AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR//KLAUSER
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Directo al Oeste sin vaqueros
Hoy a las 16:07 por Cerrid

» Demonio
Hoy a las 12:29 por Cosmos

» El gato busca rol~
Hoy a las 6:01 por Len Daishi

» !Un felino en el oasis!
Hoy a las 6:00 por Anya Maverick

» Black Snow [+18]
Ayer a las 16:18 por Gray

» Peticion de Rangos
Vie 19 Oct - 18:17 por Yuu Aoi

» The snow dancing
Vie 19 Oct - 14:43 por Cerrid

» Insanity
Vie 19 Oct - 7:20 por Auriel

» Celefaïs
Vie 19 Oct - 6:05 por Auriel

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Vie 19 Oct - 3:49 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License







Sentidos

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Klauser el Lun 2 Jul - 23:54

Mientras la vocecita salvaje y aniñada le dirigía la palabra él había estado clavando sus orbes rojizos en su barco a la distancia. No sin atender todo lo que le estaba compartiendo la niña de cabellos rosáceos y cuernitos rojos. Era todo un personaje singular, sin duda, de aquellas tierras norteñas. Quizá más singular que él mismo. Le miró de reojo y cruzó los grandes brazos. No había manera de que Gray no dejara de provocarle risas infantiles y juguetonas, libres de peligro o, al menos, eso era lo que parecían en la superficie del austero e implacable rostro. Se encaminó hasta donde reposaba el cuerpo femenino y decidió que iba a jugar un poco. Necesitaba actividad física, los huesos comenzaban a entumecerse por tanto descanso y poca ropa en medio de ese eterno hielo.

No sabía que supieras con tanta firmeza lo que puede o no relajar a un pirata, Gray —mofó a medida que decidía por terminar toda separación entre aquel par de cuerpos tan diferentes entre sí. Empezando por la estatura y luego yendo hasta la misma complexión física— Ni yo estoy tan consciente de lo que puede gustarme o no... Además, ¿quién te dijo que para mí descansar es tomar la siesta? —Y sin más tomó por la delgada cintura a la niña y le dio vueltas por lo aires como si de una muñeca de porcelana se tratase.

Deberías dejar de mencionar tanto a Cross. Después dices que no andas babeando como cachorra por ese niño —se burló con tanta familiaridad que tuvo que tomarse el estómago a la vez que se reía y molestaba a la pequeña. Su trato era brusco y torpe, quizá un poco doloroso cuando llegaba a jugarse así con alguien, pero quizá eso le gustase a ella. Por alguna razón no tenía que estar pensando tanto y dando tantas vueltas a sus reflexiones cuando se encontraba a su lado. Eso sí era un descanso digno de cualquiera.

Había obviado la invitación a la mordida de forma consciente de hacía unos momentos. Simplemente porque el corpulento vikingo también la estaba probando. Quería ver su fuerza y su destreza sin caer en batallas absurdas. Quería divertirse con aquella enana que comenzaba a despertar un peligroso instinto animal en él. Atendió esa lengua y supo que en cualquier segundo no dudaría en probar su carne de guerrero. Lamentablemente dudaba de que le supiera bien lleno de tanta sal marina.

Muérdeme entonces. Así no se te olvida el sabor y sepas reconocerme en cualquier parte. Pero te lo advierto, niñita... los osos también mordemos. —sonrió mostrando también sus afilados colmillos, a pesar de que en sus ojos un brillo intenso se reflejaba. Tarde o temprano ese cuello delicado y femenino también sufriría consecuencias graves.

El sol de la tarde se alzaba en el Norte. Pronto caería la noche. En un parpadeo ambos cuerpos serían arropados por el manto nocturno del invierno perpetuo.




