AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ABEL
Admin
|| MP ||

===
Mod. General
|| MP ||

---
Mod. General
|| MP ||
Últimos temas

ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License



El festival de la cosecha.

Ir abajo

El festival de la cosecha.

Mensaje por Adelheid el Miér Mayo 16 2018, 18:45

El festival de fin de cosecha era sin duda una de las pocas cosas que traía alegría a la vida de Adelheid. Presenciar las coloridas luces y las representaciones dramáticas de mano de los gitanos errantes le recordaba los buenos tiempos que pasó con su propia troupe. Claro que nunca se dignaría a admitir esto de manera pública. Ella era más feliz admirando desde la distancia. En la comodidad del velo de sombras que la escasa luz del ocaso le proporcionaba. Además, su vista era lo bastante buena como para no perderse detalle alguno a pesar de la lejanía. Por si eso fuera poco había logrado hacerse con un par de lentillas las cuales había adaptado en sus experimentos para poder ver a mayores distancias.

Eso sí, de vez en cuando ocupaba conseguir algunas de las delicias que se acostumbraban en aquellas fiestas. ¿Por qué iba a negarse aquellos placeres culinarios que los festivales le proporcionaban? Usualmente, de la mano de algún niño o indigente a quien no le molestaría hacerle el favor a cambio de un par de monedas, lograba hacerse con algunos bocadillos para después comerlos tranquilamente bajo el refugio de un buen árbol.

De modo que aquella tarde se sentó a comer, mientras observaba el progreso de las festividades. A medida que las sombras se hacían más largas y la gente comenzaba a aglomerarse en las calles de las plazas, sabía que daría inicio la gran fogata, la parte clímax del festival. Estaba ansiosa por ver lo que habrían preparado para ese año. Tan absorta estaba en aquel paisaje que poca importancia prestaba a las miradas curiosas que se le quedaban viendo con extrañeza debido a su peculiar sentido de la moda. Para ella, el mundo se había reducido únicamente a lo que ocurría entre cada extremo del telón del anfiteatro.
avatar
Adelheid
Recolector

Recolector

Mensajes 9
Dracmas 55
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El festival de la cosecha.

Mensaje por Arikel el Jue Mayo 17 2018, 22:43

La fogata estaba a punto de encenderse. En el centro de la plaza ya habían reunido desde el día anterior una pira de paja y otros aceites para que la noche se iluminase con el fuego del festival, de hecho, algunos alquimistas habían aportado para que cambiase de color a un verde esmeralda bastante llamativo, lo que sería a fin de cuentas el espectáculo principal de esa noche. Pero aún era el atardecer y debían esperar unos cuantos minutos en lo que el sol se metía.

Arikel había decidido ir al festival porque hace muchos... muchos años no había presenciado uno. Claro que algunas cosas habían cambiado pero en esencia seguían siendo el mismo. Comida, algunos locales de venta, la fogata y mucha, mucha comida. Ya sabía que no debía excederse porque su entrenamiento no le permitía comer de más pero... Solo por esa noche. Dicen que la festividad es visitada por brujas y demonios y eso le daba demasiada curiosidad.

Así pues, la mujer de cabello rubio y largo, sujeto en un moño sobre la nuca, se encontraba dando vueltas en el pequeño mercado que se había puesto entre banderines de papel, en colores naranja, verde y rojo, los colores de las verduras y frutas. Llevaba en una canasta al brazo paquetes de dulces tradicionales, galletas, manzanas tan rojas que parecían a punto de estallar, pan de centeno y de trigo envueltos en telas suaves así como un par de quesos suaves y untables.

- Mmm... - Dijo cerrando los ojos mientras se imaginaba comiendo todo... ¡Ah! Vino, sí. Una buena botella de vino podría concluir todo de manera perfecta. Pero pronto encenderían la fogata así que se sentó en algún lugar donde observara todo en paz. Y casualmente fue junto a una jovencita de aspecto... curioso. ¿O era jovencito? Le miró de reojo con curiosidad... Después pasó los ojos alrededor ¿Estaba solo? ¡¿Y si era una bruja de las que aparecían?! Sus ojos brillaron...- ¡Hola! ¿Quiéres uno? - Preguntó extendiendo un dulce de leche.

Portaba un vestido largo hasta debajo de las rodillas, de tirantes y escote sencillo, cuadrado. Sus manos eran largas y de uñas pintadas en púrpura así como el color del vestido. A pesar de llevar tacones y haber caminado casi todo el día no lucía cansada. Le sonrió amablemente, mirándola con sus ojos dorados.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



The angel without halo
avatar
Arikel
Recolector

Recolector

Mensajes 98
Dracmas 120
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El festival de la cosecha.

