AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ETHAN
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

TYR
Rol Master/NPC
|| MP ||
Últimos temas
» Luz al final del tunel
Ayer a las 23:45 por Cyril

» Andreas II - Ficha
Ayer a las 20:32 por Andreas

» Registro matrimonios e hijos
Ayer a las 01:28 por Aidan

» Slow breath
Sáb Dic 08 2018, 19:35 por Cosmos

» El camino del aprendiz
Vie Dic 07 2018, 21:36 por Cosmos

» El gato busca rol~
Vie Dic 07 2018, 05:05 por Len Daishi

» Reencuentro
Vie Dic 07 2018, 04:59 por Len Daishi

» Sangre en la arena
Jue Dic 06 2018, 10:19 por Outis

» Petición de Ausencia
Miér Dic 05 2018, 20:29 por Cyril

» Below the Sea
Miér Dic 05 2018, 18:48 por Kilian Overo


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License
Recursos Graficos de Pinterest, Deviant, Zero-Chan. Los códigos expuestos son de uso publico y modificados para la apariencia acorde al foro. Todos los derechos y agradecimientos a sus respectivos autores.








King's Tea

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

King's Tea

Mensaje por Minerva el Lun Mayo 14 2018, 00:44

"Su real majestad Alessandro Lombardi, Rey del Sur y de los mares

Con gusto, me gustaría invitarle a las tierras del Este para mantener una conversación sobre..."


La carta decía mucho más pero en resumidas cuentas le invitaba a ir al Este para mantener una conversación acerca de su recién expresada toma del trono de todo Pantheon. Había hecho caso de Asclepio, su Gran Maestre, para entablar conversación con Aidan y ahora invitaba al Dios de los Mares a reunirse con ella. Por consejo de sus propios consejales, válgase la redundancia, había decidido traerlo allí, a su reino, como invitado de honor. También habían decidido quedar en un restaurante a las orillas del centro de la ciudad, uno que daba a un hermoso risco que dejaba que las olas y el océano se vieran en todo su esplendor.

Para la ocasión habían dejado ese lugar sin servicio al menos el tiempo que duraría la reunión y además cerrado el tráfico de civiles en la calle. Así pues, tendrían el lugar para ellos solos y que puedan hablar sin problemas ni interrupciones. En el caso de la seguridad, Minerva había dispuesto de algunos guardias y un caballero dorado, quienes estarían un tanto alejados para no dar una idea errónea a Alessandro.

Mientras tanto, la reina misma estaba visiblemente nerviosa... Aunque solo lo demostraba porque estaba sentada sola, en una silla junto al barandal que dejaba del otro lado el risco al mar. Apenas alguien llegara se comportaría y escondería sus miedos. Pero... ¿Por qué estaba nerviosa? No conocía a su tío a quien probablemente había visto de muy bebé o quizás nunca. ¿Qué pensaría de ella? ¿Terminarían bien? Esperaba que solo fueran pláticas de paz y no terminara todo mal... Al menos, mantener la neutralidad.

Posó las manos sobre la mesa, de mantel rojo, y suspiró un poco... Esperaba que llegara de un momento a otro.


(Off: Imaginemos que hay un dorado por ahí. De ocurrir algo le pediré a alguno que entre y ocupe el lugar pero no lo invito antes para que no se aburra porque prácticamente no va a interactuar)

Ropaje:






Sosténme como si nunca perdieras la paciencia
Dime que me amas más de lo que me odias todo el tiempo
Y que aún eres mio.


Porque te amo:


avatar
Minerva
Comerciante

Comerciante

Mensajes 741
Dracmas 725
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : Templo Principal en Grecia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Alessandro Lombardi el Mar Mayo 15 2018, 05:53

Se encontraba Alessandro revisando algunas cosas cuando un mensajero llegó con la correspondencia hacia él, tomó y revisó sin prisa aquel sobre y su contenido, leyéndolo con la mente, sin hacerlo en voz alta pues el mensajero y otras personas se encontraban ahí, rápidamente pidió le compensasen al mensajero por su labor y luego de descanso, él decidía cuando volver a su tierra. Saliendo de ello, el peliazul buscó pronto al consejo y lo reunió, mostrando la carta y su contenido, siendo con estos un consenso si había de ir o no, al final se tomó la decisión de hacerlo y con él fue una de sus escamas.

