AIDAN
WebMaster
|| MP ||

MINERVA
Admin
|| MP ||

ABEL
Admin
|| MP ||

===
Mod. General
|| MP ||

---
Mod. General
|| MP ||
Últimos temas
» El camino del aprendiz
Hoy a las 18:21 por Logan

» Lucha en el Norte [Prueba de Lord Comandante]
Hoy a las 16:31 por Cosmos

» Juego: Palabras chidas
Hoy a las 16:24 por Alessandro Lombardi

» ¿Le temes a la oscuridad?
Hoy a las 13:24 por Illumi

» The Unicon - Elite
Hoy a las 11:25 por Invitado

» El festival de la cosecha.
Hoy a las 10:58 por Cosmos

» Nunca más confiar en ellos
Hoy a las 10:34 por Arikel

» Vacaciones!!!
Hoy a las 10:01 por Arikel

» El reto del rey [Combate]
Hoy a las 06:52 por Cosmos

» La primera reunión con el señor de los mares
Hoy a las 02:42 por Alessandro Lombardi


ReglasHistoriaFicha BaseCronologíaInventarioMercadoMapaBúsquedas de Rol


Licencia de Creative Commons
Eternal Spirit by DelthaV is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License



La pócima mágica

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Minerva el Lun Mayo 21 2018, 14:52

"A veces los escudos atacan" dijo Asclepio como toda participación en la charla con Kaien y eso la hizo asentir varias veces. Claro, su objetivo final era proteger a todos pero sabía que primero debía enfrentar no una, sino muchas batallas. Probablemente no estuviera lista aún pero era algo que debió adelantar con la muerte de su padre y que de aprender sobre la marcha no le daba miedo en lo absoluto. Confiaba en cada uno de los miembros de su corte y claro, en sus caballeros dorados.

Pero la risa del Maestre junto con Kaien revolcándose dramáticamente en el suelo le hicieron unirse al coro de risas, cubriéndose la boca levemente para no incordiar con ninguna carcajada poco digna de una reina, aunque indudablemente contagiada de lo divertido de los dos. En lo que el doctor revisaba el ojo de Kaien y todo su drama ella se dirigió a las galletas y dulces que hubiera para comenzar a comer aunque después del primer bocado recordó una vieja leyenda que solía leer de niña... "Cuando comes algo del mundo de los espíritus hará que jamás puedas regresar al mundo de los mortales"

Se atragantó un poco pensando que ya era demasiado tarde... Ya se había pasado el bolo de comida, ¿Aunque el barco fantasma contaba como estar en el mundo espiritual? Estaba en eso cuando Kaien se acercó y le plantó un beso en los labios que la hizo abrir los ojos como platos, poniéndose tan roja que estaba en peligro de explotar. Las cosas siguieron sucediendo en la habitación pero ella ya no escuchaba ni veía nada salvo una neblina rosada como nubes esponjosas y brillitos la rodeaban, sin escuchar nada de lo que aquellos dos decían... Un... beso... su... primer beso...

Sentía un cosquilleo recorrer sus labios y la hizo estremecer hasta que casi brotaban corazoncitos por sus ojos. Después lo único que vio fue a Kaien con su cabello al viento extendiendo la mano hacía ella, pronunciando su nombre... Ahora él tenía pajaritos danzando a su alrededor y se escuchaba el sonido de burbujas reventar en aun más brillitos. - A-aja... - Quien sabe que decía pero le dio la mano y comenzó a ser llevada al castillo, aunque bien podría ser a la muerte, o al Norte, o al agujero más grande y no podría darse cuenta absolutamente de nada.

(Gracias mushashitos)

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -





"I wish that someway, somehow
That I could save every one of us
But the truth is that I'm only one girl
"


¡Mira!:


avatar
Minerva
Comerciante

Comerciante

Mensajes 587
Dracmas 698
Fecha de inscripción : 22/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Asclepio Karpusi el Vie Mayo 25 2018, 13:26

Escuchó tranquilo aquella "confesión" de Kai. Tal vez, aún no comprendía bien a bien la situación de su hermano, pero aún así, lo entendía. Entendía lo difícil que debía de ser para él. Aunque diera la apariencia de ser una chico que "no obedecía" a nadie, Asclepio se había dado cuenta que obedecía sólo a dos personas: su madre y su dios. Porque era más que obvio que cuando se regresaba "con prisa y sin explicación" es porque el Rey del Oeste lo había llamado- Como dijo antes, un muchacho de 16 años no era capitán de un barco "así como así." que ahora entendía un poco más el por qué era capitán era distinto.