Mensaje por Adelheid el Vie Mayo 18 2018, 13:10

A medida que el sol se ocultaba, el verdadero espectáculo comenzaría. La tradición dictaba que durante aquella noche los espíritus salían del inframundo a pasearse por el mundo de los vivos. En esta ocasión los encargados de producir el espectáculo no habían escatimado en gastos para hacer de aquella producción algo memorable. Y es que incluso se habían tomado la molestia de teñir el cielo de colores a través una mezcla entre química y artes oscuras, algo que a Adelheid le parecía hasta cierto punto más interesante que la presentación en sí. Después de todo, en aquel reino pronto se celebraría una fecha especial. El regreso del rey del Oeste casualmente coincidía con algunas alineaciones y calamidades astrológicas, algo que a los fanáticos de Hades los ponía bastante fervorosos.

Mientras analizaba estas cuestiones en su mente, se le acercó una mujer de aspecto…bueno, era difícil describirlo con palabras, pero lo intentaría de todas formas. La primera palabra que venía a su mente era “redonda”. La siguiente era “grande”. La tercera era más bien una onomatopeya: “boing, boing”. Podía continuar pensando en más palabras, pero era bastante seguro que cada una de esas palabras harían referencia al mismo atributo más destacable de aquella rubia. Seguramente, comparada con ella, Adelheid no parecía más que una niña, aunque ya tenía poco más de 17 primaveras en su haber.

Aun desconcertada por la repentina aparición de la voluptuosa joven, Adelheid se vio encarada con una inesperada muestra de camaradería por parte de aquella desconocida. Cuando la chica le ofreció un dulce Adelheid la miró por el rabillo del ojo, ocultando parcialmente su rostro bajo el ala de su sombrero. Era poco común que la gente del reino del Oeste fuera amable con un desconocido. La desconfianza y la mala sangre eran la moneda de pago en un reino donde cada quien podía hacer lo que bien le pareciera. Claro, siempre y cuando se rindiera el debido respeto al rey y a sus hombres. De pronto las cosas se habían puesto más interesantes.

Sin decir nada, tomó el dulce de mano de aquella joven y comprobó su consistencia apretándolo suavemente con las yemas de los dedos. Después, lo introdujo en su boca y lo degustó.  Un pequeño hilo pegajoso se creó entre sus labios y su dedo índice al separar este de su boca. Adelheid apretó los labios y se relamió un poco. No acostumbraba comer demasiados dulces, pero no podía negar que aquella pieza era muy sabrosa. No le preocupó ni por un segundo que aquel dulce pudiera estar envenenado. Pudo notar a simple vista que no lo estaba. Por otro lado, si la rubia había podido eludir su sentido de detección de toxinas, entonces se trataba de un nuevo veneno que bien valdría la pena probar. Lo que más le intrigaba era la amabilidad de la joven.

-Delicioso. – Atinó a decir, aun mientras jugaba con el dulce de leche en su boca.

Adelheid miró a la joven. Parecía estar casi tan entusiasmada como ella con el festival e incluso se había procurado una canasta llena de cosas para acompañarlo. Por un momento se preguntó, como aquella chica podía comer tanto y mantener aquella figura despampanante. Una gran ansía de realizar algunos ensayos científicos con ella surgió dentro de Adelheid, pero decidió que no era el momento ni el lugar para hacerlo. En su lugar habló de nuevo a la joven.

- ¿Sueles ser amable con todos los extraños que conoces? – Preguntó con voz adormilada. – Una convicción muy respetable. Pero algún día harás que te maten por eso. –Añadió.

No era que Adelheid fuera incapaz de sentir compasión. Simplemente no le importaba el hacerlo. Para ella era una cuestión de lo que fuera más conveniente en ese momento. No pretendía tener los absolutos morales de ninguna clase. Para ella eran simplemente acciones y consecuencias. Además, después de lo ocurrido a sus amigos de la troupe había aprendido de la forma difícil una verdad elemental en aquel mundo salvaje en el que Vivian: “Al final, en este mundo es asesinar o ser asesinado”.
avatar
Adelheid
Recolector

Recolector

Mensajes 9
Dracmas 55
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El festival de la cosecha.