No se ha de comentar el viaje ni el modo en que se realizó, pues siempre son cuentos aburridos, más que nada cuando no sucedió nada en el camino, sino que fue tranquilo. Llegó a su destino temprano en la mañana del día acordado. Fue guiado por guardias del reino a su lugar de destino, con él acompañaba una de sus escamas, así fue como veían la arquitectura de las plazas y los caminos del reino, llenando la vista al emperador del mar.

Llegó entonces al lugar indicado y pasó adelante, donde fue llevado a la mesa, ahí se encontraba ya su anfitrión, una pequeña muchacha de cabellos blancos, vistiendo hermoso y elegante, así como él, que vestía con túnicas azuladas y blancas, se acercó a la mesa y antes de tomar asiento -Querida reina, me honro en visitarle en su reino, como bien sabe ya, soy Alessandro Lombardi, rey de la Atlantida y, por supuesto, el elegido mismo de Poseidon- saludó e hizo una ligera reverencia con la cabeza, entonces tomó asiento delante de ella.

Mantenía una sonrisa amable, tranquila, entonces vio que estaban cerca de una bella vista al mar, si, la pequeña albina había preparado todo para su llegada, inclusive con detalles tan significativos, como una comida y una conversación delante del inmenso mar, sublime. -Sublime, me gustan los detalles, Minerva, no podía esperar menos de Athena, en su inmensa sabiduría, ahora, no llevemos prisa, pues tiempo, de momento, me es vasto- mencionó para que no hubiese una necesidad de ir al grano, como se dice, sino, que hablasen largo y le permita al de ojos bicolor conocer a su anfitrión, pues oportunidades como esa no habían muchas en la vida.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Minerva el Vie Mayo 18 2018, 17:27

Escuchó las voces de uno de los meseros que recibió al invitado y como lo llevaron hasta su mesa. Minerva se levantó inmediatamente, colocando sus manos frente a ella. Así pues, frente a ella llegó el que era ahora el rey del sur y el Dios de todos los mares, Poseidón. Inclinó un poco la cabeza en muestra de respeto ya que de después de todo los dos eran realeza. - Muchas gracias por aceptar mi invitación. Es un gran honor conocerlo al fin. - Y apenas él se se sentó hizo lo mismo, moviendo su vestido a un lado.

Se concentró un momento en mirarlo con sus ojos castaños... ¿Un ojo de un color y otro de otro? Nunca había visto algo así y por un momento esperó no ser demasiado obvia en el hecho de fijarse en algo como eso. Realmente se veía muy joven... Por alguna razón espero un señor pelón y panzón ya bastante mayor. Pero no, quien estaba ahí era un hombre joven y apuesto.

Cuando habló y mencionó el mar, también volteó a verlo. Decidió que su invitado se sentiría más cómodo si estaba cerca del mar... Aunque su reino no tenía muchas playas turísticas y la mayoría estaban escarpadas y eran peligrosas. Luego volvió la mirada a él, asintiendo. - Que bueno que le agradó. Quiero que se sienta lo más cómodo posible. - Mencionó mientras uno de los meseros hacía acto de presencia, entregando dos menú. En cada uno de ellos se desplegaba una serie de platillos aunque en su mayoría desayunos por la temprana hora del día.

- Claro, hablemos de lo que guste majestad. ¿Se quedará en el palacio al menos ésta noche o planea irse pronto? - Miró unos momentos y se decidió por pedir unos hot cakes de chocolate con miel y un vaso de leche. No sabía si era correcto pero igual tenía hambre e iba a comer. Una vez que Alessandro pidiera o no algo, el mesero se retiraría con las órdenes. La niña acomodó sus cabellos sueltos y platinados detrás de su oreja, al modo que el viento del océano se lo permitía.

- ¿Cómo ha estado el Sur, milord? Algún día me gustaría visitarlo... Dicen que sus playas son hermosas. ¡Ah! - Dijo de pronto, recordando algo más importante, sonrojándose un poco. - Mi sentido pésame por... lo de mi padre, su hermano. - Para ella había sido un luto muy profundo pero poco a poco lo había reprimido hasta simplemente reflejar su dolor estando sola.






