AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ABEL
Admin
|| MP ||

BRAVERY
Eventos y Tiendas
|| MP ||

LOTHAR
Rol Master
|| MP ||
Últimos temas
»  The tender smile of the snow girl.
Ayer a las 19:41 por Damian

» Rincón sin salida
Ayer a las 18:44 por Hoshi

» Lo que el mar susurra... tormenta
Ayer a las 18:36 por Cosmos

» The coast of silence
Ayer a las 16:43 por Damian

» Peticion de Rangos
Ayer a las 14:53 por Ethan

» [Entrenamiento] Regrésame el lunch
Ayer a las 14:41 por Cosmos

» Un Pequeño Desliz Salvaje
Ayer a las 12:59 por Cosmos

» ¿Nueva Alianza?
Lun Ago 20 2018, 16:07 por Anghara

» Busco rol
Lun Ago 20 2018, 01:34 por Sugu

» Las velas de un viejo barco
Dom Ago 19 2018, 17:26 por Damian


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License



Un trago bien helado!

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Un trago bien helado!

Mensaje por Aidan el Mar Abr 24 2018, 00:12

Había decidido a último momento pasar unos días en el Este antes de emprender nuevamente el viaje de regreso a mis tierras heladas. En realidad detestaba el clima, me hacía poner… como decirlo, un poco más “derretido” o “sentimental” como dirían los mortales, era algo que realmente no me agradaba, que me pasara eso era algo que no controlaba, pero independientemente de que era más propenso a levantar fiebre en una zona como esta no iba a aprovechar el momento para ver a un viejo amigo!

A pesar de que la temperatura no era tan cálida como el sur preferí esperar a que bajara un poco el sol, de esa forma me era más simple soportar el clima cálido, en más de un momento se me había ocurrido “regalarle” al este una nevada que era más para mi comodidad que otra, por lo que había aprovechado un momento lejos de Bel para usar mi cosmos y hacer que la temperatura cayera hasta que comenzara a copiar, como una suave lluvia pero un poco más fría. Estaba seguro de que a los niños les encantaría aquello, no siempre se podía apreciar en el este la nieve!

Le había dicho a Bel que nos viéramos en cierto horario, pero la realidad era que volvía a hacer de las mías, le decía que iría a descansar un rato hasta sentirme un poco mejor, pero me ponía ropas ligeras y me escabullía por los pasillos, saltando por las ventanas, hasta salir por el patio trasero del palacio sin que me viera, los copos de nieve comenzaban a adornar de a poco los suelos, pintándolos de blanco. Caminaba con una alegre sonrisa en el rostro, respirando hondo, me sentía mil veces más cómodo, la tela del vestuario que llevaba era delgada por lo que el frio refrescaba mejor mi piel haciendo que mis mejillas se pusieran sonrosadas, pero no por el frio que pudiese sentir sino porque me sentía bien.

No iba para nada elegante, llevaba un pequeño parche blanco de esos que te ponían los médicos para cubrir una leve herida, pero la verdad que era para camuflar un poco todo, tampoco llevaba muchos adornos y no tenía el cabello arreglado sino todo desparramado y parte de este cubría mi rostro, como si fuese un niño más del montón. Y a medida que iban recorriendo las calles los chicos corrían gritando alegres, con las manos extendidas al cielo, intentando recoger toda la nieve que pudiera, los más grandes hacían muñecos y las más traviesas guerras de bolas. Sus rostros reflejaban ese brillo único al ver caer nieve por primera vez, sentir esa caricia fría en la piel, exactamente como si el mismo dios Odin te acariciara.

De todas formas la gente apenas si tenía abrigo, no estaban acostumbrados así que no podía hacer que la nieve perdurara por mucho tiempo, no tenía ganas de que Minerva me reprochara luego por aquel pequeño atrevimiento. Pasee con pasos despreocupados, sin un rumbo, pausados. Recorrí casi todo el mercado mirando todo lo que ofrecían, los productos, la gente, todo era tan distinto al Norte, era la primera vez que estaba fuera del reino helado, era normal que me sintiera atraído y curioso.

Por momentos tenía ganas de obsequiarles flores de hielo a las mujeres mayores que por verme forastero, o por alguna razón que desconocía, me regalaban alguna pequeña cosa de las que vendían. Luego recordaba que no podía hacer tal cosa así que decidía pagar a lo que ellas insistían en que era un regalo y que no debía pagar por los obsequios que otros me hacían, peculiar manera de expresar agrado hacia otro, me pregunte… que le gustaría a Abel o a Asclepio que le regalara… cierto debía encontrar al médico! Para eso me había escapado, estaba casi seguro de que debía de estar en el pueblo pero no tenía idea de dónde.

Un aroma picoso llego a mi nariz, los gritos eufóricos y el chocar del vidrio hizo que mis pasos se dirigieran a lo que parecía ser una taberna, sus edificios eran muy distintos a los nuestros, todos eran iguales, lo único que los diferenciaba era la gente que habitaba dentro y los carteles, nosotros teníamos una arquitectura distinta para cada lugar, por lo general cuando eran hogares los techos tenían solo cuatro puntas sobresalientes, mientras que lo demás poseía una apariencia propia.