Claro que notaba la... Confusión, desesperación de su hermano por aquello que "debía" hacer y por lo que realmente estaba haciendo. Y aún así, se lo agradecía y mucho, tal vez, hasta Asclepio mismo fuera demasiado torpe para poder expresarle a su hermano todo lo que le agradecía que hiciera aquello. . . . . . . . . Y nada más porque se le fue de su rango de alcance es que no le partió la cabezota cuando vio el beso que le dio a Minerva. ¿Qué tendría que hacer para que Kai la respetara como mujer... Como niña que era y que le había robado su primer beso! 'Ahora si... que se pasó de límite...' fue lo que pensó el médico, que claro, tarde o temprano le diría de cosas a su hermano, porque la pobre de Minerva, era más que obvio que no supiera ni quien era ella... Se le veía en el rostro.

Como pudo, y otra vez con poca elegancia, demostrando su -casi -nula habilidad física, porque casi se cae de cara, bajó del barco, viendo cómo su hermano desaparecía entre las calles con una Minerva que estaba "en las nubes." Confiaba en Kai, y sabía que, muy a su pesar, dejaría a la Reina, como dijo, en el castillo, así que él se regresó a clínica. Volteó a ver al cielo, estaba despejado, como siempre, aún había personas en la calle, no era tan tarde y sonrió. Sonrió... Porque en verdad confirmaba que Kai confiaba en él, ahora estaba más que seguro que eran familia, y que esos lazos, no importa lo que pasara, jamás se romperían, Eran verdaderos hermanos.

Una vez en casa, se dispuso a esperar a su hermano, con algunas galletas que le había dado una amable señora a quien veía para ayudarle con sus dolores de espalda... Y pues, a ver qué es lo que quería de tomar. Se imaginaba que aún tendrían muchas cosas de qué hablar.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 124
Dracmas 260
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Kaien Cross el Lun Mayo 28 2018, 12:36

Enserio que le pasaba a su cara esponjosa y atontada? Ni que hubiese sido su primer beso o que… oh, si tal vez fuera su primer beso, que tenia de malo, nada, tenía que dejar de pensar en pura pendejada, si era el primero el segundo o el tercero a él tendría que darle lo mismo, sin embargo sentía que algo se quebraba en su maldito pecho, como si un fragmento de algo que no debía estar allí se clavara dolorosamente. Tenía que alejarla de mi vista antes de que cometiera otra estupidez más, porque lejos estaba de “utilizarla” o conquistarla solo como una trampa o un truco, para nada, lo estaba haciendo porque lo había sentido así sin querer queriendo y si eso lo delataba estaba cocido como pavo en una gran cena festiva.

Cuando me separe de Asclepio, mantuve a Minerva cerca mío, de nuevo de la mano, usaba todos los caminos despejados, ni una sola persona, ni un solo guardia, cuantas oportunidades de matarla había tenido ese día, pero por no la dañaba por tres razones, si lo hacía y mi rey no deseaba matarla, si tenía otro plan y yo actuaba sin su orden me matarían a mí, después de todo había venido a tantear el terreno no a asesinar a nadie, segundo que había jurado que mientras mi hermano estuviese vivo no le tocaría un pelo y tercero… te quedas con las ganas porque no diré la tercera razón por la que no estoy matando a la niña!

Cuando llegamos al lado trasero de su castillo, lejos de las miradas de los guardias la acorrale contra la pared – la próxima vez… que me veas prométeme que harás como si nunca me hubieses visto… y que si tenemos que pelear… no tendrás piedad contra tus enemigos – tome entre mis manos su rostro y si, volví a besarla, porque sí, soy idiota así como me ven – me caes bien como para matarte hoy – le guiñe el ojo antes de cubrirlo con el parche nuevamente, deje caer la capucha sobre mi cabeza y sonreí a la chica de cabellos plateados antes de dejarla sola para que se escabullera sin que la vieran.