Sosténme como si nunca perdieras la paciencia
Dime que me amas más de lo que me odias todo el tiempo
Y que aún eres mio.


Porque te amo:


avatar
Minerva
Comerciante

Comerciante

Mensajes 741
Dracmas 725
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : Templo Principal en Grecia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Alessandro Lombardi el Sáb Mayo 26 2018, 07:38

Tras su llegada habían tomado la decisión de ser amables con él, y guiarlo ante su anfitriona y la mesa donde comerían, tras los saludos se sentaron y observaron el deleitoso mar, que siempre podía poner de buen humor a Alessandro, quién se mostraba muy tranquilo, aunque, rápidamente se percató de la curiosidad de la menor, claro, cualquiera lo haría, y al notar dicha curiosidad le sonrió -Unos dicen que es una maldición... otros que es un embrujo, y hay quienes han dicho que de ellos proviene un gran poder...- habló un tanto suave, misterioso, para llamar rápido la atención de la pequeña albina... era algo que siempre escuchó en los pasillos del castillo con respecto a sus orbes, más él lo tomaba como en parte broma... en parte cierta, pero luego de cerrar su ojo azulado le miró con su ojo rojo -¡Pero la verdad es que!... Veo igual con él que con el otro- bajó su tono de voz a una más tranquila y mantuvo la sonrisa, para volver a verle ya con ambos ojos abiertos.

Esperaba sacarle algún tipo de sorpresa, aunque lo más seguro sería que decepcionaría a la menor, pero la realidad era que no podía indicar nada sobre su mirada carmín, así que continuó conversando -Oh, claro que me gustaría quedarme en su palacio, como mencioné, no llevo prisa, y me gustaría conocer el Reino del Este... sería como unas cortas vacaciones- mantuvo un tono de voz tranquilo, muy jovial. Entonces llegó uno de los meseros y notó como la pequeña tomaba el menú, así que le imitó, leyendo un poco algunos platillos, y viéndose muy temprano para pedir algo del mar, y tras escuchar la petición de Minerva que le hizo pensar pronto -"Claro... es una niña... hay una naturalidad en desear chocolate de desayuno"- así que pidió unas tortas de pan y levadura que había estado leyendo en el menú, y tras pedir su orden aquel hombre se retiró.

Y había comenzado una conversación más convencional, más natural para dos monarcas, observó de reojo el mar y luego le vio de nuevo -Caluroso, como siempre, y por supuesto, hay unas playas hermosas, con el sol radiante que es perfecto para quienes deseen un bronceado. Y claro, cuando guste visitarnos, hágamelo saber, para así darle un paseo por la ciudad y sus bellas playas- mencionó con tranquilidad, cuando le escuchó alterarse levemente, lo que a continuación escuchó le quitó su sonrisa, aquello aun era una duda en su cabeza, por lo llevó un dedo a su mentón -Me parece que, Minerva, quién más le ha sentido no he sido yo... a decir verdad, nosotros nos separamos hace mucho y nuestro contacto no fue tan cercano... y no es que me diga insensible, pero su pérdida no me ha afectado tanto... como a ti- finalizó sus palabras, siendo sincero, pues sabía eso de maravilla, si alguien podía sufrir su perdida, más que él, era la propia Minerva.

Y parecía que aquel tema no podría ser evitado por más tiempo... ¿o quizá si? Pero había algo que tenía que saber a ciencia cierta, pues un abismo oculto entre penumbras sería lo que atacó a Cyril, su sacerdotisa, entonces... ¿Él ya estaba despierto? Era su pregunta real, pero no deseaba meterse en medio de ninguno de los dos... no aun por lo menos. Pero era momento de mantener la armoniosa conversación en el mismo punto que antes, podía esperar un poco antes de sanjar el tema... sino, sería una aburrida conversación de principio a fin, así que sonrió -¿Qué lugares podría conocer aquí?- si, una pregunta sencilla, una pregunta que, seguramente, la pequeña albina podría contestar más sonriente que antes.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Joshua el Dom Mayo 27 2018, 15:49

Uno de los guardias de Minerva llegó hasta la mesa donde se encontraban ambos dioses, parecía muy serio y erguido como si cumpliera con su deber con todo el gusto del mundo, con la parte roma de su lanza golpeó el suelo como lo hiciera un heraldo real al presentar a alguien de gran importancia -Su alteza real ¡Hades! rey del oeste y señor de las tierras donde cada alma al final reside- Con una gran reverencia dio paso a tan augusta figura.