- Hey niño se te perdió tu mami?? Quiereeeees beber… uno tragooos para feshhhtejar la nieve??? – un hombre que media incluso dos cabezas más que Abel, arrastraba las palabras y tenía la nariz completamente roja pero por el alcohol, iba a negarme, es más ya me había dado media vuelta cuando sentí un jalón repentino de su parte hacia adentro del lugar, si hubiese estado Abel le habría cortado la mano, en otra situación tal vez lo habría congelado, pero me sentía más curioso ahora que estaba dentro.

No debía probar nada de allí! Abel lo había dicho miles de veces, nada de alcohol para mí, era completamente un inútil intolerante a esa bebida, aunque adoraba la hidromiel, la cual solía beber a escondidas, un poco antes de irme a la cama. Iba a abrir la boca pero recordé que mi acento también era muy distinto al suyo y no quería que nadie se diera cuenta así que sonriendo me negué mientras daba pequeños pasitos hacia la salida esperando que no lo notara el grandote que me había arrastrado.

ATUENDO:

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


SEX:
Sweet Imperfection
Sonrojate, besa, acaricia, siente, deja a los tontos con sus taboos
Déjate llevar, se libre, quítate los guantes, no dejes que la sociedad te apague
Se fuerte tu puedes
No te rindas, yo no me rendiré
Soy libre para esta noche ser lo más grande aquí
Cazare tu alma para salvarla, se fuerte, aguanta, aquí estoy


avatar
Aidan
Cazador

Cazador

Mensajes 978
Dracmas 1697
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 28
Localización : Argentina - Buenos Aries

Ver perfil de usuario http://eternalspiritgods.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Asclepio Karpusi el Mar Abr 24 2018, 20:35

Caminaba tranquilamente por el pueblo. Y eso de tranquilamente era todo un decir, ya que con lo que estaba pasando, había mucha tensión en el ambiente. Había lugares, donde la gente sólo veía a un lado y a otro esperando a recibir el "golpe" de cualquier lado. Eso definitivamente no era nada bueno. Influía en todo del ser de las personas. Si estaban asustadas, estaban estresadas; si estaban estresadas, eran mucho más propensas a enfermedades; además de que estaban siempre de mal humor, a la defensiva y agresivas. El más mínimo problema hacía que se molestaran en el acto, algunos hasta reaccionando de forma violenta.

Ciertamente, tanto el gobierno, como la población debían de calmarse. Si, la situación era algo tensa, pero no había que "exagerar" o al menos, no había que ponerse histéricos antes de tiempo. Hay que estar preparados sin duda... Pero tampoco había que exagerar con esa precaución. Las personas tenían que entender que si se abandonaban al miedo y a la histeria, sería mucho más perjudicial para ellos, terminarían en un estado mucho más débil y vulnerable.

Pero, Ascelpio no podía hacer mucho realmente. Por más que hablara con sus pacientes... Había algunos que le hacían caso, pero la mayoría no lo escuchaban. Tenía que aconsejarles que llenaran su casa de lavandas y jazmines para ver si eso les ayudaba a relajarse. De hecho, ya había atendido un par de crisis nerviosas por lo mismo. Pero más de eso, ya no podía hacer el médico. Sólo aconsejarles y escucharles cuando lo necesitaban y se lo pedían.

Aunque le alegraba ver que el ambiente ese día había cambiado, ya que los niños estaban corriendo, jugando y encantados con esa pequeña nevada que comenzó a caer. Incluso los adultos se veían felices y definitivamente más calmados. Claro, como él siempre usaba togas, aunque se le hacía un bello espectáculo, eso no quitaba que le diera frío, incluso puso su mano para que la nieva cayera en ella y . . . . . . . . . . . . Momento... Algo... Algo allí no estaba... No estaba "bien." Y era. . . Era... . . . ¡Era justamente esa nevada! En el Este no nevaba.. Sólo lo hacía en...

-En el norte...

Dijo como un suspiro. Realmente hacia tiempo que no salía a ningún lado que no fuera su región. Y esa nevada... Le recordó al pequeño de rojos cabellos que, por estar haciendo una travesura, y demostrar que ya era "todo un hombre" se había caído de un árbol y se había esguinzado la muñeca. Claro que Asclepio en ese momento atendió la herida del chico, sin siquiera imaginar que estaba ante el mismo Rey del Norte. Se enteró de eso después, pero no quitó que siguiera visitándolo para ver su herida. . . Además de que creció un cariño sincero por parte del médico hacia el chico.

-Que sin duda está por aquí. . . Pero ¿dónde?

Porque curiosamente, por donde estaba el médico sentía más frío. . . Así que, después de un pequeño suspiro, Asclepio cerró sus ojos y se concentró para sentir el cosmo de Aidan. Era el único que podría provocar semejante nevada en un lugar tan grande, además de que, sólo con el cosmo podía lograr algo así. Fue caminando tranquilo hacia el lugar de donde sentía provenir esa enrgía. . . Pero supuso él mismo estaba algo "oxidado" en eso de seguir el cosmo porque...