Cada paso que me alejaba del castillo me enfurecía más y más conmigo mismo, analizando cada tontería que había echo esa noche y como iba a perjudicarme a mí mismo en un futuro haberle dicho todo a mi hermano… o simplemente haberla dejado entrar a ella a mi mundo, como la había dejado subir al barco, me había faltado decirle cuales eran nuestros puntos más débiles. Yo no debí haber mostrado sentimiento alguno por nadie nunca! Eso me volvía débil y ahora solo sentía que me había corrompido a mí mismo, me estaba volviendo blando y eso no me agradaba en lo más mínimo y se notó mi enfado cuando encolerizado golpee la pared junto al marco de la puerta de la clínica sin darme cuenta.

Tenía que calmar mis propios demonios, pero ya había cruzado la propia línea auto impuesta, dejando entre ver más sentimientos de los que debería, golpea primero, sin piedad, siempre había sido así mi lema, si tenía alguien que me importaba era un impedimento, mantenía mis relaciones al margen por la simple razón de que si salían heridos era seguramente por mi culpa y realmente los únicos muertos que me importaban era los que yo mismo mataba, cargar cadáveres por torpezas mías no me agradaba. Abrí la mano flexionando los dedos, había resquebrajado pero deje el mal estar afuera, porque Asclepio era lo único que me importaba ahora, al entrar vi las luces encendidas – As? – pregunte buscando a mi hermano.

Era de noche, pero no era tarde, sin embargo por alguna razón me sentía agotado, adolorido, realmente por solo querer hacer locuras no había dejado que terminara de curar la herida y ahora sentía el dolor intenso porque estaba más tranquilo y por el roce del cuero, era lo de menos, me quedaría unos días antes de partir, además tenía que ir por Bravery al Barco y comprar un montón de cosas para el viaje de regreso… ahora podía descansar con mi hermano un poco, tal vez fuese la última vez que nos viéramos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 319
Dracmas 370
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Edad : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Asclepio Karpusi el Jue Mayo 31 2018, 13:48

-Dime que ya no hiciste más locuras...

Fue lo primero que le dijo una vez que Kai hubiera regresado. Se había puesto a prepararle más del jarabe, que sabía odiaba, pero era bueno para su asma, así que se lo tenía que tomar. Se lo puso en varios frascos. Esperaba que fueran suficientes y que le duraran... Hasta la siguiente vez que se vieran. No quería pensar en esa estúpida guerra que sabía tarde o temprano estallaría. Quería pensar que, no vería a su hermano, pero porque estaría yendo y viniendo a su antojo, como siempre...'Al menos... Deberíamos darle una... sorpresa a mamá.' Antes de que cualquier cosa sucediera, que la familia estuviera unida... Como antes.

-Y bueno . . . ¿No me dirás cómo es que... Te convertiste en Garuda? -Volteando a verlo con una sonrisa, indicándole que se volviera a acostar en la camilla, porque aún no había acabado de curarlo bien.

Porque ahora quería saber todos y cada uno de los detalles de ese asunto. Como por ejemplo, su ojo. Desde que se le puso así, tenía mucha curiosidad al respecto, le quedaba claro que no era un ojo "normal" pero como Kai siempre le dijo que no se preocupara, Asclepio no preguntó más allá, aunque se moría de la curiosidad... Ahora si, Kai ya no tenía excusa de negarse a contestar sus preguntas.

Porque además, estaba perfectamente consciente que lo siguiente que fueran a hablar ellos dos sería bastante serio, sobre lo que estaba sucediendo, sus ideologías y sus posturas. No le gustaba hablar de política y menos con su hermano... Pero sabía que terminarían en aquello. . . Además... Asclepio mismo le debía una explicación a Kai. Si él... Ya había confiado en el médico para contarle su secreto... Él también debía hacer lo mismo. Demostrarle todo lo confiaba en Kai.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 124
Dracmas 260
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Kaien Cross el Jue Jun 07 2018, 15:34

- Como si pudiese cagarla más de lo que ya lo hice… - masculle entre dientes y de forma molesta, estaba irritado, no con él ni con ella, era conmigo mismo, en primer lugar porque mierda le había prometido que no iba a matarla eh? Teniendo esa oportunidad tan genial y en segundo lugar porque la besaba no una, sino dos veces?!