Joshua era un hombre alto de cabellos rubios y rostro agraciado, de mirada astuta penetrante, vestía un traje morado con una gabardina blanca de cuello alto con detalles militarizados aquí y allá, su paso era suave y digno.  Se acercó hasta la mesa observando a Minerva con un desprecio que podía sentirse como algo físico, la estudió de arriba para abajo unos segundos para después pasar su mirada hacia Alessandro, a diferencia de la anterior lo que había en su mirada era lastima como cuando observas a una mascota querida devorada por animales salvajes.

El rey suspiró con tristeza pero mas con exasperación
-Siento interrumpir tan agradable desayuno- Dijo sin sentir nada realmente -Pero me enteré que mi pequeño hermano había venido a hablar temas importantes con la niña- Con una mirada rápida el guardia dio un salto como si acabara de despertar, rápidamente tomó una silla y la movió para que el señor del inframundo tomara asiento para luego salir del lugar sin decir nada mas.  Hades se sentó viendo a Poseidon de nuevo -Debo decir que mi decepción es difícil de explicar con palabras, nuestro hermano que ahora descansa a mi lado estaría terriblemente abatido por ver como te postras ante una usurpadora desalmada y vil mientras esbozas tu mejor sonrisa-

Ciertamente parecía disgustado al mencionarlo, con suavidad colocó el puño en la mesa como si fuera un martillo que da un veredicto, la mesa no hizo ningún ruido ni se movió posiblemente por la delicadeza -Nosotros que nos alzamos contra las injusticias de nuestro padre, que luchamos y sangramos por nuestros derechos, por nuestros reinos y ahora...¿tu simplemente colocas la cola entre las piernas y te acercas agachado a ver si consigues algún hueso en todo esto?- Esperó por la reacción de ambos, sabía que causaría un revuelo, eso o simplemente la llama del corazón de su hermano ya estaría hundida en aguas gélidas y su orgullo enterrado en lo mas profundo del océano.




Spoiler:
avatar
Joshua
Comerciante

Comerciante

Mensajes 116
Dracmas 241
Fecha de inscripción : 14/06/2016
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Minerva el Lun Mayo 28 2018, 17:47

No pudo evitar una sonrisa amplia y una risilla corta cuando escuchó la respuesta sobre sus ojos dispares. Alessandro era una persona muy relajada y realmente sus miedos eran infundados... Parecía amable y no iba directo al punto, haciendo que la situación no fuera tan tensa entre los dos. Era tan diferente a Aidan y a su padre. También accedió a quedarse en el Este un tiempo, le que le arrancó una sonrisa más amplia. Sin duda eso serviría para reforzar la neutralidad entre ambos reinos o quizás incluso una alianza.

- Será un verdadero honor tenerlo en el Palacio. Su majestad Sverak también está aunque no sé por cuánto tiempo más. Quizás podamos hablar de algunos temas importantes para Pantheon. - Dijo entusiasmada mientras el mesero traía lo que pidieron, colocándolo frente a ambos. Y mientras tomaba sus cubiertos - Le tomaré la palabra... Claro que iré algún día. - Dijo con sinceridad aunque al escuchar lo de su padre le miró con un poco más de seriedad... Claro, ella sabía que no habían tenido el suficiente contacto. Bajó la mirada pero cuando quiso cambiar el tema se dispuso a hablar hasta que...

Uno de los guardias se acercó y dio anuncio a alguien más. Estaba preguntándose de quién podría tratarse cuando escuchó de quién se trataba. Sus ojos se abrieron grandes como platos... Claro que no pasó por alto el detalle que se hacía llamar "Hades" y no Joshua o por su apellido. Era la primera vez que lo veía, a pesar de haber sentido su cosmos. Un hombre alto, joven de igual forma y con bastante porte. Su mano se apretó con fuerza alrededor del cubierto. ¿Qué hacía ahí? ¿Qué significaba todo? Y aunque por fuera a duras penas se notaba su reacción, por dentro ya se estaba lanzando por el risco al mar mientras gritaba.

