AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Luz al final del tunel
Ayer a las 23:45 por Cyril

» Andreas II - Ficha
Ayer a las 20:32 por Andreas

» Registro matrimonios e hijos
Ayer a las 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos

» El gato busca rol~
Vie Dic 07 2018, 05:05 por Len Daishi

» Reencuentro
Vie Dic 07 2018, 04:59 por Len Daishi

» Sangre en la arena
Jue Dic 06 2018, 10:19 por Outis

» Petición de Ausencia
Miér Dic 05 2018, 20:29 por Cyril

» Below the Sea
Miér Dic 05 2018, 18:48 por Kilian Overo


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Anghara el Sáb Mayo 19 2018, 11:54

Se encontraba observando las afueras de la ciudad, sus largos cabellos estaban ocultos por una capucha de color roja que complementaba un vestido y una capa del mismo color para protegerse la ligera nevada que habia empezado a caer por todo el reino, caminaba de manera lenta, sin entrar en la ciudad, sus pasos la llevaron casi a las afueras donde nada mas llegar a un pequeño arbol que crecia solitario, esbozó una sonrisa nostálgica, acercándose se sentó a sus pies sin importarle el ensuciarse con la nieve y mientras observaba una de sus rosas blancas empezó a recordar como fue que dió inicio su relacion con Lothar.

---------------------------------------------------------------

Habian pasado ya varios días desde que el Concilo habia acabado, todo se encontraba en orden al parecer, sin embargo fue convocada al templo de su diosa, donde tras presentar sus respetos, la ordenó que fuera a dar una vuelta por los alrededores del reino y asegurarse de que todo se encontrase en orden y que no hubiera ningun conflicto. La joven Minerva aparte la habia dicho que no iría sola, uno de sus compañeros la acompañaria en esa misión.

Y ahora se encontraba ella, esperando a los pies de un arbol solitario, su armadura dorada cubria su cuerpo, al igual que la capa que ondeaba con la ligera brisa, a la espera de saber que Santo Dorado seria su compañero, dentro de ella esperaba que no fuera ni Capricornio ni Libra, no aguantaria mucho el viaje si alguno de ellos fuesen los elegidos, como nota general, llevaba por primera vez su largo cabello suelto, notandose los mechones dorados que adornaban gran parte de las puntas, una sola rosa de color roja estaba en su cabello. -Solo espero que no tarde mucho, o se nos echara la noche encima -murmuró la hermosa fémina, observando el cielo que lentamente estaba adoptando un tono crepúscular.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Lothar el Lun Mayo 21 2018, 21:09

Ya había sido informado. Una misión se le encomendó y no se negó. No podía, era su deber y quería cumplirlo como correspondía. Afortunadamente la información que se le dio indicó que iría acompañado de un compañero, o una compañera mas bien en esta ocasión. Independiente del género de la persona, siempre le causaba interés poder relacionarse con un caballero dorado. Le parecía que las personalidades que tenían era muy interesantes para aprender sobre el comportamiento humano. Aquella salida de reconocimiento podía serle muy útil para sus estudios. Además, a aquella amazona en particular se le notaba mucho que escondía varios misterios en torno a su persona. Solamente la había visto en la reunión que hubo días antes, pero aquello fue más que suficiente para que pudiera sacar unas rápidas conclusiones respecto a su forma de ser.

Señorita Anghara de Piscis. — Sí, ella sería su compañera. En uno de sus cuadernos en donde escribía notas acerca de los otros guerreros que protegían a Athena, había anotado sobre Anghara que era: "una rosa que utiliza sus espinas como defensa para no conocer su verdadero veneno". Podía significar que no consideraba que aquella sangre tan peligrosa que poseía fuera su verdadera esencia. Ella escondía mucho y sería demasiado divertido descubrir todo. Lothar era perseverante a la hora de estudiar a las personas que le interesaban más que el resto. No descansaría hasta que sintiera que era imposible. Inclinó levemente la cabeza después de haberla saludado. — Espero no haya esperado mucho por mí. Seré su compañero en esta misión, espero no serle ninguna clase de estorbo. — No había tiempo que perder. Pronto anochecería y lo que mejor podían hacer era partir.

