AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR//KLAUSER
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Directo al Oeste sin vaqueros
Hoy a las 16:07 por Cerrid

» Demonio
Hoy a las 12:29 por Cosmos

» El gato busca rol~
Hoy a las 6:01 por Len Daishi

» !Un felino en el oasis!
Hoy a las 6:00 por Anya Maverick

» Black Snow [+18]
Ayer a las 16:18 por Gray

» Peticion de Rangos
Vie 19 Oct - 18:17 por Yuu Aoi

» The snow dancing
Vie 19 Oct - 14:43 por Cerrid

» Insanity
Vie 19 Oct - 7:20 por Auriel

» Celefaïs
Vie 19 Oct - 6:05 por Auriel

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Vie 19 Oct - 3:49 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License







Black Snow [+18]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Gray el Jue 2 Ago - 4:36

Poco a poco se daba cuenta que su oponente estaba perdiendo el habla... Se estaba tornando peligroso de nuevo. No entendía como funcionaba aquello, o en qué momento tendría un pico de salvajismo o en qué momento volvería a calmarse ¿Hacía algo para detonar esa característica en él? ¿O era solamente al azar? De la misma forma, él solía sonreír como ella misma en todo momento; de hecho esa sonrisa la había metido en muchos problemas al no desaparecerla cuando debía.

Volviendo a la pelea, parece que había tomado una mala decisión al inicio del segundo round. Había deseado que él la subestimara pero ella había cometido el mismo error... No sabía que su enemigo podía inflarse así y aunque recibió el golpe y el garraso, de pronto comenzó a inflarse de forma alarmante. Si de por sí ya se veía musculoso y trabajado, ahora mismo estaba creciendo más. Fueron segundos en los que intentó pensar a toda velocidad... Iba a doler, iba a impactarla y con un solo golpe iba a dejarla K.O.

- ¡Iiiik! - Intentó levantar una pared de hielo y moverse para que no le diera en la nuca, lo cual sería una muerte instantánea. Apenas si pudo crear el muro pero éste reventó como su fuese de cristal... Aún así, le dio el tiempo suficiente para moverse apenas unos centímetros. El golpe impacto en su espalda directamente. Sus omóplatos y algunas vértebras de la columna tronaron justo cuando la explosión resonó y levantó nieve por todas partes.

Azotó en el suelo, boca abajo y apenas pudo comenzó a gritar y a gruñir de dolor. - ¡Agghnnn! ¡Gaaaaaaa! ¡Grrrrrrrrrrrrrrrrr! - Dolía muchísimo, de hecho no recordaba un dolor como ese. De milagro no estaba inválida de por vida ya que su misma habilidad le daba una resistencia mucho más alta de lo usual, sumado con el escudo de hielo. Y aún así comenzó a revolcarse, aullando como un animal herido. Intentó enderezarse, poniéndose en cuatro pero solamente vomitó un montón de sangre.

Era una guerrera rápida y letal, pero por lo mismo, sacrificaba aguante por movimiento. Un solo golpe, de esa magnitud la había dejado inservible al menos por unos días a menos que alguien la curase. Como pudo logró girarse boca arriba, limpiándose con el dorso la boca. Ya no gritaba ni gruñía pero salivaba y respiraba muy agitadamente. Sus pupilas estaban dilatadas, mirando a Black en el suelo, con ese brazo amoratado y herido de su propia fuerza.

- Ngh... Ah... - Intentaba hablarle pero no podía, haciendo muecas y estremeciéndose. Su cuerpo temblaba ante el dolor, tratando de acostumbrarse. No podía mover un brazo, al estar el omóplato roto... Y aún así, a pesar del dolor y la presión estaba experimentando algo totalmente extraño. Sus mejillas estaban sonrojadas y cada aliento que exhalaba era vapor caliente... Se sentía curiosa, con un calor que no identificaba su origen en tierras heladas.

No entendía, o más bien, no sabía que aquél hombre había demostrado ser superior en cuanto a fiereza... No era el primero que le ganaba una pelea, no, claro que no. Pero sí era el primero en ganarle una pelea de territorio... Un enfrentamiento de poder, una demostración de energía y fuerza, como los animales machos tratando de lucir sus características para las hembras, queriendo demostrar ser los mejores partidos para criar y proveer. Gray tragó saliva pesadamente sin entender nada, llevándose una mano hasta su propia camiseta, queriendo arrancarla por el calor. - Qué... Quién eres... Dime... Por favor.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Black el Dom 5 Ago - 23:46

Dio su mejor golpe sin controlarse. No deseaba matar a esa muchacha de esa forma tan grotesca. A veces es más divertido arrancar unos cuantos pedazos de carne cuando la presa continúa con vida. Al parecer en esta ocasión no sería así. De hecho, tal vez ni siquiera tendría la oportunidad de probar nada. Su poderoso golpe acompañado con esa enorme explosión pudieron haberla hecho polvo. Pero… algo le decía que su ataque no fue del todo certero. Sintió que algo rompió antes de tocar su cuerpo. Todo su brazo estaba lastimado, le costaba demasiado moverlo, pero lo que más llamaba la atención, eran gotas de sangre que caían desde su puño. Esto es gracias a que rompió ese muro de hielo, le hirió los nudillos. Alcanzó a defenderse. Le parecía increíble que bajo esa presión haya sido capaz de reaccionar y defenderse. No fue suficiente.