-¿ . . . Una taberna?

¿Qué hacía Aidan en una taberna? Pensó en irse del lugar. . . Pero mejor... Entrar a cerciorarse de que no se hubiera equivocado. Una revisada no le hacía mal a nadie.
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 147
Dracmas 385
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Aidan el Miér Abr 25 2018, 00:05

El aire era menos tosco, incluso a pesar de que parecían siempre estar provocándose con la mirada entre borrachos no tenían esa chispa que tenían en el norte que sabes que si quieres pelea la tendrás y que si pierdes es el fin, así de simple, si peleaban que fuese hasta que uno no respiraba porque no se lo merecía como guerrero, aunque sea una simple pelea, era algo que el frio te enseñaba, luchas o mueres. Estos hombres, sin embargo, se golpeaban pero aun parecían estar alegres, chocaban las jarras, alguno que otro tocaba a las camareras que los abofeteaban. El que me había arrastrado al interior ahora estaba bailando sin sus pantalones lo que hizo que sin darme cuenta esbozara una sonrisa.

La gente del Norte no era así, no podía ser así, porque al frio de Asgard no se lo permitía y no me molestaba que fuera así en absoluto, era nuestro encanto, un poco brusco pero era así, a veces solo me preguntaba si podría llegar a ser como esos grandes hombros fuertes, lo deseaba realmente, pero por alguna razón había decidido encarnar en este pequeño cuerpo, tal vez como si fuese un reto, un rey no tiene que ser siempre alguien enorme que impone respeto con su gran barba o sus fuertes músculos, a veces es buen rey solo con ser inteligente.

Una de las camareras me pregunto de forma amigable, con un “cariño”, que deseaba beber, a lo que conteste sin dudar y con euforia – hidromiel! – ella sonrió, dijo que era lo más suave que había, que era una buena elección para comenzar, me quede mirando cómo se aleaba, podía aprovechar ahora que Abel no estaba para regañarme, yo sabía lo malo que era con el alcohol pero no podía evitarlo, su sabor, era la bebida de los dioses por algo, era débil a esa néctar, aunque me alejaran de él siempre encontraba como escabullirme para tomar al menos un poco y que mejor momento que este, que podía disfrutar de una nevada, fuera del Norte.

Pero de repente todo a mi alrededor comenzó a pasar más lento, dejándome notar cada detalle en la escena, la recordaría con algo de nostalgia y melancolía, sabía bien que estos momentos tan felices, tan dulces y cristalinos como el agua solo corrían con lentitud para que los apreciaras una última vez antes del desastre, antes del fatídico desenlace que nos esperaba, había hablado un buen rato con Minerva y si bien había tomado mi decisión de permanecer neutral ayudando a su reino al no cortar el comercio, no era ingenuo del todo, en el fondo de mi alma existían esos miles de registros de combates. Cuando todo se volvió a mover a su velocidad normal encontré que la camarera acariciaba mi rostro limpiando una pequeña lágrima escurridiza.

No pude más que hacerme hacia atrás sorprendido, casi cayendo de la silla en la que estaba sentado, solo en la mesa, ella se rio – tranquilo, si es tu primera bebida no debes llorar – agradecí la jarra y se retiró para atender a todos los brabucones barbudos de su taberna, mire el líquido espumeante con cariño y suspire mirando hacia la ventana, dejando que mis ojos color nieve se perdieran unos minutos en los pequeños copos de nieve. Odin, pronto tendría que dejar de jugar como niño para convertirse en hombre y realmente no quería que eso pasara, no quería aun dejar de disfrutar de esas pequeñas cosas. Mis dedos acariciaron sin notarlo el mango de la espada que llevaba enfundada y colgada de mi cinto, nunca andaba sin ella, porque parte de esta era también mi armadura.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


SEX:
Sweet Imperfection
Sonrojate, besa, acaricia, siente, deja a los tontos con sus taboos
Déjate llevar, se libre, quítate los guantes, no dejes que la sociedad te apague
Se fuerte tu puedes
No te rindas, yo no me rendiré
Soy libre para esta noche ser lo más grande aquí
Cazare tu alma para salvarla, se fuerte, aguanta, aquí estoy


avatar
Aidan
Cazador

Cazador

Mensajes 978
Dracmas 1697
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 28
Localización : Argentina - Buenos Aries

Ver perfil de usuario http://eternalspiritgods.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Asclepio Karpusi el Miér Abr 25 2018, 13:52

Asclepio... Era en verdad tan aburrido, que no solía frecuentar lugares así. Pero que no fuera una biblioteca, porque entonces si, no salía del lugar. Nunca le habían llamado la atención lugares así. Tal vez porque le recordaban a su padre, a pesar de que su madre nunca habla de él. También estaba la posibilidad de que el sujeto se hubiera muerto antes de nacer él; pero en ese caso, habría algo un recuerdo, la celebración de su muerte, algo... Y como de verdad no había absolutamente nada y su madre no hablaba ni por error de él, para Asclepio era más fácil relacionarlo con éste tipo de lugares y situaciones. No es que lo "odiara" realmente, no sentía nada hacia él, realmente nunca le ha hecho falta pues su madre ocupó muy bien su lugar.