Una misión de reconocimiento que se le fue encomendada a dos caballeros dorados era demasiado extraño. Unos simples soldados podían bastar para hacer esa clase de tareas. Si se tomaron la molestia de mandar a dos guerreros del más alto rango significaba que la misión escondía algo. Los terrenos a revisar debían esconder algo. Algo tuvo que haber pasado. Nadie se creería la mentira de que todo andaba en orden y que todos los días mandaban super oficiales a custodiar las calles. Por esto mismo es que no deberían confiarse. Ambos portaban sus respectivas armaduras doradas, por lo que serían fácilmente reconocibles por cualquier persona o no persona que pudieran encontrarse en el camino. Obviamente no tenían miedo. Lothar en específico jamás sintió esa sensación en toda su vida. Ni siquiera el día en que sus padres lo dejaron y tuvo que valerse en la vida por sí mismo. Confiaba plenamente en él y en la guía que le daba Buda. — Dígame, señorita Anghara. ¿Por qué cree que nos enviaron los a dos a realizar una tarea tan simple? — Una simple pregunta para iniciar una conversación. El camino a recorrer era largo y se tornaría muy aburrido si iban callados. Él podía conversar con Buda dentro de su mente, pero no era lo mismo.

 
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 212
Dracmas 485
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Anghara el Mar Mayo 22 2018, 12:02

Mientras esperaba por su mente daba mil vueltas a los motivos por los cuales su reina les habia encargado una vigilancia mas propia de simples guardias, en lugar de ellos, que era los más fuertes y que se dedicaban de su protección directa, seguramente no era nada grave, pero con todo lo que estaba aconteciendo, era mejor prevenir que curar, escuchó los pasos metálicos de alguien que se acercaba portando una armadura, se volteó cuando escuchó un saludo demasiado formal hacia ella.

Bueno, no conocia mucho al Santo de Virgo, mas que el breve encuentro que mantuvieron en el Concilio, ya que era no era muy dada a entablar lazos con ninguna persona, se encontraba maldita y era mejor seguir así, como hasta ahora. -Joven Lothar -mencionó si bien sabia que él era unos dos años mayor que ella, lo único bueno es que no habia sido ni Capricornio ni Libra, así que no le seria tan dificil el lidar por asi decirlo con alguien tan serio como se corria el rumor que era aquel que era protegido por el propio Buda.

-Al contrario, el honor es mío de que haya sido usted el elegido para ello, si hubiese sido algunas de dos personas que ambos conocemos creo que no habria estado muy a gusto con la idea -Dijo encogiendose de homnbros pero sus palabras daban a entender que él era incluso mejor compañia que Jineth o Byron, pese a todo su voz seguia sonando fria e inexpresiva, como si en realidad la aburriese todo esto, nunca fue muy dada a socializar, ella era feliz con su jardín de Rosas Fúnebres, defensa que habia dejado activa desde el momento en que la habian mandado a esta misión.

Ante la pregunta formulada de su compañero dorado, solo dejó que una ceja se arquease,la verdad es que la pregunta era demasiado buena. -Si le soy sincera, no lo sé, si bien es cierto que unos simples soldados podían haber hecho algo parecido, tal vez sea debido a por la agitación que al parecer se puede notar que proviene del Oeste.

Obviamente ella ni siquiera era consciente de que el Rey de dicho pais ya estaba despierto, mientras caminaban se  puso a pensar que tendria que haber algo más que una simple revisión de campo, aparte de que no sabia de que más podría hablar con Lothar, Anghara era demasiado conocida por ser por lo general cerrada con otras personas,y sus temas de conversación practicamente se la escapaban de las manos,la fémina solo esperaba que esto acabase pronto, no se sentia demasiado cómoda cuando se trataba de mantener conversaciones.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Lothar el Vie Mayo 25 2018, 00:23

Al parecer ambos estaban de acuerdo en que cualquier persona era mejor que esos dos específicos que habían demostrado tener una personalidad bastante complicada con la que tratar. Viajar con uno de ellos y de noche hubiera sido un verdadero infierno. Lothar sabía que no era correcto pensar así, pero no podía evitarlo después de recordar lo mal que esos dos se habían comportado con él. No era una persona rencorosa y siempre confiaba en el otro, pero su lado más humano le hacía no querer acercarse mucho a ellos a no ser que sea estrictamente necesario. — Déjeme decirle que me alegra no estar entre esas dos personas que le desagradan. Lo que menos quiero es que demasiados compañeros desconfíen de mí. — En parte se sintió bastante mal al haber empezado con el pie izquierdo su relación de compañerismo con Libra y Capricornio. Jamás fue su plan. Nunca era su plan caerle mal a alguien. Él solo deseaba protegerlos a todos aunque tuviera que sacrificarse. Era una persona con un corazón muy noble, pero al parecer muy pocas personas eran capaces de darse cuenta de esa importante cualidad que poseía el caballero dorado de Virgo.