Pudo verla. Estaba viva aunque el daño en ella era evidente. — No puede ser… — Comentó despacio. Esperaba que el daño hubiera sido mayor al haberse dejado llevar demasiado en la explosión de poder. Sin embargo, se relamió lentamente los labios una y otra vez. Si ella estaba ahí... significaba que podría disfrutar mucho más del banquete que le esperaba. — Demostraste ser una loba digna. Serás una presa que disfrutaré comer. — Un pequeño halago no le hacía mal a nadie. Hasta Black era capaz de admitir que el animal frente a él fue duro de acabar. Se levantó mientras la observaba escupir sangre y cambiar de posición. Hacia abajo y luego hacia arriba. A pasos lentos fue acercándose hacia ella, no iba a confiarse. Se le notaba el dolor en la espalda, por lo que quizá debería aprovecharse de eso.

El tigre era una persona serie, que rara vez habla, pero en el fondo es una bestia salvaje. No tenía piedad a la hora de batallar por su vida contra otra bestia salvaje del bosque. Al llegar al lado de Gray le dio una patada en las costillas para hacerla voltear y quedar boca debajo de nuevo. — Soy Black, el tigre que gobierna estos bosques y seré quién devore tu carne. — Respondió a su pregunta mientras le dio un fuerte pisotón en la espalda. Si gritó de dolor antes, ahora capaz solo rogaría porque le quitaran la vida y dejar de sentir dolor. Ese pisotón iba con intención de romperle de lleno la espalda e impedirle cualquier tipo de huida o contra ataque. Aprendió la lección de que con ella no podía confiarse.

Su siguiente movimiento fue sentarse en esa dañada espalda. Así no tendría chance de escapar. Si le ocasionaba un dolor insoportable no era su problema. Si ella resultaba vencedora sería él quien estaría en esa situación. Ganarse el odio de tu presa era lo de menos. Después de todo, en ese mundo si pierdes contra otra bestia, significaba la muerte y que tu carne será la cena del vencedor. Se inclinó hacia delante para oler el cabello rosa de la loba. Ese aroma seguía pareciéndole el mejor. — Me encanta… — Susurraba muy cerca a su oído. El brazo izquierdo, que era el que podía mover sin problemas, se escabulló por dentro de la ropa de su víctima. Acariciaba su piel con la palma y luego con las uñas, sin fijarse si le dejaba marcas o no. — Tu piel… tu carne… Perder un brazo vale totalmente la pena. — Pensando que ese brazo herido no se recuperaría o tardaría bastante tiempo en sanar.

Su respiración se sonaba agitada. Respiraba directamente al lado de la oreja de su cena. Su cuerpo también estaba caliente, al igual que el de ella. Afortunadamente él tenía el torso desnudo y las frías ventiscas que corrían en ese bosque le ayudaban a mantener un poquitito estable su temperatura corporal. No aguantó más su deseo de comer y sus filosos dientes se clavaron en el cuello de Gray. Los enterró con fuerza, sin contenerse ni un poquito. La haría sangrar, pero lo que más deseaba era arrancar un pedazo de carne y llevarlo a su boca. Lo masticaría, disfrutaría, tragaría. — M-me fascina… grr...
avatar
Black

Mensajes 31
Dracmas 161
Fecha de inscripción : 09/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Gray el Mar 7 Ago - 5:02

Era evidente que el joven... O animal... frente a ella estaba sorprendido porque seguía viva. Le dijo que era una loba digna pero que sería una presa... Sus orejas se pusieran rojas. ¡Nadie nunca le había dicho presa! Comenzó a agitarse en su lugar sin obtener nada más que dolor. - ¡No soy tu comida! ¡No puedes comerme! - Le dijo sin ninguna razón en particular... La verdad es que sí, podía comérsela, no había ninguna regla que dijese que no pero nunca creyó estar en esa posición.

Sin embargo, la situación aún no terminaría. Quien se hizo llamar Black se acercó a patearla en las costillas, gruñendo con fuerza por el dolor, quedando de nuevo boca abajo, escupiendo nieve con sangre. Le miró de reojo, con el cabello rosa como pantalla entre sus miradas. Abrió los ojos como platos... ¿Qué iba a hacer? Estaba totalmente derrotada, estaba a su merced. ¿Qué más quería de ella? ¿De verdad iba a devorarla? Sus dedos se cerraron en puños, apretando la nieve en ellos. El tigre de los bosques...

- ¡AHHHHHHHHHHHHHHH! - Los lobos que estaban en las lejanías aullaron ante el grito que inundó el lugar que estaban disputando o más bien, el que al parecer ella había perdido. Su columna tronó con fuerza. No estaba totalmente rota o simplemente la hubiera dejado invalida de por vida pero sin duda había safado varias vértebras de su lugar... No iba a moverse de ahí, ni ahora, ni en mucho tiempo. Su cuerpo temblaba invadida por el dolor, estremeciéndose.

