AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Peticion de Rangos
Hoy a las 03:25 por Rin

» (BIS1) Decisiones y Consecuencias
Hoy a las 02:20 por Jineth Yarusa

» Pregunta preguntilla para el lector (búsqueda)
Ayer a las 23:45 por Jineth Yarusa

» Ladron que roba a ladron [flashback]
Ayer a las 22:37 por Andreas

» Carnival of beasts
Ayer a las 15:20 por Cosmos

» Registro de Físicos
Ayer a las 14:55 por Andreas

» Luz al final del tunel
Dom Dic 09 2018, 23:45 por Cyril

» Registro matrimonios e hijos
Dom Dic 09 2018, 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Anghara el Mar Mayo 15 2018, 19:21

La Guardiana del Duodecimo templo habia decidido salir de su recinto, no podia pasarse todo el dia encerrada en su jardín, pese a que la gustase pasar la mayor parte del tiempo en compañia de sus rosas venenosas, de vez en cuando era bueno estirar las piernas, iria al pueblo, siempre era bueno estarse al tanto de las ultimas novedades y de paso haria un poco de vigilancia para asegurarse de que no pasase nada.

Atraveso todas los recintos hasta llegar a las afueras, una vez ahí caminó hacia el centro del pueblo,no portaba su armadura, por que era consciente de que podria llamarla de ser necesaria. Anghara se acercó a uno de los puestos, claramente la habia llamado la atencion un tipo de hierbas que la iban a hacer mucha falta para preparar una infusion algo especial, asi que tras pagarlo, se lo guardó en la bolsa que llevaba atada a su cintura, mirando los distintos puestos se encontró con una niña pequeña llorando en el suelo. Acercándose se agachó lo bastante y miró a la pequeña.

-¿Estas bien? -preguntó con verdadera preocupacion mientras miraba a la niña, sin embargo antes de que pudiera decir algo, vio como se acercaba corriendo la madre, tras ver como la daba las gracias, observo como cargaba a la niña y se alejaba, ante eso el corazón de la Pisciana se enterneció, adoraba a los niños, prueba de ello era cuando se le salia el instinto maternal con la pequeña Minerva, quien aparte de ser su reina, era su hija adoptiva por asi decirlo. Prosiguió su camino hasta que llegó a lo que parecia ser una fuente, se sentó en el borde y se dispuso a contemplar su reflejo en el agua.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Alessandro Lombardi el Vie Mayo 25 2018, 06:01

Había tomado, por así decirlo, unas vacaciones aprovechando su visita al Este, y eso se notaba de una forma sencilla, andaba tranquilo por las calles, sin necesidad de nadie, y aunque fuese divertido decir que "se había escabullido de su mano" la realidad era simplemente un "saldré a caminar, no necesitas escoltarme, ve y has lo que quieras, digamos que son unas vacaciones", y de alguna forma, la había convencido. Aunque, sabía que salirse del Palacio, donde los habían acogido para darles descanso, sin mencionar a nada, podía llegar a causar algún revuelo, pero era un adulto, no un muchacho, así que no había mucho de lo que había que preocuparse realmente.

Anduvo entonces observando la ciudad que, afortunadamente, no hacía calor, había un clima bastante cómodo, al menos para él, que a pesar de vivir en un país caluroso al ser costero, tenía formas excelentes de evadir el calor, y ahí, no lo necesitaba del todo. En su andanza, mientras veía la ciudad, su arquitectura, sus pobladores, las hermosas mujeres que también se paseaban por ahí, y que a más de una el soberano del mar llamaba la atención, llegó a una fuente, donde había una sirena, en cuanto a belleza.