No lo había pensado así. Tal vez los "altos mandos" tengan miedo de que enemigos puedan infiltrarse en su reino. Podía ser una posibilidad, pero aún nadie estaba seguro de si el Dios Hades había despertado en el mundo humano. Tal vez se dieron algunas señales que habían pasado desapercibidas por los caballeros y eran mantenidas en secreto por quienes se encontraban en el escalón más alto. Sin embargo, solo eran suposiciones. Nada era seguro. — Tiene razón, esa es una posibilidad. Debemos estar atentos por si avistamos a alguien extraño. Me gustaría que así fuese. Tengo muchas ganas de ver en acción el asombroso poder que esconde la Amazona dorada de Piscis. — Normal era en él halagar al resto de las personas. De Piscis solo conocía que poseía un temible veneno que incluso se encontraba en su sangre. Era de cuidado, aunque no le impedía a Lothar querer acercarse a ella y poder conocerla, estudiarla. Él jamás le temería a algo como sangre envenenada. Probablemente no había anda en el mundo mundo humano a lo cual le tuviera miedo, ni siquiera a la muerte. Él no sentía ningún miedo a perder la vida. De hecho, desde hace mucho tiempo que él está listo para morir. Él sabe que morir no es el fin, solo será el comienzo de una nueva reencarnación.

Disculpe mi atrevimiento, señorita Anghara, ¿pero le parecería correcto que una vez finalizara la misión salgamos por ahí a conversar un poco? He visto que se sabe muy poco de usted y me interesaría estudiarla. —  Tal vez estudiar no era una palabra que le fuera muy común de escuchar a las personas, pero en el vocabulario de Lothar era una palabra muy frecuentada. Esperaba que ella no malinterpretara lo que quería decirle. Estaba listo para insistirle, ya que sabía que ella era alguien que no gustaba de relacionarse con otros, por lo que probablemente rechace su invitación. Obviamente Lothar esperaba que ella accediese.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 212
Dracmas 485
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Anghara el Vie Mayo 25 2018, 12:50

No estaba para nada habituada a semejantes palabras, pero ciertamente, ella era una de las pocas de cuando estuvo en el Concilio que no había tomado nada de desagrado a su compañero Virgo, de hecho, pocas eran las personas a las que ella podía despreciar, y para que eso pasase la tendrían que haber dañado, por su suerte, nunca se la habían acercado, ella misma se había encargado de ello, así que de momento no tendría que preocuparse de algo que quizá nunca llegase a suceder, mientras seguían caminando se detuvo para mirar a Lothar en cuanto escuchó que tenia ganas de ver en acción el poder que ella escondía, ocasionando que una ligera incomodidad fuera algo visible en su rostro, no estaba habituada ni al halago ni nada por el estilo. Sin embargo cualquier muestra de incomodidad desapareció de su rostro con la misma rapidez y se dedicó a responder.

-No es la gran cosa, prácticamente puedo matar a cualquiera que se me acerque demasiado -Su voz sonaba fría, era una clara advertencia de que si quería seguir viviendo no se la acercase mucho, no podría cargar con el peso de una muerte sobre su corazón y más si era la de uno de sus compañeros, aunque fuese por accidente.

Una vez dicha esas palabras prosiguió su camino, sus ojos se enfocaron brevemente en el cielo crepúscular, al parecer tendrían que terminar pidiendo cobijo en alguna de las cabañas para poder pasar la noche y seguir al día siguiente, ya que desde luego hoy no acabarían, las fronteras del reino eran bastante largas, sin embargo cuando volvió a oír de los labios del santo dorado que si una vez finalizaba la misión saldrían a conversar, haciendo que le mirase con una ceja alzada. ¿Es que acaso no había oído su advertencia? No estaba cómoda con el trato hacia otras personas, ni que se la acercasen demasiado, por eso no entendía Anghara por que ese interés en mantener una conversación con ella cuando sus palabras habían sido muy claras.

-¿Estudiarme, dice? No soy un objeto de investigación si eso es lo que está pensado, mis secretos, son solo míos... -La fémina dirigió su mirada hacia el cielo de nuevo,su rostro seguía sin mostrar casi nada, pero en sus ojos azules estaban cargados con una mirada de temor, ella estaba maldita, su belleza era una maldición que decidió cargar y aceptar desde que recibió la armadura dorada de Piscis, su cuerpo, su sangre, tuvo que hacerse inmune a cualquier tipo de veneno, ya sea de plantas, de hongos o de cualquier otra naturaleza, estuvo a punto de morir debido que cuando hizo ese experimento con las rosas rojas, su cuerpo se resintió, fue envenenada por las propias rosas que en un futuro defenderían a su diosa, para su suerte en algunos días su sangre terminó por asimilar ese veneno, aunque lo que sacrificó fue alto. De repente a la realidad presente, se dio cuenta de que ni siquiera había respondido a la pregunta hecha. -No se por que me hace esa pregunta, cuando ya le he dicho que cuanto mas tiempo pase alejado de mi, será mejor para su supervivencia.