Las lagrimas recurrieron a sus ojos, comenzando a llorar silenciosamente sin darse cuenta. - Tsk... Aghn... - No podía si quiera sentir las piernas. La había roto y para colmo se sentaba sobre ella en una especie de humillación... No, no era eso. La humillación era algo que haría un humano. Más bien, buscaba mostrar su dominación... Hacer que le doliera más. Sintió el peso y un hilo de sangre escurrió por la comisura de sus labios por la fuerza en que apretaba la mandíbula.

Lo podía sentir cerca cuando se inclinó para olisquearla como ella hiciera muchas veces con sus victimas. De la misma forma pudo sentir sus manos frías colarse por entre su ya de por sí poca ropa. El dolor de los rasguños sobre su piel blanca era insignificante ahora, a comparación de lo que sentía en la mermada espalda. Le costaba trabajo respirar y cada que exhalaba lanzaba un gemido como si fuese un perro herido. Las lagrimas seguían mojando la nieve cuando le metió la mordida en el cuello.

- ¡Ahghnnnn! - Podía sentir el dolor de los colmillos dentro de su piel. Entendía el estado de aquél hombre, podía comprender esa respiración agitada, el sentimiento de excitación previo a devorar una presa. Lo sabía... Y sin embargo ahora estaba del otro lado del espectro. - De-déjame... - Exigió como si estuviese en posición de hacerlo. No iba a rogar por su vida... No estaba en su cerebro si quiera pensar en hacerlo. También pensó en llamar a su armadura, pero ahora mismo era demasiado tarde. No podía ni siquiera respirar sin dolor.

Quizás no debió retirar a sus hermanos de la pelea... El dolor que sentía la estaban llevando al limite. Comenzó a ver borroso, como si fuese a desmayarse o caer inconsciente pero comenzó a agitar la cabeza, dándose cabezazos con la nieve, esperando mantenerse despierta. Esperaba sentir como arrancaba su carne en cualquier momento...




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Black el Miér 8 Ago - 16:15

La tenía ahí debajo. Su presa fue derrotada y solo le costó un brazo. El sabor de la carne que estaba entre sus dientes le hacía entender que fue un precio demasiado bajo por esa exquisita comida. Esa hembra estaba muy bien. Comerla toda y matarla ahora era un completo desperdicio. No era consiente de si ella sobreviviría debido a lo mal que estaba su espalda. No tenía cabeza para fijarse en eso, pero sí estaba seguro de que no sería una muerte a través de bocados del tigre. La disfrutaría un rato y luego la dejaría viva para poder disfrutar de nuevo en el futuro. — Sí eres mi comida. — La mano que estaba debajo de su ropa no dejaba de tocar y rasguñar esa piel. Ambos eran animales que estaban calientes. Parecía como si vapor escapara del cuerpo de Black. Acaso… ¿la violaría?

¿Hmm? Después de haber tragado se percató de que algo mojaba la nieve. Para poder ver mejor se levantó, dejando de presionar su espalda con todo el peso de su enorme cuerpo. Se recostó en el piso frente a ella, quedando ambos rostros bastante cerca. En la cara de Black se podía notar sangre que brotaba desde su mandíbula debido a la carne que comió segunditos antes. Además, se le notaba desde el pecho hasta el mentón las marcas de las garras de Gray que le dio antes de que él la atacara con artillería pesada. — Esto es… — No estaba del todo seguro, por lo que acercó su lengua y lamió la mejilla e incluso hasta cerca de su ojo. Lamía esas lagrimas que iban cayendo. Tenían un sabor raro. No era agua del bosque. Tenía un presentimiento de recordar que a él también se le ponían así los ojos los primeros meses que vivió solo en el bosque. Pero ya pasó mucho tiempo desde la última vez que lloró.

Se levantó del piso y sin mucho cuidado levantó el cuerpo ajeno, cargándolo como si fuera una princesa. Si le dolía la espalda o no por estar en esa posición no era algo que pasara por su mente. Corrió y en cuestión de segundos llegó a lo profundo del bosque. El terreno en el que estaban antes era donde Gray “gobernaba”, pero ahora estaban en las de Black. De todos modos, después de su victoria, todo el territorio sería suyo y no tendría reparo en matarla para asegurarse de que así fuera. Esa era la vida de los animales salvajes. El más fuerte siempre buscaba dominar. Demostrar que era el alfa entre todos.

Había una especie de vivienda muy mal hecha. Él mismo la hizo con madera, pero al no tener instrumentos adecuados y hacer todo con sus manos, parecía como si fuera a caerse con cualquier mal tiempo. Y había pasado, varias veces tuvo que reconstruirla. Pobrecito, cada año tenía que trabajar en múltiples ocasiones en la construcción de una guarida. No le gustaba quedarse en cuevas ya que sentía como si estuviera escondiéndose de los otros animales y eso no podía aceptarlo.