- ¿Mm? - Era bastante obvio la forma en la que la miraba, con ese desprecio casi tangible y la forma en la que la observó como si fuese un objeto. Se invitó a si mismo a sentarse mientras hablaba con más veneno que palabras lo que le causó dejar la cubertería a un lado para verle con los ojos castaños llenos de molestia. Y aunque era pequeña, de la misma forma su postura era digna de una reina y su rostro se levantó orgulloso, con los cabellos platinados ondulando suavemente. - Me parece que nadie le ha invitado... Y aún así, le doy la bienvenida cordialmente al reino del Este.

No era tan obvio que por dentro se estaba retorciendo y sudando como si estuviese en la playa más caliente del Sur. Estaba nerviosa e incluso la panza se le retorció dolorosamente. Miró de reojo a donde se encontraba su caballero dorado que solamente esperaba cualquier orden; y aún así, por fuera estaba impecablemente tranquila. Un mesero se acercó algo nervioso a dejarle el menú al recién llegado y se retiró. Minerva tomó su leche y le dio un pequeño trago para luego dejar el vaso en la mesa. - ¿Usurpadora desalmada y vil? ¿Así llamabas a mi padre también en los tiempos cuando se proclamó el rey de todo y te dejó relegado en un pequeño rincón de Pantheon? ¿O es un insulto nuevo?

Le sonrió suavemente pero luego miró a Alessandro e inclinó un poco la cabeza en sentido de disculpa.






Sosténme como si nunca perdieras la paciencia
Dime que me amas más de lo que me odias todo el tiempo
Y que aún eres mio.


Porque te amo:


avatar
Minerva
Comerciante

Comerciante

Mensajes 741
Dracmas 725
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : Templo Principal en Grecia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Alessandro Lombardi el Mar Mayo 29 2018, 03:09

El ambiente se encontraba calmo, apacible y tranquilo, sus bromas y su forma de manejar la conversación hacía las cosas más cómodas para ambos, y era parte de su forma de conversar con otros, hacerle sentirse cómodos, para poder tener una conversación más fructífera, y estaba funcionando, pues hasta le había causado gracias a la pequeña, lo cual estaba bien, y había confirmado que iría al reino alguna vez, lo cual no le daba problema, añadiendo que mencionó al rey del norte, justo a quien deseaba conocer -Oh, espero poder conocerlo en persona, no he tenido aun el placer-.

La comida llegó, lo cual le pareció bien, y en ese instante su rostro cambió de expresión, primero serio y luego una sonrisa cuando observó al guardia llegar y anunciar la llegada de alguien más, no necesitaba decir nada, simplemente cerró su orbe carmín y esperó la llegada de aquel sujeto. Lleno de ego como sólo él podía, hizo su entrada y observando con desprecio a la pequeña, alzó la voz e indicaba su participación en dicha reunión, entonces, observándole con un sólo ojo, pues su orbe carmín lo tenía cerrado, y al momento de mencionar a "la niña" alzó su dedo y le hizo la seña que guardara silencio -¿Siempre fuiste tan mal educado? Si interrumpes el desayuno, por lo menos saludas con decoro, como un rey debe hacerlo, vamos a hacerlo fácil, repites "su majestad, Athena" y luego inclinas la cabeza y luego saludas a tu hermano... deberías intentarlo, no es tan difícil- mencionó con suma calma, con un rostro sonriente, pues le divertía su presencia ahí.

Luego de ello, la damisela dio la bienvenida, con notoria molestia, pero lo hizo, bueno, al menos ella sabía responder. Entonces venía la decepción dramática de él, por lo que escuchó sus palabras y luego a Minerva quién respondía, pero entonces abrió su otro ojo, estaba brillando... brillaba con fuerza en una tonalidad carmín -Oh... ¿Qué es lo que escuchan mis oídos? ¿Mi hermano? ¿Preocupándose por alguien que no sea él mismo? Me halagas... si, hasta en mis brazos ha pasado un escalofrío de la emoción de este momento- mencionó con más soltura, más agresivo en sus palabras, como si fuese una persona diferente.