Entró tranquilo, se podría decir que hasta "estudiando" el efecto que tenía la bebida en las personas felices. Para él aún era temprano, aunque fuera la tarde, pero notaba ya había varias personas que estaban en ese estado "idílico" de la borrachera, cuando eran por demás felices y se pensaban eran los "dueños" del mundo, "invencibles" y que podían "hacer todo." Claro, después venía el estado depresivo del alcohol, que eso era lo que las personas no solían soportar, para regresar a tomar y estar metidos en un círculo que era difícil de romper... En resumen, Asclepio no entendía la razón de emborracharse.

Y como justamente no lo entendía, y no pensó que Aidan estuviera allí, porque además, aún era muy joven para entrar a una taberna, dio media vuelta para salir del lugar. . . Hasta que escuchó claramente un pequeño grito de hidromiel y fue que se puso a buscar al chico con la mirada, hasta que después de un momento lo encontró, sentado en una de las bancas, aunque estaba como "escondido," no sabía si por pura casualidad o porque así lo pensó Aidan. De todos modos, se acercó hasta donde estaba, para antes de que tomara el primer sorbo.

-¿Y tú qué haces bebiendo solo?

Preguntándole con una mano en la cintura y actuando. . . Como hermano mayor regañando al menor, aunque sin poder reprimir una sonrisa en sus labios por el verdadero gusto que le dio ver al chico. Aidan sabía muy bien cómo se ponía con las bebidas alcohólicas... Y Abel también. . . . . . Que cuando se entere de donde estaba seguro lo va a encerrar en un baúl un mes completo.
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 147
Dracmas 385
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Aidan el Vie Abr 27 2018, 16:48

Parecía que tenía la mirada perdida, pero en realidad siempre estaba ligeramente atento a todo lo que me rodeaba, no era tan tonto y descuidado, era torpe pero no tenía planeado darle problemas a nadie, hablando del idiota de Bel, estaba enojado con él, realmente como se había atrevido a humillarme de esa forma delante de Minerva, por esa razón me había asegurado de alejarme lo suficiente como para perderlo ambos sabíamos nuestros papeles y lo que costaba ocultar lo que realmente sentíamos, pero no por eso me gustaba que “actuara” de la forma que lo había hecho. Podía mostrarme frio con el resto del mundo pero no era así realmente y aunque intentase ocultarlo lo mejor posible me dolía.

No voltee enseguida cuando escuche su voz, me limite a sonreír aguantando un poco más la mirada que tenía puesta en la gente disfrutando aquella nevada, muy a diferencia de mi pueblo que le temía o ya se había acostumbrado porque algo de todos los días, aquí lo apreciaban. Suspire y lo mire, era raro que no viniese regañándome con un “tu no deberías estar tomando” sino con una rara pregunta que no dude en contestar con otra pregunta – Te estaba esperando… ¿si bebemos juntos la mitad cada uno y me acompañas? – Hice un gesto con la mano para que se sentara a mi lado – ah pasado tanto tiempo desde tu última visita… tanto te haces esperar que tuve que venir a traerte la nieve aquí – bromee con eso, mirando cada tanto de reojos por la ventana, realmente estaba algo “encantado” de que en vez de esconderse de “mi” pequeño regalo helado, muy al contrario, lo disfrutaran, sonrieran y olvidaran todo lo que estaban haciendo.

- Espero que ella no se enfade por ese detalle… es que ya sabes… el clima caluroso me enferma un poco y quería retomar el viaje de regreso con buena salud - me aclare la garganta y me puse derecho, mostrando una postura elegante acorde con el título que recaía sobre mis hombros – serán días difíciles los que se vienen… al menos sé que pude regalarle a alguien una última sonrisa – no era tan malo como creían, en el Norte creían que era como mi padre, frio y muy poco piadoso, recto y distante con su pueblo, la verdad era que no podía ser tan distinto a lo que creían pero contados con los dedos de la mano eran lo que lo sabían realmente.

- Como te trata la vida aquí As? Cuéntame algo de ti… quiero saber todo antes de irme – murmure con un tono nostálgico mientras bebía un poco de aquella jarra de hidromiel que dejaba en el medio para que compartirla con él, estaba seguro de que él, al igual que yo, no bebíamos, pero que en su lógica su cabeza diría “si bebo la mitad no le hará a ninguno efecto el alcohol por la poca cantidad” y ese era mi objetivo, tomar algo y poder seguir charlando, tener un buen momento y no hacer ninguna tontería. Sabía bien que aquí era “neutral” pero cualquier cosa podía significar un acto hostil del Rey de otro Reino y prefería mantener las cosas tal cual las había acordado con Minerva.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


SEX:
Sweet Imperfection
Sonrojate, besa, acaricia, siente, deja a los tontos con sus taboos
Déjate llevar, se libre, quítate los guantes, no dejes que la sociedad te apague
Se fuerte tu puedes
No te rindas, yo no me rendiré
Soy libre para esta noche ser lo más grande aquí
Cazare tu alma para salvarla, se fuerte, aguanta, aquí estoy


avatar
Aidan
Cazador

Cazador

Mensajes 978
Dracmas 1697
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 28
Localización : Argentina - Buenos Aries