Casualmente dentro había una cama dentro. La tomó de la casa en la que vivía hace muchísimos años con sus padres, antes de que se los comiera. Olía mal, o más bien, olía como cualquier objeto que podría encontrarse en ese bosque desde hace mucho. El tigre estaba muy acostumbrado, así que para él nada era desagradable. Recostó, o más bien, arrojó a la loba a esa cama. No tenía ese conocido tacto para tratar a las personas. Ella era una presa. Era suya, su comida, una hembra que usaría para algo que normalmente los machos buscan, generar descendencia. Extrañamente no mencionaba ni una palabra. No era un humano para hablar, era un tigre que se puso a rugir mientras veía a esa excelente candidata con quien reproducirse. Se le notaba la “emoción”, pues su pantalón estaba levantando hacia el frente, como si tuviera un palo ahí dentro.

Recordar que llevaba el torso desnudo desde hace tiempo. Se colocó de rodillas al lado de ella sobre la cama y esta vez su rostro se apoyó en el lado opuesto del cuello al que mordió antes. En vez de clavar una fuerte mordida, dio varias lamidas e incluso besos. — Grr…
avatar
Black

Mensajes 31
Dracmas 161
Fecha de inscripción : 09/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Gray el Sáb 11 Ago - 19:23

Literalmente la estaban devorando... La sangre brotaba indiscriminadamente después de arrancarle el pedazo de carne, sintiéndose aún más mareada después de perder la sangre del muslo que ahora mismo estaba medio cerrada por el pedazo de pantalón que había usado como torniquete. Nunca había estado en esa situación y no sabía como iba a terminar. ¿Así de fácil iba a morir ahí mismo? ¿Quién iba a proteger a su manada ahora? Ahora incluso había sido catalogada como comida... ¿Era una especie de karma?

- ¿Uh? - Exclamó cuando lo sintió retirarse de encima para tirarse junto a ella. Podía ver sus ojos dorados y animalescos, además de esas curiosas marcas en su rostro. ¿Qué clase de persona era? Estaba ya casi del otro lado de la incosciencia y entre una especie de sueño veía como se acercaba hasta su rostro para lamerlo, cerrando un ojo. Ya no estaba del todo consciente así que sonrió débilmente ante el gesto. ¿No iba a comérsela? Estiró una mano lentamente hasta colocarla sobre la mejilla de Black. Sin embargo no duró demasiado ahí cuando fue levantada.

El dolor que la embargó la hicieron gritar una vez más, la posición era terrible y no aguantó más, desmayándose, medio acurrucada en el pecho desnudo de Black, con un brazo colgando mientras dejaba gotas de sangre sobre la nieve, por todo el camino hasta adentrarse a un territorio en el bosque del Norte que nunca había tocado. Después de todo, aunque la zona de la manada del Wendigo era enorme, no podían mantener muchos kilómetros sin perder el control. Así que habían optado por una zona cerca de Asgard y el palacio, además de algunas poblaciones.

Un fuerte dolor la trajo de regreso, gruñendo suavemente. ¿Dónde estaba? Ya no se encontraba en los brazos del tigre, sino en una especie de camastro y tenía a un lado a su agresor, aunque ésta vez lamia y besaba su cuello. Tardó un momento en orientarse aunque no sirvió de nada... No entendía donde estaba y ese lugar le era desconocido tanto en aroma como en vista. ¿Por qué no la estaba devorando? Poco a poco una capa de hielo fina, apenas perceptible, comenzó a crearse sobre la herida en su cuello hasta que la selló para que dejara de sangrar.

Sin embargo, apenas se dio cuenta de lo que el hombre hacía. Besos... Nunca nadie la había pesado o quizás solo Ethan con esos pequeños besos ocasionales en la cabeza, como si fuera su hermano mayor. Levantó las manos hasta ponerlas en la cabeza de él, enredando sus dedos entre los cabellos largos. Sinceramente no entendía nada, pero la forma en la que la lamía y el aroma que despedía la estaban haciendo enloquecer. La pelea que habían tenido y las heridas que poseía no significaban nada... Había quedado igual o peor en muchas otras peleas incluso con animales salvajes.

Intentó apartarlo de su cuello aún así, al ser una zona sumamente vulnerable. - No-o... - Exclamó suavemente, sin que dejara de sentir el dolor en la espalda. Aún estaba pálida y mareada. - Estoy... Muy herida. Black. - Dijo su nombre como si con eso quisiese conseguir su atención o que entrara en sus cabales. Estaba bastante sonrojada y su respiración acelerada la traicionaba... No entendía pero a la vez no quería que se apartara. Intentó moverse pero no pudo siquiera levantar medio cuerpo para sentarse. - ¡Aghnn! Por favor. - La ropa le estorbaba, sentía que el calor comenzaba a sofocarla.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Black el Sáb 1 Sep - 20:46

La elegida ya estaba frente a él totalmente a su merced. Quien comenzó como la elegida para ser su comida terminó siendo la elegida para pertenecerle y ayudarle en temas importantes como lo era la reproducción. Black no tenía manada como sí había demostrado tener Gray. Él siempre se mantuvo solo, lo cual quizá impulsó que fuera un hombre serio que no sabe muy bien cómo hablar con el resto. Las palabras que usa siempre son fáciles y tampoco utiliza oraciones muy largas. Debía cosas precisas debido a su falta de vocabulario.