Entonces, tras ver la llegada del menú, observar a Minerva quien se disculpaba y ver llegar el menú, lo tomó y se lo entregó a Hades en sus manos, con un poco de fuerza -Ya que te has tomado la molestia de venir a decir lo que piensas e interrumpir el desayuno, pide algo y comamos en paz... es de muy mala educación discutir mientras está la comida, así como comer cuando hay uno sin su comida aun- le mencionó con una notoria seriedad en su voz y su rostro, pero luego le vio sonriente mientras su orbe carmín brillaba intensamente, no iba a decir nada de sus intenciones a Hades ni a Minerva, nadie sabría lo que piensa, lo que planea, nada... ¡NADA! Por ello, buscaba ahora un nuevo objetivo... divertirse a costa de su hermano porque... ¿por que no? Él tuvo la oportuna idea de llegar y servirle de entretenimiento, y si se le salía algo, sería una ganancia para él, quien quiera de los dos que soltase algo al respecto sería una ganancia para el Sur.
avatar
Alessandro Lombardi
Buscador

Buscador

Mensajes 58
Dracmas 293
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Aidan el Sáb Jun 02 2018, 19:28

Era el último día que estaría en el este, ya se me estaba volviendo insoportable la situación con el que era mi mano derecha, sin contar que el clima me estaba volviendo más irascible que de costumbre, realmente necesitaba regresar pronto al norte, no era como si pudiese quedarme de “vacaciones” todo el tiempo que se me antojara, por razones obvias que pesaban sobre mis hombros y a las que no podía escaparles.

Me encontraba en silencio, leyendo aun en mi cuarto, me sentía como si estuviese en penitencia más que otra cosa, ya había echo suficiente lio como para atreverme a seguir haciendo más, en realidad es que ya no podía empeorar las cosas, ni con Abel, ni con Minerva, por desgracia mi pueblo necesitaba que yo me arrodillara un poco ante los demás o morirían, el norte era duro y el comercio era indispensable, éramos tenaces guerreros pero eso se debía a lo duro que era sobrevivir al invierno eterno.

Mantenía el cuarto a oscuras y la chimenea apagada para que estuviese frio, note como el guardia que entraba, interrumpiendo la lectura, suspiro entre sus manos – Majestad, es requerida su presencia para una reunión entre los cuatro reyes – me indico el lugar, pero estaba sorprendido de que Poseidón y Hades se encontraran en el este. Mis manos cerraron el libro con tranquilidad, más por dentro mi pecho se agito un poco, no era bueno socializando, mucho menos ahora que estaba bastante enfadado por dentro.

Le di la orden a Abel de que se quedara, no lo quería cerca aunque lo necesitara, miles de veces era él quien tomaba las decisiones o con gestos que ambos conocíamos me indicaba que hacer o que decir, no era que fuera torpe pero si era inseguro de casi todo y solo cuando tenía que pelear era cuando sabia tomar decisiones verdaderas; mis pasos fueron disminuyendo su andar cuanto más cerca me encontraba, ahora me arrepentía de haberle pedido a Abel que se quedara en la habitación de huéspedes.

Lo primero que busque fue la mirada de Minerva, la misma que tenía cuando nos habíamos re encontrado luego de mucho tiempo, al parecer no era el único que temblaba por dentro pero se mantenía impoluto por dentro, aun así no sonreí. Vestía impecable y elegante, no tenía planeado salir de paseo esa tarde. La voz del hombre de cabellos azulados era la que había llegado a mis oídos desde los pasillos, pero por el porte del más alto era obvio quien era rey del sur y quien el del oeste. Solo conocía a Minerva de la infancia, no había acompañado nunca a mi padre a las reuniones en los otros reinos porque en el sur solía enfermar y las dos veces que había ido al oeste yo aún era muy pequeño para viajes largos así que era la primera vez que los veía personalmente desde que era Rey.

- Aún así su llegada parece idónea como la de usted rey del sur, de esa forma podemos terminar este asunto antes no creen? – y aunque me aterraba lo las decisiones que podía llegar a tomar o como se podía tornar todo, estaba dispuesto a mantenerme firme y dispuesto a negociar primero antes de pelear.