Ver perfil de usuario http://eternalspiritgods.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Asclepio Karpusi el Lun Abr 30 2018, 14:19

Pudo notar perfectamente bien en Ai ese dejo de nostalgia, que la verdad no le gustaba. Él debería de ser un chico normal y alegre de 16 años, rebelde, incluso mal hablado que "hiciera lo que diera la gana," no ser un adulto en el cuerpo de un niño. Eso era lo que le apenaba en verdad de su situación y también la de Minerva. Tuvieron que crecer de forma rápida y no disfrutar de lo que realmente eran: un par de niños. A veces Asclepio pensaba que era alguien por demás extraño. Si, entendía que debían conocer el funcionamiento de sus reinos, del mundo, las Cortes, las etiquetas y todo lo demás. . . Pero lo que a todos se les olvidaba, es que también eran personas, eran niños que debían también de saber lo que era salir a jugar, correr, rasparse, romperse un hueso. Si Bel casi mataba al médico justamente por atenderle una fractura a Ai. Recordaba que el pequeño estaba por demás asustado, a lo que Asclepio le había dicho que todo estaba bien y que eso era normal. . . Ya después entendió el por qué del "miedo" del chico. Había cometido casi un "PECADO" al haber actuado como un niño normal de su edad.

-Sabes que yo no bebo. Como siempre, usando un tono de voz tranquilo y apacible en su voz. El único momento en que usaba un tono agresivo, era cuando atendía una emergencia, de allí en fuera siempre hablaba con su tono tranquilo, que esperaba les sirviera a los demás para justamente, estuvieran relajados. . . Aunque cuando arrastraba las palabras, él mismo sabía ya se iba a dormir. -Pero para no desairarte. Tomando la jarra... Y dándole un pequeño sorbo.

Si ese era el ritmo de bebida que tenían ambos, se irían de la taberna en tres días. Aunque debía admitir, la hidromiel le gustaba bastante, pero él prefería sinceramente el agua. Pero si el chico lo invitó, no iba a ser grosero rechazando su oferta. Al escucharlo hablar, no pudo evitar pasar su brazo por sobre sus hombros para jalarlo a su cuerpo y abrazarlo. Por lo de los tiempos difíciles, por lo de que pudo sacarle una sonrisa a alguien. Sabía no contaba mucho, pero a Asclepio a cada rato le estaba sacando una sonrisa del rostro. Realmente quería a ese niño, lo quería bien.

-No hables así, quieres. Y no creo que Minerva le moleste esta sorpresita. . . Mientras no nos congeles jejeje. Asclepio sabía muy bien quien era Aidan, pero pensaba que ya tendría suficiente de que todo el mundo lo tratara como al Dios que era, y mejor él tratarlo como la PERSONA que también era. -Jajajajaja, prefiero que vengas sólo tú, sin nieve de por medio jaajaja.

Aunque no negaría, que el espectáculo era hermoso, era algo muy diferente a lo que se veía en el Este. Incluso, se le habían hecho hermosas las ventiscas que presenció en el Norte. Sabía bien el respeto y temor que eso significaba en sus habitantes, pero contemplar esa fuerza, esos sonidos y el verdaderamente bello paisaje que se formaba después era realmente increíble, Claro que tenía que usar como 20 pieles de oso, porque justamente no estaba acostumbrado al frío, y también, tomar muchos remedios para no enfermarse, pero eso no quita que haya disfrutado de todo aquello.

-¿Mmm? Pues... ¿Qué quieres saber? Aquí no dejo de ser el "Médico loco del pueblo" jejeje, aunque no me importa que me vean de esa forma. A mi me gusta mucho poder ayudar a quien lo necesite. . . Por eso, no vivo en el Palacio jajaja.

Mirándolo con una sonrisa. Como le gustaría poder quitar ese semblante triste de su rostro. Para Asclepio, una sonrisa en el rostro era lo mejor que pudiera existir, más en el rostro de un niño; mucho más en el rostro de las personas a quienes amaba. Por eso esperaba, que al menos por un rato, Ai se olvidara de sus problemas y fuera... Fuera realmente él, no el Rey del Norte, o el Dios Odín, sino que fuera simplemente Aidan.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 147
Dracmas 385
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Aidan el Sáb Mayo 05 2018, 01:27

Que malvado era al decir que prefería que viniera sin la nieve, yo no iba a ningún lado sin el frío que me acompañara, sino era en forma de nieve era bajando la temperatura a mi alrededor no podía estar en temperaturas altas, era como si fuese un pez fuera del agua, me enfermaba, me asfixiaba ,era molesto y no era como si se lo pudiese explicar a alguien o como si fuesen a entenderme o creerme, porque lo “normal” para un cuerpo humano era que se enfermera con el frio, incluso Asclepio me retaría si estuviese sin abrigo con tanto frio.

