AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR//KLAUSER
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Demonio
Hoy a las 11:50 am por Cosmos

» Directo al Oeste sin vaqueros
Hoy a las 11:07 am por Cerrid

» El gato busca rol~
Hoy a las 1:01 am por Len Daishi

» !Un felino en el oasis!
Hoy a las 1:00 am por Anya Maverick

» Black Snow [+18]
Ayer a las 11:18 am por Gray

» Peticion de Rangos
Vie Oct 19, 2018 1:17 pm por Yuu Aoi

» The snow dancing
Vie Oct 19, 2018 9:43 am por Cerrid

» Insanity
Vie Oct 19, 2018 2:20 am por Auriel

» Celefaïs
Vie Oct 19, 2018 1:05 am por Auriel

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Jue Oct 18, 2018 10:49 pm por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License







Después de la tormenta

Ir abajo

Después de la tormenta

Mensaje por Gray el Lun Jun 18, 2018 1:49 pm

Los pasos de la joven resonaban por la plaza pública de Grecia... Si, pasos que indicaban que llevaba botas. Las odiaba con todo su corazón, desacostumbrada a portar ropas "decentes"; sin embargo, después de lo que pasara hace unos días, le habían pedido que fuese lo más civilizada posible... Si eso existía en alguien como Gray. La bañaron, la vistieron, le colocaron zapatos, la peinaron y le dieron un poco de dinero. ¿Y con eso se suponía que debía bastar?

No se quedó demasiado tiempo en el palacio con su Rey o con Abel, la verdad es que comió hasta saciarse y luego huyó, repelida por las cortesias y la excesiva educación. Así que se la había pasado dando vueltas en la ciudad ya que volver al salvaje harían que todo su nuevo "ella" se viera destruido... ¿Habría lobos en el Este? Na, probablemente no... Sabía que había en el Oeste, una enorme raza salvaje y de pelajes oscuros. Sería interesante ir un día a conquistarlos a todos.

- ¡Aghhnnn! - Gruñó mientras se sentaba en una banca y se quitaba la bota, notando lo lastimada que estaba del talón. Suspiró y levantó la mirada para ver justo como varios aldeanos salían disparados de ahí... Sí, sabía lo que era eso. No había necesidad de que supieran lo que había pasado hace días en la pelea con el Lord Comandante, sino que era su aura de depredador la que provocaba esas situaciones... No importaba que la mona se vistiera de seda.

Recordó cuando era una pequeña niña fascinada de las aves... En el bosque helado y mortal era lo único que animaba el paisaje, ese trinar que la hipnotizaba... Así que aprendió a trinar. Silvaba como ellos, imitando sus llamados y hermosas melodías... Pero ellos nunca se acercaban. Intentó darles de comer, alimentarlos con semillas pero terminaban huyendo apenas la veían. Su madre, una loba ahora muerta, le explicó que nunca podría ser amiga de las presas... todos huirían de su olor a sangre y sus expresiones salvajes.

Fue de las ultimas veces que lloró y que algo así le importó. Arrugó la nariz y volvió a ponerse de pie, colocando la prenda, andando por las calles. Buscaba algo en particular, que por eso fue que robó algunas monedas cuando llegó: Una dulcería. En el Norte los dulces como tal son escasos o importados, lo que lo hacen muy caros y claro, la fruta más dulce que exista en el bosque no se asemeja a ese sabor; era la única cosa que la ata al mundo de los humanos.

Y entonces la vio... Una dulcería. Sus ojos se abrieron como platos y casi casi se pegó al cristal... ¡¡Estaba lleno de dulces!! Muchos cajones con bolas de todos los colores de la naturaleza... ¡Y paletas! ¡Sus favoritas! Había tantas que si fuera por ella hubiera ya roto el cristal, saqueado todo y corrido en dirección al Norte para no volver jamás. ¡Maldito Lord Comandante! Por su culpa ahora debía ser... normal... Se estremeció y dio un paso hacía atrás para buscar en la bolsa de monedas que le dieran.

- ... - Ok... No sabía leer ni mucho menos usar dinero. Todo lo que quedaba de las personas que devoraba en los bosques lo enterraba todo junto, sin saber usarlo. Miró las monedas de diferente color y tamaño y luego miró los precios escritos en papelitos junto a los productos... No lograba relacionarlo. Y si entraba a pedir ayuda probablemente llamarian asustados a los guardias o algo así... Apretó el dinero en sus manos y apretó la mandíbula llena de frustración. ¡Solo quería dulces, maldita sea! - Au... - gimoteó por lo bajo.

