AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ABEL
Admin
|| MP ||

===
Mod. General
|| MP ||

---
Mod. General
|| MP ||
Últimos temas

ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License



Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Ir abajo

Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Anghara el Mar Mayo 15 2018, 19:21

La Guardiana del Duodecimo templo habia decidido salir de su recinto, no podia pasarse todo el dia encerrada en su jardín, pese a que la gustase pasar la mayor parte del tiempo en compañia de sus rosas venenosas, de vez en cuando era bueno estirar las piernas, iria al pueblo, siempre era bueno estarse al tanto de las ultimas novedades y de paso haria un poco de vigilancia para asegurarse de que no pasase nada.

Atraveso todas los recintos hasta llegar a las afueras, una vez ahí caminó hacia el centro del pueblo,no portaba su armadura, por que era consciente de que podria llamarla de ser necesaria. Anghara se acercó a uno de los puestos, claramente la habia llamado la atencion un tipo de hierbas que la iban a hacer mucha falta para preparar una infusion algo especial, asi que tras pagarlo, se lo guardó en la bolsa que llevaba atada a su cintura, mirando los distintos puestos se encontró con una niña pequeña llorando en el suelo. Acercándose se agachó lo bastante y miró a la pequeña.

-¿Estas bien? -preguntó con verdadera preocupacion mientras miraba a la niña, sin embargo antes de que pudiera decir algo, vio como se acercaba corriendo la madre, tras ver como la daba las gracias, observo como cargaba a la niña y se alejaba, ante eso el corazón de la Pisciana se enterneció, adoraba a los niños, prueba de ello era cuando se le salia el instinto maternal con la pequeña Minerva, quien aparte de ser su reina, era su hija adoptiva por asi decirlo. Prosiguió su camino hasta que llegó a lo que parecia ser una fuente, se sentó en el borde y se dispuso a contemplar su reflejo en el agua.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"Así que mientras no te viole, mientras no te manche.
Este jardín de flores, florece entre lujuria.
Si quieres este almíbar.
Arrodíllate y expresa tu devoción.
Ahora, ¡traiganme su corazón!"


Firma:


"Déjate enamorar, ven y únete, desnuda tu pudor, ven y entrégate al placer"
avatar
Anghara

Mensajes 49
Dracmas 262
Fecha de inscripción : 04/04/2018
Localización : Templo de Piscis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Encuentro entre la Guardiana de Piscis y el Dios del Mar

Mensaje por Alessandro Lombardi Hoy a las 06:01

Había tomado, por así decirlo, unas vacaciones aprovechando su visita al Este, y eso se notaba de una forma sencilla, andaba tranquilo por las calles, sin necesidad de nadie, y aunque fuese divertido decir que "se había escabullido de su mano" la realidad era simplemente un "saldré a caminar, no necesitas escoltarme, ve y has lo que quieras, digamos que son unas vacaciones", y de alguna forma, la había convencido. Aunque, sabía que salirse del Palacio, donde los habían acogido para darles descanso, sin mencionar a nada, podía llegar a causar algún revuelo, pero era un adulto, no un muchacho, así que no había mucho de lo que había que preocuparse realmente.

Anduvo entonces observando la ciudad que, afortunadamente, no hacía calor, había un clima bastante cómodo, al menos para él, que a pesar de vivir en un país caluroso al ser costero, tenía formas excelentes de evadir el calor, y ahí, no lo necesitaba del todo. En su andanza, mientras veía la ciudad, su arquitectura, sus pobladores, las hermosas mujeres que también se paseaban por ahí, y que a más de una el soberano del mar llamaba la atención, llegó a una fuente, donde había una sirena, en cuanto a belleza.

Se encontraba una dama de cabelleras marinas, largas, y una figura hermosa y voluptuosa, bien se enfrentaba a su querida Crystal, pero jamás las compararía de ese modo, pues él, era un caballero... hasta que su lardo carmín tomaba riendas en el asunto, pero no era momento para ello. Galán, como él sabía serlo, se acercó caminando de forma muy natural a la fuente, observando su suave movimiento del curso del agua, elevándose al cielo y cayendo calma a sus propias tierras, convirtiéndose en un ciclo. Llegó y se detuvo delante de la dama, sonriente -Tenga usted muy buenos días, preciosa dama, soy forastero de este lugar. Podría usted decirme ¿Dónde podría comprar alimentos en estas tierras? He llegado recién y no conozco casi nada- mentiras no eran, pues sólo conocía el lugar donde tuvo su reunión con Minerva, nada más.

Pero ahí existían dos tipos de oportunidad: Poder probar un poco más de la comida del Este y ser acompañado por la dama de cabellos marinos, azules, como el ojo que representaba su actual lado dominante. No esperaba utilizar su identidad divina, y seguramente, no habrían muchas noticias suyas en aquel reino, pues para muchos, el rey del Sur seguía dormido, más aquello era falso. Así, pues, esperó a la respuesta de la dama, y a su vez, esperaba el momento propicio para invitarle a comer junto a él.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 11
Dracmas 70
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.