I never asked for power.
Power is only given to those who are prepared
to lower themselves to pick it up.

avatar
Klauser
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 161
Dracmas 153
Fecha de inscripción : 14/05/2018
Localización : siempre en el Norte.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Gray el Miér 18 Jul - 17:21

Le miró acercarse con una curiosa. - Haces demasiadas preguntas... - Dijo sonriendo, enseñando los colmillos sin embargo de pronto la tomó y como si no pesara nada comenzó a girarla en el aire. ¡¿Qué estaba haciendo?! Nunca nadie había jugado así con ella así que por un momento entró en pánico, agitando las manos y moviendo los pies como si quisiera correr. - ¡Ahhh! - Aunque luego se dio cuenta que no iba a lanzarla o a lastimarla... ¡Estaba volando! No pudo evitar inflar las mejillas y luego soltar una carcajada hasta que la bajó.

Se sentía algo mareada. Cayó de nalgas al suelo mientras veía como todo giraba y giraba. - Woa... - Le miró cuando todo se quedó quieto. ¿Babear por el capitán? Bueno, si sabía delicioso... Pero no tanto como para babear. Debería hacer una lista de las personas que más le han gustado para ir a comerlas de vez en cuando. Sin embargo puso atención cuando mencionó que podía morderlo... Ésta vez sonrió y se levantó, acercándose a él.

- Esta bien... Vamos a jugar un poco ¿Si? ¿Quiéres relajarte entonces? - Se acercó a él como si estuviera pensando, incluso tomando su mentón. Pero todo era una trampa... Sin previo aviso le tiró una mordida en el brazo. Sí, era igual que él, una tosca en sus juegos ya que a pesar de que trató de hacerlo con cuidado le abrió una herida bastante profunda con sus colmillos. Dos líneas sangrantes y carmesí que pronto escurrirían gotas hasta la nieve. En cambio la pelirrosa salió corriendo, relamiéndose pero riéndose como si hubiera hecho lo más divertido del mundo.

Se metió detrás de un árbol y recargó la espalda para después asomarse por un costado, con ese cabello rosado como una bandera en medio de la blancura y los colores opacos del bosque nevado. Sonrió cerrando los ojos, enseñando esa hilera de dientes afilados. - ¡Vamos, encuentrame! - Y volvió a escapar. Los lobos comenzaron a correr en todas direcciones, gimoteando y ladrando de felicidad aunque no sabían exactamente que estaba pasando.

Por el otro lado, Gray había corrido por toda la orilla de ese risco, tan rápido como sus cuatro extremidades se lo habían permitido hasta derrapar cerca de una zona un poco densa de bosque. Un montón de nieve salió volando, cavando una madriguera temporal como hacían las madres caninas para sus cachorros. Por el momento lo usaría para ocultarse... Estaba entusiasmada y feliz, pero eso no evitó que se preocupase en borrar sus huellas aunque un par de lobos rondaban la zona.

- ¡Sht! ¡Aléjate! ¡Te va a ver! - Regañaba al lobo que con esfuerzos quería meterse con ella en el agujero. Así que al final terminó jalándolo ahí dentro y le cerró el hocico para que dejara de gimotear, aunque nunca dejó de mover la cola. Se quedó muy quieta... esperando...




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Klauser el Dom 22 Jul - 23:22

Esa niña era un serio problema. ¿Que se relajara? ¿Acaso le estaba tomando el pelo o qué? Ese verbo no existía para él. De hecho, tuvo que parpadear un par de veces para entender a qué se estaba refiriendo y aún así nada podría tranquilizar el constante ardor que llameaba en su pecho. No quiso claramente hacerla caer de esa forma, lastimando ese lindo trasero, pero es que no podía llevar las cosas con suavidad aunque así lo quisiera. Por lo que le guiñó un ojo y pidió disculpas con un gesto divertido. La vio acercarse, invadiendo el espacio personal del enorme hombre y éste abrió los brazos en una posición en alerta a lo que intuía se avecinaba.