Ropaje:





I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de la tormenta

Mensaje por Shuger el Miér Jun 20, 2018 9:20 am

***-¿Por qué lloras?
-Porque tengo miedo.
-¿Miedo a qué?
-Miedo a la soledad.
-No debes temer. Aún en la soledad podemos encontrar lo que buscamos y guardar nuestros caudales más preciados. 
-¿Cómo puedo hacer eso?
-Toma mi mano, pequeño, y te enseñaré disipar la luz sobre tus miedos.***

----------


El aire del cielo, sin rastro de mancha blanca, de aquel día traía un aroma a chicle menta, a río fluir y a sangre de algún hombre muerto. Todos esos olores provenientes de un solo lugar, la tierra. Porque el mundo es así, una mezcla de esencias y vidas en un amplio lugar. El día comenzó normalmente, como ha venido siendo desde los tiempos jupa jupa. Un sol poco amigable y la leve corriente de aire refrescándonos el alma, alentando a cada hombre, mujer y niño a vivir un nuevo día con alegría y esperanza. Mientras el flujo del mundo se movía en su danza diaria, me encontraba en los rincones del Reino del Este, tratando de poder dirigir lo acabado de pasar. Luciendo una camiseta desgastada, unos jeans algo rotos y un par de zapatos perforados, producto de la poca paga que le dan a un aspirante de caballero en este lugar, seguramente en el Oeste dan más.

-Ok ya, es hora de admitir que estoy perdido y que esto es algo molesto- digo con despreocupación, mientras que con una de mis manos jugaba con una mosca que acababa de atrapar. En medio del camino, sobre el vidrio de una dulceria se encontraba apoyada una chica muy particular... ¿era una? La figura de un mujer lobo un poco voluptuosa, se reflejaba con el brillo del vidrio y las pequeñas luces que se mantenian sobre el anuncio de la tienda. Descendí hasta la entrada de forma sigilosa, ya un poco acostumbrado a ver cosas extrañas en este reino. -¿A que se te antoja por lo menos una galleta?-


Última edición por shuger el Miér Jul 18, 2018 6:03 pm, editado 1 vez
avatar
Shuger

Mensajes 37
Dracmas 154
Fecha de inscripción : 30/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de la tormenta

Mensaje por Gray el Sáb Jun 23, 2018 10:30 pm

"¿A que se te antoja por lo menos una galleta?"

Volteó lentamente a ver quién se había acercado. Estaba tan distraída babeando por los dulces que no se percató del chico que había llegado hasta pararse a su lado... No lo conocía pero aún así había tenido el valor de acercarse y dirigirle la palabra... Había de dos: quizás no se daba cuenta quién era ella o realmente no le importaba. Aún así, sonrió mostrandole sus dientes ligeramente más afilados de lo usual en un humano.

- ¡Galletas, paletas y caramelos! - Exclamó contenta. Se llevó ambas manos a la bolsa de dinero que tenía entre su ropa y se las puso entre las manos al jovencito. - Tengo dinero... Sé portarme bien así que por qué no compras algo con todo esto. ¿Si? Compartamos y todo eso pero debes ir tu... Es tu misión.

Siiiiiiii, había encontrado a alguien que podría sacar todos esos dulces hasta tenerlos al alcance de mano y boca sin tener que romper cosas o asesinar personas. Si, sólo asesinarlas porque de momento no tenía hambre. Era el héroe del día y esperaba que fuera listo e hiciera lo que ella quería... Sino tendría que ser algo más violenta y no quería. Byron podría estar cerca.

Sin embargo, de pronto dio un paso hacía él, de forma brusca e inesperada y le tomó del brazo para jalarlo hacía ella. Sin importarle el espacio personal se acercó como si fuese a darle un beso en el cuello pero detuvo la punta de la nariz a milímetros, para comenzar a olisquearle de forma descarada. - Snif snif... - Esperaba captar su aroma y registrarlo, como los muchos otros que tenía ya.

- Jejeje... Hueles bien. - Dijo como toda sentencia lamiendo el cuello, pasando la lengua por una buena parte para además probarlo. Para ella no era extraño ni malvado lo que hacía... Era una forma de reconocer a las personas, como los lobos hacían unos con otros, y Gray encontraba en ese sistema la forma de relacionarse... Aunque generalmente terminaba mal y no sabía por qué.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de la tormenta

Mensaje por Shuger el Miér Jul 18, 2018 6:09 pm

"Las historias que han sobrevivido a lo largo del tiempo en el mundo se conocen como leyendas. La gente piensa en ellas como historias para asustar a los niños, pero nada más alejado de la realidad. Cada relato es una verdad que se ha convertido en una fantasía para las personas de la modernidad. La gente no puede ver más allá de sus narices, y rechazan todo lo que es diferente a ellos."