Al parecer ella quería levantarse. ¿Acaso no sabia que le era imposible escapar? Black prácticamente perdió un brazo en la breve batalla con esa loba, por lo que su sacrificio debía ser recompensado con algo realmente especial. Para él era algo normal, pues en el mundo animal el buscar tener descendencia era una necesidad normal. Es como cuando los perritos buscaban perritas y les olían el trasero. Pues en este caso no le olió la cola, pero la situación es similar. Ella sería quien daría a luz los cachorros que Black deseaba. Jamás tuvo la clásica conversación con alguno de sus padres sobre cómo era el tema de la reproducción, pero en reiteradas ocasiones vio fieras en el bosque aparearse. Sabía lo necesario.

Jugó durante varios segundos en su cuello, lamiendo y besando. Recordar que lo hacía en el lado que no estaba herido, pues en esos momentos no deseaba matarla y comerla, tampoco ocasionarle daño (aunque ahí y luego olvidaría el daño en la espalda de Gray). Solo pensaba en disfrutarla como la hermosa hembra que era y que sería prácticamente la mujer con la que comenzaría a crear su manada. Si ella luego del apareamiento deseaba irse se lo permitiría, pero al tiempo la buscaría para reclamar a sus hijos. No es como en el mundo humano cuando un hombre deja embarazada a una mujer “por accidente” y los deja, yéndose lejos. Él quería esos cachorros para tener una familia, una manada.

Él también sentía mucho calor. Afortunadamente llevaba el pecho descubierto a diferencia de Gray. Pero, también estaba caliente entre medio de las piernas. Ignoraba si Gray estaba igual que él, pero ya pronto le demostraría que él también estaba en “mal” estado. No quiso alargar más el tema y se colocaría manos a la obra.

+18:
Lo primero que hizo fue levantarse de la cama y bajarse sin nada de pudor los pantalones, dejando a la vista de Gray la plena erección que llevaba guardando y se había notado a través de los pantalones ya que no usaba ropa interior. Nuevamente se subió a la cama y con salvajismo rasgó la ropa inferior de Gray, ya sea pantalones o ropa inferior, buscando el agujero que recibiría la intimidad del tigre. Ella no tenía chances de resistirse, no en su estado. Sería violada, pues en ningún momento Black le preguntó si estaba de acuerdo.

Al ver lo que ocultaba entre medio de las piernas incrustó su cabeza ahí abajo. Su nariz se paseó por esa rosadita vagina oliendo con mucho ímpetu. El aroma que desprendía le encantaba, le encendía, le otorgaba más ganas de aparearse. Dio varias lamidas moviendo con rapidez la lengua, igual que un gatito que tomaba agua solo con la lengua. Tenía unas ganas de dar una mordida, pero algo dentro de sí le decía que aquello no era algo correcto de hacer.

Sus ojos cambiaron de color, estaban rojos como cuando perdió la compostura tiempo atrás. Cuando parecía ser cualquier bestia, menos un hombre con razón. ¿La atacaría a matar de nuevo? No… Antes estaba hambriento, ahora estaba excitado. Agarró su miembro y colocó el glande en la entrada. Sin nada de cuidado empujó con fuerza hasta llegar lo más profundo que podía, quitándole la virginidad a Gray en la primera estocada. — Grr… !!! — No decía ninguna palabra. Solo esos gruñidos que empezaron despacio, pero luego fueron muy sonoros debido al inmenso placer que sentía.

Ahí comenzaría la unión de dos bestias que a pesar de nacer como humanos, eran auténticas bestias que seguían las reglas de un mundo salvaje al cual estaban acostumbrados.
avatar
Black

Mensajes 31
Dracmas 161
Fecha de inscripción : 09/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Gray el Lun 3 Sep - 21:16

Los intentos para apartarlo de encima no servían de nada, estaba aferrado a su cuello, lamiendo y besando. Conforme más lo hacía mejor se sentía pero el dolor no disminuía y entre más se presionaba sobre ella la espalda dolía y crujía, de sus labios se escapaban gemidos de dolor mientras seguía tratando de apartarlo. Daba un pequeño agradecimiento que al menos estuviese dura para estar recta. Sin embargo poco después se levantó de la cama.

+18:
La mirada color aceituna de Gray le siguió mientras se desnudaba frente a ella. No se sonrojó ni se avergonzó, después de todo había visto muchos humanos desnudos, mujeres u hombres pero lo que le sorprendió fue el tamaño y la forma de su miembro... Jamás había visto algo parecido y no puedo evitar abrir un poco más los ojos. ¿Ese hombre era diferente a los demás?

- ¡Aghn! ¡¿Qué haces?! - Preguntó contrariada cuando arrancó sus pantalones y lo que llevaba en la zona inferior. Comenzaba a asustarse, algo que normalmente no pasaba en alguien como Gray. Sin embargo ¿Qué quería? ¿Por qué no se la comía o la mataba de una vez? Estaba totalmente abrumada por los sentimientos desconocidos, por el dolor, y el extraño calor que sentía. Y aunque quisiera escapar o atacarle sería peor. En las condiciones que estaba iniciar una pelea era un suicidio.