SEX:
Sweet Imperfection
Sonrojate, besa, acaricia, siente, deja a los tontos con sus taboos
Déjate llevar, se libre, quítate los guantes, no dejes que la sociedad te apague
Se fuerte tu puedes
No te rindas, yo no me rendiré
Soy libre para esta noche ser lo más grande aquí
Cazare tu alma para salvarla, se fuerte, aguanta, aquí estoy


avatar
Aidan
Cazador

Cazador

Mensajes 1039
Dracmas 2664
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 29
Localización : Argentina - Buenos Aries

Ver perfil de usuario http://eternalspiritgods.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Joshua el Dom Jun 03 2018, 17:46

El soberano del oeste sonrió ante la formal respuesta de la niña, podía ver como intentaba hacerse la fuerte, como intentaba mostrar que nada la afectaba, pero un rey sabe reconocer los pequeños detalles que a los plebeyos se les pasa por alto, pudo ver como los músculos de su hombro se tensaban al apretar la mano y sus ojos volaban en dirección a su santo de oro buscando reafirmar su confianza y protección, contraatacó hablando de una invitación como si de verdad el necesitara algo tan insulso como eso.

-Mis palabras te parecen un insulto solo por que reflejan los horribles actos que cometes, si uno es inmundo, es inmundo lo que verá en un espejo- Dijo mientras se acercaba ligeramente a la mesa para ver mas de cerca a la niña, directamente a los ojos, una pequeña sonrisa se asomó en sus labios  mientras sus ojos se afilaban suavemente -¿O es que me equivoco? ¿Es que no eres una diosa? por si no lo habías notado, los dioses no morimos, solo nos vamos un tiempo para volver después, aun así tu avaricia es tan grande que no esperaste a que el trono de tu padre se enfriara para ir y colocarte en el, podría incluso apostar mi reino a que no has levantado un solo dedo para averiguar lo que sucedió en el último día de vida de tu padre- La observó fijamente sin quitar esa sonrisa llena de desprecio, para luego regalarle una mirada al santo de oro que la acompañaba, sin duda había escuchado lo que dijo y la semilla de la desconfianza habría sido plantada.

-No claro que no, por que preocuparse por algo tan insignificante como el asesinato de tu padre, para que enviar parte de tus fuerzas a eso cuando tienen que estar concentradas aquí cuidando tu bienestar no vayas a no poder usurpar el trono y como si fuera poco esto añades injuria al insulto desdeñando la última voluntad del gran rey de todo, escupiendo a su tumba mientras rechazabas sus elecciones y tomabas el poder para ti misma.  Sin duda "usurpadora desalmada y vil" no llega a describir en si todo lo que has hecho.-

La ceja izquierda de Hades se alzó cuando escuchó a su hermano decirle que hacer y bostezó aburrido de su poco ingenio al hablar, para luego cambiar su forma de hablar, parece ser que su alma aun no consigue domar a su recipiente por completo, mas decepciones de su pequeño hermano, levantó la mano con un pequeño giro hasta dejar la palma hacia poseidon desechando sus comentarios y pidiendo silencio al mismo tiempo, no había nada que contestar a sus aseveraciones, así que no añadió nada, fue ahí cuando lanzó en contra de esa mano el menú para golpear su mano, Hades no la movió hasta el ultimo segundo donde se colocó tal mano en la barbilla como si estuviera pensando en lo que decía de la comida
-Lo lamento, pero no comería algo que me trajeran los esbirros de la usurpadora aun que fuera lo ultimo del mundo no vaya a pasarme lo que a mi querido hermano mayor, ¿quien sabe? tal vez fue su hija la última que le llevó su alimento.-

Sus ojos se afilaron al sentir un cosmos mas, nunca había conocido al tipo extra, pero había escuchado las historias del dios foráneo que había venido a conquistar uno de los territorios de Pantheon, era otro de esos fallos de su hermano que dejó pasar, pero ahora que el no estaba tendría que tomar cartas en el asunto, cuando lo vio notó que era otro niño, su rostro no mostró ninguna emoción pero siempre era mas fácil terminar con los poco experimentados, las cosas se veían bien a su favor.

No comprendió del todo lo que quería decir con la llegada idónea, no habría forma de terminar este asunto con palabras, al menos no las que se dijeran ahí en esa mesa, eso era un preludio pero a la vez era el comienzo de una guerra, una que no solo se lucharía con armas y en el campo de batalla, una sonrisa apareció en su rostro, no dijo nada a la espera de lo que los demás pensarían de esa improvisada reunión.