----------


-Espacio personal gatita! Si vas a acercarte asi, procura que sea para dar un buen beso. -Digo en tono sarcastico, mientras me quitaba a la chica de encima.

Los rumores del ultimo día llenaban casi todas las calles de la ciudad. En cada rincón se podían escuchar las palabras de miedo susurrando "Guerra". Los pocos transeúntes caminaban con miedo buscando la manera de regresar al refugio de sus hogares, mientras yo... pues yo entraba a una tienda de dulces, para comprarle galletas y caramelos a una chica un poco extraña que acababa de conocer -o algo asi- todavia ni sabia su nombre.

-Ok, toma.- Trato de acercarme con la bolsa del pedido.  La miró fijamente, con intenciones de iniciar un interrogatorio, pero la mirada de ella estaba enfocada unicamente en los dulces. Una repentina sensación de ternura entro en mi, definitivamente era como una niña. -¿Quién eres y qué hace alguien como tú en el reino Este? Se nota a leguas que no eres de por aqui.

El sol no duró por mucho en los alrededores de la region del Este. Rápidamente una cortina de agua cayó sobre las viejas pero hermosas edificaciones, impartiendo un ambiente frío e inspirador. A diferencia del poco personal de nuestro alrededor, me manejaba con calma, la lluvia no era algo que me fastidiara sino por el contrario me encantaba.
avatar
Shuger

Mensajes 37
Dracmas 154
Fecha de inscripción : 30/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de la tormenta

Mensaje por Gray el Lun Jul 23, 2018 1:19 pm

"¿Espacio personal? ¿Beso?" Ladeó la cabeza como si fuera un cachorro sin entender ambas cosas. - ¿Qué es "espacio personal? Y... Ya te di un beso. ¿Quiéres otro? - Preguntó cerrando los ojos con una sonrisa, animada porque le había dicho gatita. Generalmente nadie atina a la primera cuando le miran y piensan que es una humana más. Intentó darle más "besos" lamiendo su mejilla pero fue apartada, esperando su siguiente reacción.

Y fue... Una reacción totalmente emocionante para Gray. ¡Sí! ¡Entro a la tienda! No podía contener la emoción y daba vueltas frente al escaparate de la dulceria como si eso fuera a apurar el proceso de compra. Por fin, iba a tener lo que quería, solamente eso. Se había alejado mucho del Norte, especialmente en esos tiempos tormentosos de la guerra pero... No podía pasar desapercibida esas geniales tiendas llenas de dinero.

Tomó la bolsa que tría y la abrió casi desgarrandola. Sus ojos verdes y salvajes se abrieron como pelotas al ver el contenido... Paletas, caramelos, galletas, chocolates... Miró al chico y se lanzó de nuevo a abrazarlo y lamer su cara sin previo aviso, abusando de ese famoso espacio personal sin saberlo. - ¡Gracias! Eres genial, gracias. - Luego se separó y se sentó en el piso dejándose caer.

Giró el contenido de la bolsa en el suelo para ponerse a ver qué quería comer primero y que no, pero también jaló del pantalón al rubio para que la acompañara ahí abajo. - Compartiré contigo el botín - Le dijo con una sonrisa que mostraba sus colmillos grandes y desproporcionados. Tomó un chocolate y se lo echó a la boca. Sin embargo ante sus preguntas le miró. - Mi nombre es Gray... Si, soy del Norte, vine solamente por los dulces... ¿Tú quién eres? Hueles... Particular. - Le recordaba un poco al olor de Byron, no porque fueran iguales sino por que quizás rondaban el mismo lugar.

Sin embargo, la lluvia llegó junto con la noche, a lo que rápidamente jaló los dulces y se los metió dentro de la ropa como una bolsa gigante, echándolos dentro de su cuello. - ¡Ahhhhh! ¡Lluvia! - Gritó mientras se reía, como una niña feliz de que pronto podría jugar en los charcos. Miró a Shuger mientras su cabello rosado se pegaba sobre su cara por el agua. - ¿Tienes una madriguera?




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de la tormenta

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.