- N-no sería mi intención congelar a nadie… - dije por lo bajo algo apenado porque pensara que podría llegar a hacer tal cosas – aunque si congelaría al tonto de Abel – mire hacia otro lado algo enojado con mi guardián y amante. Tenía bien claro el papel que debíamos tomar los dos en cuanto a nuestra relación, pero a veces sentía que cada vez que teníamos que actuar fuese como pequeñas agujas que se iban clavando en el alma y que no podía evitar, no controlaba mis emociones, Asclepio era tal vez la única persona en el mundo que sabía que amaba al que era mi mano derecha.

Iba a reprochar, suspirar y hablar mal de él o incluso hacer alguna pataleta pero el abrazo me tomo por sorpresa haciendo que abriera bien los ojos, me alegraba que estuviésemos bien apartados de todos junto a esa pequeña ventana con vitrales de colores que apenas dejaba ver hacia afuera, porque en ese momento mi rostro se había puesto completamente rojo como el color de mi cabello, el cual sin darme fue tomando el color blanco en un mechón de en frente, me di cuenta cuando lo tuve frente a mis ojos tapándolo como pude escondiéndome en el pecho del médico mientras volvía a controlarme. Cuando tenía estados de ánimos muy repentinos solía pasarme que revelaba mi verdadero ser, dejando atrás la normalidad que pretendía aparentar.

- Eres tonto… no eres un médico loco… eres bueno en lo que haces y muy inteligente y hábil, deberían tenerte envidia o estar agradecidos por tenerte… - murmure sin moverme de mi lugar, siempre era igual con él, no importa si sabía o no lo que necesitaba pero siempre daba en el clavo, no se daba una idea lo que necesitaba aquel abrazo y que me contuvieran, porque estaba enojado, angustiado, triste y dolido y no era algo que pudiese contarle a cualquiera o dejarle ver a todo el mundo – es complicado pero personalmente pienso que los miembros del consejo deben estar más cerca del pueblo y no en el castillo, de lo contrario como sabrían las preocupaciones del pueblo… no tendrían nada que comunicar! – dije asombrado de escucharlo decir que debía ir a vivir al palacio pero que por esa razón no quería.

Me aparte solo luego de un rato para tomar un pequeño sorbito de hidromiel dejando que la espuma se adhiriera sobre mi labio simulando una pequeña barba – siento que quieres hacerme sonreír y no lo hago… es que estoy … enojado con Abel sabes… - dije más bajo de lo normal temiendo que alguien me escuchara, pero no estaba diciendo nada malo en realidad – a veces me dejo llevar un poco sabes… eh estado con Minerva hace un rato y él… él hizo algo que no autorice… y le dio un obsequio de que no estaba enterado… no me dijo nada que iba a darle algo a ella… y a tratarla de esa forma – desviaba la mirada como si estuviese a punto de llorar mientras apretaba mis puños arrugando el traje que llevaba puesto – lo siento… no debo hablar de estas cosas… es peligroso para mí, en realidad no debería haber salido solo… no dejo de comportarme como un tonto – arrugue los labios aguantando una rabieta que vendría seguro con un llanto acompañado, porque cuando estaba con As siempre le mostraba como era realmente, que era alguien muy alejado de ser frío y cruel como lo era ante todos, en realidad tenia mil matices que nadie conocía.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


SEX:
Sweet Imperfection
Sonrojate, besa, acaricia, siente, deja a los tontos con sus taboos
Déjate llevar, se libre, quítate los guantes, no dejes que la sociedad te apague
Se fuerte tu puedes
No te rindas, yo no me rendiré
Soy libre para esta noche ser lo más grande aquí
Cazare tu alma para salvarla, se fuerte, aguanta, aquí estoy


avatar
Aidan
Cazador

Cazador

Mensajes 978
Dracmas 1697
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 28
Localización : Argentina - Buenos Aries

Ver perfil de usuario http://eternalspiritgods.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Asclepio Karpusi el Dom Mayo 06 2018, 01:00

Bueno. . . Sin duda se imaginaba que algo había pasado con Abel. Y simplemente porque no estaba acompañando al chico. Los humanos. Criaturas fascinantes pero que dentro de su misma fascinación radicaba su complejidad. Todo sería mucho más fácil si fuéramos "negro" o "blanco." Pero no, dentro del "corazón" humano, había un sin fin de posibilidades y de matices y "grises" que conformaban al humano como lo que era. . . Un ser por demás complicado. Pero, eso era lo maravilloso de estar vivos ¿o no? Se capaces de sentir mil y un cosas distintas... Aunque 999 sean dolorosas.

-Sé que es difícil estar separado de la persona que amas, y mucho más tener que fingir delante de las demás personas. . . Bueno, me lo imagino, porque al paso que voy, sólo conoceré el amor de mis mascotas jajaja... que por cierto, ¿no las conoces cierto? -Y ya que estaban por allí, sería perfecta oportunidad para que Ai conociera a sus "dos amantes." Que por cierto, su madre odiaba les dijera así. . . Pero pues... Al parecer iban a ser los únicos seres vivos en "amar" realmente a Asclepio. . . Y amor como tal, le venía del lado de Hygia, porque Pana... A veces el castaño pensaba que su gatita sólo lo veía como fuente de alimento. -Pero... Digo, no sé exactamente lo que pasó pero... No deberías de sentirte celoso porque eso fue lo que te pasó. - Picando la nariz del chico. - Digo, los celos son normales. . . pero sabes muy bien lo que Abel siente por ti, así que no tienes por qué preocuparte. - Volteando a ver al chico, después de tomar su mano y apretarla suavemente. -Y sé bien que tienen que "guardar las apariencias" pero. . . Si actuaran normalmente entre ustedes ante Minerva. . . Dudo mucho que ella vaya de indiscreta o se moleste.