Agh, maldita —murmuró sintiendo aquella mordida, los afilados colmillos de la loba introducirse en su piel dura y hacer brotar un color bermellón de su pálida piel. Le había dolido y gustado a la vez. Era una sensación bastante extraña, porque no se trataba de una bestia o uno de sus hermanos osos, no. Una niñita bastante provocativa se había atrevido a probarlo en más de un sentido— Qué mierda haces, Gray —la vio salir corriendo y ocultarse tras un árbol cercano. Ella lo estaba mirando, enseñando esos dientes filosos a la distancia.

Quiere jugar, pensó divertido. Dejó que saliera corriendo junto a su manada de lobos en busca de algún escondite entre los matorrales que figuraban bajo la blanca nieve espesa. El pirata iba con el torso desnudo y portando únicamente sus pantalones de cuero negro. Su cabello albino, largo, ondeaba con el viento frío del norte. Y sus ojos cerúleos, habían dejado atrás ese color natural, para brillar ahora rojizos con suma intensidad. Cuando el tono de sus orbes cambiaba era porque su parte más primitiva, más animal, ligada a esa sangre Ulfr que corría en sus venas, se activaba.

Olfateó el aroma de la chica en el gélido ambiente, mientras caminaba y se metía en la espesura de ese bosque tan amplio y peligroso. La tarde caía con lentitud y sabía que ese encuentro entre ambos seres apenas estaba comenzando. En la distancia percibió esa vocecita familiar que parecía regañar a uno de sus lobeznos juguetones. Dejó escapar una carcajada socarrona y bastante excitada por el juego que ella misma había empezado.

Si te agarro te voy a comer completa, niña —anunció alto con su voz ronca y autoritaria. Quizá no dejarla sin vida, ya que había muchas formas de comerse a alguien. Todo quedaba a la percepción de cada quien.

De pronto se puso a gachas, como si de una bestia se tratase y avanzó corriendo entre los árboles en esa forma salvaje y descabellada. Saltó y cayó cerca de lo que parecía ser un agujero. Dentro sentía la presencia de la chica, Sabía que estaba allí, más prefirió hacer como si no. Empezó a andar de aquí para allá, gruñendo y haciendo mucho ruido para emocionar a los lobeznos que seguramente habían perseguido a su hermana mayor. Se acomodó a gachas una vez más y asomó la cabeza dentro de ese agujero. Los cabellos platinados de Klaus cayeron sobre su rostro y una sonrisa amplia, seductora y peligrosa se dibujó en sus labios finos.

Te encontré —musitó y dejó que su energía cósmica envolviera su enorme cuerpo, ya que estaba emocionado, ansioso y listo para comerse de un bocado a la pequeña loba que había osado a dejarle marca en su brazo de acero.

vista del bosque:




I never asked for power.
Power is only given to those who are prepared
to lower themselves to pick it up.

avatar
Klauser
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 161
Dracmas 153
Fecha de inscripción : 14/05/2018
Localización : siempre en el Norte.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Gray el Mar 31 Jul - 4:36

No se podía aguantar la risa y las ansias al estar escondida como se encontraba ahora: "Si te agarro te voy a comer completa, niña". Se retorció, abrazando al lobo que estaba con ella, escuchando los pasos de aquél hombre gigante cerca de la madriguera hecha con rapidez. - Mjmjmj... - pero de pronto lo escuchó correr y caer cerca de donde estaba. Los dos escondidos se erizaron y comenzaron a temblar de ansiedad... Estaba cerca, gruñía y hacía ruidos.

El lobo que la acompañaba no resistió y salió corriendo antes entre aullidos de alegría, delatandola totalmente. - ¡Tsk! - Y ella creyó toda su vida que por eso la encontró. Los cabellos platinados seguidos de la cabeza del oso aparecieron en la entrada del agujero, a lo que se tiró panza arriba a revolcarse de la risa. No sabía por qué, pero jugar con Klauser le estaba siendo sumamente divertido... O quizás era porque en general no solía jugar más allá de sus lobos siendo las interacciones con los humanos peleas de sobrevivencia.