De manera inconsciente llevó su diestra hacia su cabello, donde reposaba una de sus hermosas rosas, si seguía insistiendo en invitarla a salir para conversar, tendría que terminar por demostrárselo, pero deseaba de todo corazón no hacerlo y que respetase su negativa. -En estos momentos lo importante es centrarnos en la seguridad del reino y de nuestra dulce y pequeña Diosa, lo otro me es indiferente -Ellos solo habían salido para asegurarse de que todo se encontraban bien, no para charlar ni hacerse amigos o algo así.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Lothar el Lun Mayo 28 2018, 15:01

Al parecer sería demasiado complicado lograr que acepte su invitación. Sin embargo, él jamás esperó que fuera algo sencillo. Estaba enterado de la habilidad innata que poseía la amazona. Su sangre podía acabar con la vida de cualquiera. Es normal que tanto ella como el resto quieran mantener las distancias. Simplemente era por seguridad, pero Lothar era un hombre que jamás sentía temor. Creía que el temer a la muerte sería temerle a la vida misma. No sentía que una vez su corazón deje de latir sería el fin de todo. Prefería hacer todo lo posible mientras pueda vivir como Lothar y no dejar nada en “stand by”, ya que posiblemente en una siguiente vida pueda tener gustos totalmente distintos. Eran vidas diferentes, pero el alma seguía siendo la misma. Aprovechar el ahora y no pensar tanto en el mañana. Ese mañana llegará, pero había que ser paciente. Apresurarse sin un estricto motivo podía ser un grave error.

¿Entonces me matará si trato de acercarme a usted para intentar formar una amistad? — Una leve risa escapó de sus labios. La voz ajena era fría, como si deseara que Lothar cerrara la boca y no insistiera demasiado con el tema. Lamentablemente para ella el caballero dorado de Virgo podía ser persistente hasta el grado de ser molesto a veces. No se rendía tan fácil cuando sentía la necesidad de poder conocer y estudiar a alguien que consideraba sumamente interesante.

No podía tomar demasiados riesgos. Trataría de no usar palabras demasiado directas. La información que tenía acerca de la personalidad de Anghara era muy limitada. No sabía si ella podría reaccionar como la amazona de Capricornio que era bastante agresiva. Tal vez nuevamente pudiera estar en riesgo de recibir un ataque. Esperaba de todo corazón que eso no pasara. Lo que menos deseaba era crear conflictos con sus compañeros, sino que todo lo contrario. Quería ser amigo de todos. Que todos se llevaran más que bien y pudieran confiar los unos a los otros. Una posible guerra se acercaba y el trabajo en equipo era crucial para alcanzar una victoria sin sufrir demasiadas bajas. Él estaba dispuesto a sacrificarse de los primeros si eso permitía que otros caballeros puedan mantenerse con vida. No le importaba ser el peón, ser la primera pieza de sacrificio en un simple juego de ajedrez. A veces la estrategia solicitaba que algunos cayeran para que pudieran avanzar los más importantes. El hombre más cercano a Dios era un ser humano como cualquier otro e incluso colocaba la vida de todos los demás como mucha más prioridad que la de él mismo. Ese es el camino que decidió seguir con Buda como su guía.

Solamente deseo poder conocerla y ser su amigo. Estudiar su manera de ser y no quedarme solamente con esa protección que puso encima de usted misma. No es sano que oculte demasiado a la verdadera señorita Anghara simplemente por miedo a lastimar el resto. Un corazón noble como el suyo no merece vivir oculto para siempre. — No iba a creerse tan fácilmente esa imagen que le mostraba a todo el mundo. Una primera impresión de ella viéndola como una persona fría sin ánimos de relacionarse amistosamente con nadie era una cara que no tomaría como la real. — No le temo a su sangre, señorita Anghara. Estando tanto lejos como cerca de usted estoy seguro de que mi supervivencia estará intacta.