Usando un poco de su toga para limpiar ese pequeño bigote que se le formó por la bebida. No sabía cómo explicarlo. . . Pero bueno, ese bigotito le hizo darse cuenta a Asclepio que el chico de una u otra forma se convertía en adulto, y el médico no quería eso. No quería que Ai creciera, no de momento al menos. . . Por todo lo que traía que él creciera. Ser el líder de un pueblo, tener que lidiar con otros 3 reyes. . . Uno de los cuales está... Un poco... "loco." Porque suponía TODOS estaban conscientes de que el Rey del Oeste... No se conformaría con el Este.

-Y bueno, no estoy seguro de que deberían "agradecer de tenerme" jejeje. . . Pero... Supongo tiene mucho que ver con cómo es la vida en el Norte... Porque mi idea de estar cerca del pueblo no es muy bien vista jejeje. Sé que hay que tener "protocolos" y eso pero... Como tú bien dices ¿cómo se saben las preocupaciones y necesidades del pueblo? Supongo que porque aquí no hay tantos... "problemas" como en el Norte... Pero también los hay aquí. . . Y no los ven, o no los quieren ver...

Y realmente, aunque le encantaría poder tener una solución a ellos. . . No la tenía. No podía hacer tantas cosas que le gustaría... Pavimentar las calles sería un gran avance y con eso, disminuirían muchas enfermedades. pero sólo las que eran aledañas al castillo lo estaban. Como decía, más clínicas, más médicos, pero que en verdad supieran la profesión, no que explicaran todo con "males de ojo" o "maldiciones." Que no tuvieran miedo a explorar, a experimentar, a conocer la verdad. . . Incluso a abrir un cuerpo si era necesario para encontrar la razón de un malestar. Pero sabía bien que pedía demasiado. En ese caso, lo mejor que podía hacer era simplemente realizar su trabajo al 110%. Como decía su madre, "interpretar el papel que la Vida nos ha dado de una forma única y espectacular."

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 147
Dracmas 385
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Aidan el Miér Mayo 09 2018, 23:33

Agradecía internamente las palabras de Asclepio, fuese una herida o un sentimiento amargado el medico siempre intentaba curar todo mal, esa gratitud que sentía por dentro la reflejaba exterior mente con una leve sonrisa y negué con la cabeza cuando me pregunto si conocía a sus mascotas, lo cual hizo que entre la congoja que sentía terminara por soltar una risa, era un tonto pero esperaba que pudiese encontrar a esa persona que lo completara, As era un gran hombre que sin duda valía la pena cualquier sacrificio, era un amigo de esos que no debes dejar ir nunca a como dé lugar.

- No es ella el problema, tu mejor que nadie sabes que… existen espías e imagino que conoces los rumores de… su padre y su muerte – cada vez bajaba más la voz por miedo, estaba en un reino ajeno, en el centro del huracán, no podía arriesgarme aquí, a pesar de que nadie me reconocía porque bien se sabía que toda la casta de la familia real del norte tenía el cabello blanco como la nieve yo no lo llevaba de esa forma, mi pueblo me conocía como el rey blanco, me mostraba frío y distante y que nunca salía del castillo a no ser que algo lo meritaba. De esa forma podía escaparme con Abel de vez en cuanto, el cabello rojo, la actitud alegre y a veces los vestidos camuflaban absolutamente la imagen del rey del norte.

Siempre me había atontado un poco estar cerca de él, no sabía si era su sonrisa, su calor, el afecto que regalaba, no lo sabía, era una persona que no podía descifrar pero que tampoco me importaba mientras estuviese cerca, restregué mi rostro en su pecho antes de separarme y tomar un poco más de hidromiel, mi mirada se desvió pro la ventana y me pareció verme a mí mismo correr por la calle, no podía ser, yo estaba aquí, estaba alucinando cosas.

- Debería conocer a tus mascotas… esto de hablar de los problemas de los reinos agota un poco no crees? – le dije sonriendo mientras dejaba unas monedas sobre la mesa para pagar la bebida – vamos? – alegre me puse de pie pero tuve que sentarme de nuevo cuando sentí una presión en el pecho que duro apenas segundos, mis dioses guerreros estaban unidos en parte a mí, cada uno tenía un lugar privilegiado en el Valhalla y cuando uno era atacado lo sentía, leve pero lo sentía, todos los dioses estaban conectados a sus caballeros en menor o mayor medida pero no podían ignorar sus batallas y sus heridas.