- ¡Auuuu! - Aulló un poco y comenzó a cavar hacía arriba, deshaciendo toda la madriguera hasta que salió como un topo, de entre la nieve, un metro más allá del enorme cuerpo del comandante. Se sacudió el cabello rosa, que parecía brillar entre la blancura excesiva del bosque y con algo de problemas terminó por sacar todo el cuerpo, tratando de quitarse la nieve. Le miró con sus ojos verdes y rasgados, con ese borde rojo que siempre poseía naturalmente y sonrió juguetona, mostrando sus colmillos.

Y como gato a punto de atacar, movió un poco el trasero para calcular la distancia hasta que saltó de pronto. No llevaba velocidad aumentada ni nada por el estilo, sin embargo iba erizada por la energía que manaba Klauser. Estaba en el limite del juego y la pelea, con el corazón latiendole a mil por hora, aumentando el vapor frente a su boca por su respiración agitada... Lo que hizo fue tratar de empujarlo con sus manos y tirarlo, para posicionarse encima y estar en un lugar dominante pero lo único que consiguió fue estrellarse en ese pecho desnudo.

- ¡Aghn! Estas demasiado pesado y grande. ¡Es injusto! - Dijo usando su hombro y brazo para seguir empujando y tratar de derribarlo pero no estaba logrando nada más que posicionarse en un lugar comprometedor. Así que se decidió por morderle un costado, justo en las costillas, si es que se dejaba enterraría los dientes y colmillos en esa piel de acero. - ¡Ñam! - Sus ojos seguían cerrados y juguetones y aunque de momento no tenía cola, probablemente la estuviera moviendo de un lado a otro.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Klauser el Lun 3 Sep - 3:10

No había representado un reto mayor para él, pero sí uno muy divertido. La nieve habitual del Norte era hermosa. Poseía la capacidad de cubrir todo el reino con ese manto níveo y frío, sumamente diferente a las nubes del Oeste o a la calidez del Sur, incluso del Este. El clima norteño podía ahuyentar a los forasteros. Era de por sí difícil para la mayoría de los civiles, más sin lugar a dudas para los extraños. Por ello, ser un pirata de mares fríos lo había preparado desde que era un simple crío, agonizando por el dolor de acostumbrarse a la raza Ulfr, para situaciones difíciles.

Se echó para atrás, sonriendo como loco, dándose cuenta de las intenciones de la pequeña una vez que abandonó su madriguera, junto con aquel adorable lobezno. Sí, para el oso todos eran pequeños y lindos, dado que estaba acostumbrado a cosas realmente perturbadoras, comenzando por los hombres de mar que trabajaban para él. Iba mostrando su torso desnudo, lleno de marcas y cicatrices de guerra, así le gustaba llamarlas. Cuando dejó ver una ligera capa de vello níveo cubriendo sus extremidades. Sintió el roce provocador de la niña loba, por lo que tuvo que gruñir y toser un poco. Dado lo poco que había deducido, quizá aquellas muestras eran inofensivas. Parecía más un animalito jugando que una mujer con mañas, pero eso no le quitaba el atractivo. Se limpió la baba un poco y le advirtió a la menor.

Qué raro. Primera vez que oigo a alguien quejarse de lo pesado y grande que estoy. Lo común son exclamaciones de sorpresa y placer. Debe ser nuevo esto —mofó mientras se rascaba la cabeza, dubitativo. Él tampoco dejaba de ser un completo salvaje en más de un sentido— Ya, ya. ¡Auch!

Rápidamente sintió aquellos dientes afilados introducirse con cierta dificultad en la piel de su torso desnudo, justamente a un costado cercano a las costillas. Fue una gran mordida, que seguramente le dejaría marca, una más para su colección personal aparentemente.