Ya era de noche. La oscuridad los rodeaba. Entre palabra y palabra el tiempo había pasado. Una decisión sensata sería buscar donde acampar y pasar la noche, pero otra también inteligente era simplemente seguir recorriendo las fronteras. Puede que podrían encontrar detalles que se escondían durante el día ya que la luz del sol podía revelarlos con sencillez. A veces lo que uno busca no es nada fácil de encontrar, al igual que el encontrar la verdadera personalidad de Anghara. — Somos caballeros de Athena. Nuestra prioridad siempre será el bienestar de la señorita Athena y de todas las personas. Pero no podemos olvidar que seguimos siendo seres humanos. Espero no olvide eso jamás, bella señorita. — Concluyó con una leve sonrisa en su rostro aunque capaz que ni se veía debido a la falta de iluminación en el bosque en que se habían metido.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 212
Dracmas 485
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Anghara el Lun Mayo 28 2018, 19:39

Sabia de cierta forma que estaba siendo algo injusta con él, pudo comprobar como no se atrevía a tantearla mas por temor de que reaccionase de mala manera, ella no era tan temperamental como su compañera Capricornio, mantenía bajo control sus emociones bajo una capa de frialdad, a diferencia de su compañera, a ella la daba igual lo que dijesen las personas de ella, sabía perfectamente como era en realidad, por desgracia nunca iba a permitir que nadie atravesara sus espinas, cuantas menos personas terminasen dañadas mucho mejor.

Sin embargo no pudo evitar arquear una ceja al alzar la mirada al escuchar a su compañero reírse ante su amenazada de matarle si trataba de acercarse a ella. -¿Acaso le parece que estoy bromeando? -Preguntó manteniendo las distancias- ¿Por que tanto interés en formar una amistad conmigo? -No entendía la forma de actuar del Santo de Virgo con ella, cualquier otro ya se hubiera cansado.

Ella era la ultima defensa del Santuario, de su diosa, siempre se entrenó para poder llegar a cumplir con ese cargo, era consciente de que en una futura guerra podría morir, pero si lo hacia seria llevándose a todos los enemigos que se cruzasen frente a ella, pudo observar como la noche había llegado a cubrir el cielo, lo suponía, no les iba a dar tiempo, ni siquiera el brillo de sus armaduras podrían ser notadas.

-No sabe nada, no puede pretenderme que me abra a la primera persona que trata de acercarse a mi -Tuvo que alzar su rostro para poder mirarle,ya que la diferencia de altura era enorme, ella como mucho le llegaba hasta la mitad de su torso, lo cual era un poco incómodo para ella el tener que estar levantando su cuello para intercambiar opiniones. -Cuanto menos sepan de mí, mas a salvo estarán de no salir lastimados -No sabia como responder a todos esos halagos y mucho menos cuando dijo que no tenía miedo de su sangre, haciendo que casi una pequeña chispa de esperanza apareciese en su corazón, ¿acaso ella iba a poder tener una amistad con una persona? Pero tan pronto esa chispa apareció en su corazón desapareció cuando en la mente de Anghara apareció el cuerpo de Lothar, muerto por que solo le cayo unas gotas de su sangre, haciendo que sus ojos se abriesen de terror. ¡No! ¡Eso no podía permitirlo!

Lo mejor seria seguir manteniendo frialdad e indiferencia. -No olvido que somos seres humanos, solo digo que nuestra misión está muy por encima de eso -Un sonrojo notorio apareció en sus mejillas cuando la llamó bella señorita,para su suerte la oscuridad había evitado que fuese vista por su compañero. -Hay unas cabañas un poco mas cerca -Mencionó señalando con su dedo a lo lejos una cabaña bastante enorme y varias pequeñas a su alrededor. -Y respecto al halago, seguro que se lo dice a cualquier mujer que considere bella -Se encogió de hombros, seria tonta si creyese que solo a ella la había llamado belleza.

Llegaron a su destino y llamó a la puerta, la cual fue abierta por una pareja de ancianos, tras explicarles que estaban de paso y que necesitaban pasar la noche,la entregaron a la amazona de larga cabellera azulada con tonos dorados en el final de su cabello una pequeña llave, así mismo dio una pequeña bolsa con monedas como pago por el alojamiento y por la pequeña cesta obsequiada, la cual tenia comida en su interior.

-Solo hay una cabaña libre, nos tocará compartirla -Se acercó a su compañero y juntos caminaron hacia la cabaña mas alejada, nada más llegar Anghara introdujo la llave en la cerradura y la abrió, entró y se apresuró a encender las velas que adornaban dicha estancia. Sus ojos la detallaron por completo, una cama, una pequeña mesita, una mesa y unas cuatros sillas. -Podrá servir, al menos por hoy -Miró a Lothar- ¿Entras, o prefieres dormir fuera? -Preguntó, dando a entender que ambos podían compartir la cabaña, no le iba a dejar que durmiera al aire libre. Su armadura dorada se desprendió de su cuerpo, dejando mostrar la ropa que llevaba puesta: Un top de cuero marrón el cual hacia resaltar no solo sus pechos, sino que también mostraba su ombligo, unos pantalones del mismo color, así como unas largas botas que apresaban los pantalones.