Spoiler:
avatar
Joshua
Comerciante

Comerciante

Mensajes 116
Dracmas 241
Fecha de inscripción : 14/06/2016
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Minerva el Lun Jun 11 2018, 00:06

Algo que sorprendió a Minerva fue el cambio en Alessandro... No solamente por lo de su cambio de voz, sino porque al parecer su ojo de diferente color si tenía algo que ver en todo esto. Se sorprendió, primeramente porque ella no "despertaba" cada cierto tiempo en cuerpos con otra alma como Poseidón o Hades, sino que ella reencarnaba en ese cuerpo que había sido concebido con ese solo propósito, ya con el alma anclada como único receptor. Y por eso mismo miró con algo de curiosidad a los dos... ¿Qué pasaría con el alma que ocupa ambos cuerpos? Era visible que la de Alessandro seguía ahí pero ¿La del Rey del Oeste?

Sus pensamientos fueron interrumpidos no solo por el menú pasándose de mano en mano sino por la llegada de Aidan al que sonrió amablemente. Aunque fuera serio y algo frío, a ella le parecía un buen chico y era algo natural dedicarle una sonrisa. Apenas se sentó ante la mesa uno de los meseros le extendió un menú extra por si quería pedir algo. Ante lo que dijo, asintió... Ya era hora de poner las cartas sobre la mesa y ésta oportunidad no volvería a repetirse, al menos no con esa calma aparente.

Sin embargo, no pudo concentrarse en eso de momento ya que Joshua se inclinó hacía ella sobre la mesa, lo que la puso tensa, solamente demostrado por sus hombros que se endurecían y se apretaban como si estuviese haciendo un esfuerzo por no levantarse y alejarse lo más posible de él. Cuando mencionó a su padre se levantó y golpeó con ambas manos la mesa, haciendo que lo que se encontrara encima diera un salto, con el tintineo característico. - ¡No te atrevas a hablar de esa forma de mi padre! ¡El reino... yo... Estamos de luto! A diferencia de ti, no todos creemos que hay conspiraciones en cada sombra existente, no tiene ni un mes que ha fallecido y ya vienes a escupir veneno a su nombre y progenie. - Dijo con firmeza aunque su labio inferior subió un momento al terminar, reprimiendo las ganas de llorar.

- ¡No soy ninguna usurpadora! Sé que intentas desestabilizarme con tus palabras cargadas de ira y mentiras. Nadie, nadie ha amado ni amará a mi padre como yo y es por eso que he tomado ésta decisión; para que personas como tú no llegaran antes a querer robar toda la luz de Pantheon. ¿Crees que creemos que fue casualidad que hayas despertado apenas? - Cuando insinuó que ella misma pudiera haber matado a su padre fue la gota que derramó el vaso. Abrió los ojos como pelotas, mientras su Cosmos comenzaba a emanar de su cuerpo, haciendo que su cabello platino se moviera suavemente, como si hubiera un viento suave alrededor. - Retira lo dicho...

Conforme su cosmos lleno de paz y un calor maternal se extendía entre los presentes notó que había algo extraño en el rubio... Como si algo en su presencia fuese diferente, medio dispersa. Minerva alzó ambas cejas, pero no dijo nada, preguntándose la naturaleza de la anomalía. Los sirvientes y camareros que estaban cerca se inclinaron en señal de respeto, ante la muestra de energía de su señora. Miró a los tres reyes. - Es momento de definir nuestras posturas... Es claro que Hades pretende llevarnos a la guerra. ¿Ustedes dos qué harán al respecto?

Fue directa. Joshua le había obligado a serlo con sus acusaciones hirientes y sin fundamento. Allí mismo. A esa hora se iba a decidir lo que pasaría en Pantheon. Y todo aquél que no tomara una postura sería arrasado o utilizado en el juego de poder que se comenzaba a desarrollar en el nombre del Oeste y el Este.






Sosténme como si nunca perdieras la paciencia
Dime que me amas más de lo que me odias todo el tiempo
Y que aún eres mio.


Porque te amo:


avatar
Minerva
Comerciante

Comerciante

Mensajes 741
Dracmas 725
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : Templo Principal en Grecia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Tea

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.