Se encontraba una dama de cabelleras marinas, largas, y una figura hermosa y voluptuosa, bien se enfrentaba a su querida Crystal, pero jamás las compararía de ese modo, pues él, era un caballero... hasta que su lardo carmín tomaba riendas en el asunto, pero no era momento para ello. Galán, como él sabía serlo, se acercó caminando de forma muy natural a la fuente, observando su suave movimiento del curso del agua, elevándose al cielo y cayendo calma a sus propias tierras, convirtiéndose en un ciclo. Llegó y se detuvo delante de la dama, sonriente -Tenga usted muy buenos días, preciosa dama, soy forastero de este lugar. Podría usted decirme ¿Dónde podría comprar alimentos en estas tierras? He llegado recién y no conozco casi nada- mentiras no eran, pues sólo conocía el lugar donde tuvo su reunión con Minerva, nada más.

Pero ahí existían dos tipos de oportunidad: Poder probar un poco más de la comida del Este y ser acompañado por la dama de cabellos marinos, azules, como el ojo que representaba su actual lado dominante. No esperaba utilizar su identidad divina, y seguramente, no habrían muchas noticias suyas en aquel reino, pues para muchos, el rey del Sur seguía dormido, más aquello era falso. Así, pues, esperó a la respuesta de la dama, y a su vez, esperaba el momento propicio para invitarle a comer junto a él.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Anghara el Sáb Mayo 26 2018, 08:04

Pensativa, así es como se encontraba la joven en estos momentos, sus ojos no se apartaban del reflejo del agua de la fuente, todavía tenia bastante tiempo antes de volver hacia su templo, aun así podía escuchar el ajetreo que hacían las personas la pasar, los gritos de los vendedores ofreciendo sus mercancías, sin embargo al escuchar una voz masculina hizo que la fémina de largos cabellos azulados recogidos en dos coletas alzase su mirada y observase al hombre parado frente a ella. Lo que la llamó la atención fue el extraño color de sus ojos, uno rojo como el rubí y otro azul como el zafiro, luego se fijó en que era bastante atractivo, por ello, y aunque no fuera notorio, un apenas leve rubor se vio reflejado en las mejillas de Anghara, seguía sin habituarse a los halagos, por mucho que su amado Lothar se los dijese.

-Claro, encantada estoy de ser su guía -Mencionó con una voz suave pero algo seria, su deber como dorada era asegurarse de que todos los que visitasen el Este se encontrasen a gusto. Lentamente se incorporó de donde estaba y tras alisarse el largo de su vestido se dispuso a ponerse en marcha. -¿De donde venís? -Preguntó con un tono curioso mientras ambos comenzaban a caminar por las calles del pueblo, seguía sintiéndose un poco incómoda por estar cerca de otra persona, pero sabía bien que era la única forma de perder ese miedo, mientras esperaba una respuesta de su acompañante, pasaron por un puesto de joyas, ella no era dada a comprar semejantes cosas, pero si hubo algo que la llamó demasiado la atención.

-Discúlpeme un momento -Se acercó al puesto y pregunto cuanto costaba una hermosa cadena de oro, adornada solamente con una pequeña llave del mismo color, cuando el vendedor dijo el precio, solo negó con la cabeza, era justo lo que la quedaba, sin embargo, ese dinero lo guardaba para comprar hierbas, buscaba la forma de hacer un antídoto para que sus compañeros fueran inmunes al veneno de su sangre, por eso y con pesar dio las gracias y se alejo de dicho puesto para acercarse de nuevo al hombre de largos cabellos azulados. -De nuevo, perdón por haberme ido tan de repente...

En esos momentos fue cuando se dio cuenta de que todavía ni se había presentado, ante ese descubrimiento se dio una bofetada mental ,¿cómo podía haber olvidado algo así? -Y dígame, ¿cómo se llama usted? -Preguntó. -Yo me llamo Anghara -Mencionó mientras le miraba esperando una respuesta.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Alessandro Lombardi el Sáb Jun 09 2018, 05:45

Ante aquella fuente, el de cabellera azul había encontrado a una persona perfecta para mostrarle aquel reino, y esta amablemente aceptó hacerlo, así que sonrió ante aquello. Iniciando su trayecto hacia algún lugar recibió la primera pregunta, a lo que contestó tranquilamente -Vengo de Atlantida, el reino del Sur- respondió amablemente a la joven que consultaba. Entonces caminaron con tranquilidad un momento hasta llegar a una especie de tienda, donde aceptó esperarle un momento con un movimiento de cabeza, pero se acercó despacio mientras observaba aquello y pudo notar aquella mirada cuando no pudo aceptar aquello para comprarlo, entonces sacó la cantidad necesaria para comprarlo -Puede entregarlo a la señorita, por favor- mencionó con amabilidad.