Era raro que la mujer se sonrojara pero ésta vez lo hizo en gran medida al ver lo que hacía, metido ahí entre sus piernas. Pensó que iba a morderla pero no fue así, sino que se dedicó a lamerla y olisquearla como si quisiera degustarla. La sensación era totalmente nueva y le encendía las mejillas, incluso le provocaba mariposas en el estómago y un cosquilleo que la hacía retorcerse... Acaso él... ¿Quería aparearse? - O-oye... espera... ¡Ahn!

No sabía que pensar al respecto. Nunca había estado en una situación así ya que los hombres que se le acercaban eran devorados o no tenían la capacidad de interactuar de esa forma. Sumado a que Ethan era muy sobre protector desde que la encontrara. ¿Era normal entonces lo que estaba por suceder? Muchos animales sometían a sus parejas, especialmente los felinos. ¿Entonces era una especie de ritual? Su respiración se agitó ante lo que sentía y la incertidumbre.

Abrió los ojos muy grandes cuando se percató que de nuevo tenía esa mirada llena de sed de sangre. Automáticamente comenzó a gruñir, como si esa fuera suficiente advertencia para que no se atreviera a volver a atacarla pero no lo hizo, sino que sin más, la tomó como si fuese suya. El dolor que sintió cuando la penetró fue profundo pero ni de cerca comparable con lo que sentía ahora mismo en la espalda o el cuello. Apretó la mandíbula, haciendo chirriar sus colmillos y a pesar de que sus ojos estaban húmedos de lágrimas le miraba con furia, arrugando la nariz.

Todo su cuerpo se sentía caliente y temblaba como cuando se enfermaba de fiebre. No le gustaba ese sentimiento... Se sentía vulnerable, dominada y eso era algo que nunca se permitiría; y aún así, ese hombre salvaje la había reducido a una pequeña humana que no tenía otra salida más que gruñir y retorcerse, apretando las piernas alrededor de la cadera del hombre. Sus manos buscaban alcanzarle, con total intención de herirlo con las garras: - ¡Ughn! ¡No! ¡¡Grrraa!!

Su instinto le pedía pelear por algo que no entendía mientras el calor la iba dominando, uno que no se podía calmar ni con el frío más intenso del Norte.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Black el Jue 20 Sep - 23:54

No había nadie que pudiera salvarla. Los únicos seres vivos que podían aparecer eran sus lobitos, pero por su propio bienestar, era mejor que ni se acercaran a la morada del temible tigre que estaba con su presa. El frío invernal en ese sitio era horrible, cualquiera que no estuviera acostumbrado terminaría congelado. Sin embargo, las dos criaturas que usaban la cama como sitio especial de apareamiento, eran seres que llevaban muchísimos años tratando ese frío bosque como su hogar. Además, había que tomar en cuenta el hecho de que ambos cuerpos tenían una temperatura corporal bastante elevada debido al acto sexual.

La poca ética a la hora de construir la vivienda provocaba que los fuertes vientos que recorrían el bosque la hicieran tambalear un poquito. Si alguien se tomara el tiempo de guardar silencio durante unos segundos notaría el sonido de la madera al moverse. Lamentablemente Black no era una persona culta en el ámbito de la construcción, así que sus casas siempre eran bastante ineficientes como ya se mencionó en un post anterior.

+18:
Algo que también sonaba, aunque no por estar mal hecha, era la cama en donde estaban ambas bestias. Este ruido era producido debido a los bruscos movimientos que realizaba uno de los involucrados. Normalmente durante la primera vez de una mujer, el hombre trata de ser delicado al principio para evitar que el dolor en la fémina no fuera tan alto. Después de todo, aquello era una demostración de amor, por lo que el producirle dolor a la otra persona era algo que no se disfrutaba. Pero Black no tenía ni idea de qué era eso del amor. Él solo sabía cual era el método de apareamiento por ver a bestias salvajes a su alrededor. Por lo tanto, las embestidas que él realizaba era bastante potentes, dejándose llevar por las exquisitas sensaciones que recorrían todo su cuerpo.

Las mejillas de él estaban levemente rojas debido a la calentura, y aunque fuera leve, debido a su piel que era algo pálido, era bastante visible. Sujetó con fuerza ambas muñecas de Gray, aplastándolas contra la cama para que no pudiera hacerle daño. No le permitiría hacer nada en contra de su voluntad. Ocultó su rostro en el cuello de la pelirosa, pudiendo respirarle directamente en el oído. No mencionaba ni una palabra, solo dejaba que los movimientos y temperatura de su cuerpo desnudo dijeran todo lo necesario. Aquel acto sexual no se ejecutaba solamente por el deseo de tener su propia manada, sino que también, inconscientemente, sentía una fuere atracción hacia esa loba del sexo opuesto.