Abrió la cesta cuando la dejo encima de la mesa y sacó lo que había en su interior: Una botella de vino, una barra de pan, un trozo de queso y dos racimos de uvas. -Habrá que comer para poder recuperar fuerzas para mañana. -Se sentó en una de las sillas y esperó a que el de Virgo entrase y se pusiese cómodo. Cualquier otra mujer habría puesto objeciones sobre compartir la cabaña con un hombre, pero ella no era una mujer normal, era una amazona dorada y si bien sabia que su compañero no iba a hacer nada indebido, dado que según había oído tenía un corazón noble y puro, solo por eso le iba a dar el beneficio de la duda.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Lothar el Sáb Jun 02 2018, 02:17

Iba a ser difícil, pero no imposible. La mentalidad de Lothar no aceptaba la palabra imposible en su vocabulario. Insistiría e insistiría hasta conseguir de una manera más “íntima” con la contraria. Deseaba conocer su verdadera forma de ser. Juzgar el libro por la portada era algo que un buen lector como Vigo no se podía permitir. — ¿Y por qué no debería estar interesado? Usted es una de mis compañeras y es mi deber conocerla para ayudarla en todo lo que pueda. Estoy para servirle a usted y a todos. — Incluso sería capaz de sacrificarse, pero a veces esa palabra podía causar ciertas controversias las cuales eran mejor evitar.

Ella era insistente en el hecho de recalcar que el acercarse a ella conllevaría la muerte. Como ya se sabe, Lothar no le teme a la muerte, pero mucho menos le teme acercarse a la compañera de Piscis. Nunca sentiría miedo de acercarse a otro ser humano, pues era una de las cosas que más le gustaba. Conocer a alguien, conversar, ayudarlo. Lothar siempre pensaba primero en el resto. Él siempre se colocaba como última prioridad. Un simple peón, una pieza de sacrificio. — Las rosas son bellas, pero tienen espinas. En este caso son venenosas. — Hablaba siempre con su característico tono tranquilo, siempre con la sonrisa en el rostro, aunque fuera difícil de deslumbrar debido a la oscuridad de la noche. — Para poder apreciar la verdadera belleza de la rosa hay que aguantar el dolor de tocar las espinas. Es un riesgo que solo pocos se atreven a correr, pero se dice que el resultado vale la pena. — ¿Será una anécdota? ¿Una historia que le contaron alguna vez? Quién sabe.

No discuto eso. Nuestra labor como caballeros está por encima de todo. Solo no olvide que somos seres humanos y la vida es demasiado corta. Siempre es bueno buscar no arrepentirnos de dejar algo inconcluso cuando nos llegue la hora de partir al Inframundo. — Era peculiar. Él hablaba de la muerte como si hablara de cualquier otra cosa. Siempre la tenía en mente. Desde pequeño jamás tuvo esperanzas de vivir mucho. Solo deseaba conocer todo lo posible y ver sonreír al resto. A veces sentía que él no tenía espacio en ese mundo. Solo le quitaba aire a otros.  Era muy distinto al resto, aunque en el fondo era igual. Algo muy complicado de entender. — Entonces quiero saber más de usted y aceptaré el salir lastimado. ¿Supongo que eso también es valido cierto?

Una risa escapó de sus labios ante su respuesta al halago dado por Lothar. En parte era cierto. Él acostumbraba a halagar a todas las personas. Nunca se sabía si a alguien se lo decía con un propósito diferente. Era una persona difícil de leer. El caballero de Virgo sabía como ocultar ciertas cosas en su hablar y su forma de ser. Él igual escondía cosas que creía preferible no mostrar. Todo el mundo tenía secretos, pero no siempre es bueno guardarlos todos para siempre. A veces es sano compartirlos con la persona que se considere correcta.

Al parecer la decisión tomada sería buscar un lugar en el cual quedarse durante la noche. Estaba consiente de que en ocasiones no era adecuado, aunque para dos caballeros dorados no debería haber peligro alguno. Sin embargo, Lothar no quiso oponerse a la idea de quedarse en una cabaña. Ahí a lo mejor podrían conversar más tranquilos. Aunque existía la posibilidad de que el caballero de Virgo tuviera que pasar la noche afuera debido a la molestia que le causaba a Anghara el estar cerca de otras personas.