Tras aquellos pequeños sucesos en la tienda, fue cuando ella preguntó por su nombre, recibiendo el de ella a cambio -Anghara, es un hermoso nombre. Yo soy Alessandro Lombardi, es un placer- mencionó tras presentarse con ella y tomar su diestra con cuidado y depositar un beso en su dorso, pues él era un caballero. Tras aquello, y la presentación por supuesto, había que saber para donde se dirigían ¿no? -Sin duda, este reino es hermoso... con lo poco que he logrado ver, sin embargo ¿Dónde cree usted que podamos comer algo? De igual forma, le invito a comer- mencionó con sumo cuidado de su voz, de sus movimientos, que no pueda haber una ligera sospecha si quiera de alguna segunda intención en él.

Ahora simplemente debía esperar a las palabras de su guía, tener paciencia y esperar a que le llevase a comer algo, así podría ir poco a poco con ella, quizá guste una visita a algún lugar más después, pero para ello tendría que tener mucho cuidado, y evitar a toda costa el hecho que su lado rojizo tomara lugar en esos momentos, pero simplemente en ese momento esperaba a que la peliazul volviese a indicar que se movieran.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Anghara el Sáb Jun 09 2018, 13:53

-¿Del sur dice? -Preguntó con leve curiosidad- Es un reino precioso, yo estuve una vez, aunque no pude disfrutar mucho de su visita, ni siquiera de poder bañarme en sus cristalinas aguas -Y era cierto, su visita había sido interrumpida en cuanto detecto que los espectros habían empezado a ocupar los cuerpos de aquellos elegidos, y debía de estar al lado de su reina, garantizando su protección,un suspiro de tristeza se escapo de los labios de la peliazul, se sentía relajada al estar cerca del mar, ni siquiera entendía muy bien por qué.

Estaba tan sumida en sus pensamientos que no se dio cuenta de como el tendero depositaba en sus manos el colgante que había visto, pero cuando preguntó dijo que su acompañante lo había comprado para que se lo entregara y ante eso no supo que decir... -Gracias por el regalo, pero...no puedo aceptarlo. -Iba a devolvérselo pero su expresión daba a entender que se lo quedase, aunque no lo veía correcto por muy lindo que hubiese sido el detalle.

-Alessandro, extraño nombre si me permite decirlo -El sonrojo ahora si fue notorio cuando besó con galantería su mano y dijo que su nombre era hermoso, y no sabia como actuar a eso, por ello rápidamente deshizo el agarre, solo otro hombre se había atrevido a tocarla incluso sabiendo lo que su sangre ocultaba. -Lo cierto es que no suelo venir mucho a comer al pueblo, así que no se que sitio indicarle.

-Se mordió de manera inconsciente el labio inferior, hasta que por su mente pasó un pequeño local que disponía de terraza y que seria un buen lugar para comer. -No es necesario que me invite -Dijo con tono educado, pero rechazando la invitación, no debía, ya había hecho bastante aceptando el colgante que deseó y que ella misma habría podido conseguir en otra ocasión. -No puedo abusar de su amabilidad

-Mencionó con un pequeño tono de inocencia en sus palabras. Y era cierto, para todos sus compañeros podía parecer una persona arrogante y sin emociones, sin embargo, tenia humildad y sabia perfectamente cuando decir no, aunque por lo poco que conocía a Alessandro no iba al parecer a desistir de que aceptase su invitación, -No obstante el lugar queda bastante cerca -Volvieron a retomar su camino, iba a paso lento, escuchando los mercaderes seguir anunciando sus objetos, antes de regresar a su recinto compraría las hierbas que la faltaban.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Alessandro Lombardi el Jue Jun 28 2018, 05:53