Mensaje por Len Daishi el Sáb Mayo 19 2018, 05:14

Rondaba un sujeto de ropajes negros por los alrededores del festival, había mucha gente yendo y viniendo, regresando, andando, nadando... a no, eso no podían hacerlo fuera de un lago o el mar ¿cierto? En fin, hacía rondas de vigilancia porque... ¡Era un gato! Si, eso, y solía ver las cosas y, como Ren no estaba con él, no había planeado una treta o jugarreta, alguna broma o robar algún químico de los alquimistas y pintar los bigotes de alguno, no lo había hecho pues Ren era la mente maestra de las bromas y él su ejecutor más ejecutivo. Por eso, y en esa ocasión, veía y observaba, andaba de un lado a otro entre techos y estrechos, puntos donde no pudieran verlo ni molestarlo.

También observó detalles aun más importantes, no le preocupaba Ren, ni mucho menos, pero si Kaien le veía, seguro le seguiría con su parvada de cuervos por todos lados hasta encontrar algo para hacerle limpiar su cochino barco de nuevo ¿¡Porqué tenía un barco y no habían peces saltando por ahí!? Eso no tenía sentido. Pero una vez denotó que no habían pajarracos en los moros, ni tampoco costas porque estaban en la ciudad... ni tampoco moros porque no tenían nada que ver, saltó a los tejados a seguir viendo y andando con ganas de robarse algo porque todas las monedas las tenía Ren, decía que él se las gastaba en tonterías ¡Pero ella no entendía que ese casco viejo, la garra de un dragón, el ala de un grifo y el sombrero de Napoleón eran objetos importantes! ¿No? En fin, andando por los techos notó algo con sus ojos.

Había un boing boing atenuante y llamativo, además de un pelo amarillo ratita cúqui, rondando en tonos morados por la zona, llenando su canasta de comida que llamó al felino, así que, tal cual gato Cheshire, se tornó invisible y le siguió por los tejados, esperando que se detuviese en algún lado. Así fue como llegó al lado de una bruja adolescente... ¿Se llamaría Sabrina? ¡Entonces! ¿El podría ser el gato Salem? Seguramente, pero notó esa forma de analizar a la rubia... sabía que su descripción de voluptuosa frontal era correcta. Entonces, tras una serie de situaciones, y que él ya estaba cerca de ambas, empezó una conversación y unas preguntas... ¡Oh! ¡A él le gustaban los acertijos! Entonces hizo visible su cabeza delante de ellas, sin dejar ver nada más -¡Pero si los conoce dejan de ser extraños!- respondió con mucho ímpetu, lo cual podría o no tener sentido, pero él estaba ya con su expresión felina, y así, de a poco, fue revelándose por completo -¡Apuesto a que era la respuesta correcta!- mencionó con suma seguridad, pues esperaba que con responder Arikel le regalase algo de comer ¡Ese era su objetivo después de todo! ¿No?
avatar
Len Daishi
Cazador

Cazador

Mensajes 12
Dracmas 70
Fecha de inscripción : 30/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El festival de la cosecha.

Mensaje por Arikel el Dom Mayo 20 2018, 15:43

La chica junto de sí se dedicó a observarla desde que llegó. Estaba acostumbrada a que le miraran sobre todo los atributos femeninos porque era absurdo no darse cuenta que era lo que más llamaba la atención pero le pareció curioso que siendo chica los notara tan fijamente. No pudo evitar reírse por lo bajo mientras dejaba que tomara el dulce de entre sus dedos... Parecía una persona bastante seria y quizás algo pensativa a pesar de que lucía como una niña. ¿O solo quería verse algo mayor?

Arikel misma tomó otro dulce de leche y procedió a imitar a su recién adquirida compañía en comerlo aunque sospechaba que la otra persona lo había disfrutado mucho más, lo que le arrancó una enorme sonrisa. - Que bueno que le gustara, de verdad son deliciosos - Dijo con algo de dulce en los labios, tratando de quitarlo con la lengua aunque se veía algo torpe intentándolo ya que se había pegado. Intentó ayudarse con dos dedos cuando escuchó su pregunta.

- ¿Mmm? Sí, suelo ser amable. La educación y el respeto es algo primordial... Pero entiendo lo que dices... En realidad, me suicidé por eso. ¿Cuenta como "harán que te maten"? Jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja. - Su risa se extendió por todo el festival incluso por encima de las voces, de las personas que pasaban por el lugar con sus compras o comiendo. Algunos se rieron un poco pensando que la rubia era feliz en particular sin saber de lo que hablaban ni tampoco detenerse a averiguarlo. - Saben ricos pero detesto que se peguen así... - Continuó como si hubiera hablado de como se encontraba el clima hasta que consiguió despegarlo y meterlo de nuevo a su boca.