Vale, si así quieres jugar, bien por mí —tomó a la joven por la cintura, alzándola lo suficiente para que uno de sus pechos curvilíneos quedara frente al rostro del pirata y sin pensarlo dos veces mordió uno de ellos, buscando hacerla llorar. Él también le iba a dejar una marca, una que no pudiera olvidar con facilidad. Soltó el agarre y buscó la boca de la niña, besando como si se tratara de una pequeña cría de lobos, y quizá lo era— Mmm... buen sabor —murmuró lamiendo aún el sabor que había quedado en su paladar.

Lo más probable era que aquel encuentro terminara con ambos guerreros impactando uno contra el otro en una guerra de nieve. Los lobos aullaban alrededor, divirtiéndose con la escena, pero nadie se estaba divirtiendo más que el gran hombre mitad oso. Al menos eso era lo que él pensaba. ¿Debía controlarse o no? A gachas tomó suficiente nieve con una mano y la hizo bola, levantando la cabeza bruscamente y sin más la lanzó hasta la cara de muñeca que se gastaba Gray.




I never asked for power.
Power is only given to those who are prepared
to lower themselves to pick it up.

avatar
Klauser
Lord Comandante

Lord Comandante

Mensajes 161
Dracmas 153
Fecha de inscripción : 14/05/2018
Localización : siempre en el Norte.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Gray el Sáb 13 Oct - 19:36

Escuchó lo que decía acerca de que se quejaba de lo enorme que era pero no lo entendía. Ella era inocente en la forma en que la habían alejado del mundo humano desde su nacimiento, abandonada por ser quien era. Gruñó un poco, consternada. - ¡¿Por qué me causaría placer tu gran tamaño?! Seguramente de donde vienes todo es al revés.

Dijo burlonamente, relamiéndose divertida. Pero entonces la volvió a levantar como si fuese una muñequita para acercarla a su boca y meterle tremenda mordida en un seno, a lo que abrió los ojos como pelotas, mirando sorprendida como rasgaba la prenda que usaba hasta dejar descubierta la zona y claro, aquella tremenda mordida que la hacía sangrar copiosamente hasta manchar la nieve bajo sus pies de carmesí.

- ¡Aghn! - Pero claro que no se quejaría más de eso y tampoco la haría llorar aún cuando arrancase el pedazo de carne ya que no estaba en su naturaleza hacerlo... Desde pequeña aprendió a que no servía de nada hacerlo. - ¡Eso me do--mfmfmfm! - Y entonces la besó. No entendía que eran los besos ya que a lo mucho Ethan lo hacía, para demostrarle cariño.

- ¡Ah! ¿Vamos a ser amigos? ¿Siempre? - Preguntó curiosa y animada, dando a entender que esa demostración era de cariño y probablemente de una relación mucho más estrecha... Como una manada. Cuando la bajó se sobó el pecho mordido, poniendo cara de berrinche. Sin embargo una bola de nieve dura le dio en toda la cara, a lo que se quedó paralizada... Le miró juguetona, pero con los ojos afilados mientras la nieve resbalaba por su rostro.

No fue necesario inclinarse a recoger la nieve, sino que con un movimiento de la mano levantó una pared de hielo que además de ocultarla de los "ataques" del gigante le serviría para atacar... Sí. Una serie de filos helados se asomaron desde la pared y segundos después salieron disparados hacía el hombre. Claro, eran letales, pero para ella no era más que un simple juego.

Sin embargo, pocos momentos después el cielo comenzó a retumbar, a lo que la mirada de Gray se dirigió al cielo... Una tormenta de nieve. Miró al oso gigante, asomándose un poco por la pared. - ¡Hay que irnos! Gané ésta vez . - Dijo triunfalmente aunque realmente no había ganador definido, aún así, se atribuía la victoria.




I’m out of my head
Of my heart and my mind
'Cause you can run but you can’t hide
I’m gonna make you mine




Spoiler:
El amor es un sentimiento extraño
No lo conozco... Y tampoco lo anhelo.
¿Pero qué es entonces ese calor en mi pecho?
avatar
Gray
Cazador

Cazador

Mensajes 214
Dracmas 409
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 31
Localización : Asgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sentidos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.