensajes 159
Dracmas 261
Fecha de inscripción : 15/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Arikel el Mar Jul 17 2018, 21:30

Lothar trataba a Ren como a ella y eso le molestaba un poco. No porque tuviese una amistad duradera y hermosa con la Juez sino porque era una total falta de respeto ante un igual en rango y poder. Pero no dijo nada, porque la asesina tenía suficientes ovarios para cuidarse ella sola y darse a respetar. Aunque al final resultó que estaba igual de loca y hasta le gustaba. No pudo evitar sonreír con una gota de sudor en la frente... Definitivamente los jueces eran un caso muy especial.

Claro, Ren era como una hoja al viento, haciendo lo que quería al momento que se le antojaba y en cambio Arikel solía planear todo tan perfectamente que caía en lo aburrido. Pero no cambiaría, así había mantenido al reino seguro y a Joshua en paz... La Comandante era firme y decidida, un hueso difícil de roer y sobre todo, perfeccionista. Miró con algo de severidad a Ren por sus respuestas tan ambiguas.

Las cosas que decía Lothar acerca del Este la hicieron ponerse seria... No porque le importara ese reino sino porque él había sido parte hasta hace poco. Le miró de reojo ¿De verdad no se acordaba de nada relativo al pasado? ¿Qué pasaría si se encontrara con alguien que lo conociera o con la mismísima Athena? - Ojalá fuera tan fácil, de momento somos neutrales. - Mencionó ya que aún no se había proclamado la guerra a pesar de tener esos vientos violentos casi encima.

De pronto un hacha se materializó junto a Wyvern y pasó muy cerca de ella, cortando un poco de sus cabellos rubios. Abrió los ojos un poco más y miró a Lothar fijamente. Sin embargo Ren pasó junto a ella para ponerse a jugar con la hacha y decir algo sobre su trasero domesticado. La rubia suspiró y se llevó una mano a la frente... ¿Qué iba a hacer con esos dos? Incluso Kaien se comportaba con más seriedad y compromiso. No le molestaba ni incomodaba que hablaran de burdeles o se insinuaran. El Oeste era bien conocido por su libertinaje y claro, su propio Rey era un maestro de las perversiones.

De pronto fue "atacada" con un beso de Ren que la hizo abrir los ojos como platos por segunda vez esa noche. - ¡Ren! - Le dijo pero se fue, dejando ahí el hacha tirada. Estaba totalmente sonrojada por ese beso, especialmente viniendo de una chica. ¡¿Qué se supone esa noche iban a jugar con ella?! Se llevó ambas manos a las mejillas hasta que miró a Lothar y se puso sería de nuevo aunque no podía evitar seguir roja. - Um... Sí, pasémosla bien. - Odiaba estar ruborizada, la hacía ver vulnerable.

Abrió las alas y se cubrió con una parte el rostro. No se atrevía a darle la espalda no porque fuera a atacarla sino porque podría "ofenderlo". Por el momento era mejor seguir su juego de aquella diferencia de rangos... La cual era cierta pero hasta el momento no había tenido problemas con nadie más al respecto. Además estaba algo aturdida por tantas muestras de "cariño" en una sola noche. Sus ojos se veían entre las plumas negras, de un ámbar brillante. - Vamos... Iremos a conseguir tus primeras almas a menos que tenga otra idea... ¿Mi señor?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



I see the angels
I'll lead them to your door
There's no escape now
No mercy no more
avatar
Arikel
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 168
Dracmas 277
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Lothar el Sáb Jul 21 2018, 00:56

La actitud de Ren en un principio le había repugnado. Le entraron ganas de matarla para no seguir escuchando tantas faltas de respeto. Al parecer tendría mucho trabajo extra que hacer en el reino del Oeste. No solo tendría que recoger almas, sino que domesticar mascotas. No era algo que le desagradara, pues era divertido, pero a veces prefería que desde el principio se comportaran decentemente. — No deberías tratar de tomar el hacha, no es un juguete. — Como esperaba, no fue capaz de sacarla del árbol. El mismo Lothar utilizó sus poderes para que el arma volviera a su diestra y poder sostenerla sin cuidado. — Domaré tu trasero cuando sea el momento entonces. — Luego ya nada resaltaría hasta aquel beso entre féminas. El ver el notorio sonrojo en el rostro de Arikel le provocó una gran risa que trató de ocultar tapándose la boca con una de sus manos. A pesar de que trataba de mostrarse como una persona firme y seria, era todo lo contraria. Una ternurita.

Lamentablemente a Lothar no le importaba si una persona era tierna o no. Le importaba si esa persona sabía o no agachar la cabeza frente a él. En determinado caso él mismo se encargaría de educar y forzar a cambiar de actitud hasta una que le agrade. Le encanta manipular y sentirse superior al resto. El golpear a alguien hasta que pida clemencia de manera respetuosa debe ser uno de sus mayores placeres.

Sus pies se movieron. Lentos pesos hacia Arikel buscando acortar la distancia. Se reía un poquito al verla cubrirse las rojas mejillas con el ala de su armadura. Al ya estar bien cerquita, con fuerza trató de apartar el ala. Simplemente por capricho y querer molestar. ¿Será que quiere llamar la atención de la atractiva rubia? Quien sabe, pero lo que sí se sabe, es que no pensaba dejarla en paz ni dejarle ir. Se quedaría con ella porque podía. No conocía a nadie más en ese reino, por lo que era conveniente que se mantuviera cerca de alguien “conocido”. Además, sus recuerdos guardaban cuando ella le prometió un tour por esas tierras. Quizá se lo cobraba, o quizá le cobraba otras cosas. Ya se vengó del beso que le robó en esa ocasión, peeero, incluso Griffy la besó. No podía empatar con ella, él debía ser mejor.

La manera más simple de superar en ese ámbito a la Jueza del Griffo era darle más besos a Arikel. Si ella le dio uno y Lothar también, estaban empatados. Si ahora Wyvern le daba otro beso la superaría. Matemática pura. — Trabajar el primer día no es agradable, pequeña Arikel. Yo creo que deberíamos aprovechar el tiempo… juntos, para conocernos. ¿No te parece? — Nuevamente actuaría con toda la confianza del mundo. Se posicionó al lado de la fémina y le rodeó posesivamente la cintura, apegándola a él. Prácticamente la estaba eligiendo como su juguete o su entretención, pero uno que reconocía que era de mucha calidad respecto a la buena imagen que poseía. Le atraía.

Nuevamente caminó, pero esta vez forzaba a la rubia a acompañarlo. Y claro, si la mantenía sujeta. Su brazo funcionaba como una correa. No la dejaría escapar, no la dejaría. Los pasos de ambos se darían por el césped al costado del lago. Apenas amanecía. Se podía ver como el sol despertaba y se elevaba hacia el cielo. Parecía una escena bastante romántica. Lástima que Lothar no era ni parecido a un hombre cursi que se pusiera a decir cosas lindas frente al amanecer. — Dijiste que la pasemos bien. Con una mujer sexy como tú, solo se me ocurre una verdadera forma de pasarla bien… — Le susurró al oído, aprovechando la cercanía entre ambos cuerpos. Seguido de sus palabras, le dio una ligera mordidita en la oreja, tal vez buscando provocarla. Tal vez buscando que sus mejillas se sonrojaran de nuevo.

La mano que le tomaba la cintura se movió, acariciándole, lamentablemente estaba la armadura. Era un impedimento. — Quítate la armadura. — Ordenó.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 131
Dracmas 142
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nacimiento de un nuevo individuo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.