El cosmos de Gray resonó directamente en mi pecho, repercutiendo en un suspiro que solté dejando salir un vaho helado de entre mis labios, estaba cerca! Como era posible… yo no le había dicho a nadie que saldría del reino ni a donde iría, loba tonta. Mi cosmos leve dejo de generar nieve y pronto el calor volvió pero la masa fría y la cálida chocar solo provocaría una lluvia intensa – lo siento As… yo… - suspire poniéndome de pie de nuevo pero me quede inmóvil, Abel también estaba cerca, su presencia también resonaba con fuerza, que estaba pasando?! Como se le podía pasar a Gray atacar a alguien del este, el otro cosmos con el que chocaba no era oscuro, sino todo lo contrario, era similar al de Athena, el mismo sentimiento cálido que tanto me molestaba  - As… necesito que me guíes… por las calles, no conozco la ciudad pero debo… llegar hasta mi guerrera – no sabía si él podía sentir el cosmos – puedo decirte donde la siento más fuerte pero no quiero terminar en un callejón sin salida – le sonreí con un poco de tristeza, porque el que ella atacara a un guerrero dorado no significaba nada bueno y estaba en problemas si Minerva también podía sentirlo, ya había echo nevar en su pueblo, Gray estaba atacando… si pensara en que lo que Abel le había regalado era una trampa estaba en todo su derecho, porque ahora?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


SEX:
Sweet Imperfection
Sonrojate, besa, acaricia, siente, deja a los tontos con sus taboos
Déjate llevar, se libre, quítate los guantes, no dejes que la sociedad te apague
Se fuerte tu puedes
No te rindas, yo no me rendiré
Soy libre para esta noche ser lo más grande aquí
Cazare tu alma para salvarla, se fuerte, aguanta, aquí estoy


avatar
Aidan
Cazador

Cazador

Mensajes 978
Dracmas 1697
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 28
Localización : Argentina - Buenos Aries

Ver perfil de usuario http://eternalspiritgods.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Asclepio Karpusi el Jue Mayo 10 2018, 13:25

Realmente Asclepio se contentaba con distraerlo un poco sobre las presiones y molestias que su vida diaria seguro traían. Es decir, él mismo no se podía ver haciendo algo que no quería hacer, o se obligado de alguna forma... Suponía allí estaba el parecido con su hermano. Pero... Lo que son Minerva y Ai... No decía que "odiaran" ser los gobernantes... Pero si sabía y muy bien que eran "prisioneros" de sus mismas obligaciones. Mientras ellos querían ir a jugar, los que estaban a su alrededor no se los permitían porque "no era correcto." Pero justamente ¿cómo puedes ser un buen gobernante si no tienes todo tipo de experiencias?

- . . . ¿y tienes miedo... De que haya rumores así de ti?

Claro que conocía los rumores sobre Zeus, a lo cual, él nunca se metió ni le importó. Es más, sería un hipócrita si eso lo hubiera "escandalizado" porque Asclepio creía que el amor era universal. Es más, cuando se presentaba en aquella situaciones que rompían esquemas, como tal vez lo fue con Zeus, o lo era con Ai y Abel era mucho más loable y admirable. ¿Qué importa lo que los demás dijeran? El individuo tenía derecho a ser feliz, y justamente, si eras el líder de algo, si eras feliz, gobernabas mejor. Además, esa era su vida privada y personal. Mientras no afecte sus responsabilidades... ¿A quién le importa?

Lo que si, y no se perdona, es no haber estado cerca cuando Zeus enfermó y murió. Simplemente por respeto no solicitó -ni lo hizo a escondidas -el cuerpo del Rey para investigar. . . Además de que seguro lo quemaban por ocurrírsele semejante blasfemia. Pero estaba seguro, que sea lo que fuera que le hubiese ocurrido, natural o no, hubiera podido descubrirlo si examinaba su cuerpo. Pero como dijo, por respeto a la propia Minerva, se abstuvo de hacerlo "a escondidas." Pero la verdad. . . Es que si tenía miedo que volviera a pasar... Sobretodo justamente a Minerva.... Y a Ai. Si los rumores eran ciertos. . . 'No... más le vale a Abel cuidarlo bien.' Porque a Asclepio le encantaría que Ai se quedara a vivir allí para que estuvieran cerca pero. . . Otra de las locas ideas del loco doctor.

Le quitó las palabras de la boca cuando sugirió irse. Había tantas cosas que le podría enseñar al chico. Pero en el momento que lo vio marearse, puso su brazo en su espalda y lo ayudó a sentarse nuevamente. Escuchó su petición, y no tardó en entender lo que pasaba. Seguramente había una batalla en algún lugar. Nada más negó un poco con la cabeza... Es decir.. ¿qué necedad...?

-. . . Claro, vamos.

Ofreciéndole su brazo para que se apoyara bien. Mejor seguía las indicaciones de Aidan. Si... "sabía" como usar y sentir el Cosmo... Pero la verdad es que no tenía mucha experiencia en eso. Lo usaba, más que nada -y hacía años no sucedía -para sanar a las personas, no para otra cosa. Él detestaba todo tipo de violencia así que... Estaba "oxidado" en ese uso del Cosmos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 147
Dracmas 385
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trago bien helado!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.