Le dio algo de pena que fuera ella quien le pagara a la pareja de ancianos por la cabaña. Él no era alguien que portara dinero. Nunca andaba con él. En el caso de que llegara a tener, prefería regalarlo a cualquier persona que pareciera necesitarlo en el reino del este, debido a que ahí es donde él normalmente daba sus paseos. Sin embargo, haría lo mismo en cualquier reino. Su personalidad le obligaba a ayudar al otro si podía hacerlo. Y si no podía, se esforzaría en encontrar una manera de sí poder. Al parecer sí compartirían la cabaña. Eso le alegraba, así que sin decir ni una palabra entró junto a ella. Era un sitio bastante modesto pero confortable. Imitó a su compañera y se despojó de su armadura. Usaba una ropa bastante tranquila Un pantalón negro y una camiseta blanca de mangas largas. No usaba nada que resaltara.

Se sentó en la silla que estaba al frente de Anghara al otro lado de la mesa. Así podrían quedar frente a frente. Si fuera por él, no comería nada y dejaría todo para la fémina, pero creía que si ambos compartían la comida podrían entrar en una especie de relación más amistosa. Podía ser maleducada si no comía junto a ella. Solo tomó un pedazo de pan al cual le dio una leve mordida. Después de tragarlo abrió la botella de vino y llenó la mitad de dos vasos. Uno para cada uno. Él no acostumbraba a beber, por eso solo se sirvió la mitad. Además, no sabía si Anghara bebía. — Creí que me dejaría durmiendo fuera por miedo a lastimarme, señorita Anghara. Me alegra mucho que me permita compartir este momento como usted. — Le dirigió una leve sonrisa.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 212
Dracmas 485
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Anghara el Lun Jun 04 2018, 11:46

Al escuchar sus palabras solo elevó una de sus cejas, ni ella era tan cruel de dejarle fuera, además, estaba la mesa que formaba una barrera entre ellos, así que prácticamente él se encontraba salvo. -No me des las gracias, si lo hice fue por que al menos esta mesa nos separa a los dos -Observó como partía el pan y servia las dos copas de vino, ella no era de beber mucho que digamos, pero era lo que tenían, tomó un cuchillo y partió un trozo del queso junto con otro trozo del pan.

-Al menos no has rechazado el comer conmigo, lo cual no se si tomarlo como algo bueno o malo -Su rostro seguía sin esbozar ni una sonrisa ni nada, mientras mordía un poco del queso, dejó que su mente divagara mientras observaba con sus ojos azulados gélidos a su compañero frente a ella, debía de ser un suicida cuando dijo mientras caminaban hasta acá que estaría dispuesto a lastimarse por atravesar sus espinas, o algo así había dado a entender al afirmar que quería saber algo más de ella.

-Sinceramente no consigo comprenderle, no soy la mejor compañía ni para mantener una conversación ni para relacionarse -Dejó escapar un pequeño suspiro, bebiendo un poco del vino de su copa, si era sincera, estar con Lothar la provocaba una sensación de calma y tranquilidad que solo sentía cuando estaba en compañía de sus rosas y por eso no se sentía del todo incómoda como lo estaba antes, siempre y cuando no se acercase mucho más, no era plan que descubriese uno de sus terribles defectos.

-Entonces, señor Lothar, ¿aún no se le ocurre el motivo por el cual nuestra querida diosa nos ha encomendado está misión a dos santos de nuestro orden? -Preguntó tratándole con respeto, de todas formas, era más mayor que ella, curioso, por que Anghara era conocida por no tomar en cuenta nada de esos aburridos protocolos, ni siquiera cuando se celebró el concilio se había dirigido a nadie con respeto, solo a su pequeña reina. -Por que esto me resulta demasiado extraño si le soy sincera... -Observó como la armadura de Virgo se había colocado al lado de la suya de Piscis, pero no le dio importancia a ese gesto.

Se levantó de la silla, solo para dejar una rosa dorada que llevaba puesta en su cabello sobre su armadura, nadie sabia el poder que tenia esa rosa dorada, una rosa extraña y difícil de ver ya que por lo general las rosas eran seres vivos y que la rosa siguiese siendo fresca pese a ser sido bañada con oro, era realmente un milagro por así decirlo, pero en realidad era el cosmos de la guardiana del Doceavo Templo la que se encargaba de que la rosa no se marchitase.

Una vez cumplido eso, volvió a sentarse frente al de Virgo, se apartó uno de los mechones de su larga cabellera un gesto que para muchos era femenino, pero que para ella era algo habitual cuando llevaba el cabello suelto. -De nuevo si bien su actitud no fue la mas adecuada cuando hubo el concilio, comprendí que todo lo hizo por nuestra diosa, pero aún así, sus palabras dieron a entender lo que no fueron.