Finalmente le soltó la mano izquierda para usar su derecha (teniendo en cuenta de que él está encima, su mano derecha sujeta la izquierda de Gray y viceversa) y recorrer las curvas de la mujer tras meterla debajo de su ropa superior, aunque luego bajaría acariciando las piernas desnudas que abrazaban su cintura. De a poco la intensidad en sus embestidas fue descendiendo hasta ser lentas. La respiración que era en la oreja ajena se notaba pesada hasta que finalmente paseó su lengua por todo el contorno de la misma, lamiendo, bajando hasta su cuello en donde se detuvo varios segundos. Solo se aseguraba de no morder, pues no quería comerla, solo quería saborearla.

La otra mano de Gray también quedó en libertad para que Black pudiera usar ambas y romper con fuerza bruta la ropa que cubría el pecho de la elegida para tener a sus cachorros. Su cabeza se apartó del cuello para elevarse un poco, incluso las embestidas cesaron, pero su falo se mantuvo dentro de ella. Solamente se tomaría un pequeño descanso para conocer a fondo el cuerpo de quien estaba tomando como su mujer. Se relamió lentamente los labios mientras se agachaba para llegar a ese busto y saborear con su lengua la piel del seno derecho, aunque en vez de quedarse ahí, volvió a subir hasta su clavícula en donde lamió y babeó todo lo que pudo. — Tendrás mis cachorros… — Pronunció en voz baja para luego subir y acariciar cariñosamente su mejilla usando la nariz. Ahora que estaban ambos desnudos y Black más encendido que nunca, reanudó el violento movimiento de cadera sometiendo una vez más a Gray con sus penetraciones.
avatar
Black

Mensajes 31
Dracmas 161
Fecha de inscripción : 09/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Gray el Miér 26 Sep - 3:27

+18:
Lo que sucedía la estaba enloqueciendo. No sabía identificar del todo sus sentimientos pero entre más tiempo pasaba Black encima de ella más placer sentía y más perdía la cabeza. Era ya imposible concentrarse en hacer algo para defenderse, y aunque quisiera, era prácticamente imposible en el estado de salud en el que se encontraba. Incluso los pequeños gemidos y suspiros que brotaban de sus propios labios la sorprendían, hasta que dejó de preocuparse, sin entender el por qué ya no gruñía.

Las embestidas eran crueles y sin cuidado, pero tampoco es que Gray esperara otra cosa... No tenía una idea de lo que era el acto sexual así que tampoco se quejó de eso. El dolor era natural para ella y para su estilo de vida, y más aún el que otro como ella quisiera ganar su lugar como alfa, demostrándole que era más fuerte... Y sin duda ese macho lo era, físicamente.

Forcejeó un poco cuando aplastó sus manos contra la ya casi destartalada cama de tanto movimiento pero se fue deteniendo en la lucha conforme más la penetraba, profanando una zona que hasta el momento nadie había proclamado como suya. Sus labios se separaron en un gemido al escucharlo en su oído, bufando y gruñendo como el animal salvaje que era, esforzándose en darle todo lo que pudiera.

- ¡Nghn! - Su cuerpo comenzó a perlarse en sudor del esfuerzo y el calor que comenzaba a haber entre los dos. No importaba el viento que se colaba entre las maderas de esa cabaña tan mal hecha, poco a poco la temperatura subía y eso atontaba aún más a la pelirrosa, de por sí débil al calor. Su cuerpo dejó de estar tenso para moverse más a los deseos del felino, así como sus propias piernas presionaban con más calma y no con la desesperación de la pelea.

Pronto el ritmo disminuyó, pero la jovencita ya estaba dominada. El dolor de su espalda había desaparecido de momento entre el entumecimiento y las endorfinas que liberaba naturalmente su cuerpo con todo el estímulo del que era presa. La lengua que pasara por su piel y esas manos masculinas delineando su figura la hicieron sonreír a medias, aún mirando el techo, deleitándose con la agitación de la respiración de ambos y el corazón que enloquecía dentro de su pecho.

Cuando se detuvo y se separó un poco para verle, hundió sus ojos aceitunas en los ajenos... Eran fríos pero no pudo evitar sonrojarse más allá de la excitación normal, ya que incluso sus orejas se pusieron rojas. No lo había visto bien... Entre la pelea, la sangre, el desmayo... No era alguien desagradable. Se mordió el labio inferior al momento que la soltó, sin retirar las manos de como las dejó en la cama. - E-esta bien... Tu ganas... - Le susurró con dificultad, justo antes de que rompiera su ropa superior. - ¡Ah! - No buscó cubrirse, ya que sabía que no tenía sentido, pero curiosamente sintió pudor... Uno que nunca había experimentado.

Desvió el rostro, cerrando los ojos con fuerza, sintiendo esa mirada como si juzgara lo que veía... Su cuerpo pálido y lleno de cicatrices, sus pechos erectos y sensibles a lo que él hiciera. Nunca se había sentido tan vulnerable y dominada. Incluso ahora estaba sobre su cuello, lamiendo, babeando... Marcando un territorio que quería fuera de él. - Cachorros... Yo... No sé.... - Dijo completamente abrumada. No podía pensar en nada con claridad y solo atinó a gritar cuando retomó el ritmo agresivo.