Mantuvo la tranquilidad, tras haber hecho un pequeño regalo a su guía, y claro, escuchar que pensara que su reino era hermoso, y resaltar las aguas del vasto mar, era algo que alimentaba a su ego, pero no iba a reflejarlo, pues notaba que ella no sabía con quién conversaba, y aquello le agradaba demasiado. -Realmente me alegra que le guste el sur, pues diré que esta ciudad no se opaca tampoco, se nota la viveza con cada habitante que otorga su esfuerzo a un vigoroso día a día, es muy enérgico si me lo pregunta- se refirió ante lo que veía, pues no había nada de falso en ello.

Entonces, su próximo tema de conversación sería su propio nombre, extraño, si, lo era -Claro que puede decirlo, dicen que proviene de un lugar lejano, alejado por los mares del sur hacia otra dirección desconocida... claro, son cosas que los ancianos solían decir cuando era pequeño- se inclinó de hombros mientras sonreía ante esto, buscaba causar confianza con ella, y pretendía utilizar cualquier cosa al respecto. Y por supuesto, el invitarla a comer era algo que tenía planeado, pero entonces buscó un contra ataque, justo antes de poder atacar con su invitación, aunque... lo veía venir.

-Seguro apreciaré cualquier lugar donde me desee guiar, pero el que no pueda aceptar mi invitación, me causa un poco de tristeza, pues, seré un viajero quizá, pero mi familia me crío como un caballero, y si una bella dama me guía y me muestra tan bella ciudad, lo menos que puedo hacer es invitarla a comer... el regalo, ha sido sólo un pequeño detalle, no llena a lo que a la vista llena, o como lo que muestra la viveza y el vigor de una gran ciudad- intentó convencer a Anghara de aceptar dicha invitación, y comprendió por lo que vacilaba, pero no se rendiría -No abusa de nada, señorita Anghara, yo soy quien abusa de su tiempo en llevar a este desconocido a comer algo... tómelo más como un "gracias" ¿No le parece eso más justo? Una pequeña invitación que jamás compensará el tiempo y la molestia que ha tomado para evitar que me perdiese en este vasto reino- palabras adecuadas, palabras correctas, palabras suaves... luego vendría la seducción, pronto vendría el convencimiento, pero primero, una merienda, un buen alimento y de ahí momento pasional, el mar, así era el mar, calmo y atrayente pero feroz y violento cuando se estaba muy adentro.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Anghara el Lun Jul 02 2018, 09:28

Al escuchar como de nuevo se refería a ella como bella no pudo evitar que un nuevo sonrojo adornase sus mejillas, en serio, ¿que la estaba pasando hoy? Por regla general no dejaba que sus emociones se notasen en su rostro, pero al parecer hoy era el día en que la hermosa santo femenino de Piscis mostraría algún sentimiento ajeno a su habitual comportamiento.

Alzando la cabeza para poder mirar a Aleesandro a los ojos, concretó que aún no se había dado cuenta de que su guía era una de las protectoras de Athena, algo que agradeció de sobremanera. -Mi nombre, según me dijeron mis padres antes de morir, proviene de una princesa que por su curiosidad trajo la desgracia a su reino, siendo condenada a reunir a los siete demonios liberados, obteniendo la inmortalidad pero perdiendo sus derechos a reclamar el trono de su nacimiento.

Obvio que eso era debido a una saga de libros que la gustó a su madre y de ahí de que la llamase así. -De hecho, solo me faltaba haber sido pelirroja y con ojos índigos para ser casi clavada a esa heroína -Dejo escapar una pequeña risa divertida, hasta que de nuevo volvieron al anterior tema, el si aceptar o no la invitación. -Hasta que no le diga que si, no se va a rendir, ¿cierto? -preguntó de manera resignada, en fin supongo que no pasaría nada por que terminase aceptando esa invitación.