Ella era la única dorada presente en ese momento que no se había escandalizado por su forma de actuar, de hecho prácticamente sus palabras de apoyo fueron hacia su camarada Virgo y no Libra, pero eso es algo que él no tenia por que saber, volvió a morder otro poco de pan con el queso y dio otro trago pequeño al vino, por lo menos tendrían algo de que hablar mientras terminaban los alimentos disponibles, tampoco podían desvelarse mucho, tenia pensado que partiesen cuando apenas estuviese amaneciendo.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Lothar el Vie Jun 08 2018, 19:43

Sería una falta de educación el rechazar comer con usted. Además, dicen que dos personas pueden hablar con más confianza cuando están compartiendo algo. — La pregunta clave era si había leído eso en alguno de esos libros que frecuentaba. Normalmente siempre antes de buscar entablar diálogos con una persona buscaba algún libro que sintiera que podría ayudarlo. Jamás iba a improvisar. Siempre se preparaba de antemano. Él solo bebía un poco de vino, no se sirvió pan ni queso. Prefería que quedara todo eso para su compañera y así ella se sintiera lo mejor posible. Él siempre buscaba primero el bienestar ajeno que el propio. Además, ella estaba mostrando ser una persona algo compleja de tratar, así que el que se sintiera bien era la mejor opción.

Él no necesitaba muchos motivos para querer conocer a alguien. Simplemente deseaba conocer la verdadera personalidad de Anghara. Solamente con ver su rostro sabía que portaba encima una capa de protección. Ella consideraba peligroso que las personas se le acerquen debido a su sangre venenosa, por lo que era probable que mantuviera una actitud fría y distante para evitar que alguien tuviera ganas de relacionarse con ella. Lamentablemente con Lothar su plan no había servido, sino que había causado el efecto contrario. — Tal vez tenga razón en cuanto a la señorita Anghara que todos ven, pero esa señorita no es la de verdad. Y quiero conocer a la verdadera Anghara. — Le mostró una leve sonrisa mientras terminaba de beberse el vino que se había servido. — Yo no le tengo miedo a su sangre. — Ya lo había dicho antes y lo repitió con toda la tranquilidad del mundo. Algo le decía que era posible que nadie le haya dicho esas palabras antes.

Apoyó el codo derecho en la mesa apuntando con el brazo hacia arriba para poder colocar su palma como apoyo a su mentón en una pose de comodidad en señal de que estaba pensando. — Puede se haya sentido una presencia peligrosa en los alrededores y por eso prefirió asegurarse de mandar a un dúo que pueda tratar sin problemas con el asunto. O… — Una leve sonrisa en su rostro, como si demostrara confidencialidad entre ambos. — Puede que el destino haya querido que nosotros dos tengamos un momento a solas y pudiéramos conocernos. Capaz tiene planeado que terminemos siendo algo más que amigos. — Soltó una leve risa al culminar sus palabras. No sabía como reaccionaría ella ante su comentario, por lo que de inmediato se levantó de la silla y se acercó a la ventana que tenía la cabaña y miró hacia afuera. Todo estaba oscuro.

Suspiró resignado. Había perdido un poco la calma en el concilio cuando se enteró de que había gente que no creía correcta la decisión de la señorita Athena. Él no deseaba discutirle ninguna orden. Confiaba completamente en ella. Por ese motivo es que sus palabras sonaron algo agresivas y fueron malinterpretadas por el resto. Aceptaba que se había metido en un buen lío. — Estoy consiente de eso. Cometí una falta grave frente a la señorita Athena. Esto realmente avergonzado… — Se acercó a la silla en donde estaba Piscis y le hizo una leve caricia en la cabeza sin saber si aquello podía ser bueno o malo. — Le pido disculpas si le provoqué incomodidad en esa reunión con el problema que armé. Debería disculparme con todos los demás. — Estaba totalmente arrepentido. Apartó su mano.

Se sentó en el piso con las piernas cruzadas y apoyando la espalda en la pared para estar más cómodo. Descansaría ahí. — Es tarde, señorita Anghara. Le recomiendo que duerma ya que partiremos apenas salga el sol. Dejaré que usted use la cama sola para no incomodarla. — Le sonrió en señal de que para él no había ningún problema en quedarse sentado en el piso durante la noche. Él rara vez dormía, prefería meditar y conversar con Buda. Obtener sabiduría y estar cada vez más cerca de obtener la iluminación divina. — Claro está, si le incomoda que esté presente mientras está durmiendo sin la armadura, puedo quedarme fuera. No dude en pedirme cualquier cosa si eso ayudará a que esté cómoda y pase una buena noche.
avatar
Lothar
Espía

Espía

Mensajes 212
Dracmas 485
Fecha de inscripción : 19/04/2018
Edad : 98
Localización : En tus peores pesadillas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recordando pequeños momentos -FlashBack-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.