- ¡Ahm! ¡Black! - Llevó ambas manos hasta la nuca de él ya que estaba olisqueando su mejilla y enredó entre sus dedos el cabello largo y platinado solo para jalarlo sin darse cuenta, mientras buscaba aferrarse a él en un abrazo completo. Dolía, pero también experimentaba un placer insano. Buscó sus labios en un instinto, sabiendo lo que era besar. Lo buscó para hundirse en ellos, lamiendo, buscando la lengua ajena, queriendo compartir no solamente su saliva sino también su aliento. Ya estaba cayendo en el encanto de su dominante, en la llama que ahora compartía con la loba.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Black el Mar 2 Oct - 21:00

+18:
No es una pregunta. — Respondió tajante. La decisión estaba tomada. Ella sería la madre de sus cachorros. Era perfecta. Fuerte, salvaje, hermosa, deliciosa… Instintivamente Black la deseaba, se sentía atraído hacia ella. Si fuera una elección al azar, quizá pudo haber escogido a otra hembra en el pasado, pero no. Gray fue la bestia especial que se cruzó en su camino. — Crearé mi manada contigo, necesitamos tener muchos cachorros. — Lo decía como si nada, como si la estuviera saludando o cualquier cosa que se haga con suma normalidad. No sabía si ella lo consideraría una propuesta demasiado especial, aunque hay que aclarar que para Black es muy importante, pero no sentía vergüenza alguna de hablarle ese tipo de cosas a esa mujer… que estaba tomando como suya.

Su cabello fue tomado de forma brusca por parte de Gray, pero no le molestó ni intentó apartarle las manos. Él también se estaba dejando llevar por el infinito placer que le provocaba el acto sexual con SU mujer. Ella no era la única que sudaba, él estaba en el mismo estado. Lo caliente que sentía su cuerpo era nuevo para él. Sacaba fuerzas desde lo más profundo de su alma para mantener tanto tiempo esa salvaje intensidad de embestidas. Su lengua se pasó por la zona del hombro y del cuello queriendo probar ese sudor que desprendía de la deliciosa piel de la pelirosa, aunque esto no dudaría mucho, pues sería ella misma quien tomaría la iniciativa de iniciar un… ¿beso?

Una unión que nunca había experimentado, aunque la de sus genitales también era un estreno para él. Al principio no entendió bien qué quería, así que tan solo trató de seguir lo que ella misma proponía. Movía su lengua de una manera bastante torpe, pero le encantaba el poder frotarla contra la de Gray. El compartir saliva, la cual incluso de repente caía por sus labios. Era un salvaje, y actuaría como tal hasta en los besos. Nada ni nadie podía cambiar su forma de ser. Era feliz siendo un tigre del bosque. Su inexperta lengua de vez en cuando pasaba a lamer sus labios, aunque por la “adrenalina” llegaba incluso a darle mordiditas en los mismos labios, unas más fuertes que otras, pero sin llegar a causarle un daño serio.

Regresando ya a zonas más íntimas, el choque de las pelvis seguía ardiente, apasionado. En ningún momento Black pensó en detener sus movimientos. Su cadera le llegaba a doler por tanto movimiento fuerte, pero le era imposible detenerse. Algo dentro de sí le impulsaba a seguir y seguir… Venía.

Sus labios se separaron de los ajenos y elevó un poco la cara, pudiendo verla directamente a los ojos. Ambos estaban sonrojados, Black más de caliente que de vergüenza. El frío del ambiente provocaba que el respirar con la boca abierta lanzara una especie de vapor que caía directamente en el rostro de ella, en el hermoso rostro que tenía… — Grrr… — ¿Por qué gruñía? Pues una sensación exquisita recorría todo su cuerpo a la vez que dio la última estocada con una fuerza descomunal, lo cual en parte no sería tan bueno para ella debido al problema que tenía en su espalda. Quizá le causaba más dolor que placer, pero Black no tenía las neuronas en su sitio como para pensar en esas cosas.

Lo que le estaba pasando al tigre es que llegó a la eyaculación. Esa última estocada que dio fue la que le hizo disparar una gran cantidad de semen apuntando directamente a lo más profundo de Gray. Aquello, al menos suponía Black, permitiría que ella quede embarazada de sus cachorros. Fue una buena porción la que soltó desde su pene, pues aparta de las poluciones nocturnas normales en el ser humano, no había disparado nada. Gray era la primera en provocarle ese “tipo” de eyaculación.

Estaba caliente el interior de la vagina. La cadera de Black había cesado el movimiento. Sus ojos seguían fijos mirando los de ella, como si no quisiera dejarla escapar. Con cuidado fue sacando su miembro del interior, pudiendo notarse algo “decaído” en esa zona después de eyacular. Sus dedos, algo curiosos, bajaron hasta la suave intimidad de su hembra para acariciarle con cuidado entre medio de los labios, pudiendo sentir de primera fuente lo caliente que estaba gracias a lo que él depositó dentro. — Gray… — Susurró su nombre.
avatar
Black

Mensajes 31
Dracmas 161
Fecha de inscripción : 09/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Black Snow [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.