-Esta bien, usted ha ganado -Menciono de manera suave, no entendía por que, pero sentía una especie de atracción hacia el hombre de cabellos azulados, como si fuera el propio mar el que la estuviera llamando a adentrarse en sus aguas tranquilas y apacibles. -Entonces, creo que hemos llegado -menciono entrando en un pequeño local pintoresco, con varias mesas que al parecer mostraban a lo lejos el mar que bordeaba el reino del este.

Anghara observó como muchos se giraban a verla cuando entró, todos sabían que ella por lo general rehuía de los lugares concurridos y que solo era feliz estando en la soledad de su recinto, por eso no dijo nada, solo se quedó esperando a que su acompañante decidiera que pedir, ya que ella misma se hacia su propia comida y nunca había entrado en un lugar como aquel. Recordó el colgante que llevaba en su mano y llevándoselo a su cuello trató de abrochárselo, pero nada,no conseguía unir los enganches.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Alessandro Lombardi el Jue Ago 02 2018, 17:15

La sucesión y realización de movimientos específicos para lograr que una dama cayese ante sus encantos eran, sin lugar a dudas, decisiones calculadoras que debían ejecutarse de modo cuidadoso, caso contrario, terminaría en el caos, pero claro, eso sucedería si él no fuese un experto en dicho campo, claro está. Siendo así, la situación se movía a su favor, lo cual estaba previsto, sin mencionar que la fortuna había sonreído al emperador del sur, con situaciones perfectas para actuar.

En todo ello, escuchó la historia del nombre de aquella dama, hasta el final, a lo cual sonrió -Tal parece que su madre era conocedora de hermosas piezas literarias- respondió dando a conocer que conocía dicha obra, además de las acotaciones respecto al físico, a lo cual negó -Me parece que no necesita de nada extra para competir con una princesa... a menos claro está, que ya sea una- respondió con suavidad y seguridad en sus palabras.

Tras aquello, su insistencia de comer juntos y ser invitada había rendido frutos, por ello, ante su pregunta simplemente se inclinó de hombros, asumiendo demencia -¿No es preferible una comida acompañado de una hermosa dama?- respondió con otra pregunta, pero simplemente era así ¿no? Finalmente llegaron al lugar donde tomaron asiento y se disponían a pedir algo de comer, observó el menú para ver que pedía, pero prefirió -¿Podría traernos el especial de la casa? Si... a los dos- simplemente era normal que, cuando se visitaba un lugar ajeno al hogar, lo mejor era siempre pedir el platillo especial de aquel lugar, así conocía mejor otro lugar.

Una vez pedida la orden se puso de pie, y colocándose detrás de Anghara, le asistió para colocar aquel colgante correctamente en su cuello -Permita que le ayude, señorita, para que pueda complementarse bien con usted- mencionó, mientras le socorría con aquel colgante, rozando con sus dedos levemente el cuello ajeno, y una vez hecho, volvió a su asiento delante de ella -Sabía que le quedaría hermoso... pero es opacado por su belleza-
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Anghara el Jue Ago 02 2018, 19:17

El local era tranquilo, pocas personas podían verse en su interior, mas sin embargo cualquiera diría que hubiese estado todo planeado, la hermosa fémina permanecía atenta a su acompañante, por eso cuando vio que había ordenado dos menús de la casa no pudo sino soltar un suspiro, seria la primera vez que probase la comida del Este y eso despertaba en ella muchas sensaciones que nunca había experimentado. -No, no soy una princesa, soy solo hija de unos humildes floristas.

Susurró cuando escucho sus halagos,mas un escalofrío recorrió toda la médula espinal de Anghara al sentir las manos masculinas en torno a su cuello al ayudarla a cerrar el colgante, notando el roce de sus dedos sobre su nuca. -Muchísimas gracias,sois muy amable -Menciono una vez que el colgante fue colocado en su sitio y cerrado. -Por favor, deje de decirme que soy bella...