Al parecer era lo suficientemente idiota como para meter tres veces la pata en menos de unas horas, si, realmente era genial, tres hurras para mí. Mi rostro no reflejaba más que fastidio y enojo cuando volví a esa camilla, el frio de esta me reconforto sobre la blanca piel, había vuelto a dejar el traje a un lado y si todo parecía hacerlo como si me molestara, mire hacia otro lado, no quería ver a mi hermano justo ahora, tal vez si al primer golpe me hubiese detenido, si tan solo al primer golpe lo hubiese dormido de un golpe y matado a la reina ahí mismo ahora no estaría latiendo de nuevo mi corazón como si estuviese vivo, no debía estarlo… no podía latir, no para lo que era, quien era.

Flexione una rodilla, volviendo el rostro a Asclepio – como crees que me convertí en Garuda? Como todos los demonios hice un pacto… para tener fuerza para vengarme de los que mataron a mi familia… dudo que sepas lo que es tenerlo todo y nada... lo que es vivir con sus gritos en tu cabeza cuando cierras los ojos... lo que es darlo todo por volver a ver lo que más amas una vez más antes de volver a perder lo único que te pertenece, hazme el favor y ahórrate los sermones esta vez no estoy de buen humor, no quiero arrepentirme de no matarlos... - sabía que él y su madre se habían convertido en mi “familia” pero mis hermanos y mis padres habían sido quemados vivos junto con mi hogar y mis recuerdos, y a cambio había vendido mi alma.

volveré una y otra vez… no puedo morir lo lamento cuando cumplí mi venganza mi alma paso a pertenecerle a Garuda, seré quien soy... Juez del inframundo, al menos hasta que decida dejarle mi tarea a otro… no te confundas no mato solo porque se me da la gana, puedo ver el interior del alma de los pecadores, decido como y cuando matarlos y si liberare su alma o dejare que la juzguen en el infierno – hice una mueca de dolor cuando As comenzó a tocar la herida, era demasiado reciente como para no sentirla, Bravery no era medico pero el chico se encargó de arrastrarme de nuevo al barco para salir del norte antes de que tuviese que revivir, que por cierto era jodidamente doloroso.

- Como le dire a mi rey sin que note que… me agrada Minerva… ya sabes… o que tengo familia y que me importa… que hare si decide castigarme haciéndoles daño… como volveré a verla y decirle que la próxima vez debo lastimarla… porque no me golpeaste hasta dormirme cuando la bese! – me había incorporado realmente molesto haciendo que mi cosmos ardiera y que a raíz de eso algunas plumas negras salieran de mi espalda, abrece mis rodillas golpeando mi frente contra estas, las plumas cayeron en un suave desliz, acariciando el aire hasta caer sobre la camilla, me quería morir justo ahora, porque estaba tan molesto? Tan dubitativo sobre lo que tenía o no que hacer.

Si lo mato a él… si lo saco del camino no tendrá que sufrir la guerra y entonces no faltare a mi palabra… podre matarla a ella sin sentir remordimiento… no, solo me estaba mintiendo, me dolía el pecho y la cabeza me daba vueltas como si me estuviesen jalando de las piernas, sentía como caía en un pozo en el que me había medito yo solito y ahora no podía salir porque estaba bien claro que era un idiota!