De pronto apareció una cabeza flotando que casi hace que se ahogue con el dulce pegajoso que tenía en la boca. Se puso a toser hasta que pasó normalmente por su garganta ¡¿Qué demonios?! Miró alrededor esperando que nadie haya visto eso pero luego apareció de cuerpo completo. ¿Ren? No... Era un niño, pero se parecía mucho a ella. Obviamente tampoco conocía a Ren pero la había visto algunas veces por el palacio... Se dio cuenta de como observaba la canasta y la abrió, dejando que escogiera entre los quesos, el pan, los dulces, frutas y verduras aunque esperaba que no tocara su botella de vino.

- Hola... Que forma tan peculiar de aparecer. ¿Quién eres? O más bien... ¿Cómo se llaman los dos? Yo soy Arikel. - Se presentó con una amable sonrisa mientras le ofrecía la canasta también a la chica. - Algo me dice que ustedes dos son verdaderamente especiales...

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



The angel without halo
avatar
Arikel
Recolector

Recolector

Mensajes 98
Dracmas 120
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El festival de la cosecha.

Mensaje por Adelheid el Lun Mayo 21 2018, 00:24

Después de que Adelheid la hubiese cuestionado acerca de la ingenuidad de sus acciones, la chica de cabellos rubios y exuberante delantera respondió con algo que aumentó aún más el interés de la joven. No sabía si estaba bromeando o hablaba en serio cuando casualmente mencionó que “se había suicidado”. Aquello abría un panorama de posibilidades en la mente de la joven investigadora. Era bien sabido que aquella fecha era reverenciada como un tiempo en el que la brecha entre el plano físico y el espiritual se volvía casi inexistente. ¿Podía ser que estuviese ante la presencia de un fantasma? No, aquello solo eran historias delirantes de marineros y campesinos ignorantes. No obstante, había otra forma de explicar lo que la rubia había querido decir.

- Entonces, aquellas leyendas sobre los espectros del dios Hades. ¿Eran ciertas? –Se preguntó mientras contemplaba a la joven de pies a cabeza. De pronto, sin previo aviso se trasladó hacia ella. Adelheid era rápida, bastante, y con esa misma velocidad comenzó a palparla por todos lados. Era como si estuviera tratando de asegurarse de que todo estaba donde se suponía que debía estar.

No podía encontrar nada raro en ella. A simple vista era tan humana como lo era ella misma. Es cierto que la joven de piel grisácea le había jurado su lealtad con su alma al dios del inframundo. Esto había actuado como pago por ejecutar la venganza que ella no había podido concederle a su troupe. Sin embargo, Adelheid no era precisamente religiosa. Para ella, antes de conocerlo en persona, todas las historias acerca de Hades y su capacidad de levantar a los muertos eran simplemente fantasías delirantes. ¿Podía ser acaso que había subestimado la duración de su pequeño “contrato de lealtad”? ¿Sería capaz Hades de levantarla del dulce abrazo de la muerte, aun en contra de su propia voluntad? Aunque, por otro lado, una infinidad de vidas le permitirían lograr avances en sus investigaciones que no podría llevar a cabo en una sola.

Eso cambiaba muchas cosas y dictaminaría la forma en la que Adelheid se conduciría en un futuro, aunque por ahora tenía muchas más cosas en que pensar. O eso haría si una cabeza flotante no hubiera aparecido de la nada en el aire, queriendo hacerse el chistosito.

Contrario a la reacción de sorpresa y casi susto de la joven rubia, la reacción de Adelheid fue casi inexistente. No obstante, quien la conociera y viera el brillo en sus cansados ojos carmesí notaba que hervía de excitación. Su primer impulso fue tantear con un dedo el área debajo de la cabeza que acababa de materializarse. Para su sorpresa, su dedo encontró un objeto suave y cálido donde solo podía observar el aire. Un segundo después el resto del cuerpo del joven apareció de forma tan súbita como lo había hecho antes su cabeza. El dedo de Adelheid ahora descansaba sobre la clavícula del sujeto.

-Interesante. Ustedes también son muy interesantes. – Dijo Adelheid mientras picaba una y otra vez el pecho del joven. – Puedes llamarme Adelheid. –Agregó en respuesta a la joven.
avatar
Adelheid
Recolector

Recolector

Mensajes 9
Dracmas 55
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El festival de la cosecha.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.