El sonrojo no abandonó en ningún momento sus mejillas, era tan inocente que no sabia que el hombre frente a ella estaba tratando de seducirla, de hecho, para ella todo esto lo tomaba como algo de agradecimiento por haberle guiado, ni por su mente pasó que lo que comenzó como una visita por el pueblo había terminado convertido en una cita, claro que ella ni lo sabia, sin decir nada más, observó como trajeron los platos con la comida solicitada.

-Y dígame, ¿va a quedarse mucho tiempo en el Este? -Tomó el tenedor y el cuchillo y tras partir un poco de carne lo masticó para luego beber un poco de agua, pasando su lengua por su labio inferior en un intento de lamer la gota de agua que escurría por el. -No se, le parecerá raro pero me siento muy a gusto en su compañía, ¿sabe? como si estuviera cerca del propio mar y pudiese sentir sus olas tranquilas y apacibles.

Dichas esas palabras se quedó por un instante pensativa, no lograba entender que era lo que estaba pasando por su mente, ni el porque era tan abierta con alguien a quien no conocía de mas de unas horas, sus ojos se posaron por la ventana, observando a lo lejos el mar.- Recorro el mundo buscando la señal de tu alma, tratando de comprender el porque de las cosas, la verdad camuflada. Pero si en el espejo donde me miro es imposible hallarla, la vida se desparrama, sin tu reflejo no es nada... -Ni siquiera supo por que había mencionado dichas palabras, es como si algo surgiera del interior de ella. -Lo siento, no se por que de repente he dicho algo así -Mencionó un poco apenada.
avatar
Anghara

Mensajes 216
Dracmas 0
Fecha de inscripción : 04/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Alessandro Lombardi el Mar Sep 11 2018, 04:05

El lugar era muy cómodo, bastante sencillo y bien acogedor, curioso a decir verdad, normalmente iría a lugares más ostentosos, sin embargo, él era como el mar, y eso significaba adaptación, sabía apreciar cualquier espacio, así como el agua se acopla a lo que sea. El local estaba bastante tranquilo, quizá por la hora, pues no solía ser hora de una comida, sin embargo, siempre hay quienes no comían a la hora... como ellos en ese momento. Se adelantó a la petición ¿por qué? Sencillo, ganar terreno, mostrar confianza y demostrar que "él sabe lo que quiere", así como sonreía ante aquella dama.

Tras tales sucesos, colocar el pendiente fue cosa de caballería, pero siempre tanteando un poco el terreno, pero todo parecía que no, no había comprendido nada la joven de cabellos marinos, aquello le otorgaba la ventaja en el juego, y tras aquello se acomodó en el asiento y le observó, aun cuando hubo una petición de ella, este, pensó un segundo -¿Nada de bella? ¿Acaso el adjetivo no le califica correctamente? Vaya... disculpe "princesa", pero creí que mencionarle como hermosa podría adoptar un posible sobrepaso de mi parte- mencionó, como dando caso omiso a lo que previamente hubo dicho, pues, ese era el truco que buscaba jugar.

Y, mientras revisaba la tonalidad de sus mejillas, con tan sólo su orbe azulado abierto, ella decidió preguntar algo que causó que su diestra se desplazara a su mentón -Lo dudo mucho... no soy de estar mucho tiempo en el mismo lugar fuera del Sur, posiblemente sólo pase un par de días... a fin de cuentas, no soy más que un transeúnte en estas tierras doradas- mencionó con tranquilidad ante la dama, pues, buscaba una respuesta ante aquella pregunta.

Entonces, salieron de sus labios palabras curiosas, causando una sonrisa en el de azul cabellera, y ojos bicolor, así que... el mar ¿no? -Curioso... seguramente por pertenecer al reino del Sur, pueda traer esa clase de esencia... así como las flores en alguien que creció junto a ellas- mencionó mientras le observaba de reojo. Luego de ello, una nueva interacción más "poética suya" hacía acto de presencia, justo en frases curiosas, ante esto, simplemente sonrió -Dicen que el reflejo en un espejo no es más que uno mismo... pero el reflejo en el agua, es como un complemento- mencionó con suavidad, justo en el momento cuando llegaban con la comida para ambos, siendo un platillo de sopas y carnes.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.