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



"I would tell you about the things they put me through
The pain I've been subjected to
But the Lord himself would blush
The countless feasts laid at my feet
Forbidden fruits for me to eat
But I think your pulse would start to rush.
"


avatar
Kaien Cross
Sailor

Sailor

Mensajes 319
Dracmas 370
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Edad : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Asclepio Karpusi el Miér Jun 13 2018, 23:22

Era despistado pero no estúpido. Sentía aquel enojo... Coraje... Rabia de su hermano, aunque no entendía muy bien el por qué estaba así. De hecho, era raro que Kai actuara de aquella forma. Normalmente tenía que sacarle con un tirabuzón el cómo se sentía porque era bastante hermético con sus sentimientos, y ahora... Era bastante transparente. Asclepio continuó con la revisión de su herida, que se alegraba no se hubiera infectado ni agrandado y continuó curándosela. Escuchó el cómo se había convertido en Garuda, y a pesar de que no le dijo nada, no se le agradó que le dijera aquello sobre su familia. Además de lo obvio, eso le demostraba que Kai estaba hecho una furia. Nunca antes... Se había dirigido así en el sentido de que "no sabía lo que era perderlo todo."Que de hecho, si sabía... Por supuesto que lo sabía, sólo que el castaño lo "enfrentó" de modo muy distinto a Kai.

Lo único bueno que sacaba en aquel momento de la conversación, es que no moriría. Y lo creía, porque esa herida... Bueno, no llegó a las arterias importantes de milagro, pero si era... De cuidado, y el chico aún estaba "como si nada." Lo malo de aquello, es que estaba a disposición de un espíritu caprichoso. Claro, Asclepio no "conocía" a Garuda pero... Por regla general, los espíritus eran bastante caprichosos, y que se cobraban aquel "favor" cuando uno menos se lo esperaba.

Seguía curando a su hermano cuando, por un segundo sus movimientos, normalmente tranquilos y medidos se turbaron un poco al escuchar que él "veía el interior de alma y decía qué hacer con los pecadores." Si era muy honesto con él mismo, no le molestaría ser juzgado y muerto por la mano de su hermano. . . El problema principal... Es que justamente no quería morir; y no porque quisiera "Vivir para siempre" . . . Bueno si... Era complicado. No lo quería hacer per se por él, sino para seguir ayudando a las personas; y si, en una vista egoísta, para poder seguir disfrutando al lado de Aleister. . . Y porque en general, a Asclepio no le gustaba La Muerte. Sabía que era un proceso natural y necesario... Pero eso no quitaba que nunca le hubiera agradado en lo absoluto.

Al escuchar las últimas palabras de su hermano y ver cómo se había puesto, no pudo evitar sonreír... Creía que ya entendía bien cuál era su "problema" . . . Algo obvio si conocías a Kai. Pensó en abrazarlo. . . Pero a como estaba en ese momento, seguro le arrancaba un brazo de una mordida. Sólo se acercó a él y puso su mano en su cabeza, como cuando era aquel chiquillo que recién había llegado a casa y hacía algo mal y tenía miedo de que él y su madre lo fueran a abandonar... Cuando traspasaban aquella cortina de hierro que siempre había tenido.

-Por que a menos que no sea algo grave, MUY grave, no me gusta dejar inconscientes a las personas... Además, tener sentimientos... No es tan malo... No luches contra ellos... Sólo... Acéptalos, y no... Te preocupes por un futuro que aún no llega... Así no eres tu...

Le habló tranquilo, despacio y sincero. Después de que el siempre se jactaba de que "no tenía sentimientos," si debía ser algo duro darse cuenta que los tenía, y que le gustara o no, eran bastante fuertes. Asclepio sabía que lo quería a él a su madre... Pero se daba cuenta sabía y quería amar y querer a más personas. . . Así como la muerte es algo natural, el tener emociones y sentimientos también lo es. Lo que tenía miedo en aquel momento, es que Kai se negara de forma rotunda a aceptarlos. Eso sin duda lo alteraría y lastimaría más de lo que lo estaba haciendo. Si era Garuda, Juez "inmisericorde" del Infierno. . . Pero también era Kaien Cross. . . Un adolescente de 16 años cuyas emociones que habían estado encerradas dentro de si por tanto tiempo salieron "de golpe" y por eso estaba aún más confundido de lo que debería estar.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Spoiler:
avatar
Asclepio Karpusi
Grand Maestre

Grand Maestre

Mensajes 124
Dracmas 260
Fecha de inscripción : 14/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pócima mágica

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.